Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

FRANCO, LUCES Y SOMBRAS


Nota

Elevamos a post, por su interés y fuerza, el comentario de uno de los lectores y colaboradores de Voto en Blanco:



FRANCO, LUCES Y SOMBRAS
Treinta años adoctrinando a sus generaciones, con afán y ahínco casi fanáticos, contra el "mal absoluto" representado por la figura de Franco, hasta convertir en delito su recuerdo, su imagen, algunas de sus enseñas o expresiones. En tabú su propio nombre. Treinta años enseñando a odiar sin enseñar su historia y la verdadera circunstancia que provocaron de los hechos.

La verdad del mal, que lo hubo y mucho, la verdad del bien, que también lo hubo, y la verdad de lo inevitable, que seguramente fue lo que más abundó. Las encuestas de hoy dan un mayor rechazo a Franco en la gente que no lo conoció que en los que vivieron su "absoluta maldad", aunque en un porcentaje bajo, como resultado de mentir para trepar y evitar referentes que evidencien a la carroña de los que son mil veces peor que él.

El tiempo circula atravesando la vida de unos y otros, imprimiendo su historia en la fragilidad del polvo y en la dureza de las piedras. Uno cubrirá al otro en la mentira o en la solera de la verdad. La otra hará imperturbable la certeza de la realidad. A mas o menos tardar esta emergerá humillando y defenestrando a la mentira y desnudando a sus portadores.

La vida discurre por ese tiempo como soporte y cesto de sus cosechas. Antes o después se mostrará como balanza cuyo fiel se inclinará hacia los que mayor cosecha aporten. No pesarán las mentiras, el poder, el fraude ni las triquiñuelas del lenguaje.

De momento, ha sido necesario una corta parte del tiempo para demostrar, muy claramente, que al morir Franco deja a España en una situación que hoy ni soñamos con poder recuperar.

En libertad (muy perseguido solo el libertinaje y la política); en derechos (muy perseguidos a los que usaban la ley para venganzas o mordidas); en la convivencia solidaria y en armonía (había pocas leyes y casi ninguna denuncia entre ciudadanos, la alta carga ética y moral era perfectamente administrada por un sensato y maduro libre albedrío); en poder adquisitivo (garantizado mediante subvenciones a artículos de primera necesidad. Muy caros productos de importación, gravados para protección del mercado catalán y vasco); estabilidad; seguridad, (casi nadie cerraba sus puertas aunque no estuvieran en casa); proteccionismo y fomento del trabajo y de la clase trabajadora (obligatorio no obstaculizar la labor a un trabajador); empleo abundante (ni existía el INEM, ni había desempleo), derecho laboral y garantías del derecho laboral (al contrario que ahora, había sindicato, vertical pero muy temido por la patronal); los trabajadores NO PAGABAN IMPUESTOS (el cien por cien de sus ingresos, nóminas y chapuzas, les pertenecía plenamente); el Estado, muy austero al no haber corrupción ni inflación, todo el mundo se tenía que ganar la vida mediante su trabajo, se mantenía con el 4,5% de I.T.E, (Impuesto sobre el Tráfico de Empresas) y algunos impuestos de lujo o sobre el alcohol, sobre todo a importados; vivienda (tanto compra, libre oprotegida, como alquiler, bastante asequible, unos ocho años con un sueldo en familia media con nivel digno y sin privaciones); la vivienda era inembargable; no se podía cortar el suministro de luz, agua o carbón por impago; inflación cero; delincuencia cero, (poco más que unos carteristas en metros, trenes o autobuses, entre algunas estafas importantes y sonadas de última hora: Matesa o Redondela); enseñanza pública gratuita y conciertos subvencionados, en la privada, alumnos becados y numerosas escuelas de FP por todas las capitales y grandes ciudades; una larga lista de capital extranjero esperando el O.K. para invertir en España, dadas las garantías y la rentabilidad de las inversiones. Construyó pantanos. Implantó la seguridad social. España era respetada e intocable por todos los países, cercanos o lejanos. Algunos países europeos se echaban las manos a la cabeza cuando insistió en entrar a la CEE. Luego entendí porqué.

Podríamos estar un día enumerando aspectos positivos para el ciudadano. Insisto que al final de su gobierno.

El déficit del Estado al morir Franco era de setecientos millones de pesetas.

Antes, durante y tras el conflicto civil, Franco sería y haría lo que fuera. Pero exijo, como gran estafado, que me devuelvan mi condición de ciudadano y el Estado como lo dejó Franco, al morir, y que lo han defenestrado y robado, convirtiéndome en un súbdito, y a España en un antro de corrupción en manos del feudalismo ladrón y fascista que nos desprecia y expolia tan por encima de las posibilidades humanas que lo prolongan hasta generaciones aún por nacer.

Si alguien mejora la situación que disfrutábamos en España a primeros de los setenta, volveré a ser antifranquista, si me lo piden. Ahora exijo la justicia y los derechos democráticos que estoy pagando, o aquel franquismo.

Clandestino

Franky  
Jueves, 27 de Julio 2006
Artículo leído 1308 veces




Comentarios:

1.Publicado por Ligur el 27/07/2006 17:55


UNA SOCIEDAD QUE PIENSA SEGÚN MANUAL

Todo antes de la Transición fue horrible, vergonzoso, innombrable y hay que erradicarlo. Quieto, parao, es decir, según las directrices de los ideólogos - tres o cuatro, ya que los demás son voceros, mejor dicho bocazas con botón de replay en el puñado de neuronas implantadas con pegamento “gotita” lo que garantiza su inmovilidad- Franco, franquismo y esos cuarenta años de pertinaz sequía debían demolerse y la nueva sociedad debía pasar hasta la prueba del algodón.

¿Pero qué es la sociedad española, qué es España sino el producto y consecuencia de aquel tremebundo periodo y herederos del franquismo y sus denostadas miserias?

¿Cuál pudo ser la alternativa? ¿Con qué país “democráticamente” gobernado por el comunismo nos podríamos comparar hoy? Visité varios antes del derribo del muro de Berlín, y claro… No me extraña que dirigentes comunistas se pusiesen peluca para entrar en aquella terrible España de don Paco. Mientras señoras “no pasarán” con moño podían comer en España cincuenta tipos de chorizo, elegir veinte tipos de alubias y ver estanterías llenas de tipos de leche o de marcas de vino yo estaba en sus paraísos demócratas y como mucho, si llegaba a tiempo al restaurante me daban un vaso de vino para la cena. Digo “un vaso de vino” 20 cc. que podía ser vermut, para tomarlo con lo que hubiese para ese día, pescado, carne o alubias.

Recuerdo en Polonia, donde la gente de la calle entraba en los restaurantes y pedía dos platos de “bigots. Porque solo había ese plato. Hablo de las democracias paraísos en los años 70 y 80. Hace falta tener un morro de arrastrar por el pavimento para que hoy día, señores/as que han estado allí como yo, se atrevan a criticar a don Paco.

La autoridad, la disciplina, la responsabilidad es algo que los nuevos ideólogos han pintado de dictadura, represión, antidemocrático. Con motivo del carnet por puntos un periódico (De derechas) ha realizado esta encuesta:

“¿Cómo crees que se podrían disminuir los accidentes de tráfico?

Invirtiendo más en infraestructuras 48%
Con más multas 15%
Poniendo limitadores en los coches 32%
Con más campañas 2%”

Es decir, de multas y medidas disciplinarias que les haga mella y además les señale como irresponsables no son medidas populares.

Pero veamos la realidad cuando las medidas coercitivas, económicas, pérdida de puntos entrar en acción.

Desde la implantación del carné por puntos La DGT indica que el número de muertos ha descendido 25% y el número de bebidos al volante también ha descendido.

¿Hasta que punto la manipulación de la educación e información ha dañado al ciudadano español en estos treinta años? La disciplina, la responsabilidad y en su detrimento la penalización correspondiente es una medida necesaria. A la sociedad actual, la gran mayoría, estas cosas o les huele mal o suena de otro planeta. Solo un 15% opina que las multas – medida coercitiva- son positivas.

Agradecido como siempre por no hacerme caso.

Ligur

2.Publicado por Clandestino el 27/07/2006 22:25
Hola Ligur.

No es justo que nos acuses, a los lectores del Blog, de no hacerte caso. Yo te suelo leer. Lo que pasa es que generalmente se suele coincidir bastante con tus tesis y tu forma de exponerlas muy razonadas, desde la mesura y la sensatez, priorizando lo justo y el derecho basado en los valores, como principales conceptos a defender dado el empeño de algunos políticos en demolerlos para evitar obstáculos en si errar por el mundo de la maldad y la amoralidad.

Aunque tus comentarios son buenos y necesarios, normalmente se suele responder a articulos o comentarios con los que se discrepa, corrige o complementa con algún dato adicional. Al menos yo lo suelo hacer así. El hecho de que no se responda algunos de tus escritos es, de seguro, muy buena señal.

Encantado con el aliento que supone que haya gente que piensa como tú y que se observa que cada vez somos más.

Espero que sigas escribiendo para enriquecimiento de las conversaciones y deleite de los que te leemos.

Saludos

3.Publicado por El Cateto el 27/07/2006 23:42
El artículo es incompleto y lo que falta es fuente de los problemas actuales:
Franco dejo un sucesor, el Rey Juan Carlos I, y un regimen de partido único que paso a a ser un democracia de partidos sin pegar demasiados tiros. (No olvidemos que había mucha gente que los pegaron, los atendados de ETA, GRAPO y Terra Lliure).

El complejo de esa democracia, y la necesidad de tener a todo el mundo contento en vez de responder a unos principios hizo satisfacer las ansias del nacionalismo, que nunca se da por satisfecho y la verguenza del sentimiento nacional. Y sin principios no hay nación, ni hay ley, ni justicia ni derechos.
¿Ahora nos podemos fiar de la policia, de la guardía civil, o de los jueces?

4.Publicado por Dat el 28/07/2006 11:40
Joder Clandestino, tú sí que eres radical. Sólo te ha faltado decir, que con Franco España ganó el mundial.

5.Publicado por Clandestino el 28/07/2006 15:10

Lo expones muy bien en tu último párrafo, Cateto.

Sin principios, (ni valores, añadiría yo), no puede haber nación (de ciudadanos), ni justicia, ni derecho. Leyes si pueden haberlas y de hecho las hay en exagerada abundancia, pero muchas, demasiadas, no se ajustan a derecho, por tanto lo que hacen es obstruir a la justicia y embarullarla en contradicciones e incoherencias que hay qye parchear con inventos y mentiras.

Finalmente queda el acaparamiento del poder ciudadano, recaido sobre el partido ganador que a su vez lo delega en su jefe de filas. Esto convierte nuestro régimen actual en una "dictadura democrática". Es decir bajo la voluntad unipersonal del presidente de gobierno, o del líder del partido del gobierno, como hacía Franco pero sin el control absoluto sobre la Nación que imponía el dictador, sino en la necesidad de ceder parte de su voluntad a los enemigos de la Nación y de las libertades. Lo llamaron descentralización. Fué reparto.

Hemos pasado de una dictadura nacional (proteccionista y paternalista con la Nación) a una dictadura multicéfala, bajo presión nacionalista, antinacional, anticiudadana y naturalmente antidemocrática, como dictadura que es, esa es la única forma de asegurar se existencia.

Esto deja huérfana a la Nación ciudadana, no por la descentralización del poder sino porque el Estado ha cedido su parte del poder a los nacionalismos que lo usarán contra la Nación y contra sus propios ciudadanos, con fines interesados, generalmente de lucro y poder para los partidos.

Pasamos de un dictador que acapara todo el poder y lo usa en cobijar, cohesionar y amparar a toda la Nación, a un poder descentralizado en partes más importantes que el central y que da la espalda a la Nación, cada uno de ellos, o incluso se unen para causar mayor debilidad al Estado, quedando este, definitivamente supeditado a los dictados nacionalistas para sus propios intereses y en detrimento del grueso de la nación que terminará pagando impuestos para su empobrecimiento provocado por el poder y la avaricia del nacionalismo insaciable, que será el benficiado de ese empobrecimiento. Queda España sometida al expolio, tipo colonial, por un escaso número de votos y por la traición de distintos gobiernos, especialmente zapatero, que no solo nos ha regalado, sino que lo ha hecho en la mofa, desprecio y rencor. Para este individuo, España es un útil para vengarse de Franco, del PP, de la Iglesia y de todo aquel que se sienta español.

Concluyendo, antes teníamos una España estable y cohesionada pero rígida y sometida al dictador, y ahora una multitud de dictadorzuelos-tiranuelos que hieden a todo, pero el hedor que mas se les nota es el de ladrones y sinvergüenzas que cambian las leyes cada día porque ninguna vale y necesitan aumentar y rentabilizar el robo legal.

Antes convivian la España que ganó y la que perdió. Ahora hay una España sometida y robada y otra que somete y roba.

Saludos

6.Publicado por linus el 28/07/2006 17:15
Me hubiera gustado contradecir a Clandestino, pero por desgracia, estoy de acuerdo con el. (por desgracia debido a la conclusión a la que se llega)

Hace poco le decía a un internauta (Catalán precisamente) que el regimen de ahora, al menos, era mejor que el de antes.

Poco después de decirle esto, empece a darle vueltas, algo raro notaba. En efecto, es mejor en cuanto a ciertas libertades como la de expresión (que mal utilizan muchos en contra de la sociedad), pero el resto está tan mal, que globalmente hace que el pago por esas libertades, si bien necesarias, resulta demasiado caro también.

Antes había un dictador, no se peleaba con nadie, no le tenía que rendir cuentas a nadie. Los últimos años, en el tardofranquismo, gobernaban una serie de tecnócratas modernos cuya ambición tenian cubierta con su sueldo. O sea, podían dedicarse a su trabajo, de forma más o menos racional (desde luego, muchisimo más que ahora)

Ahora la sociedad es más libre, pero no interviene apenas más en la política que antes. Sigue sin haber ciudadanía reconocida efectivamente. Encima, los dictadorzuelos elegidos de turno, se tienen que pelear y haciendo uso de su recien conseguido poder, utilizar cualquier pretexto para mantenerse en el. Un sistema democrático tal vez no sea el más eficaz siempre, pero al menos permite a la sociedad corregirse. Con el actual, no es eficaz en absoluto y además dificilemnte podemos cambiarlo, y aprender en democracia.

Un cordial saludo





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros