Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

España: una sociedad cada día más crispada


Nota

La sociedad española está tan crispada y dividida que muchos observadores perciben un ambiente parecido al que precedió a la Guerra Civil de 1936. El último en denunciarlo ha sido el obispo de Pamplona, Fernando Sebastian.



España: una sociedad cada día más crispada
La sociedad española está cada día más dividida y crispada. Las izquierdas y las derechas están permanentemente enfrentadas y los ciudadanos, además de estar perdiendo, cada día más, la fe en la democracia y el respeto a la política y a sus líderes, incrementan su temor ante el futuro. El ambiente, según algunos observadores y analistas, se parece peligrosamente al que precedió a la Guerra Civil de 1936.

El último en advertirlo ha sido el obispo de Pamplona, Fernando Sebastián, quien afirma que la Iglesia española vive bajo la "presión" de la “ofensiva laicista” del Gobierno y en un clima donde " vuelven a aparecer barreras de menosprecio y de exclusión que dan lugar a mucho malestar y pueden degenerar en tensiones y conflictos. No podemos permitir que se reproduzcan entre nosotros aquellas posturas radicales y exclusivistas que predicaban la incompatibilidad entre derechas e izquierdas, entre creyentes y no creyentes, y nos llevaron al desastre de la guerra civil ".

De hecho, una de las acusaciones más solventes que el PSOE lanzaba desde la oposición contra el gobierno de Aznar era la de que estaba crispando demasiado a la sociedad española. Es probable que aquella acusación contribuyera a la inesperada derrota electoral del PP en las últimas elecciones.

Hoy, a pesar del talante dialogante y conciliador que exhibe el gobierno socialista de Zapatero, no sólo no ha mejorado el panorama sino que, incluso, se ha incrementado peligrosamente el nivel de crispación y de enfrentamiento, hasta el punto de que son ya numerosas las voces que advierten del peligro de que España entre en una dinámica irreversible de enfrentamientos y luchas fratricidas.

Basta escuchar la radio para advertir el nivel de crispación y de enfrentamiento dominantes. Las emisoras enfrentan en las tertulias a periodistas "con camisa", es decir, alineados con uno u otro partido político, cada día más abundantes en las redacciones, y a representantes de la sociedad vasca y catalana, con lo que el nivel elevado de polémica y de pasión fratricida queda garantizado.

Pero es en el Parlamento, el corazón del sistema democrático español, donde se aprecia con toda su intensidad el frívolo enfrentamiento entre derechas e izquierdas, por una parte, y entre partidarios de la unión nacional y nacionalistas que sueñan con la independencia, por otra. Sin el respeto que la democracia exige hacia hacia el "bien común" y la convivencia, la política española, frívola e insensata, no sólo crispa a los españoles, sino que les contagia la violencia verbal y los enfrenta a unos con otros, a catalanes contra madrileños, a vascos contra todos los demás, a catalanes contra españolistas, a las derechas con las izquierdas y hasta a ciudades y regiones vecinas que nunca antes se habían enfrentado en la Historia.

Algunos de los pocos observadores independientes que quedan en una sociedad cada día más contaminada por la política y el mal gobierno, están asombrados del espectáculo insensato que está ofreciendo a los ciudadanos el liderazgo político español, que no está a la altura de la sociedad y que cada día demuestra con mayor intensidad su insolvencia.

La gente cada vez está más convencida de que los políticos son los culpables del mal ambiente, de la crispación y de los enfrentamientos constantes. Y lo grave es que la reacción ciudadana no se orienta únicamente hacia el desprestigio de los políticos, sino también hacia el descrédito de la democracia como sistema, lo que es mucho más grave.

La división, casi siempre espoleada por una política insensata que antepone los intereses electorales de los partidos al concepto del bien común, ha llegado a niveles tan altos que a veces se manifiesta entre ciudades y provincias de la misma región.

En Andalucía existe un ejemplo sangrante que demuestra que el virus del enfrentamiento, esparcido desde la política, ha llegado hasta los capilares del país: el de la rivalidad entre Málaga y Sevilla. Las dos ciudades mayores de la región eran casi hermanas hace tres décadas, pero cuando Sevilla fue designada capital de Andalucía, algunos políticos malagueños, tanto de la izquierda como de la derecha, alimentaron el enfrentamiento mutuo de manera irresponsable, hasta el punto de que en Málaga llegó a constituirse un partido político “antisevillano” que hasta se presentó a las elecciones municipales. Hoy, sin que nadie pueda exhibir un agravio auténtico o razonable, las dos ciudades “sufren” un enfrentamiento, alimentado por irresponsables políticos locales, sobre todo desde Málaga, que se manifiesta en la denuncia constante de agravios y en manifestaciones violentas como enfrentamientos entre aficionados al fútbol o la rotura sistemática de los cristales de los coches que exhiban matriculas de la ciudad “adversaria”.

Pero el de Málaga no es, ni mucho menos, el capítulo más grave de los muchos que están dañando el país, sino apenas un ejemplo que demuestra el alcance capilar de la contaminación. Más peligroso y grave fue el "boicot" contra el cava catalán que se hizo efectivo el año pasado o el que afecta desde hace años a los electrodomésticos fabricados en el País Vasco, o la reacción crispada de la sociedad española a la OPA lanzada por empresas catalanas de La Caixa contra la eléctrica ENDESA, con sede en Madrid, una operación de mercado que nadie en España cree que no esté politizada y alimentada desde el virus político de la división y el enfrentamiento.

Todos esos enfrentamientos y otros muchos son consecuencia directa del mal gobierno, de la irresponsabilidad de una política que no ha aprendido a anteponer, como establece la democracia, la convivencia y el bien común a cualquier otro interés del poder.



Franky  
Domingo, 18 de Septiembre 2005
Artículo leído 6438 veces




Comentarios:

1.Publicado por Robaina el 19/09/2005 08:58
No puedo estar más de acuerdo con el análisis, sobre todo en lo que respecta a los enfrentamientos capilares. No conozco el de Málaga y Sevilla, aunque lo he percibido a veces, pero sí conozco otros en el ámbito gallego y son todos ellos productos de la insensatez política, que convierte en irrespirable el ambiente.

2.Publicado por Anónimo el 19/09/2005 12:02
Has olvidado mencionar aspectos de la política española que disgregan y enfrentan, entre ellos el Plan Hidrológico, que enfrentó al Levante seco con una Cataluña y Aragón que se negaban a ceder agua, o el problema actual del statut catalán, que quiere romper el concepto de solidaridad territorial e igualdad para barrer hacia la casa propia. Esas política, que debieran ser neutralizadas desde el Gobierno, están discurriendo por las venas de España y envenenando la convivencia y la fe en el sistema. Es una actitud temeraria por parte del poder político.

3.Publicado por Clandestino el 19/09/2005 14:14
Tal vez sea yo el errado, pero creo que el asunto de Málaga y Sevilla tiene otra historia y otros argumentos que si bien confirman la realidad, diferencian bastante tu versión.

De ser "hermanas" hace tres décadas nada. El enfrentamiento entre estas dos ciudades es feroz desde mucho antes, cuando a Málaga se le retiró la exclusiva de la recepción y distribución de los productos de ultramar (ultramarinos) en favor de Sevilla, allá por el reinado de Alfonso XII, explotando la estancia del rey durante su ubicación provisional de la corte en Sevilla por las guerras Carlistas. Sevilla aumenta algo sus recursos y Málaga pierde su recurso principal.

Durante la dictadura se extingue algo ese rencor, dado el "silencio" obligado para manifestaciones públicas de orden u origen político.

Cuando se empieza a gestar el estatuto de autonomía, se elige a la ciudad de Antequera como Capital de la Autonomía Andaluza, en honor a la Constitución Federal de Antequera de 1883, a la condición de Malagueño (de Casares) del padre de la patria andaluza Blas Infante y a otras consideraciones. Estaba decidido y aprobado.

Pero hete aquí que las "víctimas" de los "crueles" malagueños, sus "hermanos" se-villanos, ponen en marcha su maquinaria maquiavélica de joder. Nuevamente vuelven a meter el dedo en la llaga y empiezan a remover las viejas heridas y por supuesto dada su experiencia y arte en tales artes nuevamente consiguen robar beneficios y protagonismo a otros y acapararlos para sí. Porque no hay que olvidar que para Sevilla y sus se-villanos Andalucía es Sevilla. Su Presidente particular, alias el Isidoro, premió a Sevilla con mucha más infraestructura que a todo el resto de Andalucía.

Podemos aumentar la lista de agravios, obstrucciones y extorsiones, por ejemplo, con los bombardeos sistemáticos sobre Málaga por la chusma de Queipo de LLano, cuyos aviones partían cada tarde desde Sevilla. Cuyas operaciones eran planificadas y surtidas desde su retaguardia en Sevilla. ¿Qué hacían los "hermanos" se-villanos? Abrazar el asalto a España, perpetrado por Franco convirtiéndose en su favorita durante toda la dictadura, frente al absoluto olvido del resto de una Andalucía totalmente roja y despreciada.

Aún me pregunto como es posible que Málaga y las otras tres provincias orientales de la región, (Granada, Almería y Jaén) no culminaron su intentona de crear una Andalucía Oriental y otra Occidental, con lo que se disminuiría el "daño" infringido a los sufridos se-villanos. Mismo error cometido por catalanes con Barcelona y astutamente eludido por los castellanomanchegos con Madrid, o los gallegos aceptando la ciudad de Santiago.

Yo solo opino y cuento alguna cosa que oigo/leo de aquí y de allá. Los que viven de la información y la divulgan han de documentarse mejor y ser necesariamente más rigurosos con la verdad. Cerdos los hay en todas las zahúrdas, pero unos más que otros. Conviene no errar al señalarlos porque entonces podemos creer que se desinforma de forma interesada. Que se ejerce el triste oficio de usar la mentira para dar de comer en la esperanza de recoger migas residuales de algún sucio mantel.

Diciendo siempre la verdad, o expresando el sentir, nunca se equivoca nadie, aunque el riesgo de quedarse sin recompensa es ciertamente alto. Los malagueños lo sabemos muy bien.

Saludos

4.Publicado por Franky el 19/09/2005 15:20
Clandestino:

Te admiro demasiado para polemizar contigo. Yo no soy ni sevillano (soy de Cádiz), ni malagueño, pero vivo en Sevilla y sólo puedo decirte que jamás he oído a un sevillano rajar de Málaga y sí he oído a muchos malagueños atacar el centralismo seviullano y mil agravios más. Por razones de censo, tengo un coche con matrícula de Sevilla y ya me lo han roto tres veces en Málaga. He escuchado al antiguo alcalde Pedro Aparicio rajar a muerte de Sevilla y también he escuchado palabras similares de la antigua alcaldesa de Málaga del PP, a ambos directamente, sin intermediarios. Como verás, no analizo quien tiene razón, sino únicamente quien se siente agraviado y quien arremete. No puedo ni imaginar que en Sevilla pudiera surgir un partido antimalagueño, pero allí sí ha ocurrido algo de eso. A quien culpo es a los políticos, que deberían neutralizar esos sentimientos cintrípetos, en lugar de alimentarlos. ¿No estás de acuerdo en eso? Me sorprende que alguien tan inteligente como tu estés en esa movida. Debemos elevarnos y sobrevolar esas miserias, si queremos hacer algo por mejorar esto. ¿No crees?

Un cariñoso saludo.

5.Publicado por Eduardo el 19/09/2005 19:05
No me resisto a opinar sobre el tema, siendo granaíno y vecino de Sevilla desde hace 15 años, para adherirme a las tesis de Clandestino.

Franky, estoy de acuerdo en que los políticos debieran neutralizar los malos sentimientos centrípetos, en lugar de alimentarlos, e ilusionar con proyectos comunes en lugar de dividir a la sociedad, pero la mejor manera de hacerlo es siendo justos con los dineros, favoreciendo a todos sus hijos por igual, más aún, si hablamos de solidaridad lo lógico es que se favoreciese a las provincias andaluzas que más lo necesiten, que fuesen las primeras en ser dotadas de mejores infraestructuras, que se invirtiese en ellas más dinero público que en otras, .... de no ser así se incurre en iguales defectos que en el pasado (¿como es posible que se intentara enlazar por autovía Málaga y Granada haciendo a unos y otros ir hasta Antequera? ¿y el parque tecnológico?, de trenes mejor no hablar, ....).


6.Publicado por Franky el 19/09/2005 19:14
Si hablamos de razones, estoy de acuerdo con Clandestino y con Eduardo. Hay motivos, sin duda, pero me aterran las rencillas entre andaluces, alimentadas por políticos.


7.Publicado por Clandestino el 19/09/2005 19:50
Totalmente de acuerdo en que hay que mejorar la relación entre los distintos pueblos tanto regionales como nacionales e internacionales.

Has utilizado la expresión correcta al escribir "neutralizar". Erradicar las causas lleva necesariamente a erradicar sus efectos. Las rabietas de los malagueños son efecto de unas causas. Buena la observación de que los sevillanos no sufren de esas rabietas. Queda claro de dónde parten las causas y donde se sufren los efectos.

Los alcaldes y ciudadanos de Málaga deben estar hasta las narices de tanta obstrucción a proyectos de infraestructura, culturales, sociales etc., por parte de la Junta de Andalucía que se aferra a sus competencias para frenar el dinamismo y expansión que Málaga proporciona y Sevilla desperdicia. El nivel de vida de Málaga es muy similar al de Vascongadas, Madrid, Baleares o Cataluña. Siempre fue una provincia que aportó al sostenimiento del estado. Nunca utilizó maniobras maquiavélicas para forzar a reyes o gobiernos a favorerla en detrimento de otros. Nunca infringió daño alguno ni directa ni indirectamente a Sevilla o a sus ciudadanos. Ni económicos ni de otra índole. Su excelente nivel cultural, económico, social, industrial, investigación, etc., etc., se lo ganaron los malagueños solitos y a pulso. Algo que otros no pueden decir.

Creo que tienen derecho a exigir que les dejen avanzar en paz.

Te agradezco tu reconocimiento hacia mis cualidades intelectuales, que como tú mismo admites no son tales al inmiscuirme en estos y otros berenjenales que macularían el alma del mismo Dios. Soy temperamental y algo visceral. Ser coherente con mis principios es mi única referencia, admitiendo mis errores y mis modos poco diplomáticos que si bien pueden parecer agresivos, solo busco acortar caminos, sin pretender parecer ni el bueno ni el malo, ni el listo ni el tonto. Solo hacer mis denuncias y ser como soy desde el convencimiento de que en España nadie se elevará nunca sobre el protagonista en jefe, o sus franqueados, casi siempre muy inferiores a la mayoría, pero dispuestos a cortar las cabezas que rebasen a las suyas.

Lamento que me creas una persona polémica. Mi aspereza puede llevar a esa conclusión.

Saludos.

8.Publicado por franky el 19/09/2005 20:01
Clandestino:

Nunca he dicho que seas una persona polémica. Sólo he dicho que te admiro demasiado para polemizar contigo

¿Vale?

9.Publicado por Alehop! el 20/09/2005 23:05
Apoyo a Clandestino y Eduardo en su defensa de las "causas", y a Franky en el deber de los políticos de no alimentar odios y rivalidades. Sin embargo mu gustaría resaltar la importancia de las causas en la crispación política que se está produciendo, y es que, comunicativamente me resulta muy interesante.

Como todos sabíes, soy afiliado de Nuevas Generaciones del PP, así que lo que voy a exponer puede resultar parcializado, y digno de todo tipo de ataques. Sin embargo creo que son conclusiones obvias, y que en ningún caso eximen de responsabilidad al Partido Popular de la crispación actual.

ZP, bajo su estilo cordial y su afición por el talante, parece demostrar un gran desconocimiento del vocabulario que utiliza. Diálogo, talante, cordialidad, consenso, acuerdo, negociación, son todas palabras fantásticas, palabras que generan muchos votos, palabras que generan confianza, palabras que deseamos escuchar los ciudadanos libres que promulga Franky en Democracia Secuestrada (huy! por cierto, ya lo acabé, a ver si te mando un mail y te cuento mis impresiones).

Sin embargo, en política las palabras deben hacerse realidad, y Zapatero parece una marioneta, aunque desconozco de quien. Sus palabras están vacías de contenido, y sus posturas y comportamientos políticos son radicales y extremistas. El maestro del talante nunca ha hecho gala de él. Negocia, pero al parecer con terroristas, rindiéndo el Estado de Derecho a la fuerza de unos pocos, que pretenden imponer su sinrazón a unos muchos, negocia, sí, pero a la vez abre la puerta a nuevos terrorismos, en España se ganan elecciones con atentados, en España se logran acuerdos con víctimas, parece decir nuestro amable Presidente.

Cuando habla de consenso busca que todas las fuerzas políticas trabajen en un mismo camino, el bien común, y eso es bueno, y genera votos. Sin embargo, Zapatero busca el consenso con las minorías radicales, y no con la oposición mayoritaria. Busca el consenso en el extremo y no en el centro y la moderación. Y firma acuerdos que le obligan a excluir al Partido Popular de otros consensos. Cuando ZP habla de consenso, lo que realmente hace es ceder a los chantajes de los partidos que le permiten gobernar.

El Partido popular ha ofrecido al PSOE 4 grandes pactos de Estado, pactos, que a diferencia de los actuales, si representarían el parecer de la gran mayoría de españoles, y por tanto si buscaría el bien general. De hecho, uno de los pactos ofertados era recuperar el "Pacto por las libertades y en contra del terrorismo" Que ZP rompió para poder negociar.

¿Qué logra Zapatero? Consigue votos, gracias a la excelente capacidad de comunicación de su partido, capaz de dar la vuelta a los hechos, el radical por no ceder a los extremos del Gobierno es el Partido Popular, y la defensa de esta afirmación se basa en su aislamiento, es el único partido que no participa de los acuerdos alcanzados por ZP con las demás fuerzas minoritarias. Nadie parece comprender que esas fuerzas minoritarias imponen en los acuerdos puntos que no benefician a la mayoría de ciudadanos, sino a las minorías que representan, y eso es algo a lo que el Partido Popular no puede acceder.

Ante estas cuestiones, no queda más remedio que denunciar públicamente los errores de un Gobierno que genera problemas para la ciudadanía, enfrentando a minorías con mayorías, a unas regiones con otras, y lo que realmente les interesa, a la izquierda frente a la derecha. El Partido Popular realiza una defensa visceral y agresiva, que da mayores argumentos al PSOE para "demostrar" quien crispa a la sociedad, efectúando un esperpéntico giro de la realidad.

ZP confía en que la "superioridad moral" del socialismo, y el superior número de ciudadanos vinculados con la izquierda les vuelva a dar buenos resultados en las elecciones gracias al enfrentamiento entre ambos partidos, que aleja a ambos del centro. Cuando PSOE y PP estaban sitúados en el centro, ideológicamente no eran tan distintos, y en la práctica el Partido Popular supo convencer. La estrategia es buena. Alejando a ambos partidos del centro logramos que la mayoría de izquierdas se imponga a la menos numerosa mayoría de derechas, confiando además en el ascenso de partidos más extremistas como el PADE que puedan arrastrar votos "populares".

No exculpo al Partido Popular, que ha entrado en el juego, tirando piedras contra su propio tejado. Pero si volvemos a las causas. El Gobierno de Zapatero, ZP, ZetaP, o como quieran ustedes llamarle, ha sido el principal causante de la situación actual.

Y adelantándome a las críticas que próximamente voy a recibir apuntando a Aznar como primer responsable de esta crispación, expondré que efectivamente, Aznar se equivocó al involucrar a España en el apoyo (aunque fuese humanitario) a EE.UU. en la Guerra de Irak, no por sus fundamentos ideológicos, que pueden estar justificados, sino por hacerlo sin contar con el respaldo de la población, y algo aún más grave, al menos, en mi opinión, por mentir en una entrevista acerca de las causas del apoyo a EE.UU., las armas de destrucción masiva, inexistentes. Sin embargo, Aznar no generó una crispación que enfrentase a ideologías. Muchos populares, incluso miembros del Gobierno, como ha desvelado Trillo en su nuevo libro, estaban en contra de la Guerra de Irak. Aznar no politizó la Guerra de Irak.

Espero que Rajoy, en este nuevo enfoque postveraniego, busque algo más el diálogo, el talante y el consenso, sin renunciar a las ideas y proyectos que representa, pero utilizando una defensa menos visceral y agresiva. Mi enhorabuena por su oferta en los 4 grandes pactos de Estado. Mi condena a ZP por negarse a dialogar, con todo lo que implica, especialmente escuchar.

10.Publicado por mj el 27/10/2005 21:47
lo de malaga-sevilla, huelva-sevilla, cadiz-jerez....
es verdad que la gente de sevilla no siente la animadversion que a veces sienten por ella... aunque tiende a hacer comentarios que en otros sitios no gustan y a quedarse las pelas de alrededor.... si el psoe lleva años en el poder, y el psoe que manda es el sevillano... las pelas se gastan primero en sevilla y despues en las demas...
ejemplo: presupuesto para dragar el rio y hacerlo "navegable" teniendo tantos otros puertos de mar...
ahora vivo en sevilla, soy de almeria y casi me he criado en huelva
y en los tres sitios me siento en casa :)

11.Publicado por charlie el 17/11/2005 22:56
Es la primera vez que entro y la verdad, me siento abrumado con vuestra manera de expresaros, sois muy buenos.

Soy sevillano y vivo en Sevilla, pero por circunstancias me crié en Málaga capital de la que tengo muy buenos recuerdos, pero no todos lo son.
Siendo del 73 me crié en pleno apogeo de la emergente democracia y con ella llegaron ciertos alcaldes.... Pedro Aparicio (ya comentado) y después, mucho después, la señora del PP, por cierto casada con un sevillano y su hija se llama Macarena (queda ridículo verla despotricar de la manera que lo hacía, ¿le diría algo su marido al llegar a casa?). Lo de De La Torre para que hablar.

En el 92, en Sevilla tuvimos la EXPO, cierto, pero con ella llegaron autovías PARA TODA ANDALUCÍA. ¿Qué sería del turismo de Málaga sin el chorreito que entra por esa autovía? En los años 90 y 91 el turismo en la Costa del Sol era de pena, sólo hay que tirar de hemeroteca. No, no hace falta que lo agradezcáis, la merecíais y la tenéis. Ni más ni menos que nosotros.

Os recuerdo que Sevilla tiene 700.000 hab. y 500.000 más en su cinturón urbano Y NO TENEMOS METRO (y Bilbao y Valencia sí) por lo que "no nos dan" tanto los Socialistas!!. Teníamos licitado el metro desde el año 68!! y el dragado del rio desde mucho antes. ¿A quien leches le dan? que tenemos 100.000 parados.

Podría seguir (Feria, Semana Santa) pero lo dejo para el capítulo 2.

Un abrazo.

12.Publicado por rafuga el 10/12/2005 20:41
He leido esta mañana que Cataluña reivindica la posibilidad de participar en competiciones deportivas de manera independiente y que para ello se ha creado una campaña pubicitaria de concienciación al pueblo Catalan.

Le hago unas preguntas al señor Laporta presidente del Barcelona y al señor Oleguer jugador del mismo club aunque puede ir dirigidas a cualquiera con sus mismas pretensiones que apoyan dicha campaña

¿No consideran que si Cataluña puede estar representada de manera independiente al resto de España los clubes de futbol o de otras competiciones deportivas deberían dejar de participar en competiciones a nivel nacional y crear sus propias competiciones territoriales, nacionales o como quieran llamarles?

¿Es eso lo que buscan? por que si es así
¿Como afectaría a los clubes deportivos Catalanes competir en su propia liga de futbol Catalana, o en una ACB Catalana etc.?

¿Se imaginan señores al Barcelona luchando contra el Granollers (con el mayor de os respetos para este club) por la liga de futbol Catalana?

¿Cuanto tiempo cree que durarían estrellas como Etoo, Deco, Ronaldinho o muchas otras de otras modalidades deportivas y que juegan en clubes Catalanes, en irse a clubes que participan en competiciones de mas renombre internacional?

No olvidemos que muchas de los grandes clubes deportivos existentes en Cataluña en muchos casos lo son por las competiciones en las que participan y por los rivales a los que se enfrentan.

Es por todo ello que pido una reflexion a todos aquellos que apollan el nacionalismo hasta limites separatistas y partidistas del daño que le haría dicha ruptura al deporte de Cataluña en general.

13.Publicado por anonimo el 09/01/2007 18:55
españa pais hostil,fachista,racista.........pais enemigo del mundo

14.Publicado por Bokeron el 03/03/2008 14:03
Como veis, encima los sevillanos creen que les debemos de dar las gracias por las cosas que se hacen en España, sino mirad el comentario de charlie, os tenemos que dar las gracias por la autovia? para tu informacion nos llega mas gente por aviones o barcos que por ahi. Otra cosa, una persona por tener una hija llamada Macarena no puede criticar a Sevilla??? Intentas comparar dos semanas santas completamente distintas como son la malagueña y la sevillana??? MIERDA DE SEVILLANOS QUE SE LA DAN DE LO QUE NO SON. LA ESCORIA DE ANDALUCIA Y DE ESPAÑA. DE UNA PU.... Y UN GITANO NACIO EL PRIMER SEVILLANO.
p.d: Yo no me expreso ni la mitad de bien que la gente que ha escrito antes, pero me habeis entendido no? pues eso. adios.

15.Publicado por Bokeron el 03/03/2008 14:04
perdon, queria decir por las cosas que se hacen en Andalucia.

16.Publicado por CAPO el 31/05/2010 00:21
pues si hay odio hacia sevilla pero no solo por parte de sevilla si no de la parte oriental de andalucia yo soy jienense pero me muevo mucho por granada capital pues vereis no se si conocereis la plataforma por andalucia oriental pare crear una autonomia en ella entrarian granada,almeria y jaen malaga no y por que por que esta mas que demostrado que malaga con el tiempo a ido construyendo su camino un camino en solitario ya que tambien tiene otra plataforma rayya pues yo estoy a favor de la creacion de las autonomias de andalucia oriental y malaga y a favor de otras plataformas mas de andalucia que hagan lo mismo e oido que los cordobeses tambiene stan artos de sevilla no se si tendran partido o plataforma pero e llegado a ver casos de querer unir cordoba a andalucia oriental y no an sido ni 1 ni 2 an sido mas de una decena de veces que e comprobado en conclusion sevilla debe dejar en paz al resto de provincias que quieran seguir su camino. Tienen su derecho tenemos el deber y derecho yo como jienense que soy me sinto oriental y no andaluz por eso mi bandera es la roja verde y lila no la verde y blanca que nos mandan desde sevilla saludos a todos y...
AUTONOMIA PARA ANDALUCIA ORIENTAL YA!!!!!

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros