Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Caso Banco Popular: lo que España necesita es un exorcismo


Nota

Creíamos que después de las estafas y robos del pasado, desde RUMASA a BANESTO y el saqueo de las Cajas de ahorros, sin olvidar AFINSA, BANKIA, las participaciones preferentes, las clausulas suelo y otras muchas barbaridades, todas ellas realizadas o consentidas por una clase política española que deslumbra por el incumplimiento corrupto de su deber de cuidar a sus ciudadanos, lo ocurrido recientemente con el Banco Popular era imposible. Sin embargo, los saqueadores han superado todas las previsiones y, con el amparo de las autoridades europeas, han realizado un robo todavía más sucio y deleznable, dejando a 300.000 accionistas sin su propiedad, con el amparo de la ley y con las bendiciones de un sistema que ya es tan depredador como una partida de bandoleros.

Cuando uno analiza los muchos dramas, desmanes y pecados de la España oficial, quizás sea lógico pensar que el sistema y las clases que lo controlan están poseídos por Satanás.
---



La realidad supera a la ficción y causa espanto, hasta el punto de que cabe afirmar que, para regenerarse, no sería suficiente para España ni una nueva Constitución ni una nueva ley electoral, ni un código penal más severo, ni precintar todos los partidos políticos, sino un exorcismo en toda regla, practicado por una patrulla de expertos en expulsar a los diablos de este país.

La fórmula impuesta por Europa para liquidar el Banco Popar es una salvajada contraria al derecho romano y las leyes y costumbres comunes vigentes en el mundo civilizado porque despoja a los accionistas de todos sus derechos y les roba con todas las bendiciones de una democracia de la que ya no queda ni la sombra.

Ha sido un ataque feroz y despiadado contra las viejas leyes, realizado contra unos accionistas españoles y contra un banco español, quizás porque España carece de peso internacional y porque su gobierno es incapaz de poner el grito en el cielo para defender a sus ciudadanos expoliados.

Jamás se habrían atrevido a hacer lo mismo con un banco alemán o francés.

En el futuro veremos con claridad todo el inmenso alcance de la vileza y la brutalidad cometidas contra el banco, contra España y contra 300.000 accionistas a los que se ha aplastado y expoliado.

El expolio tiene muchos autores, pero no por eso deja de ser indecente y rastrero: el Banco Central Europeo, que ha expropiado a los accionistas y les ha hecho pagar la factura de errores y fallos de los que los principales responsables son los banqueros de la autoridad monetaria y bancaria europea, que diseñaron y practicaron esos famosos "tests de estrés" que el Popular superó y que convencieron a los accionistas y usuarios del banco de que la entidad era solvente.

Las víctimas están indignadas y se sienten robadas por las autoridades que tenían obligación de cuidar sus derechos. Algunos despachos de abogados han emprendido ya las primeras acciones judiciales en la Audiencia Nacional contra el último consejo de administración del Banco Popular. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha anunciado que presentará una querella en este sentido. En toda España los damnificados se asocian y muchos abogados promueven demandas colectivas de afectados.

Los hechos son dramáticos y claman al cielo porque están cargados de oprobio, injusticia y abuso de poder. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tenía la obbligación de informar que el Mecanismo Único de Resolución (MUR) entró en vigor el 1 de enero de 2016 y con anterioridad, el 30 de noviembre de 2015, se creó el Fondo Único de Resolución (FUR). La afectación a los accionistas de entidades bancarias era máxima ya que el (MUR) tiene por objeto garantizar la resolución ordenada de los bancos en graves dificultades sin recurrir al dinero de los contribuyentes. La CNMV es la institución que debe de velar que el mercado financiero no sea una selva, sin embargo, lo dejó en el “ya se enterarán”. Es obvio que los accionistas, sobre todo los pequeños ahorradores, han sido estafados y saqueados, como también lo es que los inútiles e incompetentes mecanismos reguladores españoles, desde el Banco de España a la C.N.M.V y otros, incluyendo a los ministerios de Hacienda y Economía, deberían haber vigilado, detectado la ruina del banco y defendido los intereses de sus accionistas y usuarios, pero que no hicieron otra cosa que contemplar como el edificio centenario del banco del Opus Dei se hundía.

Los directivos del Banco y su Consejo de Administración, que no sólo condujeron al banco hasta su ruina, sino que lo hicieron cobrando cantidades estratosféricas de dinero, al ritmo, en algunos casos de casi 50.000 euros diarios.

Pero hay más responsables, incluyendo a los ciudadanos, por permitir con gran cobardía ser una y otra vez estafados, el gobierno mismo, por su incapacidad de defender a los españoles, y el sistema financiero en pleno, por no reaccionar cuando una de sus columnas saltaba por los aires.

Hay conclusiones inmediatas que se abren paso con fuerza: el Banco de España debe cerrar, pues solo sirve para pagar sueldos a gente sin poder, capacidad o actividad, y el gobierno de España debería dimitir por haber sido indecentemente pasivo ante la catástrofe, por haberse dejado ningunear y por permitir que le arrebaten una soberanía nacional que, según la Constitución, no es de ellos y sigue residiendo en el burlado y engañado pueblo español.

¿Cómo solucionar el inmenso drama de España, un país tan podrido e ineficaz que da pena y miedo?

Lo digo con dolor, pero no hay otra solución que un gran exorcismo. Hay que pedir al papa Francisco que nos envíe una legion de expertos en liquidar demonios para que expulsen de esta pobre nación a todos sus peores diablos, hoy quizás más desatados y más dueños de España que nunca antes, desde los demonios del mal gobierno a los de la corrupción, desde los demonios de la cobardía a los del la insolidaridad y el victimismo, sin olvidar a los mentirosos, engañadores, rompedores de la unidad nacional, nacionalistas, hipócritas, violadores de la Constitución, sátrapas, ladrones de impuestos, explotadores, saqueadores y corruptos de todos los colores e ideas.

¡¡¡ Ab insidiis diaboli, libera nos, Domine !!!


Francisco Rubiales

- -
Domingo, 11 de Junio 2017
Artículo leído 1311 veces




Comentarios:

1.Publicado por CARR el 11/06/2017 10:01
Cada día que pasa se hace mas evidente que el régimen del 78 es un inmenso cenagal lleno de ladrones en la llamada política, la banca y las 17 corruptas autonomías.¿Qué vamos a hacer cuando se lleven todo?

2.Publicado por vanlop el 11/06/2017 11:13

Hay gente malvada por sí, pero en la mayoría de las acciones malas siempre hay un demonio que nos sugiere como hacer el mal. Sin embargo siempre tenemos la libertad de decir no, lo que pasa es que el camino del mal es más fácil que el del bien. En este caso, sin negar los sabios consejos de algunos demonios sugeridos en las conciencias de unos cuantos, pienso que no se han esforzado mucho y que esos cuantos no necesitan sugerencias para hacer el bien para sus intereses sin mirar o mirando que a la vez hacen el mal para muchos. Desgraciadamente hacer el bien para uno mismo sin mirar los daños es algo tan común en nuestra sociedad, que debemos felicitar al Diablo por el buen trabajo realizado estos años atrás.

Creo que no se trata de posesión diabólica, por tanto no serviría de nada un exorcismo, se trata que la gente ha escogido o hemos escogido el camino fácil y hacer caso de sugerencias no es lo mismo que la posesión en que la persona hace las cosas sin ninguna libertad.

Si este banco no hubiera manejado la mayor parte del dinero de la Iglesia, seguramente se hubiera seguido otro camino para la absorción, si es que de verdad había que absorberlo, generalmente esto se hace lanzando una OPA y cambiando las acciones. Pero ser los banqueros de la Iglesia les ha llevado al asalto salvaje. Salvo que alguna institución de la Iglesia tuviera acciones, en realidad no ha tenido pérdidas, puesto que todos los depósitos los asume el Santander.

Sin duda, esto es un robo en toda regla, pero como no soy experto no voy a decir nada y en otro comentario les pondré lo que escribió Mario Conde al respecto, que de eso sabe mucho.

Sin duda, necesitamos deshacernos de la casta y con este asunto, vemos que la casta europea es mucho peor que la española, pues llevan más años maniobrando y tienen más experiencia. La diferencia es que en Europa identifican lo moral con lo legal y para que todo sea moral se hacen leyes adecuadas. En España aún separamos, aunque cada vez menos, lo moral de lo legal.

Sin duda este asunto ha sido legal, pero de una inmoralidad de libro. pero como no se pueden pedir peras al olmo, no se pueden pedir decisiones morales a los políticos europeos.

3.Publicado por vanlop el 11/06/2017 11:15

Como no entiendo de redes sociales, copio tal cual me encontré en un blog el artículo de Mario Conde.


ME PERMITO COMPARTIR, INTEGRA, LA OPINIÓN QUE MARIO CONDE PUBLICA EN SU MURO DE FACEBOOK ACERCA DEL ASUNTO DEL BANCO POPULAR

Durante los últimos días ha resultado de todo punto inevitable que me preguntaran desde distintos campos sociales acerca de las similitudes entre el proceso seguido en su día por Banesto y el que acaba de culminar por el banco Popular.

Obviamente no dispongo de todos los datos referidos a esta última entidad y no me cabe duda de que factores subterráneos disponen, en este tipo de operaciones, de importancia capital para el mejor conocimiento del proceso. Así sucedió en Banesto y con toda certeza algo o mucho de oscuro puede pervivir en el sendero que ha conducido a la demolición de uno de los bancos más emblemáticos de la historia financiera española, y no tanto por los rumores de su vinculación con el Opus Dei, ni siquiera por su capacidad para financiar con sus dineros a la Iglesia y al Partido Comunista sin cortarse un pelo, sino, sobre todo, por su alabada eficiencia financiera. Conversé en su día, —en mis días de Banesto— con Luis Valls, presidente del Popular, acerca de este punto, y le propuse una fusión de nuestros dos bancos, que, a fuer de sinceridad, era la única que me parecía tener verdadero sentido político, financiero, económico e industrial. Pero Luis Valls se negó, utilizando la técnica tan característica en él: sonreír sin dar respuesta alguna.

Desde el primer momento conviene sentar una premisa mayor: el Banco Popular era sobre todo un banco rico, muy rico, con un porcentaje de reservas reales, por beneficios no distribuidos a los accionistas, muy superior al del resto de la banca española, lo que suponía contar con una financiación muy importante a coste cero. De ahí su eficiencia diferencial al resto de la banca. Pero conviene, como digo, retener esta idea: era un banco con un almacén de reservas enorme. La cuestión entonces es la siguiente: ¿que convierte a un banco rico en una entidad de valor un euro?

El proceso de demolición bancaria se orquesta con arreglo a un modelo uniforme. Primero, se definen la “provisiones” que necesita la entidad. ¿Quién las define? Son de dos tipos esencialmente: las automáticas, que funcionan por el transcurso del tiempo cuando un deudor deja de pagar, y las “voluntarias” que dependen de los juicios de valor de los inspectores. Que nadie crea que he escrito una estupidez con eso de que las provisiones dependen, ni más ni menos, que de los “juicios de valor” de unos individuos incrustados en la orgánica del Banco de España. Es así. Cuando leí semejante cosa en los documentos oficiales en mi época de banquero, entendía que la fragilidad de una entidad bancaria es exponencial, puesto que unos individuos pueden inventarse provisiones según sus “juicios de valor”. ¿Se entiende como todos los banqueros obedecen sin rechistar al banco de España, quien, a su vez, obedece en operaciones políticas al Poder Político?

Bueno, y ¿qué pasa con esas provisiones? Pues que técnicamente no son pérdidas, sino simplemente precauciones a adoptar por si finalmente los deudores no devuelven el dinero prestado. La experiencia dice lo siguiente: las provisiones de tiempos de crisis se recuperan en un 70 por 100, como mínimo, en las épocas de bonanza. Pero, y aquí está al truco del almendruco, las “autoridades financieras” te obligan a llevar a pérdidas esas provisiones, es decir tratan contablemente una previsión como si fuera una pérdida irreversible, lo cual no deja de ser una tergiversación conceptual seria.

Vale, pues ya tenemos las pérdidas y ¿ahora qué? Pues ahora viene el banco de España y te dice: “oiga, que tiene menos recursos propios de los necesarios, porque las “pérdidas” (provisiones) los han reducido, así que tiene que ir a una ampliación de capital”. Supongamos que no hay nada raro detrás de esa operación. En ese caso se dice a los accionistas, ¿quieren ustedes señores accionistas poner el dinero en la ampliación de capital? Es lo lógico. Pero, por ejemplo, en el caso Banesto no nos dejaron a los accionistas acudir a la ampliación. ¿Por qué? Pues muy claro: porque si acudíamos no podrían “vender” el banco al Santander y, además, al recuperarse los créditos, quedaría patente que la intervención fue un acto político. ¿Qué hicieron? Pues modificaron con efectos retroactivos la ley que les obligaba a darnos a los accionistas el derecho de preferente suscripción. ¿Con efecto retroactivo? Que sí, con efecto retroactivo. ¿Y nada dijo la Justicia española ante semejante barbaridad? Pues… mejor otra pregunta.

Bueno pues empieza el baile. Se dan a la prensa noticias de esas provisiones convertidas en pérdidas. Suena la alarma en el mercado. ¿Qué se persigue? Pues evitar que la gente acuda a la ampliación, pero como la pérdida de credibilidad del banco de España es un hecho constatado, el mercado tiene sus propios criterios y, como en el caso del Popular, la ampliación de capital se suscribe. Entonces, ¿cómo se consigue el efecto que se persigue? Pues seguimos con la estrategia: ahora hay que conseguir que baje la acción. Amplificando noticias en bolsa el descenso de la acción dificulta seriamente nuevas ampliaciones.

El desplome de la acción es elemento clave en la estrategia y se consigue a base de inflacionar noticias negativas. Aparecen los bajistas, los que apuestan a la caída del título, lo que por sí solo genera efecto de descenso del precio de la acción y se penetra en una espiral de difícil salida. Cunde el pánico, se amplifican noticias, huyen los inversores y comienza la traca final: los clientes, los depositantes, empiezan a retirar dinero y esto es el fin de la película: el banco se queda sin liquidez y tiene que ser intervenido. Al parecer eso es exactamente lo ocurrido con el Popular: se quedó sin liquidez como consecuencia del brutal ataque mediático al que fue sometido.

En el caso Banesto su sorpresa fue que los depositantes no retiraban el dinero a pesar de las noticias. Así que decidieron forzar el descenso de la acción, por medios espurios. Recuerdo la llamada de Luis Carlos Croissier, entonces presidente de la CNMV, diciendo que tenían que intervenir el banco por “el descenso de la acción”. Se trató de una sola sesión de Bolsa y un descenso poco significativo, pero para crear el pánico el citado presidente decretó la suspensión de la cotización… No les funcionó lo de la liquidez, así que se agarraron al descenso de la acción… En fin…

Volvemos al Popular. Lo verdaderamente raro es que el “presidente” Saracho, nombrado para buscar una solución al Popular, acuda al BCE y diga que la situación es insostenible… ¿Cómo lo sé? Porque en el informe del FROB se dice que “la entidad” reconoció ante el BCE que la situación era insostenible. Nosotros, en el caso Banesto dijimos que el plan era perfectamente viable. Nosotros y el banco JP MORGAN, ―primer banco del mundo entonces― de palabra y por escrito. Así que en nuestro caso eso no les servía. Pero en el Popular esa declaración se lo puso en bandeja: si la “entidad” reconoce que no tiene viabilidad, no hay nada que hacer porque es confesión de parte.

Ahora bien ¿quién es “la entidad”? Pues parece ser que el “presidente”. ¿Existe alguna decisión del consejo de administración acerca de la inviabilidad? No me consta. ¿Y de la Junta General del Popular? No me consta. ¿Tiene poder suficiente el “presidente” para declarar inviable a la entidad? No me parece normal. ¿Entonces es responsabilidad de ese “presidente” el efectuar una declaración en la que se escuda la UE y el FROB para liquidar a cero euros a todos los accionistas y bonistas? Pues, hombre, me parece un tema muy serio y que necesita ser aclarado. La pregunta es: ¿puede el “presidente” que fue nombrado para “salvar” al Popular, ejecutar por su cuenta y riesgo una actuación que es la puntilla final y la excusa de las autoridades que provocan el desenlace fatal? ¿Es cierto que cobró cerca de cinco millones de euros como fichaje por ocuparse de esa operación de “salvamento”? ¿Tendrá que devolver el dinero al fracasar en el intento para que el que fue contratado? Pues veremos, y digo veremos, porque es evidente que el cúmulo de actuaciones judiciales que se viene encima es inevitable.

Por cierto, ¿le preocupan al Sistema esas demandas judiciales civiles, mercantiles o penales? Pues no parece… ¿Y eso? Bien sencillo: razón de Estado. ¿Cómo que “razón de Estado? Vamos a ver, a estas alturas de nuestras vidas ya sabemos qué razón de Estado es en realidad razón de gobernante, que no es lo mismo, ni parecido. Así que utilizarán el eufemismo de la “estabilidad del sistema financiero”. ¿Y qué pasa con eso? Pues que los jueces se atendrán a la vital importancia de la “estabilidad del sistema financiero” por encima de los posibles derechos individuales de accionistas y bonistas. En todo caso saben que los tiempos de la Justicia son los que son y sinceramente no les veo preocupados, primero por ese eufemismo que acabo de decir, y, en segundo lugar, si dentro de diez años tienen sentencias condenatorias de lo que sea, dará más o menos lo mismo porque el proceso será irreversible, y durante estos diez años habrán ganado con el Popular el dinero suficiente como para les compense las posibles condenas.

Y sigo. Vamos a ver, digo que el problema es de liquidez por retirada de depósitos. Lo acepto. Pero ¿liquidez significa quiebra? Para nada. ¿Si le hubieran prestado dinero y hubieran cesado los ataques en prensa se podría haber salvado? Pues creo que sí. Los recursos propios del Popular eran enormes. Recordemos lo que dije antes de que se trata de un banco muy rico. ¿Por qué no se hizo? Pues formalmente porque “la entidad” dijo que era inviable… Ya, pero ¿materialmente, políticamente, realmente? Pues no lo sé… Pero lo que sé es que al final el Santander compra por un euro.

Bueno, y ¿por qué un euro? Pues porque hay un dictamen independiente ―eso dicen— que valora el popular entre menos dos mil y menos ocho mil millones. Es decir, negativo. Me llama la atención que el abanico sea tan extenso… es como si un “experto” me dice que mi casa vale entre dos y ocho millones de euros. Tratándose de miles de millones la cosa se complica más…. ¿Y ya está? ¿O sea que el presidente diciendo que es inviable y el experto diciendo que vale menos no sé cuánto, sólo con eso se priva a todos los accionistas y bonistas de sus inversiones? Pues si… ¿Y no es muy fuerte? Pues sí, a mí me lo parece.

En nuestro caso no consiguieron crear el problema de liquidez, así que, como dije antes, recurrieron al descenso de la acción como excusa. Recuerdo que el “presidente interventor”, Alfredo Sáenz, salió en televisión diciendo que Banesto valía cero… Alucinante, pero está en las hemerotecas. No se atrevieron con esa declaración a vender a Santander por un euro. Convocaron subasta y ganó el Santander, que ofreció 850 pesetas por acción frente a las 450 del BBV. ¿No es brutal la diferencia de valoración tratándose de expertos? Pues sí, lo es. ¿Tenía el Santander mejor información que los demás? Pues eso parece. ¿Y cómo la obtuvo? Hombre… Sáenz era interventor. Conocía toda la verdad. Sáenz fue contratado después por el Santander y recibió unas acciones liberadas valoradas en miles de millones de viejas pesetas. ¿Les dio información Sáenz al Santander para que compraran el banco y le ficharan a él? Pues que cada uno piense lo que quiera.

Bueno pues el Santander va a poner 7.000 en la ampliación de capital. Habrá que ver cuánto de esa ampliación suscribe la familia Botín… Dinero tienen porque es público que se descubrió hace unos años una cuenta oculta de la familia en Suiza con más de dos mil millones de euros y supongo que lo habrán invertido muy bien y hoy serán muchos más. Así que la mejor manera de que la gente crea que esa operación es clara, sin problemas, legal y con fines exclusivamente financieros, sería que la familia que controla el banco pusiera ese dinero al servicio de la operación. Veremos.

Bien, y con esa ampliación, ¿ya todo resuelto? Seamos claros, esa ampliación es formal para cubrir requerimientos contables. ¿Quién se aprovechará de las recuperaciones de los créditos provisionales? Obviamente el Santander, cuando esas recuperaciones debieran ser activos de los accionistas del Banco. Y mientras tanto el Santander se queda con la joya de la corona del Popular: las Pymes. El Santander como banco “antipático” —eso dicen— tenía ciertas dificultades en el contacto con las Pymes. Ahora las hereda. ¿Y no se irán las Pymes a otro sitio? Pues no, porque la reducción de la competencia financiera es brutal.

Parece que los españoles no nos damos cuenta de la brutalidad de lo que ocurre. En mi época teníamos siete “grandes” bancos: Banesto, Central, Santander, Hispano, Popular, Bilbao y Vizcaya. Además, estaban los bancos públicos, de los que el más significativo era el Banco Exterior. Y adicionalmente las cajas de ahorro que controlaban el cincuenta por ciento del sistema financiero. Pues bien, las cajas han desaparecido. Queda una extraña entidad llamada Bankia. De los siete grandes, más los públicos, solo quedan dos bancos: el Santander que ha agregado a Hispano, Central, Banesto y Popular, y BBVA que ha asumido a Bilbao, Vizcaya y Argentaria, que a su vez agregó todos los bancos públicos. Por tanto, en términos de oferta financiera a la sociedad, en el plano de la competencia libre, se ha producido un retroceso cualitativo porque prácticamente nos situamos en una suerte de triopolio: al día de hoy el retrato es Santander, BBVA y Caixa. Quedan dos actores sueltos: Sabadell y Bankia. En fin, que hemos perdido mucho con este proceso de concentración bancaria contemplado desde el punto de la competencia. Un empresario que al día de hoy se lleve mal con Santander, BBVA y Caixa es hombre muerto financieramente hablando.

Pero si del plano financiero ascendemos al político, el asunto es más arduo para los españoles. Antes que nada, porque gracias a ese proceso de concentración, tres entidades decidirán sin control político en donde invertir el ahorro de los españoles. Y, porque, al tratarse de eso que llaman bancos “sistémicos”, si entran en problemas la solución será el dinero público, de modo que nuevamente estaremos ante el lamentable espectáculo de socialización de las pérdidas y privatización de los beneficios. En serio, o se revisan a fondo los fundamentos sobre los que se ha construido el sistema financiero, o tendremos una catástrofe sin precedentes. Es solo cuestión de tiempo. Espero no vivirlo.

Y mientras tanto habremos permitido unos centros de poder alucinantes que afectan a la libertad real de los españoles. Al controlar la publicidad controlarán los medios de comunicación y desde ahí lo que se quiera…. Recuerdo que cuando decían que las fusiones eran eficientes, yo dije: puede que sí, pero para los ejecutivos y accionistas de esas entidades, pero ¿para la sociedad española es eficiente crear estos brutales centros de poder que reducen competencia y afectan a nuestra verdadera libertad? Pues evidentemente no, pero como la sociedad española sigue sin querer ser adulta, así nos va.

—MARIO CONDE

4.Publicado por pasmao el 11/06/2017 18:28
Buenas tardes Don Francisco

Mas que exorcismos lo que necestamos son Autos de Fe, por los motivos que nos ha explicado VANLOP, con la variante de que los autos serían por hacernos a los demás perder la fe en que las cosas se puedan arreglar por las buenas.

Muy acertado su parte del análisis de la parte de la cosa Uropea y de como con el banco italiano ese el Monte dei Paschi di Siena, con muchos mas agujeros que el Popular. Pero recordemos que Monti es italiano.

Extraordinario el post de que nos ha traido VANLOP escrito por MARIO CONDE. Imprescindible su lectura, independientemente de cómo nos caiga, para entender lo que ha pasado. La verdad es la verdad, la diga Agamenon o su porquero. Y hay cosas que si no se llen aquí no las encontraremos en muchos sitios.

Recuerdo el penultimo caido, el BANCO DE MADRID, no Bankia, si no un Banco mediano pequeño, ligado en teoría a la cosa andorrana.. y acusado de blanqueo .. El artista, el encargado de cargárselo fue una institución USA, el FinCEN. El FinCEN tiene en la práctica autoridad para lo que le de la gana, fuera de USA también. Y parece que su actividad puede repsonder a la necesidad de convertir a USA en el único paraiso fiscal en el medio plazo mientras se desmontan los restantes.

https://www.oroyfinanzas.com/2013/03/fincen-financial-crimes-enforcement-network/

Recuerdo que al final del rosario de actividades terribles del Banco de Madrid no se pudo concluir nada.

Rosario:

http://www.larazon.es/etiquetas/noticias/meta/intervencion-del-banco-madrid#.p:1;

Y lo único que lograron fue arruinar el banco

http://www.hispanidad.com/banco-de-madrid-una-acusacion-falsa-norteamericana-se-cargo-el-banco-de-madrid.html

http://economia.elpais.com/economia/2016/03/13/actualidad/1457898995_541242.html

Del Santader que comentar, querido Emilio, el que ha tenido el "honor" de crear jurisprudencia La famosa DOCTRINA. Aún recuerdo sus tardes con Zapatero..

Un cordial saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros