Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

TRANSPARENCIA


Nota



TRANSPARENCIA
Transparencia es limpieza, claridad, diafanídad. En los países democráticos, desde hace muchos años, tienen una Ley de Transparencia, porque descubrieron que el enemigo número uno de la democracia es la corrupción, la oscuridad, la suciedad administrativa. En España, después de casi cuarenta años de democracia, no se ha querido hablar de esto, de manera que pertenecemos al grupo de países que aún no tienen ley de transparencia.

Cada vez que los ciudadanos han chillado ante la corrupción y la suciedad, los mismos presidentes de Gobierno han evadido el bulto y el Parlamento se ha limitado a nombrar una comisión de esclarecimiento que lo que ha hecho ha sido oscurecer y ocultar aún más la verdad de los hechos, para que el umbral de acción de los parlamentarios siga en la penumbra.

En estos momentos, la falta de transparencia es tal que los ciudadanos han perdido la confianza en los políticos y en los representantes del pueblo, no se creen lo que dicen y España ocupa uno de los lugares de mayor corrupción y de falta de credibilidad del mundo. Por fortuna, los jueces, que también estaban en entredicho, han reaccionado a tiempo.

Por fin, ante estos extremos, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia ha anunciado la implantación de la ley. Hace muchos años que los españoles han querido conocer las tramas que han esquilmado al país. Pero los presidentes de Gobierno y de las comunidades autónomas no han hecho otra cosa que ocultar las argucias y dispendios de sus protegidos.

“Esperamos que el acceso a la información pública y al buen gobierno sea una pieza fundamental en este objetivo, porque creemos que contribuirá de forma determinante a restaurar la confianza en las instituciones y a mejorar la calidad de nuestra democracia. Por eso, hemos desarrollado un trámite de consulta pública sobre el texto de esta nueva norma, para que los ciudadanos puedan conocer de primera mano y participar en primera persona en la elaboración de esta Ley.” Así lo comunicaba, el pasado 5 de junio, la vicepresidenta Soraya de Santa María.

Sin embargo, ya hay algunos políticos que dicen que “todo gobierno necesita cierto umbral de secreto.” Pero no es este el momento, porque los ciudadanos defienden con fuerza que “todos los ciudadanos somos iguales en democracia, que nadie está exento de pasar por el tamiz de la justicia y que todos tenemos que colaborar con los impuestos para resolver los problemas económicos del país, por muy rey, político, científico, eclesiástico o culto que sea.”

Los ciudadanos están deseosos de participar en esta ley con aportaciones, sugerencias y apreciaciones. Asegura la ministra que, en estos quince días, han recibido más de 80.000 visitas en la página web, y más de 3.600 contribuciones. Ya era hora, aunque más vale tarde que nunca. Abogamos por la limpieza, claridad y diafanidad, y esperamos, cuanto antes, la Ley de Transparencia.

JUAN LEIVA

- -
Viernes, 14 de Junio 2013
Artículo leído 588 veces




Comentarios:

1.Publicado por Carlos RH el 14/06/2013 08:45
En Ciencias Políticas se utiliza la ecuación de Klitgaard para medir la corrupción, es la siguiente, Corrupción=Monopolio de la decisión+Discrecionalidad-Rendición de cuentas. Cuanto más reducido sea el grupo de actores de quienes depende la decisión sobre el asunto en cuestión, cuanto mayor sea el margen de discrecionalidad del que disponen esos actores para tomar esa decisión y cuanto menos o más ineficientes sean los controles sobre quienes toman la decisión, mayor será la probabilidad de que surja la corrupción.

Para reducir los niveles de corrupción solo hacen falta mejorar los sistemas, lo que se necesita es alterar el marco de incentivos en el que actúan las autoridades políticas, funcionarios y clientes de las administraciones públicas. Esto se consigue mediante cambios institucionales capaces de reducir el monopolio sobre la toma de decisiones, la discrecionalidad de quienes las toman y hacer más efectiva la rendición de cuentas, la transparencia.

En España, la corrupción es un problema incubado en la política desde hace siglos, pocos han sido los cambios efectivos y muchos los maquillajes con los que engañan a la sociedad ¿Como es posible que a estas alturas una democracia no tenga una ley de transparencia? El elemento fundamental de toda democracia es la rendición de cuentas, lo que los anglosajones llaman "acountability", junto a la responsabilidad constituyen los pilares éticos en los que descansa un sistema democrático.

En nuestro sistema ni existe la rendición de cuentas o transparencia ni la responsabilidad, al contrario, se trata de ocultar y de apoyar al corrupto si es de los tuyos cuando en realidad eso es lo más antidemocrático que puede darse en una democracia. Por eso nadie dimite ni es cesado y se genera una cupula gobernante repleta de irresponsables actuando en un terreno carente de mencanismos de control, es decir, la política convertida en un territorio de impunidad , justo lo diametralmente opuesto a la rendición de cuentas.

Solo hace falta rascar un poco para llegar a la conclusión de que estamos ante un sistema de corrupción diseñado con un disfraz democrático pero que a la menor prueba de resistencia cae por su propio peso.

2.Publicado por la clave esta en PPSOENTEX el 14/06/2013 08:46
hagan ustedes la siguiente prueba.
Cojan una esponja o trapo de cocina y dejenla siempre en el fregadero de la cocina durante 30 años.
Enjuaguen ligeramente esta esponja o trapo de cocina cada cuatro años

Compren el mejor jabón del mercado,llenen un barreñito con agua de lluvia limpia y cristalina y limpien por dentro los cristales de su coche por dentro con la "esponja o trapo mugriento por los años de recibir la porquería diaria"

A continuación arranquen el coche y conduzcan.
No se preocupe por la dirección que tomen, porque con el "trapito o esponja lleno de mierda " irán directamente al cementerio.

PPSOENTEX (ni limpia, ni brilla ni da esplendor )

3.Publicado por vanlop el 14/06/2013 09:03
Soy de la opinión que hacer leyes de transparencia o de otro tipo no es más que ponerle puertas al campo o hacer algo para que todo siga igual.

En todos los paises existe un código penal, que aquí, tras estos años de democracia, está tan devaluado que parece un codigo de buenas maneras. Pero existe y todo lo que hacen los políticos está tipificado. De hecho los pocos políticos procesados, lo están en virtud de algún artículo de ese código y los actores han sido fiscales y jueces noramales. Ahora no recuerdo nada que hay ahecho el famoso fiscal anticorrupción.

De modo que menos leyes de transparencia y volver a un código penal severo y por supuesto unos fiscales que ejerzan de tales y no de esclavos del gobierno.

Tal vez si el ciudadano percibiera que las leyes no son un adorno, la desmoralización que existe iría desapareciendo y volveríamos a una situación de ganas de vivir, que lógicamente conlleva las ganas de trabajar y de crar riqueza.

4.Publicado por Antuan el 14/06/2013 13:10
Claro que aquí nunca hubo transparencia ni rendición de cuentas.El tinglado está montado así desde hace siglos sin que sus moradores tengan ni siquiera el miedo a que eso pueda cambiar. Cuando las cosas se ponen serias, como sucede ahora con la crisis, se le da al tinglado una capa de minio que oculte toda la corrosión interior y con ello se contenta a la masa, ésa que olvida en el momento que le empiezan a ir un poquito mejor las cosas
¿Cómo van a introducir normas que obligien a la responsabilidad y la rendición de cuentas si nadie les obliga? Si esperamos a que la casta reaccione esperemos sentados otros cuantos siglos.

5.Publicado por La España corrupta. el 14/06/2013 17:40
La deuda pública ha vuelto a crecer, tanto central como autonómica. O los echamos o nos hunden. No saben como gestionar nuestros recursos y políticamente piensan que reducir la deuda es reducir Estado y eso les perjudica. A la calle por la fuerza o nos matarán de hambre. 9 de cada 10 euros se nos va en pagar intereses con esta gentuza pero solo lo vamos a pasar mal usted y yo, ellos siguen en su paraiso perpetuo.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros