Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

“...LUEGO CABALGAMOS”


Nota



“...LUEGO CABALGAMOS”
Desde las vísperas de la llegada del Papa, e incluso después, ha habido desvalorizaciones, calumnias, insultos y gestos incalificables. En honor a la verdad, hay que decir que han sido grupúsculos impolíticos orquestados para desviar al visitante y reventar la visita. Cualquier ciudadano razonable acepta que el que no quiera o no lo crea oportuno no tiene por qué lanzar loas, elogios y enaltecimientos.. Pero tampoco tiene por qué enturbiar con insultos, injurias e improperios al visitante. Da la impresión de que estamos en una república bananera.

Por lo visto, esta España nuestra se ha vuelto descortés y se enorgullece de ello. Cuando menos se piensa, rezonga, muerde y hasta despelleja ensuciándolo todo. Es norma de buena educación recibir con los brazos abiertos a todo visitante que tenga la gallardía de venir a nuestro país y, de mala crianza, denostar al que nos visita. Pero, por lo visto, la cutrería y la desfachatez es lo que priva en la actualidad. Lo mismo da denigrar a una bandera de un país amigo que al representante de 1.500 millones de fieles que pertenecen a la religión que han enraizado nuestros antepasados desde hace más de veinte siglos.

Las persecuciones han sido siempre el estigma de los cristianos. Eso lo sabíamos, porque fue de los primeros avisos que hizo Cristo: “Si el mundo os aborrece, sabed que me aborreció a mí primero”. “Si a mí me persiguen, también os perseguirán a vosotros.” “El discípulo no puede ser de otra condición que la de su maestro”. Tertuliano, padre de la Iglesia de Occidente y primer escritor cristiano en lengua latina, decía en el siglo II: “La sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos.” Por tanto, será difícil terminar con los seguidores de Cristo.

La persecución es la condición inevitable del cristianismo; y la cruz, el símbolo inequívoco de los cristianos. Así se entiende el desconcierto de muchos de los discípulos y de los que escuchaban a Jesús. Subieron al monte de las Bienaventuranzas encantados, y bajaron decepcionados. San Agustín, que tampoco era manco en inteligencia, decía que “Los cristianos somos los herederos del Crucificado”. Pero no se trata de una herencia cualquiera. San Mateo precisa: “Bienaventurados seréis cuando os injurien y persigan y digan todo mal contra vosotros, mintiendo por mi causa.” Es decir, se trata de una persecución basada en la calumnia (mintiendo) y una persecución por ser discípulos de Cristo (por mi causa).

Cervantes, que tampoco tenía la cabeza mal amueblada, puso en boca de don Quijote aquel dicho a Sancho cuando les perseguían los sabuesos: “Sancho, ¿ladran? Luego cabalgamos.” A don Quijote le perseguían porque le creían un loco idealista; a Sancho, por ser un hombre bueno con sentido común. Ambos abundan en el cristianismo. Y, por supuesto, tampoco faltan pecadores y arrepentidos. ¿Qué hacer? La única solución es medir las balas por el calibre del cañón de donde salen. Si son calumniadores, no utilizarán más arma que la calumnia; si son embusteros, no tendrán más argumento que mentir; si son embaucadores, no utilizarán otra espada que el engaño del pueblo.

La sangre no ha parado de manar desde que millones de hombres siguen al Maestro. El primero fue Juan, lo decapitaron y sus discípulos vinieron a contárselo a Jesús. Después, Herodes el Grande manda derramar la de los santos inocentes. A continuación, la del mismo Cristo. A los pocos años, la de los apóstoles. En los primeros siglos, la de los primeros cristianos. Y en todos los siglos de la historia de la humanidad, la de miles de cristianos que nunca murieron matando sino perdonando.

Hay muchos interesados en disminuir y acabar con Cristo. Saben que, si nos quitan a Jesús, nos dejarán helados al borde de la noche desesperada de los que no creen. Un síntoma: “¿Ladran? Luego cabalgamos.”

JUAN LEIVA

- -
Lunes, 8 de Noviembre 2010
Artículo leído 1017 veces




Comentarios:

1.Publicado por Águeda el 09/11/2010 07:24
Dicen,.. porque sino dicen nada,
el tiempo les pasa en babia,..
y el espacio de burbujas,
en vacíos les delata.

Porque sino hablan de otros,
su paisaje viaja opaco,..
y en las sombras les acecha,
el negro de mente en blanco.

Y la ausencia de palabras,
nadaría en un silencio,..
que dando lo que dañaba,
mantiene el ego de necios.

Es la termita que empieza,
la labor de devorar,..
maderas que siendo nobles,
les da el avance sin más.

Es la crecida del río,
en ese desborde fortuito,..
por no mantenerlos limpios,
mientras se crean circuitos.

Es la carrera que empieza,
rodeada de la envidia,..
que marca con las miradas,
de apartarla o derruirla.

Es el rechazo de todo,
limitando a lo variado,..
porque marcar diferencias,
da la opción de desearlo.


Águeda,..
Un saludo.

2.Publicado por AlejandroAM el 09/11/2010 17:29
¿Me puede decir en qué parte y en qué capítulo de "El Quijote" Cervantes escribió la frase que Vd cita? Porque yo no la encuentro.
Por lo demás, un excelente artículo.

3.Publicado por Albatros el 10/11/2010 19:48

Bien sabe, quien tal pregunta, que Cervantes no escribió tal frase.

Bien está, porque es de justicia, que se nos recuerde que no todo aquello que se da por cierto desde "siempre", verdaderamente lo es.

La referencia más antigua a la susodicha frase es un artículo necrológico escrito por Nilo Fabra, y publicado en El Imparcial en 1916, donde afirmaba que Rubén Darío reaccionaba ante las injurias con dicha frase.

En el fondo, no tiene importancia, pero querido AlejandroAM, no la busque, porque, como pienso que ya sabe, no la encontrará en El Quijote. Mi admirado Leiva, tampoco.


Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros