Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

VOTAD , VOTAD, MALDITOS.


Nota



Votad todos, irresponsables, votad, seguid votando.

¿Cuántas elecciones a Cortes llevamos en España desde la muerte de Franco?

Son ya bastantes, demasiadas. Cuánto tiempo más vais a seguir repitiendo que estamos mejor que antes. ¿En qué sentido mejor? Que hay más tecnología, quizá. ¿Qué más? Honor no hay, el orgullo malvive en cuatro personas vetadas, ignoradas y temidas por la sociedad; la decencia pasó a mejor vida; el paro se extiende sin remisión y no vamos a salir de ahí votando precisamente.

Para comprar una casa hay que endeudarse de por vida, eso si hay suerte y no les legamos la deuda a hijos o nietos. Los sueldos son exactamente los mismos que a finales de los años ochenta, cuando los productos costaban muchas veces menos.

La patria está dividida, con unas comunidades artificiales creadas a la medida de los traidores para repartirse toda la riqueza de España de aquel momento y del futuro hasta que todo, un día, reviente. Estos irresponsables que dirigen el país sin control de su poder y sin rendir cuentas jamás por sus fechorías, como no tienen suficiente, han tenido que avivar todos los odios a los que los españoles somos aficionados, y vivimos una especie de guerra civil sin disparos, pero guerra al fin y al cabo. Está ahí, a diario, en todos los periódicos, en todos los programas de televisión, en cada mitin del político de turno. ¿Por qué les escucháis? ¿A qué se debe que les sigáis poniendo en su poltrona de poder una y otra vez a través del voto? ¿Sois acaso masoquistas? ¿Jamás vais a tener suficiente? Es probable que sea demasiado tarde, pero alguna vez habrá que empezar a deslegitimar a estos vividores de un régimen de poder dictatorial disfrazado de democracia. Os han lavado el cerebro con la cantinela de la fiesta de la democracia, que es solo fiesta para unos pocos, los que rentabilizarán cada voto en euros, muchos euros.

Vosotros estáis fuera de esa fiesta, no os querrán después, una vez metida la papeleta. Podréis quejaros en el bar, protestarle al vecino en el ascensor, asquearos cuando encendáis el televisor, desesperaros en cuanto sintonicéis vuestra emisora habitual… Todo va a seguir igual, ellos van a seguir robando y hundiendo al país, pero con vuestra colaboración inestimable, con vuestros legitimadores votos, millones de ellos. No podréis quejaros luego. Y no nos digáis, eso nunca, que no nos quejemos nosotros, los que no participamos en el Gran Engaño, en el Gran Juego, en la Gran Mentira. No, no se os ocurra acusarnos de algo que es culpa del que colabora, del que vota, del que legitima todo esto, del que se corrompe moralmente al votar un régimen que apesta y que odia, pero aun así lo sigue manteniendo por miedo a no sabe qué. Yo sí sé a qué tenéis miedo. A la libertad, a ser libres de una maldita vez, a decidir vuestro futuro, a ser responsables y no dejar que sean otros (siempre los peores) los que manejen vuestra vida.

Si conseguimos que la libertad política llegue a España, votaremos con libertad, ahí sí elegiremos al fin. No os preocupéis si sois tan aficionados a meter papeletas en urnas, lo haréis también. Pero antes hay que limpiar esta casa, poner orden y darnos unas reglas de juego justas, para todos igual, sin una sola excepción, decidiendo qué forma de estado queremos y qué forma de gobierno.

Salvador

- -
Domingo, 10 de Julio 2016
Artículo leído 927 veces




Comentarios:

1.Publicado por El iluminado el 10/07/2016 07:42
Gracias sr salvador.
Sera hoy un dia muy bonito me ha levantado la moral.digan lo que digan esta pagina del profesor es el mejor amanecer.

2.Publicado por Antuan el 10/07/2016 16:51
Al final de la dictadura surgierón innumerables formas de asociación independientes, sobre todo a nivel local. Entre los años 72 y 79 los barrios eran un hervidero de personas deseosas de participar, por contribuir en lo que viene a llamarse "bien común", en arreglar los problemas cotidianos y en echar una mano a los que peor lo estaban pasando; pero también por la consecución de mayores libertades y la participación activa en los asuntos públicos que atodos incumbe.
Por un lado, espectantes ante las nuevas diatribas políticas que estaban por venir, y por otra, ilusionados porque por fin parecian dejar atras un régimen anclado en el pasado.

Esta explosión la protagonizó la "sociedad civil", hoy enterrada varios metros bajo tierra. Entre el Estado y el Mercado se encargaron de cooptarla, dividirla, enfrentarla, debilitarla y al fin politizarla, haciendo de ella una guerra de bandos entre azules y rojos, Madrid - Barcelona, capitales - provincia, español - inmigrante, hombre - mujer, jovenes - viejos, ricos - pobres, parados - trabajadores, funcionarios - no funcionarios, etc, etc.

Lo que "los miserables" han dejado de sociedad civil se refugia en asociaciones y entidades del Tercer sector, donde cobra fuerza un voluntariado amplio, activo y concienciado, pero maniatado por la dependencia de las subvenciones públicas.

Este desmantelamiento es el peor que hemos sufrido, peor que el industrial, el agricola o el de nuestro servicios básicos. Peor que el vaciado de las arcas públicas, que la manipulación de las personas o que el amaño de la elecciones, porque nada de eso hubiese sido posible con la participación de una sociedad civil fuerte y participativa, crítica, formada y convencida de la prevalencia de unos valores morales basados en la libertad, la igualdad y la fraternidad entre vecinos.

Hasta que no digamos "no" al pedazo de pan fácil, hasta que no digamos basta a los abusos que le infringen a nuestro vecino, hasta que no dejemos de lado el concepto individualista y consumista que nos han inoculado, hasta que no apaguemos el televisor y dejemos de leer a sus voceros, hasta que no plantemos cara a todas esas injusticias que vemos a diario, por pequeñas que sean, no nos mereceremos llamarnos ciudadanos, ni conseguiremos nada que sea digno para nuestros hijos, no conquistaremos nada que merezca ser llamado democracia.

No esperemos a que nos abra la puerta el carcelero que nos encerró injustamente, debemos hacerlo nosotros con nuestros medios, usando la razón, de forma pacífica, teniendo en contra la fuerza, pero a favor la verdad, la dignidad y la superioridad moral, sólo nos queda emplear esas armas, unirnos y luchar por los demás.

3.Publicado por Bixente el 10/07/2016 19:40
Impresionante compañero Salvador:

Este texto me ha llegado hasta lo más profundo de mi corazón por la realidad que contiene, son verdades como puños, mi más sincera enhorabuena.

Gracias.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros