Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

TENSIÓN EN EL CONO SUR


Nota



TENSIÓN EN EL CONO SUR
El proyecto de construir dos fábricas de celulosa (materia prima imprescindible para la fabricación de papel) por parte del Gobierno uruguayo en la localidad de Fray Bentos, sobre el río homónimo –al que Borges llamó “el río inmóvil”-, límite geográfico de ambas naciones del Plata, Argentina y Uruguay, ha desencadenado una tensión en la zona que no se vivía, si me permiten la licencia, desde que el Graf Spee, acorazado nazi de gran potencia mortífera, se ocultó en el puerto de Montevideo intentando escapar de la persecución de varios buques aliados. La historia concluyó con la autodestrucción del poderoso navío, ordenada por el capitán alemán para que no cayera en manos enemigas.

El conflicto suscitado es aparentemente medioambiental –las papeleras tienen muy mala prensa y suelen contaminar, en mayor o menor medida-, aunque ha traspasado estos límites y se ha convertido en un delicadísimo entuerto político y diplomático que afecta, nada más ni nada menos, que a la propia credibilidad del MERCOSUR. En los últimos días, el ex presidente argentino Raúl Alfonsín incluso ha llegado a manifestar que “si esta disputa no se resuelve adecuadamente, el propio MERCOSUR se encuentra en peligro”.

Veamos los antecedentes. Uruguay comenzó con el proceso de forestación en los años 80 –o sea, hace más de 20 años- con la convicción de que lograría, en el futuro, inversiones de papeleras. Por su parte, en Argentina, como recuerda en un magnífico artículo en “La Nación” Joaquín Morales Solá, uno de los mejores analistas argentinos, “el problema de esas fábricas sólo es importante para algunas ciudades del Litoral argentino”. La localización de las plantas de celulosa, sobre la parte uruguaya del río Uruguay, ha desatado, sobre todo en la provincia argentina de Entre Ríos, situada en el noreste argentino, el miedo ciudadano a una contaminación del citado curso fluvial. La situación ha llegado a tal extremo que vecinos argentinos de la zona y pequeños pero muy activos grupos de ecologistas han llegado a bloquear –desde hace casi 30 días- dos de los tres puentes que unen por carretera ambos países, lo que ha generado pérdidas económicas a ambos lados y un caos en las comunicaciones desconocido hasta el momento.

Dos empresas, la española Ence –denunciada en otras ocasiones por contaminar-, y la finlandesa Botnia, que poseen algo más de 110.000 hectáreas de plantaciones, son las promotoras de ambas plantas. Hasta ahora habían estado calladas, aunque en los últimos días han salido a la palestra para defender el proyecto a través de solicitadas pagadas en los principales periódicos, especialmente argentinos.

Dicen que las disputas entre hermanos pueden ser terribles, y ésta va camino de convertirse en un drama con secuelas irreparables. Los uruguayos aseguran que las fábricas tienen una tecnología muy avanzada, que las plantas cumplen los requisitos ecológicos internacionales, y que no contaminarán. Ante esta opinión, los argentinos afirman que sus vecinos uruguayos deberían detenerse un momento –no avanzar con las obras, Kirchner pidió que se paralizaran durante 90 días-, mostrar las comprobaciones que dejan clara la no contaminación, y acordar con ellos las inspecciones y controles futuras. Todo ello a cambio de liberar los puentes ahora “tomados”. También aseguran que el accionar de los uruguayos viola el tratado internacional del río Uruguay, que obliga a una gestión compartida.

Lo cierto es que hasta un presidente considerado un hombre moderado, amable, con cintura política y alejado de protagonismos innecesarios, como el uruguayo Tabaré Vázquez, ha perdido su proverbial tranquilidad. Le va mucho en el envite, porque en Uruguay este tema ha calado en toda la sociedad, que considera una intolerable intromisión argentina –el hermano mayor al que hay que aguantar, a veces muy a pesar nuestro- en el manejo de asuntos internos uruguayos.

Moratinos ha estado hace poco mediando por allí. No se conocen los resultados, pero parece que no ha logrado mucho. El nivel de discordia es tal que, hacia finales de marzo o principios de abril, se espera la visita en la zona de Tarja Halonen, jefa del Estado finlandés. Desde luego, no es Finlandia un país considerado poco respetuoso con el medio ambiente, pero esta visita tendrá como objetivo, sin duda, apuntalar el proyecto tal como lo defienden los uruguayos, los más interesados en el desarrollo del mismo. No obstante, y como afirma el citado Morales Solá, “la mancha del conflicto se extiende peligrosamente. Brasil acaba de anunciar la posible construcción de otra papelera en el río compartido. Paraguay está a punto de reclamar por una papelera argentina en Puerto Piray, sobre el río también compartido. Y Chile comenzó a usar barcos para su relación comercial con Uruguay, porque el corredor bioceánico seco –en que une Chile, la Argentina y Uruguay- está obturado en Gualeguaychú y en Colón”. O sea, esta tensión bien podría contaminar, nunca mejor dicho, a todo el Cono Sur.

Discursos belicosos no escuchados en los últimos decenios, pérdida de la moderación en todos lo sentidos, poco ánimo de conciliación, y, sobre todo, ver quién da el primer paso para comenzar a destrabar una disputa en la que ha intervenido hasta el reconocido escritor uruguayo Mario Benedetti, apoyando a su Gobierno e incluso llegando a afirmar que “el gobernador de la provincia de Entre Ríos, Busti, había solicitado importantes +coimas+ a las empresas responsables de las obras para poder continuar con los trabajos”. Jorge Busti le respondió afirmando que “leían mucho por aquellos pagos a Benedetti, pero que en esta cuestión la razón no estaba de su parte”.

Algunos analistas, como el propio Solá y otros, afirman que el primer paso lo debe dar “el más grande, al menos en tamaño de país”. Y éste es Argentina. “No se trata”, afirman, “de ver quién tiene la razón. Se trata de la generosidad que obliga al más grande y de la situación social y política interna”.

Los uruguayos ya han solicitado, y conseguido, la mediación de la OEA (Organización de Estados Americanos), para que se termine el corte de las estratégicas rutas desde Argentina, a lo que los ciudadanos de aquel país en la zona se oponen rotundamente. Desde luego, los gobiernos deberían reanudar el diálogo prácticamente interrumpido, y las propias empresas aportar pistas para la solución (puede que sea el motivo de la visita de la Jefa del Estado finlandés). Lo otro es la disputa en La Haya, el larguísimo “camino de la Ley”, con asfixias económicas, nuevas alianzas políticas poco beneficiosas para alguna de las partes, desinversiones y parálisis del MERCOSUR. O sea, casi un proceso de autodestrucción, como sucedió con el legendario Graf Spee.


Eduardo Caldarola de Bello

Franky  
Martes, 7 de Marzo 2006
Artículo leído 1083 veces






 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros