Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

LA MEMORIA HISTÓRICA ESTAFADA


Nota



La ciudadanía, tras cuarenta años de analfabetismo político absoluto, solo sabía lo 'malo' que era Franco. Que cualquier cosa iba a ser muchísimo mejor. Pasó que, en su ingenuidad y buena fe, los españoles apoyaron, con fuerza y vehemencia, 'cualquier cosa'. Lo que le dijeron aquellos jóvenes políticos de buena plática y sanas promesas de seguridad en alcanzar el paraíso tras la larga caminata de cuarenta años, por el 'sufrimiento del dolor y la oscuridad de las tinieblas'.

Fueron necesarios al menos diez años para empezar a tener dudas. Al menos veinte para reconocer la estafa. Pero no fue un reconocimiento furioso y reivindicativo. Fue un reconocimiento humillante, vergonzoso. La estafa la construyeron todos. Sus esperanzas e ilusiones no manaron de la natural briega por conseguir unas mejoras en la convivencia y el bienestar. Manaron del odio y el desdén, alimentado ya en la dictadura y adoctrinado, después, desde las escuelas. Cualquier meta que parta desde la base del odio, el recor y el desprecio, solo puede conducir a más odio y a más desprecio. Siguieron apoyando aquella estafa, cuando sabían que lo era. Siguieron abriendo las puertas del alma y de la espirutualidad a aquella pertinaz y abundante maquinaria de regalar división, odio y recuerdos de odio, hasta dejar que los cegara, que los ensordeciera, que percibieran la realidad haciendo un simple ejercicio comparativo entre diversos referentes. Hasta dividir y enfrentar ciudadanos de cada región, de cada ciudad, de cada familia. Se lo daban hecho y se lo tragaban, sabiendo, ya, que era el veneno de su futuro. Del futuro de sus hijos. Del futuro de los hijos de sus hijos. No había vuelta atrás. No podía haberla. Según se alejaban de 'terrible franquismo', se fueron destruyendo las sendas que pudieran permitir el retorno al punto de partida.

De nada sirvieron las espranzas que brindó la mejoría en la primera legislatura de Aznar. En la segunda se rompió lo que solo fue un espejismo ilusorio. Aznar se situó exactamente donde se pueden poner los pies en las mesas de los disoses. desayunar con ellos y jugar al monopoli con las vidas y haciendas de los mortales. Este Sr. Sevilla coloca a Zapatero en peana similar, junto al Jomeini, Laden y otros dioses organizadores de partidas de vidas y sangre, solo que Zapatero ya hacía años que pululaba por el limbo de los dioses...digamos que poco avispados.

No se puede retroceder ni avanzar. Las víctimas ya han llegado al lugar donde han sido arreadas, como ganado, y son tratados como ganado. Un lodazal viscoso, frío y mal oliente, donde están total e inevitablemente a merced de los negreros, que legislan para prohibirles soñar con el retorno a las 'fauces' de aquel, ahora 'menos maldito' dictador, que les trataba mucho menos mal que estos malditos falsos 'demócratas'...

Avergonzados. No acobardados. La gran masa de víctimas de la gran estafa que se les ha infringido desde el Estado, está avergonzada, abochornada y cuando menos una parte, desorientada. ¿Como se van a rebelar contra algo que han construido durante treinta años, desde la ignorancia primero, con su consentimiento y participación, después, para acabarlo desde la premeditación alevosa y pasota? ¿Como reivindicar, a quién y como, lo que con sus propias manos han ayudado a despedazar?

Durante décadas, poder ser acusado de ser franquista suponía ser portador del
horrible estigma del rechazo y el desprecio, peor que un apestado. El antifranquismo oficial impuesto ha estado y está muy por encima de lo justo y de la verdad. Solo los que no tengan miedo a la verdad podrán cotejar los tres mayores males que han cubierto de vergüenza y sufrimientos a la ciudadanía española en los últimos setenta y cinco años: república, dictadura y este montón de mierda que se autoproclama "democracia", sin serlo, engendro de ambos. Tranqilamente, sin complejos ni miedos, poder mostrar seguro y sereno, de entre los tres, el menos malo.

Nadie ha quedado con suficiente credibilidad moral en este lodazal de mentiras y carencias de valores, con la suficiente fiabilidad para articular a esta ciudadanía hacia la recuperación de la dignidad, de sus valores tradicionales y de sus derechos políticos y sociales, recogidos en una democracia de verdad, a la que tanto aspira y la que durante tantos años lleva pagando, creyendo que la tenía. Nadie se expone a desandar el camino como único posible. El estigma del franquismo, como única arma, que pesa mucho mas que los derechos y la justicia secuestrados a toda una Nación, manejada por cuatro desgraciados miserables y organizados, malversadores del poder de la Nación ciudadana.

Los que doblan la rodilla, los adláteres, los acólitos, los sumisos, los extorsionadores, los cómplices, los rastreros, los corruptores, los prevaricadores, los pelotas, los testaferros, los comparsas, los indignos, los cipayos, los bien "pagaos", los trepas, los tiralevitas, los corruptos, los omisos, los "sobre-cogedores", los mentirosos, los estafadores, los falsos, los traidores, los cobardes, los renegados, los serviles, los antiespañoles, los proterroristas, los mercenarios anticiudadanos a sueldo...nutren las
huestes de los líderes fascistas del neo-feudalismo y sus capitanes, en esta cruzada contra valores.

Todos esos, flanqueando el relativismo neo-feudal, saben que el fruto está maduro. O se recoge todo o se puede perder. Deciden que lo que hay que hacer primero es prohibir, por "ley", cualquier referente, anterior al comienzo de la estafa, que pueda servir a los estafados para recuperar la memoria de todo lo que les han robado y en la piltrafa, moral y humana, en la que los han convertido.

De forma arrogante y prepotente, en un patético remedo a Stalin, persiguen el recuerdo de Franco a la par que utilizan al Estado, medios, acólitos, beneficiados, pagados y 'agradecidos', para generar un ambiente mediático pro republicano, difundiendo sus crímenes y miserias con el mismo énfasis heroico que en los setenta se encumbraban a los delincuentes de las cárceles franquistas. Con el mismo énfasis que tutelan a los asesinos de ETA, incluso contra su voluntad. Con el mismo énfasis que se legisla para reprimir a los ciudadanos católicos, a los indefensos, a los desamparados, a los decentes y trabajadores, a las familias, a las víctimas de los asesinos organizados como terroristas o a los que defienden los principios y valores, como espejos que muestran su indignidad y degradación.

Saben que un 'careo' con Franco los dejaría con el trasero al aire, por haberlo rebasado en muchas millas. Demasiadas. Necesitan barrerlo. Ya no es por el odio. Ya se ha convertido en una necesidad, si no quieren ser nuevamente derrotados por él, después de treinta años muerto. Se han tomado muchas molestias dándoles el trabajo preparado a los comisionistas de esa Europa ajena a todo y a todos, para que le echen una firmita en una acusación y condena sumarísma. Saben que han perdido. Lo peor que han perdido, superando a su mas terrible enemigo, que lo era de todos, lo que supone que después de ellos ya solo queda el averno. Ya nadie los podrá redimir. Querían pasar a la historia y lo harán por ser mas viles e inútiles que el puñetero dictador que les sirvió de trampolín a su mundo de prepotencia y control férreo del poder.

Franco tiene su platillo lleno. Todos conocemos sus maldades y males. Sus bondades no existían hasta que nos han robado el aire que nos prestaba el dictador. Ahora sí son visibles. Que se dejen de zarandajas y, si estan tan seguros, en lugar de legislar para prohibirlo, que den rienda suelta al debate. Que lo cuenten todo. Desde el año treinta y uno al día de mañana. Todo. Todos los derechos, valores y garantías que el español tenía en noviembre del setenta y cinco y que hoy ni sueña con tener. También los valores y logros aportados por lo que ellos denominan demacracia. Un debate justo. Que expliquen qué han hecho con lo mucho que se perdió, aquellos que juraron y aseguraron que nos harían un mundo mucho mejor que el que nos legó Franco al morir... Luego ya veremos que dice el fiel de la balanza.


Clandestino

Franky  
Lunes, 7 de Agosto 2006
Artículo leído 832 veces




Comentarios:

1.Publicado por Alehop! el 08/08/2006 00:27
De hace unas semanas para acá me pregunto que pasará cuando en las próximas elecciones generales el índice de participación sea tan bajo que no legitime a ningún partido para gobernar. ¿Qué pasaría si las próximas elecciones generales se pareciesen al reférendum para aprobar el Estatut? ¿Ignorarían la realidad del resultado, de su divorcio con los ciudadanos? ¿Se atacarían unos a otros por no haber animado lo suficiente a votar? ¿O simplemente seguirían hacia delante hasta que aguantase el sistema y se rebelasen los ciudadanos insatisfechos?





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros