Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

¿Que le está pasando a Obama? (Recomendado)


Nota

El optimista Obama se ha transformado en un pesimista apesadumbrado. ¿Qué le ha hecho cambiar? La clave está en los informes secretos que ha leído, según los cuales la corrupción y el delito están demasiado extendidos por todo el mundo y la desconfianza de los ciudadanos en el poder es prácticamente irrecuperable.
---



¿Que le está pasando a Obama? (Recomendado)
Una vez dentro de la Casa Blanca, Barak Obama está cambiando a marchas forzadas y generando desilusión, incluso entre los más aguerridos obamistas. Hasta Wall Street reacciona con caídas ante las intervenciones y planes de Obama, incluyendo su masivo plan de salvación de la Banca, de 787 mil millones de dólares, ya aprobada por el Senado. El optimismo fue el que le llevó hasta la presidencia, pero cada día que pasa, el presidente negro se apunta más al pesimismo y a la política del miedo, el rasgo de la administración Bush que él tanto criticó.

En apariencia no hay motivos para la desilusión porque su primer objetivo, el de desbloquear la enorme masa de dinero retenida por el Senado, lo ha alcanzado en menos de un mes, pero algo le pasa al presidente y nadie sabe descifrarlo. Lo único que se sabe es que la información confidencial y exclusiva a la que ha tenido acceso como presidente de Estados Unidos le ha convertido en un pesimista profundo.

Desde la derecha, la izquierda, los moderados, los centristas y hasta los soñadores y críticos americanos, empiezan a cuestionarlo y le acusan ya de haber perdido su grandiosa popularidad demasiado deprisa y de haber desperdiciado la oportunidad única de afianzarse en la Casa Blanca como el presidente de todos los americanos, capaz de de eliminar las divisiones ideológicas y de unirlos a todos frente al terrible drama de la depresión de la economía.

Su idilio con la prensa también comienza a resentirse. Tanto el Wall Street Journal como el Financial Times y el Economist coinciden en que el plan de Obama contra la crisis es desilusionante y, por lo menos, de dudosa eficacia. El premio Nobel Paul Krugman ha dicho que la victoria de Obama puede convertirse en una auténtica derrota porque su plan anticrisis será más una simple "ayuda" que un verdadero "estímulo" de la economía y que resulta "inadecuado".

Muchos creen que el problema reside en el diagnóstico del drama económico porque Obama, tras haber analizado la crisis desde el poder presidencial, se está convirtiendo en un pesimista radical, algo inesperado si se tienen en cuenta sus mensajes como candidato. Es cierto que los nuevos análisis de Obama no concuerdan con los análisis de optimismo y esperanza de su campaña y que, una vez dentro de la Casa Blanca, Obama ha elevado el tono de la amenaza y ha comenzado a imaginar escenarios apocalípticos en los que explica que, si no se interviene pronto y contundentemente, no es que vayan a perderse tres o cuatro millones de puestos de trabajo, sino algo mucho peor: que la crisis puede tornarse incontrolable e irreversible, llevándose por delante nuestra prosperidad y hasta nuestra civilización.

Sin embargo, la clave del hundimiento de la moral del presidente no está tampoco en las diferencias sobre el alcance de la crisis, sino en otro punto poco conocido: Obama ha leído informes convincentes sobre la situación mundial, que culpan de la crisis a la corrupción generalizada y al deterioro del liderazgo y de la democracia en casi todos los países del mundo. Esos informes son los que le han inyectado una sobredosis de pesimismo y de desesperación.

Los informes "demoledores" señalan que el núcleo de la crisis actual está en la desconfianza de los ciudadanos en el sistema. La desconfianza no es genérica, ni superficial, sino profunda, afectando a sus instituciones, sus líderes y unas reglas del juego, que una y otra vez son violadas por una inmensa marea de corruptos y gente sin principios, muchos de ellos instalados en las altas esferas del poder.

El mismo Obama ha comprobado el espeluznante alcance de la corrupción al ver como su puesto de senador era subastado por el gobernador de Illinois y como algunos de sus elegidos para formar parte del gobierno han tenido que dimitir porque no pagaban impuestos, porque empleaban a gente sin papeles o porque hicieron negocios de dudosa ética.

Esas mismas tesis sobre la corrupción de las clases dirigentes, que son la verdadera causa del pesimismo de Obama, demuestran que el problema es tan grave que no puede resolverse con paños calientes, ni con medidas paliativas, sino que requiere un tratamiento mundial de choque sumamente doloroso. Los ciudadanos no van a recuperar la confianza hasta que vean a muchos de los delincuentes de alto rango en la cárcel, pero no sólo a los banqueros y brokers que han creado y difundido los productos tóxicos que han precipitado el problema, sino también a los muchos políticos que debieron prevenir y atajar el problema y no lo hicieron, incluyendo a miembros del reciente gobierno de Bush.

El drama de Obama es que está convencido de que debería adoptar medidas que no se atreve a adoptar. En realidad, el plan de Obama recién aprobado por el Senado es apenas una solución intermedia, de puro compromiso, destinada a captar el apoyo de los republicanos y demasiado alejada de las medidas drásticas que algunos le han aconsejado y en las que él cree. Obama sabe que su plan, a pesar de los miles de millones de dólares que emplea, no causará el efecto esperado. Y está desesperado.

Ese conflicto profundo del presidente es el que ha apagado la magia que exhibió en la campaña, el que explica las contradiciones y conmociones que se están dando en su equipo de gobierno y sus inesperados errores de principiante, el mayor de los cuales es haber dejado que su plan de salvamento sea controlado por los demócratas del Congreso, que lo han convertido en moneda de discusión ideológica, en lugar de haberlo defendido él mismo y presentado como un proyecto común de América.

Pero el problema íntimo del presidente es que no se atreve a hacer lo que debe hacer: una limpieza a fondo de la política americana y mundial, una limpieza a fondo de la inmundicia instalada en el poder mundial, algo que convertiría su Presidencia en un suplicio y en una cruzada del bien contra el mal o, mejor dicho, de la verdadera democracia contra el totalitarismo y la corrupción que se esconden en los palacios de gobierno, los parlamentos y los tribunales de casi todo el planeta.

Algunos observadores brillantes de la política americana, sin conocer todavía la esencia del drama interno del presidente, ya empiezan a decir que el mandato de Obama será sólo de cuatro años y que el primer presidente negro de Estados Unidos ni siquiera tiene intención de presentarse a la reelección.


Francisco Rubiales
Lunes, 16 de Febrero 2009
Artículo leído 2337 veces




Comentarios:

1.Publicado por Rubén el 16/02/2009 08:33
Si su tesis es correcta, señor Rubiales, está usted manejando un "scoop" mundial, una vigorosa exclusiva periodística de gran importancia.

Sigo con precisión los avatares del nuevo presidente y no he encontrado mejor explicación que esta que presenta en su blog a los cambios y tormentos de Obama desde que entró en la Casa Blanco.

¿Tiene usted alguna garganta profunda que le sopla información desde los USA?

Sea cual sea su fuente, enhorabuena porque su información de hoy es endiabladamente verosimil.

Rubén

2.Publicado por Pepe Lotas el 16/02/2009 13:11
Ya lo dice la sabiduría popular: "No es lo mismo predicar que dar trigo".
Confiemos en que Obama retenga vigor suficiente para actuar, después de conocer la gravedad (y la podredumbre) de la situación.
Si no, aviados estamos. Aquí tenemos al incalificable ZP.

3.Publicado por candon el 16/02/2009 20:24
El presidente negro al entrar en la casa blanca , al ver la pura y dura realidad, se ha quedado como el color de su nuevo habitat, y que conste que no es "Maechel Jassom"..
El sonido de las trompetas no destruirán las murallas. El hedor de las cloacas de la Casa Blanca es igual que el de Moncloa u otros palacios o "casas". No nos equivoquemos.

4.Publicado por Aportación el 16/02/2009 20:45
LUNES 16 DE FEBRERO DE 2009

Spain is Diferent (porque alberga la más florida primavera).

Los hechos son incontrovertibles además de tozudos Si las fuerzas oficiales que han dominado los dos últimos siglos en la España moderna, entablaron disputas seculares -básicamente liberales y conservadores-, sus herederos se baten hoy televisados en directo y en mortal batalla aunque con nombres inversos. Los conservadores tradicionales parecen liberales, mientras los liberales (izquierdas) habituales se han transformado en nacionalsocialistas. Los españoles repetimos también, aunque pálidamente, la faz de nuestra guerra civil, donde unos y otros se batieron en cruel fratricidio en gran parte al servicio de intereses extranjeros. Ahora se nos presenta una especie de guerrilla confinada en las cúspides de los partidos, porque el resto de la Nación presencia estos primeros combates al margen de los mismos, para más tarde, con toda seguridad, penetrar a saco en el litigio en plan arrasador, desescombrar el paisaje y limpiar definitivamente la Patria de sus actuales enemigos.

Encima de nuestras cabezas ronda una guerra política e incruenta, pero no es ni será una nueva guerra civil; esta vez no toca por lo moderna y “globalizada” que se ha vuelto España. Este gran segundo Drama nacional en un siglo, más que tragedia figura sainete adobado con alto diseño y guapo caviar. Es sólo una guerrita política reverberación del 36, pues como dijeron los sabios: la historia se repite una vez como tragedia y la siguiente como farsa. Estas hostilidades de inicio sólo afectan a los parásitos, chupópteros, caciques, malandrines, gerifaltes, delincuentes habituales o advenedizos contra la Patria. El resto de la Nación se manifiesta contra toda esta Casta, costra, lastre y freno vital para la ciudadanía. Jueces, ciudadanos, parados, empresarios, fuerzas del orden, maestros…y todo otro estamento social, emiten señales de rebelión, exigencia de justicia, necesidad de Orden, Constitución, Gobierno, Educación, Recursos, Democracia y cualquier otro fundamento imprescindible a la civilización Nacional Española.

El horizonte pues, se presenta despejado de dudas y recelos, porque los españoles patriotas “solamente” tendrán que coger el poder político, bien porque nadie lo retenga con tanto mamporro elitista, bien porque haya que dar algún que otro empujón a los rescoldos de la gresca. Ocurrirá igual en otros países, pues la descomposición de los capitalistas y sus representantes políticos es de orden planetario aunque se presente en cada Nación, localidad o estamento con los ribetes originales. En este sentido tanto da el desmán de un alcalducho o de un mandarín autonómico, que las “hazañas” del Gobierno yanqui a los que se les pierde el dinero entregado por los contribuyentes para salvar empresas, o las trifulcas internacionales acerca del proteccionismo reaccionario, o la banca mundial cuyas estafas al público han superado todo lo imaginable con la aquiescencia de sus compinches gubernamentales.

La mundialmente conocida ausencia en España de algo que se pueda nombrar Estado “en condiciones”que se acostumbra a decir, deja desde ahora mismo en las manos libres del pueblo español, plena libertad de todo orden para someter a los actuales partidos e instituciones públicas, y hará con todos ellos lo que la SOBERANIA NACIONAL estime tan necesario como conveniente. Nada ni nadie puede oponerse a los nacionales españoles en sus designios y derechos, inmediatos y urgentes, patrióticos y universales, históricos y victoriosos. Es cierto que el Pueblo Español, deshilvanado, confuso y desprovisto de instrumentos públicos momentáneamente -igual que en la guerra contra el francés-, no actúa conforme dicta la táctica de un Estado Mayor Nacional o de un Gobierno provisionalmente en embrión, pero tal que así transitó la Patria cuando aquella invasión. A pesar de ello, los españoles ya actúan social, rebelde, resistente y políticamente, en las condiciones actuales como saben, donde les dejan o con la más peregrina forma. Pero la Patria, España, la Nación y la Ciudadanía, como aquel entonces, se expresan en cuerpo, alma, lengua y hasta deportivamente, con lo que en breve alcanzará el podium laureado como se tuvo ocasión de observar en el pasado lejano sobre el Emperador galo, o en el pasado cercano con el campeonato europeo de fútbol y como se ve hoy día con el rabioso caso de Marta Castillo, donde los irresponsables políticos de la Educación Pública han dejado el sello de criminales fomentadores de psicopatías juveniles.

Drama casero el caso español pero de universal alcance, espejo donde se mira el mundo y concentrado foco de la tenebrosa luz que el sistema capitalista está apagando junto a su existencia. Obama es tan esclavo de la situación, como cualquier cacique local coautor de la misma. El delito político ha alcanzado su más alta expresión histórica y la política nacional e internacional ha cometido el más traidor de los delitos asesinando todo crédito al montaje denominado “el menos malo de los sistemas”.

Al ser la nuestra una guerra de LIBERACION NACIONAL la que ha emprendido la Nación Española, todas las fuerzas nacionales están de la parte civilizatoria y no del lado de la más salvaje conducta gubernamental que vieron los siglos. Y mientras el enemigo ANTIESPAÑOL sólo dispone de unas ínfimas cúpulas de partidos, cuatro bobos que les siguen y todos juntos unidos nada más que por el miedo, la cobardía, la codicia o la mentira, el grueso poblacional compuesto por las “clases medias”, tiene por delante la más segura Victoria que imaginar se pueda. La Reconquista es la mejor comparación que podemos encontrar en nuestra historia con los tiempos presentes, con la enorme diferencia de que los traidores “extranjeros” están en insignificante minoría y más desunidos imposible, y por supuesto esta reedición u nueva cruzada durará menos que canta un gallo. Reconquista de Libertad, Democracia, Justicia, Patria, Lengua, Educación, Riqueza social o Progreso Nacional.

Todo dependerá de la miserable y criminal resistencia que los ANTIESPAÑOLES opongan a la invencible marcha de la Nación y su futuro.







PUBLICADO POR GUERRA AL TRAIDOR EN 11:01 0 COMENTARIOS ENLACES A ESTA ENTRADA

http://guerraltraidor.blogspot.com/

5.Publicado por alandalus el 19/02/2009 21:24
Paco, tu artículo sobre Obama me ha gustado mucho.De todas formas creo que merece un voto de confianza y ya habra tiempo de analizar su labor de gobierno. Sus palabras en la toma de posesión "Trabajo duro y honradez, valor y juego limpio, lealtad y patriotismo" son esperanzadoras y me resisto aún a perder la ilusión de que su mandato servirá para dar un paso hacia la construcción de un mundo más justo y fraterno.

6.Publicado por marcial el 19/02/2009 21:38
No me creo lo del plan. Una simple division me dice que a cada ser humano le corresponden mas de quince mil millones de pesetas. ¡Que me las den¡

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros