Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

¿CONSERVADORES O PROGRESISTAS?


Nota



Las próximas elecciones municipales se presentan apasionantes para el análisis. Un alcalde que se postula como candidato y una oposición que, a buen seguro, medita si ofertar una cara nueva o continuar con un eterno aspirante capacitado que no ha gozado de suerte en las urnas. Parece del todo lógico que el partido en el poder municipal vuelva a insistir en una mano ganadora: una persona reputada y conocida en la ciudad con un carisma hasta ahora suficiente para conseguir mayorías absolutas. Por tanto, la máxima a seguir se resume en el viejo aforismo conservador “si todo funciona, para qué cambiar”. ¿Qué aconseja, en cambio, la teoría política al principal partido de la oposición? Emplearse a fondo para captar la atención de los defraudados por las actuales políticas municipales, planteando un programa electoral viable en una futura acción de gobierno. Pero, ¿cómo? Planificando una alternativa verdaderamente revolucionaria de largo recorrido: por un lado, propuestas, ajustadas al presupuesto que les tocaría manejar y alejadas de los vicios que afirman haber identificado; por otro, el inevitable y sorpresivo ámbito de las personas, sopesando los pros y contras de cualquier innovación. La sentencia anterior, por tanto, ahora tiene que ser invertida: “hay que cambiar porque no se funciona”. Qué bloquea el ascenso de la oposición (esto es, por qué una vez tras otra pierde la batalla por la alcaldía) y qué permite a otro partido mantener el gobierno de la ciudad (o sea, qué virtudes perciben los ciudadanos en sus actuales dirigentes) son cuestiones que han de ser respondidas de cara a la realidad sin modelos preconcebidos. Al margen de los supuestos valores ideológicos, si un partido quiere establecer diferencias respecto a otro, tiene que tomar distancia para escrutar su propio contexto tanto a nivel interno como externo: es decir, de una parte, con qué mimbres se cuenta para proclamar un/a alcaldable que pueda calar socialmente y qué programa se va a entregar a la ciudadanía que eleve de nuevo la ilusión a cotas ya olvidadas (respectivamente, ¿no sería mejor proceder mediante primarias locales y abrirse a la sociedad civil?); de otra, qué perfil consideran los onubenses más idóneo para el/a candidato/a y cuáles son las iniciativas más urgentes a llevar a cabo según los ciudadanos (¿no sería mejor una delegación desde abajo y no desde arriba?). Derrotar a un candidato respaldado por varias legislaturas y por un sólido aparato detrás precisa subordinar el programa a aquellas demandas legítimas de los onubenses, criticar constructivamente y agradecer la gestión de quien haya entregado años de su vida al honor de administrar la ciudad, sin olvidar el pingüe beneficio que pueden arrojar las tendencias sociales que terminan permeando la vida política: ¿podría el partido en la oposición poner sobre el tapete la conveniencia de la baza del género, una vez estudiado el cruce del porcentaje de votos por sexo con la inclinación ideológica?

Conservador y progresista, así pues, son adjetivos coyunturales desde el punto de vista de la estrategia y táctica políticas. Se suele fracasar por un desaconsejable conservadurismo interno, mientras que se triunfa gracias a la ductilidad del liderazgo.

Juan Jesús Mora

Franky  
Sábado, 22 de Julio 2006
Artículo leído 1260 veces






 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros