Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Dos años más de degradación y angustia


Nota



Dos años más de degradación y angustia
La conmemoración vergonzosa del décimo aniversario del advenimiento del "Zapaterismo", la peor plaga de la España moderna, nos ha hecho ver a los ciudadanos que Zapatero, cerrando los oídos al clamor creciente que exige su dimisión y la celebración de nuevas elecciones, pretende permanecer en la Moncloa por lo menos hasta que finalice la legislatura, lo que equivale a dos años más de degradación de la democracia española y de angustia cívica.

Ante la perspectiva de tener que soportar dos años más al peor gobernante que ha padecido España desde el traidor Fernando VII, hay dos consideraciones importantes que hacer:

La primera es que el Partido Popular, principal partido de la oposición y el único con posibilidades de suceder a Zapatero, debe abandonar urgentemente su actual política cobarde de "esperar" a que el gobierno socialista se cueza en su propio fracaso, confiado en que los ciudadanos, hartos de Zapatero, castigarán al gobierno votando a la oposición. España se merece una oposición que arriesgue, que sea capaz de ilusionar a los ciudadanos con un programa de regeneración y que se atreva a demostrar ante la ciudadanía, con propuestas concretas y con una apuesta clara por la limpieza, la honradez y el resurgir del proyecto común, que Zapatero ha sido un plaga para la democracia, un cáncer para la decencia y un castigo para España.

La segunda es que los ciudadanos, si el PP, como es probable, sigue apostando por la cobardía de "esperar" sin riesgo a que Zapatero se hunda en sus propios excrementos, deberían reflexionar y no premiar esa actitud antipatriótica y antidemocrática de la derecha. El voto de los ciudadanos honrados debería orientarse hacia la protesta, ya sea mediante el voto en blanco o anulando los votos con reproches concretos a una casta política que no está a la altura, ni el la izquierda, ni en la derecha.

El rechazo al político debe crecer hasta el punto de que los representantes públicos perciban a diario el desprecio del pueblo, indignado por el mal gobierno, por la injusticia reinante, por el despilfarro, por la corrupción y por los privilegios injustos que disfrutan los miembros de "la casta", a pesar de sus muchos errores y fracasos.

Conscientes de que "en España el ciudadano vota pero no elige", los demócratas no deberían caer en la trampa de castigar al gobierno votando a la oposición, una actitud que potencia y refuerza el sistema corrupto que nos asquea, porque aquellos que ganan las elecciones van al gobierno, pero los que la pierden siguen disfrutando de las ventajas y privilegios que la "casta" ha forjado para su propio disfrute, recibiendo dinero público abundante, ocupando puestos bien pagados en las instituciones, cajas de ahorro y en consejos de administración, coches oficiales, subvenciones para el partido, etc.

Zapatero, si pierde las próximas elecciones, en lugar de pagar por el enorme daño que ha causado a España y a los españoles, a los que ha arrebatado la prosperidad, el futuro, la felicidad y la decencia democrática, se sentará en el Consejo de Estado y disfrutará de coche oficial, guardaespaldas, funcionarios a su servicio y unos fondos públicos que le convertirán en millonario de por vida. Un sistema que premia el fracaso carece de dignidad y no merece apoyo ciudadano. Ese destino que el sistema reserva al pésimo gobernante constituye una injusticia tan lacerande e indignante que debería provocar una rebelión cívica contra un sistema que tiene más de opresor que de democrático.

Como demócratas, debemos tener claro que nuestro enemigo no es Zapatero sino la democracia podrida vigente, que Zapatero, Aznar y Felipe González convirtieron en una pocilga.

El PP sólo merecerá el apoyo de los demócratas españoles y de la gente de bien de este país si garantiza una profunda reforma que afecte a la Constitución y a la Ley Electoral, que devuelva al ciudadano el protagonismo que le corresponde en democracia, que erradique la corrupción pública, que ha alcanzado niveles nauseabundos, que establezca controles para limitar el abuso de poder de los partidos y de los políticos, que elimine la vergonzosa capacidad de chantaje de los pequeños partidos nacionalistas, que empuje al país hacia la recuperación de los principios y valores perdidos y que elimine la impúdica impunidad que disfruta la casta política cuando delinque..




- -
Sábado, 24 de Julio 2010
Artículo leído 1420 veces




Comentarios:

1.Publicado por Nostromo el 24/07/2010 14:20
Una pregunta.... rápida y simple:

Si para financiar la iglesia católica hay que colocar una X en la declaración de la renta, ¿Por qué no se hace lo mismo para financiar los partidos politicos?

Si quien no quiere financiar la iglesia católica tiene la opción de objetar de ello mediante ese sistema, yo quiero objetar de financar a partidos politicos.

2.Publicado por vanlop el 24/07/2010 14:42
A estas alturas de la película y visto lo visto, el que quiera mi voto tendrá que demostrar sinceridad y decencia. No más mentiras, no más males menores, porque no existen males menores, existen males.

Tiene que ser un partido que se comprometa con la moralidad, no permito que me cuelen inmoralidades porque la economía está mal y yo la voy a arreglar. Y la moralidad incluye muchas cosas, todas las que se han señalado en este blog y algunas más.

Soy consciente que cualquier político que lea esto se reirá, porque un voto no significa nada, pero tal vez con mi actitud arrastre a tres o cuatro y otros como yo puede que arrastren a otros pocos. En fin ya veremos, pero me da igual, a estas alturas lo que aspiro es a dormir por las noches.

3.Publicado por Newmann el 24/07/2010 17:21
Vanlop, ¿cómo demuestran los gobernantes su valía moral? En mi opinión sólo cuando llegan al poder; es decir, cuando ya es demasiado tarde.
Pongámonos en el mejor de los escenarios, es decir, supongamos que un candidato en cuestión es sincero y que expresa sus verdaderas intenciones cuando dice que será honrado; en tal caso, tampoco creo que el propio testimonio sea el mejor veredicto sobre uno mismo. Lo hemos visto durante 33 años, con compromisos coyunturales interesados que a menudo se llevaba el viento (recordemos: OTAN no, 100 años de honradez, la reforma educativa….). Un buen sistema de gobierno no debe descansar en las endebles buenas intenciones de las personas, o al menos no sólo en eso. Las buenas intenciones pueden ser fingidas, o se pueden torcer al entrar en contacto con el poder.
Tampoco creo que un país deba funcionar a base de actos de fe sobre la moralidad de sus políticos. La garantía de la moralidad de los gobernantes y por ende de la de todos los demás, debe descansar sobre la base firme de un sistema político verdaderamente democrático.
En un sistema serio, los ciudadanos, que cumplen con sus responsabilidades, tienen el poder de exigirlas ellos mismos y el principio de igualdad ante la ley funciona para todos. Eso no se da en España, por eso estamos cómo estamos. Aquí no somos todos iguales ante la ley por que los políticos y sus valedores son la ley; es decir no hay división del poder. Aquí no podemos exigir nada por que en las cámaras no estamos representados, sólo somos meros espectadores. Esta situación ha devenido en degradación, no sólo política sino también moral, de todos nosotros. A la vista de lo que ocurre, muchos concluyen con cierta lógica: si, con las tropelías que están cometiendo, esos se van de rositas, yo no voy a ser menos (la corrupción de arriba a abajo de la que se escribía hace poco en este blog). Por ello, lo que reclama el articulista da, a mi entender, en el clavo. Sólo se puede votar al que presente un proyecto serio de reforma de la ley electoral y de la constitución. Pero me temo que nadie va a dar ese paso, por que todos tienen mucho que perder con ello.

4.Publicado por elena el 25/07/2010 08:47
No creo en los proyectos de los políticos.

Los políticos son un tumbo de actores encubierta que a la hora de pedirnos el voto hacen la mayor actuación de su vida. Nos engañan y nos manipulan hasta obtener lo que quieren, estar en el poder. Despues de haber votado es cuando se les vá viendo el "plumero"...entonces ¿qué criterio debe seguir un votante para hacer uso de esa "migaja de democracia" que es echar el papelito a la urna?

La política debería de estar en manos de economistas, psicólogos, trabajadores sociales, profesores...etc, que sepan de que va el tema según el area ministerial; y que a su vez tengan un alto grado de empatía para con el pueblo. ¿no os habeis preguntado nunca, porque casi todos los políticos son abogados? ¿qué pinta la sra. Carme Chacó de ministra de defensa?, por cierto ¿sabiais que en los cuarteles todavía existen los maltratos psíquicos y físicos y que más de un soldado ha intentado siucidarse por no soportar la presión?

Me río yo de los derechos humanos y de la democracia de este País.


5.Publicado por Josean el 29/07/2010 20:34
Tus comentarios son el clavo ardiendo que nos queda.
Desde hace mucho tiempo tus opiniones para mí son un referente, seguramente porque cada uno oye lo que quiere oír y lee lo que quiere leer. Por eso seguramente prendieron tan fácilmente tus opiniones en mi pensamiento.
NO ME FALLES NUNCA.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros