Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

España: los ciudadanos tienen miedo del imparable deterioro de la política


Nota



España: los ciudadanos tienen miedo del imparable deterioro de la política
Bajo el mandato de Zapatero, el PSOE ha dejado de ser un partido político de izquierdas para convertirse en una implacable fábrica de poder, capaz de todo con tal de mantener el control del Estado. Dotado de una osadía sin límites y de una ambición descontrolada, el PSOE de Zapatero cada día da miedo a los demócratas y a la gente decente de España.

Los partidos políticos, en democracia, tienen la misión de situarse a mitad de camino, entre el ciudadano y el Estado, para elevar hasta el poder las aspiraciones y deseos del pueblo. Pero en España, tanto el PSOE como el PP y los partidos nacionalista no cumplen en modo alguno esa misión porque han abandonado la equidistancia, se han incorporado al Estado y han dejado de servir al ciudadano para ocuparse en exclusiva de los intereses de sus élites.

La obsesión por el poder ha suplantado a la ideología y la estrategia ha sustituido a los principios. Con esa filosofía, el partido político deja de ser una pieza del sistema democrático y se transforma en enemigo de la verdadera democracia, en adversario del ciudadano y en el mayor obstáculo para que el sistema funcione.

Muchos pensadores políticos creen que los principales partidos políticos españoles no creen en la democracia, sino en el gobierno y en la gestión del Estado. No son partidos de los ciudadanos, sino del poder. Si a ese planteamiento se agrega el hundimiento de los principios y la sumisión de las ideas y valores al objetivo prioritario, que es el poder, entonces tendremos partidos peligrosos, capaces de utilizar los recursos e instrumentos del Estado en beneficio propio, saltándose las barreras, violando las reglas del sistema y concentrando toda su fuerza en el control del poder.

Vejaciones como las que han sufrido las miembros del PP detenidos por presunta corrupción en Palma de Mallorca, o escuchas telefónicas ilegales, como las denunciadas por el PP en el mes de agosto, sólo son posibles y creíbles cuando han saltado los controles y el partido se ha convertido en depredador.

Aunque la derecha española, por desgracia para la democracia, no merece respeto por su fe desmedida en la partitocracia, su estrecha convivencia con la corrupción y negativa a regenerar la política y la vida pública, los expertos no se sorprenden ante el actual estado de deteriodo democrático extremo que sufre España, especialmente el PSOE de Zapatero, que en los últimos años ha recorrido un camino cada vez más osado y oscuro que conducía hacia el actual estado tenebroso. En ese camino se produjeron hechos y actitudes que anticipaban la catástrofe, como los pactos con partidos nacionalistas de ideología incompatible; la negociación con ETA y el vergonzoso patrocinio socialista de su presentación estelar en el Parlamento Europeo; la tolerancia con asesinos durante la etapa negociadora; la aprobación del Estatuto de Cataluña, inasumible monumento a la desigualdad y la insolidaridad, triste y vergonzoso para un partido democrático, el cinturón sanitario que siempre quiso construir para impedir la alternancia y el acceso al poder del PP; la aplicación arbitraria de la ley, “según convenga a la jugada”, como reconoció el nefasto ministro de Justicia Bermejo; la utilización de la mentira y la manipulación como política de gobierno y otros muchos abusos y desmanes, entre los que destacan la fácil convivencia con la corrupción y la utilización de la Justicia, la Fiscalía y la cúpula de las fuerzas de seguridad en beneficio propio, no del bien común.

España seguirá siendo un bodrio ineficiente y falto de ética y no tendrá futuro hasta que sus ciudadanos no se rebelen contra el mal gobierno, abracen la regeneración e impongan a la arrogante e ineficiente clase política una profunda reforma, cuyo eje debe ser el establecimiento de férreos controles ciudadanos a los poderosos, sobre todo a los partidos politicos, controles que incluyen la separación e independencia de los poderes básicos del estado, la limpieza y transparencia en la financiación de partidos y sindicatos, la reforma de leyes tan antidemocráticas como las que establecen las listas cerradas y bloqueadas, entre otras muchas, y la garantía de la independencia y libertad de los medios de comunicación y de los periodistas.


- -
Viernes, 4 de Septiembre 2009
Artículo leído 761 veces



Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros