Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

La inmoralidad de la política (artículo recomendado)


Nota



La cacería de la vergüenza
La cacería de la vergüenza
La imagen del ministro de Justicia Bermejo y del juez Garzón compartiendo una elitista cacería y rodeados de animales muertos, tras ordenar otra "cacería" de políticos adversarios, presuntamente corruptos, es realmente obscena en tiempos de crisis, cuando muchos españoles sucumben a la pobreza y a la desesperación, y contribuye a convencer todavía más a los ciudadanos de que la política es una pocilga y que la democracia ha caido tan bajo que necesita una urgente y drástica reconversión para que recupere ética, estética, decencia y sentido de Estado.

Gastan demasiado en campañas electorales, derrochan en publicidad y en campañas de imagen y autobombo; gastan el dinero público como si no tuviera dueño; colocan a los familiares y amiguetes en cargos públicos; otorgan los concursos oficiales a sus allegados; se sienten a gusto con la corrupción; conviven con delincuentes y algunos hasta se saltan la ley; se hacen condonar deudas y prestamos por las mismas instituciones financieras a las que están obligados por ley a controlar; mienten; engañan; se suben los sueldos en secreto; aumentan los impuestos a los ciudadanos tras prometer que los bajarían; piden comprar productos españoles, pero encargan los uniformes de la guardia civil en China; defienden la igualdad, pero viven atiborrados de privilegios; intervienen bajo cuerda en el mercado; envían "recaudadores del partido" para sacar dinero a empresarios; aplican la justicia con diferente vara de medir, "según convenga a la jugada", como afirmó el ministro de Justicia, y realizan otras muchas "fechorías" antidemocráticas.

Son nuestros políticos, no todos, pero sí bastantes de ellos, los suficientes para lograr que estén por los suelos el prestigio y la imagen de un colectivo que debería ser ejemplo y vanguardia de la sociedad.

Son gente que, al igual que los tiburones de Wall Street, ha perdido el norte y nos han precipitado en la crisis. Han olvidado lo que es la democracia y se han subido encima de los ciudadanos, que son los que les pagan el sueldo, ignorando que la democracia es el poder del pueblo (demos). Su peor pecado no es la corrupción, con la que conviven más fácilmente que con la disidencia, sino haber asesinado la democracia, transformándola, a traición, en una despreciable oligocracia de partidos todopoderosos, insaciables y prácticamente impunes. Han hecho de esos partidos políticos, ideados en principio para facilitar la participación del ciudadano en la política, los enemigos de la igualdad, la justicia y la convivencia. Los partidos son hoy organizaciones autoritarias y enfermas de arrogancia y centralismo que impiden que la democracia, la igualdad, la libertad y la justicia avancen.

Si al menos pudieran ofrecer al sufrido ciudadano una buena gestión, tal vez el sacrificio habría merecido la pena, pero han fracasado de manera estrepitosa. Nunca reconocen que han fracasado frente a todos los grandes desafios que afectan a la sociedad, que sigue siendo cada día más desigual, más injusta, más insegura, más violenta y más miserable. No han conseguido eliminar la pobreza, ni la desigualdad, ni imponer la justicia, ni controlar a las mafias y grupos violentos, ni erradicar el hambre, ni vencer a las enfermedades. Nos han dicho que para mejorar el mundo y progresar necesitan todo el poder, nuestro dinero y hasta el monopolio de la violencia y de las armas, y se los hemos entregado, pero, a cambio de tanto, el mundo que ellos gestionan es, cada día más, una pocilga infectada.

Pero ellos, a pesar de sus fracasos, se han vuelto arrogantes, avarientos y ambiciosos. Exigen cada día más privilegios y dinero: sus salarios están controlados por ellos mismos, que se los suben a placer, y sus coches oficiales, tarjetas de crédito, secretarias, guardaespaldas, teléfonos, dietas, etc no paran de crecer. Si se les aplicaran las mismas reglas que existen en la empresa, casi todos estarían en la calle por torpes e ineficaces, pero ellos se han rebelado contra sus amos (los ciudadanos) y, además, les han robado la empresa (la democracia).

Ellos, los políticos, son, como reconoció el presidente frances Sarkozy, los verdaderos culpables de la crisis. Tenían que haber controlado el sistema para que fuera ético y equilibrado, pero no lo han hecho. Han subvencionado con dinero público a los especuladores y a los aventureros, no a los verdaderos empresarios. Ellos, que tenían todo el poder y la responsabilidad, han creado o permitido que crezca e impere una economía falsa y tramposa, ficticia, basada en la basura.

Pero que nadie se extrañe porque esa es la forma de comportarse del poder desde los tiempos de los faraones. Miren las televisiones públicas y verán alli basura a paladas: amiguismo, derroche y control de las mentes. Los modelos que exhiben en pantalla para que la sociedad los imite son, generalmente, homosexuales, chivatos, macarras, putas y gente sin valores. Ignoran los grandes valores de no hace muchos años, como la honradez, el apoyo mutuo, la decencia, la verdad... y prefieren practicar la mentira, el engaño y la indecencia. Dedican las plusvalías a comprar a periodistas e intelectuales, para así evitar la crítica y la luz, dos condiciones imprescindibles para que existe la democracia.

Ya no tienen miedo en exhibir ante el ciudadano amaestrado toda su obscenidad: Touriño colecciona coches de lujo pagados con dinero público y otros políticos realizan reformas en sus despachos y viviendas, gastando rios de dinero, mientras estamos a punto de llegar a cuatro millones de parados, la gente pierde sus hogares y cientos de miles pasan hambre física con la crisis.

Son promotores de la suciedad y de la indecencia cuando afirman que "en política vale todo" o que "el fin justifica los medios". Otros, sonriendo, dicen que "al enemigo ni agua" o aquello todavía más grosero de que "al amigo hasta el culo y al enemigo por el culo". Casi todos ellos se han aprovechado del poder. Todos conocemos al menos a uno que se ha enriquecido en la política de manera inexplicable, que posee pisos y cohes caros imposibles depagar con un sueldo oficial.

"La impunidad es inmoral", ha dicho Sarkozy, y nosotros agregamos: "La impunidad es delito en democracia".

Han olvidado que el poder conlleva la obligación de ser ejemplares ante el pueblo. Han eliminado cualquier exigencia. Para ser presidente del gobierno se exige menos que para ser secretaria o mensajero: nada de idiomas, nada de títulos. Ni siquiera se exige virtud y valor. En la práctica, cualquier drogadizto o rufian puede llegar ala cumbre de la política. ¿Cuando vamos a limpiar esta letrina?

Los malos políticos, algunos de los cuales conviven con nosotros y nos gobiernan, son una casta nefasta, una plaga que debemos erradicar con urgencia, si no queremos que nos lleven al abismo.


   
Sábado, 14 de Febrero 2009
Artículo leído 2436 veces




Comentarios:

1.Publicado por Afrispano el 14/02/2009 10:41
Ante el hecho que ha originado tan acertado articulo, la voz de la calle no para de preguntarse: "¿QUE HACEN LOS TITIRITEROS DE LAS SOCIEDADES PROTECTORAS DE ANIMALES, QUE CALLADOS COMO VULGARES RAMERAS, AUN NO HAN DICHO: "ESTA BOCA ES MIA"?.

2.Publicado por javierito el 14/02/2009 11:07
Sr Rubiales, estoy de acuerdo con lo que dice, aunque con un matiz. Pone Vd demasiada atención en los impresentables políticos que padecemos, pero parece descargar la responsabilidad de quienes los han elegido, los ciudadanos, los principales responsables de haber puesto en ese lugar a esta "Casta parasitaria".
En el fondo, los políticos son un espejo de la sociedad. Fíjese en la parte más preparada de la sociedad, los universitarios. El 80% quiere ser funcionario. Cuando los teóricamente mejores no tienen el ímpetu para ser emprendedores y creadores de riqueza, solo nos queda rezar. El país camina hacia el precipicio. Los privilegios, estabilidad, buenos sueldos, poco o ningún trabajo, ingentes vacaciones, días libres, moscosos, horario cojonudo, seguridad, holganza, elección de sanidad privada, etc ... hace que todo el mundo vea ser funcionario como El Dorado. Alemania tiene igual de funcionarios que España con el doble de poblacíón. España está muerta. Es inútil luchar, aunque aquí estaremos, porque hay que hacerlo.

3.Publicado por F. Rubiales el 14/02/2009 12:46
Javierito:

Lamento no estar de acuerdo con usted porque suelo admirar y respetar siempre sus intervenciones. Sin embargo, esta vez no puedo aceptar demasiada culpa ra los que han elegido a nuestros políticos. El pueblo elije creyendo que vota por los mejores y sólo unos pocos sinvergüenzas lo hacen conscientes de que están votando a gente indecente. Lamayoría de los que nos han obsequiado con gobiernos como el actual, lo ha hecho sin saber lo que hacían. Tampoco estoy de acuerdo con que los pueblos tienen los gobiernos que merecen. En mi libro "Políticos, los nuevos amos", uno de los párrafos más reproducidos dice, precisamente, "No es cierta la sentencia, alimentada desde la política, que dice que “los pueblos tienen los gobiernos que se merecen”. No es fácil encontrar un solo pueblo que sea peor que el gobierno que padece. La que sí es cada día más certera es la sentencia que dice que “la política es demasiado importante para dejarla en manos de los políticos”.

En otro párrafo cito las frases que más han envilecido la política y entre ellas figuran, además de "el fin justifica los medios" y "en política vale todo", la que hoy nos ocupa: "Los pueblos tienen los gobiernos que se merecen".

Le sugiero que sustituya esa frase por esta otra: los pueblos, desgraciadamente, pocas veces tienen los gobiernos que merecen.

Fijese que les damos todo el poder, todo el dinero, todos los privilegios y todos los recursos, mientras que ellos sólo saben devolver ineficacia y fracaso. Además, les pagamos el sueldo para que garanticen la convivencia y solucionen los problemas, pero ellos, como administradores infieles y desleales, nos han arrebatado nuestra empresa (la democracia) y nos esquilman con impuestos que ellos mismos fijan sin ética ni mesura.

Un cordial saludo.

F. Rubiales

4.Publicado por Pepe lotas el 14/02/2009 21:12
Pero algo falla si, estando de acuerdo con el descorazonador contenido del artículo, las intenciones de voto, al menos las de los próximos comicios, arrojan las cifras que se publican y que luego se aproximan a las reales.
El caso de Galicia (que no es el único), con un impresentable Touriño, que aún se atreve a sacar la cara y hablar del "cambio" (será el cambio de despacho...), es desalentador.
Como digo algo falla.
¿Será la estulticia inherente a la evolución social?.
Saludos

5.Publicado por aportación el 14/02/2009 21:45


Sin perder de vista las prioridades.

Curiosas y benéficas socialmente, las maneras de zumbarse que tienen los tiranillos políticos y los caciques de aldea españoles. Todo el día a la greña, parece que se disputan golosinas en el recreo, no dicen una palabra acerca del grave problema español: no hay Estado. Los restos de eso, están repartidos por las pedanías autonómicas y en unas instituciones que no saben no contestan porque están de cacería en el coto de un amigote. El panorama es de una altura superior o lo nunca visto; en cualquier caso, tiene vivacidad y colorido, y una entrega tan arrebatadora, tan encendida pasión sus protagonistas, que semeja vivo opúsculo de D. Guillermo Chespir, el cisne británico del Avon que asombra al mundo con sus tragedias.

Como el lector al tanto de la vida política española puede comprender, esta jauría de perros, esta recua de asnos, esta ralea de parásitos, este enjambre de moscas o esta pelea de gallos, no tiene absolutamente nada que ver con España, ni con la Nación, ni con sus nacionales los españoles y muchísimo menos con la grandiosa tragedia que estos energúmenos nos han traido de la cual no se preocupan para nada. El fragor político que reflejan los medios, es estrictamente un asunto de “Famiglias”, sus diferencias, sus rencillas, sus rencores, sus privilegios y dominios sobre sus posesiones de tierras y siervos…. Siendo así, no tienen ya escrúpulos para estropear en público el APARATO ESTATAL vestido como “democrático” y que hasta ahora los cobijaba, les mantenía calentitos y legales, y les servía como pistola para el atraco secular del que han estado viviendo como reyes, chupando la sangre Nacional y el trabajo de toda España.

Pero no tienen más remedio que cometer el Crimen Institucional del todo y delante de todo el mundo porque la simbiosis caciques=nacionalsocialistas=enemigos de España, los ha fundido CON las instituciones del Estado y por tanto, sus mutuas agresiones destruyen a la vez sus defensas: propias y comunes. Lo que en resumidas cuentas es ceder a las fuerzas de la Nación una vez más y trabajar para los Españoles aligerándoles el trabajo para que no se acumule. Se puede expresar diciendo que unos y otros, empeñados en aniquilar al adversario, se auto-aniquilan, de paso que arrastran los despojos del Estaducho actual.

Los españoles tienen que desprenderse de todo ese lastre como condición de supervivencia, y mira por donde, esta basura se está desechando ella solita en una obra mala, porque confunde demasiadas veces la tragicomedia con el chiste, pero a su pesar, no deja de amontonar a millones de espectadores cada vez más pendiente del drama final.

No sólo es que el Estado está para enterrarlo, también destaca el interés directamente proporcional a la ceguera de los que no quieren verlo ni en pintura y permanecen como la cuñada de Lot mirando al norte. Entre estos, están en primer lugar los del PP, más que nada porque les sabe mal, “es una lástima, en cualquier país no pasa, esto es intolerable…”, letanía oficial del grupo Gaviotero. Después tenemos la otra fila: locutores, comentaristas, liberales o no, blogs democráticos, etc. Estos no creen lo que ven sus ojos pero miran para todas partes con ansiosa espera Y por final, los observadores neutrales o los llegados a neo grupos políticos, los que pensaban que esto era jauga y todavía se están recuperando del susto mejorando día a día.

Pero todo lo que se observa no es más que el pasado, el estertor del régimen y al mismo tiempo la agonía del capitalismo en nuestro suelo. Tiene interés en la medida que todavía queda función y desde luego golpes muchos más fuertes hasta el final, pero mucho más interés cobra el conocimiento de “Cómo Recomponer España” que se debe empezar a discutir por millones de personas en el mismo minuto que el Rey desaparezca del trono.

PUBLICADO POR GUERRA AL TRAIDOR EN 12:38 0 COMENTARIOS ENLACES A ESTA ENTRADA
http://guerraltraidor.blogspot.com/

6.Publicado por Otro el 14/02/2009 22:14
Estoy bastante de acuerdo con todo lo que dice el Sr. Rubiales (como de costumbre), pero me sigue pasmando la homofobia tan clara en un demócrata. ?:-/

7.Publicado por Fej Delvahe el 15/02/2009 03:19
EL LINDO BAMBI Y ALLEGADOS, VÍCTIMAS DE LOS DISPAROS OCIOSOS DE GARZÓN Y BERMEJO

Pobre Bambi —no el "Bambi ZP" sino el Bambi de la película de David Hand— con lo bonito que es y nadie sale en su defensa cuando lo matan. Nadie, ni siquiera la Sociedad Protectora de Animales, ni los antitaurinos tan amigos de los toros y animales de cuatro patas, ni los de PETA, ni los de ARCA DE NOE, ni los de ADANA, ni los de ACE, ni los de de ASOA, ni los de AGADEN, ni los de ASPROAN, ni los de APAMA, ni los de GREENPEACE España, ni los de los partidos dizque VERDES, ni los de FELICAN o ARCA de Jaen, etc., etc.

Ahí lo tienen, el pobre cervatillo Bambi y toda su familia más otros muchos de su especie o próximos, matados inmisericordemente (sólo por afán de deporte o de simple descarga del estrés político que albergan en sus seseras) por los señoritos juez Garzón y el ministro socialista Bermejo. Y he aquí que la mencionadas Ongs y Asociaciones todas ellas tan amantes de los animales que siempre están incordiando y manifestándose públicamente en defensa de los derechos de los animales, he aquí que en esta ocasión, cuando bambi y los suyos son matados (por el simple gusto de matar sin más) por estos señoritos de izquierdas, entonces resulta que todos esos voceros y manifestantes tan exigentes de justicia, se callan, no aparecen, se hacen los sordos y los ciegos. ¿Por qué será? ¿A qué se debe que de ahora no sientan ningún ánimo de salir por las calles clamando en contra de estos susodichos señoritos tan aficionados a las cacerías sin ton ni son de animales?

Ufffffffffffff, ¡qué mal huele el silencio sepulcral de estas Ongs más ideologoizquierdistas que veraces!

8.Publicado por javierito el 15/02/2009 22:11
Imagine Sr. Rubiales que tiene Vd una enfermedad y decide ir al médico. Este le prescribe un tratamiento y el resultado es nulo. Vuelve Vd a ir al mismo médico, misma terapia, pero sigue con sus males. Reincide una vez más, vuelve al mismo médico, misma receta y Vd sigue cada vez peor. Una vez más vuelve al mismo médico que le da lo mismo, con lo que está cada día más grave. Vive en un bucle, Usted elige el mismo médico que le receta el mismo tratamiento. A estas alturas solo se pueden sacar dos conclusiones, o es usted idiota por perseverar en lo idéntico, o es un fanático del médico, cuya fe en él es superior a los resultados que constata con sus propios ojos. Incluso puede usted cambiar de médico que LE RECETA LO MISMO QUE EL ANTERIOR. Si sigue por este camino solo se puede sacar una conclusión, no tiene usted remedio. Siempre reincidiendo en el mismo error. Así son los electores en España.

“El pueblo elije creyendo que vota por los mejores y sólo unos pocos sinvergüenzas lo hacen conscientes de que están votando a gente indecente.” Yo creo que esta afirmación es insostenible, basta hablar con la gente para corroborarlo. Basta observar la realidad, basta ser conscientes de lo que nos rodea. La inmensa mayoría vota a aquellos con quienes se identifica, vota “a los suyos”. Es lo más parecido al tribalismo, al forofismo o al hooliganismo. Lo he comprobado numerosas veces cuando sacas a relucir ciertas corrupciones con alguien que se manifiesta de una opción política, el interlocutor oscila entre la típica expresión, “y los otros más”, o “estos son los míos y con ellos hasta el final”. En resumen, cuando un ciudadano se enfrenta a una elección en una urna no sigue los mismos patrones racionales que cuando decide una elección en el supermercado o unos grandes almacenes. Aquí prima la lógica, la razón, la deducción, el análisis, el estudio y las conclusiones. Cuando se trata de unas urnas, toda esa sensatez desaparece, y la vinculación emocional de las ideologías, que fomentan los partidos y medios de comunicación, convierte al individuo en un energúmeno descerebrado capaz de tirar piedras contra sus intereses. Estoy seguro que pocos ciudadanos elegirían a un capataz para su empresa (si la tuvieran), de la misma forma que eligen a un diputado o concejal (en ambos casos van a gestionar sus intereses). De hecho casi nadie conoce a los diputados o concejales por los que ha votado, ni siquiera sus nombres. ¿Acaso no es responsable de su elección, de no tener, la mayoría de las veces, ni la más remota idea de aquellos a los que ha dado su voto? ¿Es votar una completa irresponsabilidad? ¿Es presentable que la gente otorgue la gestión de unas ingentes cantidades de dinero de la comunidad a individuos de los que desconocen todo, pero eso sí, que son del partido/tribu/club de sus amores?

Yo no digo que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen, sino los que se les parecen. Por ejemplo, hace poco ha habido elecciones en Nicaragua y ha salido elegido un tipo que, sabido por todos, es un corrupto, un ladrón y un violador. Según Vd “El pueblo elije creyendo que vota por los mejores”, ¿de verdad? ¿Acaso esta evidencia, para el pueblo y para usted, no invalida esa teoría?

“No es fácil encontrar un solo pueblo que sea peor que el gobierno que padece”. En efecto, no son peores, son iguales, son su imagen, son el espejo en que se reflejan. Por eso les han elegido. Por eso, cuando en algunos lugares, los políticos prometen convertir tal sitio en “la Suiza de …”, la respuesta más lúcida que le dan algunos es “¿y dónde están los suizos”? Suiza, llena de españoles, no sería Suiza. Este país es lo que es porque los suizos son demócratas, responsables, preparados, participativos y con un escrupuloso cumplimiento de la ley. Por eso la imagen viva de un país son sus políticos elegidos. ¿Y cuál es ahora mismo la imagen viva de España? Nos la da Zapatero como opción más votada y la interpretación que nuestro mejor filósofo, Gustavo Bueno, hace de su figura: el pensamiento Alicia de un adolescente.

“Fijese que les damos todo el poder, todo el dinero, todos los privilegios y todos los recursos, mientras que ellos sólo saben devolver ineficacia y fracaso”. Esto demuestra que la elección de un político no se dirime en el campo de la razón, que lo que prima es la insensatez y la irresponsabilidad. Aquí, la mayoría se afilia mentalmente a una ideología y las consecuencias de esa elección son refractarias a todas las calamidades que puedan producir esa opción política. Solo así es comprensible que una y otra vez, pase lo que pase, roben lo que roben, expolien lo que expolien, hagan lo que hagan, el resultado es siempre el mismo. En el barrio barcelonés de El Carmelo, la opción más votada fue la de aquellos que por su ineptitud causaron el derrumbe de su barrio, aquellos que más perjuicio les causó, pero eso sí, eran LOS SUYOS (o al menos eso se creen o les hacen creer). ¿Se imagina usted ratificando en el cargo al capataz que casi le lleve a la ruina?

Siempre acuden a su mismo médico a que les recete la misma medicina que les hará enfermar.

9.Publicado por V.S. el 15/02/2009 23:16
El soliloquio del Sr. Javierito es una patraña como una catedral, permítase la opinión con todo respeto hacia el emisor, cuyo interés sólo reside en la cantidad de chorradas por renglón que suelta. En primer lugar, si se observa la estadística electoral española en los últimos años, se ve una tendencia creciente al abandono del acto de votar, para no hablar de la tendencia creciente del voto en blanco, indicándose con todo ello de forma irrefutable, una creciente conciencia política entre los españoles, sin mentar la desconfianza hacia los políticos que se desprende, no de una charla en el café, sino de los HECHOS nacionales de oposición tanto a los partidos como a las instituciones. Y no hace falta poner ejemplos porque están in crescendo permanentemente. La gran excepción a este cuadro han sido las elecciones generales de Marzo, 2008, donde por una parte el PP “prometió” echar el resto obteniendo más votos que en toda su historia, y por otra, el blanco voto se tiñó de Rosa. Puede explicarse perfectamente esa rotura de la inercia por la coyuntura a la sazón, donde ZP mintió bellacamente comprando votos además, aunque fundamentalmente la Nación hizo su ÚLTIMO esfuerzo electoral, su último cartucho “democrático”, quemó sus últimas esperanzas en pos del “Estado de Derecho”, despertando amargamente a la dura realidad de la política de la que ya no puede zafarse porque le duelen las tripas.

Luego viene esa tontería tan extendida entre ignorantes recién venidos al análisis de la política, de que la gente tiene la misma, responsabilidad, si no más, que los responsables alimentados con nuestros impuestos para hacerse cargo de la vida pública. Esta es de traca, pero al mismo tiempo supone una posición sumamente reaccionaria además de injusta, porque culpabiliza a las víctimas por el hecho de serlo, mientras a los verdugos suelen despacharlos piadosamente como “errados” o simplemente “malos gestores”, dejando impune de calificativos realistas la conducta de unos vulgares delincuentes, como toda la España pensante y gran parte del extranjero, comprende a la perfección. Este esquema mental responde en su diseño mutatis mutandi, a la “comprensión” del punto de vista de ETA o a esa pócima envenenada de la “pluralidad”, sofismas muy utilizados por los enemigos ANTTIESPAÑOLES.

Luego está eso de la “política” en la que incluye a toda la Nación, cuando menos de un 0,5 por ciento de la población en general, se ocupa de los menesteres institucionales.

En resumen, es lo que se conoce como “no tener ni puñetera idea de las cosas”, epidemia bastante entendida entre los enteradillos del lugar que se asoman por primera vez en su vida a estas cuestiones, pretendiendo estar descubriendo el Mediterráneo. Lo cual es rigurosamente cierto, pero para sí mismos, que en el fondo es el argumento que mejor les cuadra, como asimismo lo son sus pobres recursos intelectuales para el caso. De tal guisa, analizan estas cosas a través de charlas entre amigos, con los titulares de los medios, con su descubierta “intución” y otras herramientas de tan corto alcance como inútil uso.

Javierito, como algunos otros, verán desfilar ante sus ojos una revolución en toda regla, con lo cual no les hará falta acudir a ninguna estantería plena de libros donde aprendimos estas cuestiones tan conocidas científicamente por la Humanidad, como tampoco podrá acudir a su oculista para que arregle esos ojos que no ven lo que ya está aquí. Cuando alguien no tiene ni idea, es mejor el silencio, aunque en honor a la libertad nadie debe abstenerse de lanzar sus tonterías al éter aún a costa de hacer el ridículo.



10.Publicado por UN CULE el 16/02/2009 10:17
V. S. sabe mucho, se califica a sí mismo, segutramente será cierto, pero no es necesario descalificar a nadie que desinteresadamente deja su opinión.

El lector, o sólo alguno según la teoría de V. S., es muy capaz de leer todos los comentarios y quedarse con el más sabio, mejor o más inteligente y persuasivo.

Estoy convencido, "no es necesario descalificar", aquí cabemos todos, los sabios y los menos sabios y, la educación debe presidir nuestros actos. Esa es una de las bases de la democracia, el respeto a los demás.

11.Publicado por V.S. el 16/02/2009 11:49
No, no y no cabemos todos, eso es una mentira como una catedral. Entre los españoles no pueden haber ENEMIGOS, se tienen que ir de la Patria COMOSEA, "discutida y discutible"; y una opinión, en los tiempos que corren, es una arma política, por tanto hay demoler las opiniones de los enemigos, porque además, se basan en DATOS FALSOS, como las mentiras que vienen profiriendo desde hace décadas, manipulando, falsificando, engañando a toda ES-.PA-ÑA. Una opinión, en esta guerra, no puede derivar en una tesis favorable a los ANTIESPAÑOLES, no puede afectar a nuestras fuerzas, no puede ser permitida ni siquiera su emisión, no puede dejar de ser pulverizada; bastante tienen los TRAIDORES A ESPAÑA con sus medios de comunicación.

Las "honorabilidad" y las calificaciones ad hominen o personal de quien emita esas patrañas no le interesa a nadie, eso es en la ficción de la salsa rosa pero ahora nos estamos jugando nuestras vidas y haciendas. De lo que se trata es de no dejar pasar ni una mentira más a NADIE, porque ¡mira que defender a quién ha insultado y responsabilizado a millones de españoles acerca del rumbo de la Nación como el anterior comentarista!.

Lo he dicho antes, hay gente que ha llegado a la políica a través del fútbol, sin percartarse por lo ignorantes que son, que en la España de hoy hasta la política se ha hecho fútbol. Caminan mentalmente como los cangrejos.

Un saludo a todos los españoles PATRIOTAS.
Vicente S.


12.Publicado por Otro el 16/02/2009 14:51
Pues sí que viene caliente el amigo V.S.! :-D Tranquilidad, por favor, no se califique a sí mismo demasiado pronto. ;-)



Sr. Javierito:

Entiendo su planteamiento, pero también creo que decir que "los pueblos tienen los gobernantes que se merecen" es exagerado. Me explico.

En una democracia representativa como España, los pueblos (el español en este caso) eligen a los representantes de entre lo que hay. Si lo que hay es todo malo, el pueblo elegirá un mal representante. De esto es de lo que nos quejamos en Voto en Blanco tan a menudo.

Si entiendo bien sus palabras, usted dice que si el pueblo elige a un mal representante es responsable de haberle elegido. Yo creo que esto sólo es cierto parcialmente. El pueblo, al fin y al cabo, se enfrenta a una elección bastante penosa: o elige a un mal representante o cambia el sistema... pero cambiar un sistema es algo muy difícil, y casi siempre implica grandes sacrificios (y muchas veces sangre). Es imposible que 40 mill. de personas se pongan de acuerdo a la hora de cambiar el sistema directamente. O lo hacen sus representantes de forma civilizada (opción por la que -creo- abogamos la mayoría de los habituales de este foro) o se hace de forma directa, y siempre hay muertos. La historia europea y mundial está llena de ejemplos.

Puestos a elegir entre un mal representante y el caos de un cambio directo de sistema, el pueblo siempre elegirá lo primero mientras tenga algo que perder: comida, techo, etc. Pero yo creo que decir que eso los hace responsables del mal gobierno que sufren es injusto con ellos; y también -y esto es mucho peor- es una trágica justificación de sus malos gobernantes. Y esto último, en mi humilde opinión, es inaceptable.

Un cordial saludo,

13.Publicado por Sindo el 16/02/2009 15:46
Publicado en noviembre 2008

“Desde el inicio del presente estado de España, que coincide con la llegada del presente gobierno, millones de personas se han incorporado a la actividad política sea cual fuera su ubicación social, y necesaria, obligatoria e inevitablemente, han tomado conciencia o conocimiento de la res pública y sus intereses futuros. Desde entonces, considerar una solución el buen resultado electoral, confiar en los partidos políticos o profundizar en esta “democracia”, se ha elevado a un grado superior y se ha modificado cualitativamente, llegándose a comprender que tenemos unos enemigos públicos en los gobernantes nacionales y que no existe otra alternativa que despojarlos del poder y echarlos de sus puestos. Pero esa comprensión social no dispone de instrumentos políticos para realizarse en el país, lo que quiere decir que la rebelión nacional será “espontánea” en gran medida, sin ser convocada por “nadie”, sin control y sin objetivos inmediatos excepto los de resistir al enemigo y rebelarse nacionalmente.

En la misma medida que los dirigentes de los partidos se han ido mostrando monigotes, sus imberbes forofos arribados hace poco, o sus crédulos componentes de base e incluso sus votantes, han ido abandonando las ilusiones que le llevaron al embarque, que no su combatividad y defensa activa hasta ahora intacta, crecida y creciente. Afloradas a la superficies las diferencias subyacentes en la inicial amalgama de posiciones políticas desde la propia sociedad, se entiende ahora mejor que es mucho más fácil destruir que contruir, “estar en contra de”, o rechazar el modelo político “aquí mando yo” tan de relieve patente por toda la extensión de la Patria. Pero la edificación de una nueva teoría defensiva nacional y/o de certeras posiciones políticas para recomponer la Nación, requiere un poco más de tiempo porque exige más nivel de todo tipo en los españoles patriotas. Todo llega en la vida y en nuestro caso en sólo unos meses.

16 DE NOVIEMBRE DE 2008 8:41:00 CET


14.Publicado por Postdata el 16/02/2009 16:05
16-12-2008 / 13:31
…..
A nadie tomado individualmente le gusta ni la guerra ni la muerte, y si tuviera que decidir sobre una guerra no lo haría. Pero la cuestión no ha estado planteada en esos términos jamás en la historia , sino en la necesidad de defenderse del enemigo criminal, oculto al principio, mimetizado después y hoy plenamente descubierto e identificado.

Si hay una revolución en España no será por gusto, sino por imperiosa necesidad. Al contrario que las guerras, sin duda voluntarias, las Revoluciones no tiene más mando que el suyo propio, va y viene como un hucarán por donde place y no hay manera de controlarla sino respetando el objetivo que persiguen. Ahí si tiene el español un elemento consciente, un trabajo que realizar, porque señalando y alcanzando los objetivos nacionales logrará calmar su furia.

Publicado por 16-12-2008 / 13:31


15.Publicado por Ligur el 18/02/2009 02:45
UN CULE

Estoy de acuerdo con Usted. No es necesario descalificar a nadie. Se puede estar o no de acuerdo pero como no somos políticos profesinales no necesitamos ni hablar mal de otros, ni descalificarnos. Personalmente entiendo a Jabierito, comprendo lo que escribe, puedo o no estar de acuerdo, pero dice algo en su escrito. No puedo decir lo mismo de otras intervenciones, exaltadas y cercanas a peculiares catecismos ideológicos de dificil ubicación. Me recuerdan el lenguaje del jorobado deforme de El nombre de la rosa.

Así mismo sufrimos molestos e inoportunos adictos al "copia y pega" que nos aburren con masificadas peroratas que nadie lee puesto que carecen de ideas y sudan aburrimiento.

En resumiendo, como dicen en mi pueblo, que si además yo no intervengo, este blog sería aún más "guay"


Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros