Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

PROGRESANDO PARA ATRÁS


Nota



El llamado progresismo (no sé que es lo que hace progresar) invoca unos argumentos que solo se concretan, en hacer de la sociedad un hormiguero no voluntario, en el que la sociedad es el dios y el individuo nada, por más que insistan en que todo se hace para que cada individuo esté más satisfecho.

Ello equivale a que la iniciativa, sea reducida a frases y gestos que nada hacen progresar. Como en las religiones, no es la que más bien explica lo esotérico o mistérico, sino aquella que puesta en práctica da resultados de libertad y albedrío para elegir. Y ninguna lo puede hacer a causa de la condición humana, que no permite la cantada igualdad inexistente que, rellena de tópicos, es el dogma principal del progresismo.

¿Les importa a muchos progresistas el bienestar de los pueblos? Yo creo que no mucho. Pero claro es mi opinión. Si me lo explican mejor tal vez sea convencido. Por ahora siento que les preocupa el poder, y salirse con la suya en los muchos experimentos sociales que se han emprendido.

Imponer un sistema y dominar a las gentes, por muy sutilmente que se haga, siempre termina mal. Después llega el tiempo de las consecuencias y los imponderables, y entonces todo se reduce a declaraciones de inocencia, buenas intenciones, y todo lo que sirva para acallar la conciencia y justificar el error social.

O se insiste en una variante, o se busca al “reventador” del experimento. Ellos no han fallado. ¿Fallar ellos? Es que no les han dejado. Pero ahora lo volverán a intentar de nuevo, y eso así hasta la nausea. Los muertos suyos son culpa de los otros, y los de los demás es que o lo merecían, o era preciso para construir el tinglado.

La historia es una tonta, que cuenta las cosas como se las cuentan a ella. Y hasta que no transcurren lo siglos nadie sabe, con más o menos exactitud, lo que sucede por que no analizan con la razón, sino con sus impulsos, fobias, y simpatías por ese sistema.

Imponer la igualdad como dogma, cuando es algo tan evidentemente falso y comprobable en cualquier lugar, es imponer un pensamiento tan dogmático como el que más. Y ya no digamos de los atavismos de cada civilización.

Por que hay dogmas que igual se pueden creer que no creer, al no ser comprobables por ningún método, pero si se basan en al amor, el compañerismo, la comprensión, la tan cacareada tolerancia, puedes creer más o menos.

Pero el dogma progresista, se basa solo en una falacia evidente, que nadie se puede creer por que salta a la vista. Ocurre que muchos lo aceptan por que sin más alcances mentales, aceptan esas tesis como buenas, solo por que pertenecen a un grupo político, religioso, etc. Si eso es argumento cualquiera puede argumentar del mismo modo. Para eso están los “hermanos Grim” que lo hacen mejor. Pero el materialismo dialéctico es arrollador, y más si obtiene el poder.

El hombre tiene hambre de trascendencia. Es posible que todo acabe en la tumba, y que todo sentimiento de ultratumba pueda ser extirpado de las conciencias y los corazones de los hombres, pero en el fondo no hay persona que no se sienta el centro del universo, y no se conforma con solo el fin sea, el fin sepulcral.

La religión admite, o mejor, impulsa la libertad, la iniciativa, proporciona una razón de ser a todo cuanto sucede, y da a las gentes sentido de su propia importancia. Una importancia que, instintiva o conscientemente, lleva dentro de sí todo ser humano. De no ser así ¿Qué importa que un hombre mate a otro, si se beneficia en un dólar?

Definitivamente, todo lo que se escribe sobre estos asuntos espirituales mencionados, si no se basa en una fe en el más allá no vale la pena de ser vivida. Si cualquier persona tiene una esperanza, podrá estar equivocado, pero eso le hace sentirse parte de la naturaleza viva, y no de la ser un animal como otro cualquiera.

El progreso no es progresismo, como el estado laico no es laicismo. Lo que nos vendan dará la medida de lo que valen los argumentos, y sus sostenedores.

Rafael Marañón Barrio.

Franky  
Viernes, 11 de Agosto 2006
Artículo leído 1149 veces




Comentarios:

1.Publicado por Cicerón el 11/08/2006 22:35
Sr Marañón:

¿Vd. no sabe que el verbo progredior sólo lo conjugan unos cuantos que son los sabios y enterados, rectores de vidas y haciendas, mientras los demás no andan, no avanzan, van para atrás?
No diga esas cosas, hombre, que confunde y altera el orden impuesto por los que progresan.
Un sañudo, Cicerón

2.Publicado por Homero el 03/05/2007 07:17
Hombre Sr. Cicerón. ¿Dígame donde ha funcionado el socialismo real y hablamos entonces?. Ha progresado la democracia no la revolución. La revolución verdadera hay que hacerla en el corazón de los hombres. Usted vea como la corrupción se extiende en todos los niveles. El rico quiere pagar poco por el trabajo, cosa muy humana, y el trabajador dice que "a mí me engañarán en el sueldo pero no en el trabajo". Muy humano también. Si se miran las cosas con objetividad se ve claro. Si se está muy escorado solo se come basura.
Lo que ocurre es que ser objetivo no "mola" y está uno como si fuera un despistado, cuando los despistados son los demás que no piensan, sino como dice Machado, embisten.
De todos modos "el pez que nos ha de tragar abierta tiene la boca"
Un cordial saludo.
Rafael





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros