Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

¿Es España la punta de lanza del neorelativismo político?


Nota



¿Es España la punta de lanza del neorelativismo político?
El Papa Benedicto XVI, muchos de sus cardenales y obispos y una multitud de pensadores y analistas creen que la España de ZP es hoy la punta de lanza del neorelativismo político y el gran laboratorio experimental donde esa doctrina política, cada día más de moda, pruebas sus armas y estrategias.

Sin embargo, otros pensadores, entre ellos muchos herederos de la antigua izquierda, gente que cree que la ideología y los principios son lo fundamental en política y que también odian lo que el relativismo representa, creen que esa acusación es un infundio y que la izquierda española, comandada por Zapatero, sigue creyendo en las ideas estables, en los principios y en la ética.

Podríamos definir el relativismo político como aquella corriente que considera que las ideas y principios que rigen la política son fruto del contexto donde se desarrollan las personas y las sociedades y que rechaza la ciencia, la religión y todas las doctrinas que proclaman normas y principios estables y rígidos.

Si esa definición, redactada por Voto en Blanco porque no hemos podido encontrar ninguna con valor científico, sirviera, entonces es probable que la España de ZP sí sea la punta de lanza y el gran laboratorio de esa doctrina.

Relativismo político es pensar que la forma es más importante que el fondo y que el talante tiene en política un valor decisivo.

Relativismo político es pensar que las religiones son demasiado dogmáticas, rígidas y ancladas en un pasado de principios y normas.

Relativismo político es aplicar principios como "el fin justifica los medios", "café para todos", "es bueno lo que bueno parece" o "lo importante no son es lo que se hace, sino cómo se percibe lo que se hace" y otros similares.

Relativismo político es anteponer el diálogo a cualquier otro valor, aunque dialogar signifique ceder en lo fundamental.

Relativismo político es, por ejemplo, llamar "chicos de la gasolina" a los de la "kale Borroka" y suavizar sus condenas porque no son terroristas y porque no utilizan para en su lucha armas o explosivos.

Relativismo político es permitir que los manifestantes, aunque sean sólo una docena, corten el tráfico y perjudiquen con su acción a decenas de miles de ciudadanos.

Relativismo político es permitir que el matrimonio gay posea los mismos derechos que el matrimonio tradicional y afirmar, para justificarlo, que esa equiparación no quita derechos a nadie.

Relativismo político es dejar entrar a los inmigrantes en España sin exigencias, trabas y controles, justificándolo porque vienen de la miseria y tienen derecho a participar del festín.

Relativismo político es proclamar la "alianza de las civilizaciones" sin que ningún valor u obstáculo pueda interferir la alianza, sin considerar que una civilización podría ser portadora de valores y la otra de iniquidad.

Relativismo político es, por último, mentir en política, ceder en la discusión sin límites, no sentir remordimiento, apartar al ciudadano de la gestión y la participación cívica, sostener que el rechazo ciudadano a la Constitución Europea es un error, no reprimir para no contrariar al delincuente, dejar que las escuelas se conviertan en campos de batalla, ocultar la bandera como símbolo patrio porque a algunos sigue molestandoles, dejar que los coches aparquen en segunda y hasta en tercera fila porque lo importante son los votos y el señor alcalde no quiere enemigos, etc., etc.

Pero que nadie se confunda y crea que el relativismo lo invade todo y no tiene fronteras. Esa doctrina no penetra jamás en un santuario que tiene triple blindaje: en la concepción y funcionamiento de los partidos políticos y del poder, que sigue siendo clásico, vertical, implacable, basado en el poder absoluto de la élite, en la sumisión de militantes y simpatizantes y en la conquista, conservación y expansión del poder por todos los medios posibles e imaginables.

El relativismo es bueno en política, pero "con las cosas de comer no se juega".

Franky  
Jueves, 1 de Septiembre 2005
Artículo leído 2214 veces




Comentarios:

1.Publicado por Dolores el 02/09/2005 18:12
Bienvenido!!! Espero que las vacaciones hayan sido fabulosas!! En cuanto al relativismo político... tus definiciones son fabulosas.. y si España es la punta de lanza, su hija Argentina le va de la mano!!!! Todo, paso por paso, se repite del otro lado del Atlántico... Y así nos va...

2.Publicado por Raul el 06/09/2005 15:32
La definicion de relativismos politico se puede aceptar, pero todo lo que dices despues no es relativismo politico, es una excusa para poner a caldo al gobierno y lo que no te gusta de el, de una manera poetica.

Veo que las vacaciones no cambian las ideas.

Saludos

3.Publicado por Told el 23/09/2005 23:37
No das ninguna definición, te limitas a expresar tu opinión, con poca imaginación por cierto, contraria al Gobierno actual de España.

saludos

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros