Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

NI EL PP NI EL PSOE, NI OPOSICIÓN NI GOBERNACIÓN


Nota



NI EL PP NI EL PSOE, NI OPOSICIÓN NI GOBERNACIÓN
No satisface cómo accedió Rajoy ni el modo y las vías por las que ha llegado Zapatero. No gusta la actuación de uno ni de otro. Tanto el PP como el PSOE, deben corregir rumbos y maneras.

Este hombrecete del talante y la risa cree saludable y conveniente mantener intactos sus apoyos radicales en lugar de zafarse y soltar el fangoso lastre que lo envuelve. Piensa que no debe perder votos por ese ala del submundo exaltado, por lo que deja hacerse añicos el diálogo y el consenso constitucional y la concordia entre los españoles removiendo la herida fratricida de la Guerra Civil; y sigue con sus desprecios y sepultando bajo hielo las relaciones amistosas con los Estados Unidos; eso sí, acogiendo y plegándose al calor de dictatorzuelos barbudos y bananeros, impresentables por sus obras y pensamiento.

Mientras tanto, sigue tejiendo y destejiendo carantoñas, jugueteando con el enfermizo nacionalismo que desprecia e ignora el Estado y la Nación Española, que rompe y se salta la Constitución y, con exigencias e imposiciones imposibles e intolerables, intenta destruir el Derecho y la Democracia, constituirse en nación y llevarse la bolsa bien repleta. Y si los batasunos quieren hacer congresos se rodea el argumento y se acude al derecho de reunión.

Sin embargo, el voto socialis­ta no se nutre fundamentalmente de las parcelas extremas; el PSOE ha recibido sus apoyos mayoritarios de un amplio espectro de centro. Este espacio social se le resquebraja y lleno de inquietud se repliega en sus temores. Incluso, desde dentro de la militancia so­cialista, el descontento y la crítica atenaza las conciencias de la sensatez. Ya se han oído, en privado, las voces de A. Guerra y de F. González. Es posible que la persistencia, en la juntera y alianza con los extremistas, descalabre la fi­delidad del su­fragio moderado. Es patente el re­chazo a la enfeudación catala­na, la mentalidad moderna repele esas «alianzas de progreso» que saben a rancio. Estos ámbitos de la moderación, que, ahora aguardan, tal vez salten, cuando, aprobado el Estatuto Catalán, vengan las concesiones a las exigencias vascas y los terroristas etarras se pavoneen por las aceras y se establezcan a las puertas de sus víctimas.

Por su parte, el PP también muestra sus faltas y carencias. Necesita renovar su política de oposición con un aderezo inteligente y eficaz, más moderno y atractivo para el estamento juvenil. La primera cuestión de calado pasa por la confirmación real de Rajoy. No lo legitima seriamente la designación del dedo aznarista. Debe poner su cargo y la directiva a disposición de sus militantes y simpatizantes; que sean ellos quienes lo refrenden o elijan a otro con cualidades. Se palpa cierto desconocimiento de los secre­tos del oficio que habría que rellenar con la argamasa de sabia eficiencia y rigor conceptual, pilares incuestionables contra la demagogia y la zafiedad. El partido ha de desprenderse de ciertas voces del pasado ya quemadas y displicentes para el electorado. Ha de proveerse de figuras de Estado, con alta visión política y altura profe­sional. Hay que mirar a los ojos con gracia y sabiduría, encarar las cámaras de TV y desechar los folios y la lectura de los dis­cursos; deponer el grito calle­jero y el insulto fácil y aferrarse a la argumentación racio­nal y constructiva. Todavía, el PP no cala dema­siado. La ciudadanía detesta las actitudes chulescas y las descalificaciones broncas, que pueden divertir, pero, nunca, aumentar el morral del voto.

El Partido Popular debe sacudirse su patoló­gico temor a ser calificado de dere­chas. No interesan las etiquetas, importa verdaderamente andar hacia el progreso anejo al mé­rito, la responsabilidad perso­nal, el compromiso con los débiles y desvalidos y la honradez práctica en el ejercicio de la “res pública”. Cualidades imprescindibles que habrían de constituir el curriculum de los partidos políticos y de quienquiera que militase en ellos.

Camilo Valverde Mudarra

Franky  
Sábado, 28 de Enero 2006
Artículo leído 1204 veces




Comentarios:

1.Publicado por Tron el 29/01/2006 01:54
Los jueces no pueden ser la esperanza de la ciudadanía porque se remiten al cumplimiento de las leyes, aunque sean injustas, autoenajenados de la Ethos. «El orden justo de la sociedad y del Estado es una tarea principal de la política. Un Estado que no se rigiera según la justicia se reduciría a una gran banda de ladrones, …» (Benedicto XVI, Deus Caritas est 28a). Los jueces, por tanto, pertenecen a la Banda del tachín, piriripí, bum-bum, tachín.

Es inútil buscar "partidos" para la solución. Todos forman una red patológicamente tan intrincada que hace imposible el efecto medicinal de la reprensión sensata, racional y honesta de la ciudadanía. Es como hacer un hoyo a la orilla de la playa y esperar que dentro no haya agua. Están todos podridos y sólo resta cavar sus sepulturas. No tengo perdón, aunque mucho me agradería tenerlo, para quienes no se retractan y retroceden. Es La Ley, no mi ley.

La Gran Banda de Ladrones no es una ilusión, no es una quimera. El Sunami ya viene con prisa para limpiar al mundo, quitarle una basura insostenible, algo que clama al Cielo.

Saludos





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros