Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

¿ES DEMOCRÁTICA LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA?


Nota



¿ES DEMOCRÁTICA LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA?
Una de las virtudes del sistema democrático es que es una construcción perfectamente inacabada, lo cual lo hace adaptable a los cambios de sociedades en permanente evolución, en constante cambio y en continuo desarrollo, síntomas de sociedades avanzadas que no pueden dejar pasar los elementos propios del crecimiento que las hace prosperar.

Esa flexibilidad para hacer posible que se vayan adaptando a los nuevos marcos de libertades, de ciencia, tecnología y nuevos hábitos de la era de la modernidad, en la que todo transcurre a mayor velocidad, ha de hacerlo posible la Constitución, el contrato social por el que los ciudadanos ceden la soberanía al Estado para que éste en su nombre gobierne y ejerza el poder.

La Constitución es la cúspide del ordenamiento jurídico y se dota de una especial solemnidad y rigidez que impide que sea reformada por otra norma, pues la propia Constitución es una supranorma. Pero a la Constitución, además de dotarla de parte orgánica y parte dogmática se la ha dotado de una tercera parte o una dimensión axiológica o lo que es lo mismo, los principios y valores del ordenamiento jurídico del Estado, una filosofía que está presente y que sirve para evitar que ciertas normas la superen en contra de esa propia filosofía que trata de defender el sistema democrático.

La dimensión axiológica surgió para evitar casos como la utilización que Hitler hizo de la Constitución alemana para alcanzar el poder o la propia ilegalización del FIS argelino porque a pesar de obtener mayoría absoluta pensaba eliminar las elecciones y por ende la democracia.

Es por tanto un marco válido para que el juego político tenga unos limites dentro del marco constitucional. Impide que el terreno de juego llegue a terrenos peligrosos como los casos citados.

Pero la Constitución de 1978 no debe olvidar que todos los poderes están sometidos a la propia Constitución y por ende se debe establecer una relación, no sólo de rango jerárquico sino de tutela sobre todo aquello que dañe al sistema democrático, bien proclamando alguna desigualdad o bien haciendo aparecer mermas que impliquen menoscabo en los derechos de los ciudadanos.

Precisamente en este punto se ha dormido la Constitución, al no preveer que el alma de cualquier sistema democrático como es el sistema electoral no se adapta a los tiempos ni a los cambios de una sociedad más formada, más desarrollada, en constante evolución y que reclama más libertades. Una sociedad civil que no se vé representada y que vé como la clase política se aleja y rompe los vínculos a los que estaba obligada a velar por su cumplimiento para evitar un deterioro institucional y la baja calidad del sistema democrático.

El politólogo Robert Dahl habló de poliarquía para referirse a una democracia más avanzada donde para alcanzar el ideal se requería cumplir con cinco requisitos:

• 1. Participación efectiva: Los ciudadanos deben tener oportunidades iguales y efectivas de formar su preferencia y lanzar cuestiones a la agenda pública y expresar razones a favor de un resultado u otro.
• 2. Igualdad de voto en la fase decisoria: Cada ciudadano debe tener la seguridad de que sus puntos de vista serán tan tenidos en cuenta como los de los otros.
• 3. Comprensión informada: Los ciudadanos deben disfrutar de oportunidades amplias y equitativas de conocer y afirmar qué elección sería la más adecuada para sus intereses.
• 4. Control de la agenda: El Demos o el pueblo deben tener la oportunidad de decidir qué temas políticos se someten y cuáles deberían someterse a deliberación.
• 5. Inclusividad: La equidad debe ser extensiva a todos los ciudadanos del estado. Todos tienen intereses legítimos en el proceso político.

Hoy, los ciudadanos contemplamos, y digo bien, contemplamos porque no nos queda otra opción, como la degradación se ha apoderado de nuestra Constitución que no permite su adaptación a los nuevos tiempos ni a un mejor y amplio abanico de posibilidades de participación de la sociedad civil. Una Constitución que no se adapta, que se mantiene rígida y que limita el acceso a la participación ciudadana, no es una Constitución que se pueda corresponder con un Estado en el que se dan todos los elementos de pertenencia al conjunto de sociedades democráticas avanzadas, cuyo papel principal reside en que sus constituciones no sean un freno al continuo proceso evolutivo de las libertades, el desarrollo y la igualdad de oportunidades.

Estos cinco requisitos que Robert Dahl hacía imprescindibles para que las democracias alcanzaran el ideal de verdaderas poliarquías, se vieron recogidos en las conclusiones alcanzadas en el I Congreso de la Sociedad Civil, las cuales fueron trasladadas al Congreso de los Diputados para que fueran tenidas en cuenta por los distintos partidos políticos en sus programas electorales. Su silencio y su negativa a recoger como suya la voz de los ciudadanos hace que el contrato social que establece esa relación entre unos y otros y que está plasmado en nuestra Constitución quede en simple papel mojado en lo que respecta a la inclusión de la opinión pública y la sociedad civil como parte integrante del juego político.

Un juego cuyas reglas impiden esa integración y establece un muro de división entre ciudadanos e instituciones significa que la Constitución no es adaptable, no tiene mecanismos que creen vínculos y sí por el contrario, mantiene infranqueable el acceso de los ciudadanos a sus instituciones, lo cual hace de nuestra Constitución un freno a la libertad e impide el avance del sistema democrático.

Carlos RH

- -
Domingo, 22 de Enero 2012
Artículo leído 1520 veces




Comentarios:

1.Publicado por Carlos RH el 22/01/2012 10:04
Si además añadimos que los únicos cambios introducidos en la Constituciòn española nos han venido impuestos desde fuera (Tratado de Maarstrich del 92 y modificación del art. 135 para reducir el deficit), dos reformas en 33 años que no han tenido en cuenta a los ciudadanos y la distorsión que produce nuestro sistema electoral que se ha visto reflejado en las últimas elecciones con la escasa representación de algunas formaciones políticas como UPyD que, con el mismo o mayor número de votos de algunos partidos nacionalistas ha quedado notablemente mermada su representación en el Congreso.

Esta distorsión que se produce en la transformación de votos en escaños y que afecta directamente a la participación ciudadana y por tanto a la legitimidad del sistema democrático español no ha sido recogida por nuestra Constitución quedando patente la rigidez de la misma en cuanto a propuestas que tengan que ver con los ciudadanos y la flexibilidad tan ostensible de aquellas propuestas que nos imponen desde fuera y a las que se muestra adaptable de una manera escandalosa.

Esta adaptabilidad a las imposiciones de los poderes fácticos frente a la rigidez que mantiene con respecto a todo lo que tiene que ver con los ciudadanos hace que nuestra Constitución esté tomando una deriva peligrosa que la aleje de la sociedad por su constante exclusión, lo cual me parece que es contrario a cualquier texto que se considere norma fundamental de un sistema democrático.

2.Publicado por un rayo de esperanza? no, de azufre el 22/01/2012 10:30
Es bastante probable que si en la "democracia marroquí" ofreciéramos
50cs a la puerta de los colegios electorales, una abrumadora mayoría
de los votantes marroquíes (no analfabetos) leerían los cinco requisitos
del Sr Dahl.

No tengo tan claro en mi país cuanto habría que pagar para que lo leyeran
tan solo una minoría, porque por 50 cs seguro que muy poca, y gratis aún menos.

Tampoco tengo claro cuantos"analfabetos funcionales" hay en la España de 2011

La única esperanza que tengo de que "no" se nos instale una "autocracia teocratica" es que la mayoría hispánica tuviera que leer sus intenciones
o reflexionar sobre ellas.

Por cierto y hablando de cosas serias donde juega el Real Madrid o el Barcelona la próxima semana ?

3.Publicado por LIGUR el 22/01/2012 12:50
NOS JUGAMOS ESPAÑAExcelente análisis de la actual Pepa que, si bien evitó que los españoles recurrieran a los mamporros habituales, claramente hace aguas y uno tiene la sensación que quienes están al amparo de la ubre, alimentándose de la tibia pero cada día más escasa leche, siguen en la peligrosa actitud de esperar y ver qué pasa. La democracia está basada en el pueblo, el ciudadano, pero vemos que los medios que permiten al ciudadano para participar en la democracia están trucados, amañados y desembocan en algo como una parodia de la democracia, el bipartidismo. Nos gobierna una partitocracia auxiliada, previo pago, por los nacionalismos reduccionistas y excluyentes, basados estos, en la venta de identidades de ombligos cuadrados. Claramente algo con escasa credibilidad y da poca confianza. El ciudadano en España no cuenta y solo cada cuatro años alguien, nos dice lo mucho que piensa en nosotros, nos enteramos de lo que conviene en sus rencillas y batallas por las poltronas, nos recuerdan que ser patriotas es votar y de nuevo “Hasta luego Lucas”. Los que se marchan ya tienen sus confortables tumbonas en instituciones nacionales e internacionales, pensiones que el currito ni puede soñar, etc. Para qué agriarles el fin de semana. Ustedes no me han ofendido para nada. Estimados lectores, si tengo alguno, tenemos una soga al cuello, un bozal y unas orejeras de asno de arriero que hace girar la noria y se llama Ley Electoral.Considero que rechazar la actual Ley Electora, bien por votar en blanco, votar nulo o abstenerse es la única forma o vía democrática que tenemos en nuestra mano. Mientras las cartas estén marcadas la democracia no podrá ganar una partida. En la partida actual nos jugamos España.LIGURLEY ELECTORAL, DELENDA EST

4.Publicado por LIGUR el 22/01/2012 20:29
NOS JUGAMOS ESPAÑA

Excelente análisis de la actual Pepa que, si bien evitó que los españoles recurrieran a los mamporros habituales, claramente hace aguas y uno tiene la sensación que quienes están al amparo de la ubre, alimentándose de la tibia pero cada día más escasa leche, siguen en la peligrosa actitud de esperar y ver qué pasa.

La democracia está basada en el pueblo, el ciudadano, pero vemos que los medios que permiten al ciudadano para participar en la democracia están trucados, amañados y desembocan en algo como una parodia de la democracia, el bipartidismo. Nos gobierna una partitocracia auxiliada, previo pago, por los nacionalismos reduccionistas y excluyentes, basados estos, en la venta de identidades de ombligos cuadrados. Claramente algo con escasa credibilidad y da poca confianza.

El ciudadano en España no cuenta y solo cada cuatro años alguien, nos dice lo mucho que piensa en nosotros, nos enteramos de lo que conviene en sus rencillas y batallas por las poltronas, nos recuerdan que ser patriotas es votar y de nuevo “Hasta luego Lucas”. Los que se marchan ya tienen sus confortables tumbonas en instituciones nacionales e internacionales, pensiones que el currito ni puede soñar, etc. Para qué agriarles el fin de semana. Ustedes no me han ofendido para nada. Estimados lectores, si tengo alguno, tenemos una soga al cuello, un bozal y unas orejeras de asno de arriero que hace girar la noria y se llama Ley Electoral. Considero que rechazar la actual Ley Electoral, bien por votar en blanco, votar nulo o abstenerse es la única forma o vía democrática que tenemos en nuestra mano. Mientras las cartas estén marcadas la democracia no podrá ganar una partida. En la partida actual nos jugamos España.

LIGUR

LEY ELECTORAL DELENDA EST

5.Publicado por El enlace el 22/01/2012 21:48
JUAN JOSÉ MILLÁS
Desgobierno
JUAN JOSÉ MILLÁS 20/01/2012

.En efecto, del Costa Concordia se decía lo mismo que de nuestra banca: primero, que era imposible que un buque de esas características se hundiera; segundo, que, de hundirse, era imposible, dados sus modernos sistemas de salvamento, que hubiera víctimas; tercero, que, de haber víctimas, la primera sería el capitán. Pero resulta que se hundió, que hubo víctimas y que el capitán salió por piernas abandonando a los pasajeros a su suerte.

Nos dijeron que era imposible que nuestra banca tuviera problemas; que, de tenerlos, era imposible que hubiera víctimas; que, de haberlas, las primeras serían sus directivos. Pero nuestra banca tuvo problemas, hubo víctimas y los directivos fueron los primeros en abandonar la nave con indemnizaciones millonarias. La diferencia entre un asunto y otro es que el capitán del Costa Concordia está preso mientras que los capitostes de los bancos encallados o hundidos se encuentran en paradero desconocido, disfrutando del dinero que se llevaron al tiempo de gritar sálvese quien pueda.

Dinero de nuestras comisiones, claro, pero no solo de ellas. Durante los llamados años de bonanza vendieron productos bancarios incomprensibles a personas que confiaron en el director de la sucursal de su barrio y que ahora han perdido todos sus ahorros; concedieron a sus clientes más vulnerables créditos que no podrían devolver a sabiendas de que no los podrían devolver, prevaricando hasta el paroxismo, signifique lo que signifique paroxismo; sobrevaloraron los inmuebles por los que se otorgaban las hipotecas, infravalorándolos luego a la hora de ejecutarlas. Realizaron, como el capitán del Costa Concordia, todas las maniobras desaconsejadas por los manuales de navegación y fueron los primeros en ocupar los botes salvavidas. Fiscales, jueces, defensores del pueblo, ¡suban a bordo y hagan algo, coño!


Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros