Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Destacados

Los políticos deben desaparecer... y desaparecerán


Nota

El mundo es tan injusto y depravado que los políticos corruptos son tratados como héroes deslumbrantes en la mayoría de los medios de comunicación, mientras que los que crean riqueza y bienestar, por ser millonarios, suelen ser criticados como malvados.

Sin embargo, cabe afirmar con certeza que nada sería más positivo, para España y, seguramente, para el mundo entero, que la desaparición completa de los políticos, como hoy se entiende esa profesión, sobre todo del político profesional, el que hace carrera en la política mirando por sus propios intereses más que por el interés general, un ser repugnante, paradigma del parásito y verdugo de la raza humana.

Contrariamente a lo que ellos afirman, los políticos son prescindibles y sus funciones podrían ser asumidas fácilmente por funcionarios y por ciudadanos voluntarios delegados, representantes de todo el pueblo en lugar de representar a partidos políticos que, como su nombre indica, no son representantes del "todo", sino de una "parte" de la sociedad.

La era de los partidos y los políticos profesionales comenzó poco después de la Revolución Francesa y no se consolidó hasta bien entrado el siglo XIX. En ese poco mas de siglo y medio de vida, han demostrado su ineptitud y su naturaleza destructiva. A lo largo del siglo XX, que fue el siglo de los políticos, los partidos y el Estado fuerte, nos han conducido a dos guerras mundiales, al asesinato de mas de cien millones de personas por políticos criminales y a un sinnúmero de conflictos armados, exterminios raciales, oleadas de represión, persecuciones y al asesinato mismo de un sistema como la democracia, al que han despojado de toda su grandeza. La Humanidad tenía que haberse dado cuenta ya de que los partidos y sus políticos encuadrados son el peor invento de la raza humana en tiempos modernos y el origen de casi todos los fracasos y males de nuestro mundo injusto y desequilibrado.
---



Circula por Internet, con gran éxito, un escrito que compara a los políticos con Amancio Ortega, el español creador del imperio empresarial Inditex, uno de los hombres más ricos del planeta, en el que se sostiene con datos comprobados que mientras la desaparición de todos los políticos que le critican por ser multimillonario no representaría pérdida alguna, la desaparición de Ortega significaría la perdida de cientos de miles de puestos de trabajo y de miles de millones de euros en impuestos, alquileres, sueldos y otras riquezas para España y para muchos otros países del mundo.

La existencia y el poder de la clase política no son inmutables sino todo lo contrario. Responden a una etapa concreta de la evolución humana, una etapa lamentable que está cada día más desfasada y superada. Su paso por la Historia no ha podido ser mas nefasto: guerras, exterminios, represión, asesinatos, violencia desatada y una desesperante impotencia para resolver los problemas más graves del mundo, que siguen vivos después de tanto poder acumulado, tanto dinero derrochado y tantos privilegios obtenidos.

La clase política es un lastre para la sociedad, como lo es también el Estado intervencionista que ellos han construido e impuesto. Al igual que desaparecieron los antiguos emperadores y reyes absolutos y el poder directo de la nobleza y de la Iglesia, también desaparecerá el actual poder de los políticos. Ese día merecerá un gran festejo mundial porque habrá desaparecido una clase depredadora y poco útil, la única que ni siquiera está obligada a rendir cuentas de sus actos ante sus congéneres, que puede arruinar un país y llenarlo de cadáveres sin sufrir castigo y que se niega a someterse a exigencias y controles y a pagar por los errores y estragos que causa a los humanos.

Los actuales políticos, verdadero azote de la ciudadanía, son una cuestión de evolución y en esta sociedad ya difícilmente tienen cabida como representantes y dueños de un Estado hipertrofiado, intervencionista, derrochador y cruel, que estorba al ciudadano y a la sociedad, que siguen aspirando, lógicamente, al autogobierno, que es un estadio mucho más avanzado, digno, libre y perfeccionado de la evolución humana.

El Estado y los políticos han utilizado la democracia para convertirse en semidioses, pero, para lograrlo, han tenido que pervertir ese noble sistema, imperfecto pero el mejor de los posibles en esta etapa de la Historia. En buena lógica, la democracia habría tenido que ser una plataforma de preparación para acceder al autogobierno, pero los políticos, arrogantes, egoístas y llenos de ambición y codicia, han bloqueado esa salida y se han empeñado en impedir que el pueblo gane en cultura, capacidad de gestión pública y libertad, poniendo todo su énfasis en marginarlo de la vida política, adormecerlo, confundirlo, embrutecerlo y envilecerlo.

Conscientes de que el autogobierno se consigue a través de la educación y del ejercicio de las responsabilidades políticas, los gobernantes, exhibiendo miseria, han convertido las escuelas y universidades en fábricas de borregos confundidos y asustados y han marginado a los ciudadanos, impidiéndoles que participen en cualquier decisión o gestión política.

Creen que de ese modo impiden el avance de la Humanidad hacia las cuotas altas de libertad y autogobierno que le corresponde, pero sólo están logrando que la civilización acumule presión, como una autoclave, y amenace con un estallido hacia la libertad y el progreso de consecuencias terribles.

Reproduzco unos párrafos de Carlos Rodríguez Hurtado, polítólogo, colaborador y seguidor del blog Voto en Blanco, que explican claramente la situación:

"La democracia no es el ideal, es el mal menor. El ideal es el autogobierno. Incluso en contra de lo que la gente piensa la democracia no es un sistema de libertades pues uno renuncia a la libertad en el momento que acepta la regla de la mayoría. La libertad se encuentra en el autogobierno. De lo que se trata es de pasar de la democracia al autogobierno por la vía de reducir Estado y hacer que la sociedad se pueda gobernar a si misma, sacarla de la minoria de edad, de la tutela estatal, emanciparla del Estado. Y volviendo al principio, al Estado solo se le debe considerar como garante de la seguridad jurídica y la protección de los ciudadanos, un vigilante de las reglas de juego que se da la sociedad, no de las que impone el Estado. Tenemos un parlamento (en España) que es una fabrica de producción normativa en lugar de una cámara deliberativa y un exceso de leyes siempre es una restricción de libertades. Las cúpulas de los partidos, desde PP a Podemos, están formadas por burócratas y funcionarios, el 80% del Congreso son burócratas y funcionarios, lo cual significa que lo que ahí está representado es el Estado, no la sociedad.

Al autogobierno se llega dejando que la sociedad se pueda conducir por si misma y esto se consigue con menos reglas impuestas, menos regulación de los sectores productivos, sociales y políticos, menos leyes, menos burocracia. Para ello necesitamos que las Cámaras sean la representación de los sectores de la sociedad, no lo que tenemos ahora, como he dicho anteriormente, sólo el Congreso tiene un 80% de burócratas y funcionarios entre sus miembros, eso no es representación de la sociedad ¿Donde están los sectores productivos? Llevamos siendo gobernados por esa mentalidad ancestral desde 1812, la sociedad está excluida de la participación política porque siempre ha representado un elemento de inestabilidad polìtica. Y quizás, dado lo visto con los recién llegados, no les falte razón. Por eso, en España se truncó la Ilustración que hubiera sacado de la minoría de edad a la sociedad, algo que al sistema no le ha interesado nunca, véanse los distintos sistemas de gobierno desde 1812, y en todos veremos que el pueblo, los ciudadanos o la sociedad están excluidos por medio de distintos artilugios políticos, desde el sufragio censitario, de capacidad, caciquismo, turnismo, compra de votos, red clientelar etc...El dilema no es izquierda/derecha o arriba/abajo, el verdadero eje de división política por el que se debe regir el sistema es Los que producen/Los que viven del presupuesto, Estado/Sociedad, Burócratas/Ciudadanos, Lo concreto/Lo abstracto, Lo útil/Lo inútil, Lo justo/Lo injusto, Utilitarismo/Relativismo. Hoy, todo esta configurado para que la Santa Alianza compuesta por burócratas-políticos-oligopolios, las famosas puertas giratorias, sigan siendo los propietarios del Estado que es donde se encuentran el botín cuyo recurso procede de la sociedad productora, una sociedad que se deja seis meses de su esfuerzo para mantener al Estado, su despilfarro y su pésima y delictiva gestión de esos recursos. Es esa mentalidad ancestral que nos gobierna la que hay que transformar y para ello no hay otra vía que la reducción del Estado y el cambio de sistema político, de la democracia estatalista al autogobierno de la sociedad."

Francisco Rubiales


- -
Martes, 18 de Abril 2017
Artículo leído 1251 veces




Comentarios:

1.Publicado por pasmao el 18/04/2017 11:24
Excelente aportación Don Francisco y sabias las palabras de Don Carlos Rodriguez

Sigo con una obsesión, merece releerse Hannah Arendt y su análisis sobre la banalidad del MAL.

Hablamos demasiado de los políticos, que cada vez debido a su mediocridad creciente tienen menos responsabilidad en el desaguisado, pero que cumplen su papel de que podamos poner nombre y apellidos, cara y ojos a nuestro cabreo, a nuestra frustración..

Políticos que son simples marionetas, ya sabemos que esto de democracia poco, y nos olvidamos de ese ejército de mediocres que los amparan desde el silencio de los medios, y que son la verdadera maquinaria que mueve todo este estado putrefacto.

http://elpais.com/elpais/2013/07/25/opinion/1374764105_218903.html

“Lo que quedó en las mentes de personas como Eichmann”, dice Arendt, “no era una ideología racional o coherente, sino simplemente la noción de participar en algo histórico, grandioso, único”. El Eichmann de Arendt es un hombre que, engañándose y convenciéndose a sí mismo, está persuadido de que sus sangrientas acciones manifiestan su virtud.

Toda la deriva totalitaria que estamos padeciendo en España desde principios del XXI culminada en el 11M y toda su mentira oficial, el falso atentado islamista, mas luego el Zapaterismo con su resucitado de ETA, las delirantes leyes de Género, lo de la Alianza de Civilizaciones, La Memoria Histórica, Estatut.. aceptadas hasta las trancas por el PP de Rajoy con su mayoría absoluta y el "eso no se toca" mas subida de impuestos adelantando al PCE por su izquierda..

En todo eso, insisto en el 11M, el sangriento atentado que mandaba un claro mensaje de "cuidado, que en caso de que no se vaya por donde se ha establecido miren por lo que estamos dispuestos a hacer".

En su mentira oficial, incluido el akelarre del "no nos merecemos un gobierno que mienta" que en el fondo no era mas que súplica de que se nos mintiera para poder acallar la disonancia y jugar a sentirnos protegidos por un Poder que acababa de matar a 200 personas (incluyo los de Leganés, tan inocentes cómo los de los trenes) porque se nos hacía insoportable la verdad, la auténtica.

En el aprovechamiento de esa mentira por los aparatos oficiales de todos los partidos presentes ahora en el parlamento (incluido el PP de Rajoy) para dar la puntilla al pequeño resquicio de libertad que no habían podido liquidar hasta entonces. SITEL, por ejemplo, está mas fuerte que nunca.

En todo eso no es posible creer que esa idiocia de políticos que nos "representan" estén al mando de semejante aparato.

Hay todo un ejercito de burócratas, funcionarios (no todos los funcionarios están metidos, pero si quieres subir o mantenerte mejor callas por omisión) que a lo Eichmann no dudan ni un momento en llevarnos al abismo de manera complaciente.

Ellos necesitan de este desastre para alimentar su mediocridad, disfrutan de un ejercicio despótico como no se ha visto nunca (ni con Franco) de su Poder.

Siempre tras las bambalinas, sin que nadie sepa, ni se atreva a nombrarlos.

Los políticos que salen en los medios son simples pantallas de usar y tirar. Simples pero caras pantallas. Pero que importa lo caras que sean, al fin y a la postre los pagamos nosotros, no ellos.

un cordial saludo

2.Publicado por vanlop el 18/04/2017 17:54

La desaparición de los políticos se producirá, nosotros no lo veremos, pero sucederá, porque los políticos son una anomalía, son error evolutivo y como tal, desaparecerá.

Es la tan alabada revolución la que impuso a los políticos que se hicieron con el poder mundial, como señala, a mediados del XIX. Recordemos que los Padres Fundadores useños abominaban de los partidos, sin embargo les duró poco la felicidad.

Esta anomalía es producto de una crisis de civilización, aunque dada la brillantez política del siglo XIX durante el cual Europa impuso en el mundo su forma de ver la vida, nadie lo diría y de hecho nadie lo dice.

La revolución tiene éxito porque el Antiguo Régimen está muerto. Los historiadores de tres al cuarto nos dicen que se pasaba hambre y la gente no podía vivir. No es cierto, se pasaba hambre exactamente igual que se había pasado durante tantos siglos e incluso mucha menos que en el reinado anterior. Las cosas funcionaban en Francia de forma más o menos razonable. Cierto que la inteligencia de los reyes era manifiestamente mejorable, pero también ocurrió con los anteriores, siempre en manos de validos.

El régimen estaba muerto, nadie creía en él, por eso pudo triunfar la revolución. El ejercito y otros estamentos estaban infiltrados de revolucionarios, cosa lógica pues cuando te haces preguntas y no encuentras respuestas actas las respuestas del primero que llega. Y no cabe duda que el mensaje de la revolución era atractivo.

Lo mismo ocurre ahora. La sociedad busca respuestas y de momento no las halla, pero en cuanto alguien comience a dar respuestas, la revolución está servida y será una revolución triunfante. No hay más que ver el efecto Trump. La gente se agarró a un clavo ardiendo a ver si era el bueno. No lo sabemos, pero cuando llegue el bueno, triunfará.

Como es natural, lo primero es vender el producto y para ello hay que disponer de una buena publicidad, por eso el dominio de los medios es absoluto. Pero hay cosas que ni la mejor publicidad puede disimular.

Por supuesto lo primero si quieres vender el producto es afirmar sus virtudes, reales o inventadas y si se inventan son más atractivas, por eso nos venden la democracia como la libertad, cuando como bien dice D. Carlos, la libertad desaparece al aceptar el gobierno de la mayoría. Pero queda bonito. y sobre todo útil.

Pasmao

Es el mundo el que sufre la deriva totalitaria, cosa lógica y consecuencia de la democracia, que como nunca fue, la degradación ha sido rapidísima. Algunos ni siquiera lo disimulan, como Erdogan, que se ha nombrado dictador con el referéndum de resultados dudosos. Así lo hizo Hitler. Nada nuevo bajo el sol.

Respecto a los valores catastrales, se pueden mirar en los recibos de la contribución, en algunos casos no y por supuesto si no hay recibo, ya es imposible. El valor del terreno que mencioné es tan ínfimo que no paga contribución desde hace más de 50 años. El impuesto es menor que el costo de emitirlo.

3.Publicado por Josuhe el 23/04/2017 12:58
Nada mejor que la sabiduría popular hable.

-Nada más triste que el espectáculo de un país que por temor soporta un gobierno detestado. (Andre Maurois)

Curiosamente los votantes no se sienten responsables de los fracasos del gobierno que han votado. (Alberto Moravia)

Ser de izquierda es, como ser de la derecha una de las infinitas formas que el hombre puede elegir para ser un imbécil. (Jose Ortega Y Gasset)

Si en la república de las plantas existiera el sufragio universal, las ortigas desterrarían a las rosas y a los lirios.
(Jean-Lucien Arreat)

El verdadero progreso democrático no consiste en rebajar la elite al nivel de la plebe, sino en elevar la plebe a la elite.
(Gusteve Le Bon)

Uno de los hábitos más peligrosos de los hombres políticos mediocre es prometer lo que saben que no pueden cumplir.
(Gusteve Le Bon)

Las coaliciones son siempre muy pujantes para derribar, pero son siempre impotentes para crear.
(Emilio Cautelar)

La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos.
(Louis Dumur)

A fuerza de conceder derechos a todo el mundo, la democracia es el régimen que mata con mayor seguridad la bondad.
(Albert Guinon)

Los políticos son siempre iguales. Prometen construir un puente incluso donde no hay río.
(Nikita Kruschev)

Las promesas que hicieron ayer los políticos son los impuestos de hoy.
(William L Mackenzie King)

No es cierto que el poder corrompa, es que hay políticos que corrompen el poder.
(George Bernad Shaw)

La política saca a flote lo peor del ser humano.
(Mario Vargas Llosa)

-"Los fascistas del futuro se llamarán a sí mismos antifascistas".
(Winston Churchill)

Los científicos tratan de hacer posible lo imposible. Los políticos a menudo, se aferran en hacer imposible lo posible. (Bertrand Russell)

Un partido es la locura de muchos en beneficio de unos pocos.
Alexander Pope

Todo el estudio de los políticos se emplea en cubrirle el rostro a la mentira para que parezca verdad, disimulando el engaño y disfrazando los designios.
Diego de Saavedra Fajardo

El político, en general y sálvese el que pueda, huye de la verdad, le teme a la verdad y por tanto siempre está montado en la mentira o en lo que se viene denominando “verdades a medias”. No es nada nuevo, de siempre se ha gobernado con la mentira (François Revel, en su libro “El conocimiento inútil”).

Cuanto más siniestros son los deseos de un político, más pomposa, en general, se vuelve la nobleza de su lenguaje
[Aldoux Huxley]

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros