Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Sentir orgullo der ser demócrata


Nota



Si te preguntan si eres monárquico o republicano, responde que eres domócrata. Si te preguntan si eres de derechas o de izquierdas, di que eres demócrata y siéntete orgulloso de tu respuesta porque ser un demócrata verdadero es superior a ser cualquier otra cosa en política.

La democracia auténtica es una gran desconocida. Casi todos los que se declaran demócratas o no lo son o lo son solo en parte. Muchos creen que la democracia consiste solo en votar cada cuatro años y elegir gobernantes. Esa parte es, probablemente, la menor interesante y trascendente del sistema. La democracia es mucho mas que todo eso: un sistema que garantiza la convivencia en armonía, respetando las opiniones diferentes y garantizando la paz incluso dentro de la discrepancia. Pero también es un conjunto de leyes, normas, reglas y valores que convierten al ciudadano en el soberano y protagonista de la política y que someten al poder político y lo controlan, evitando que sea corrupto, arrogante y que desarrolle su tendencia natural hacia el abuso del poder y la tiranía.

Todos los políticos que se declaran demócratas en España son mentirosos y falsos. Ninguno de ellos lo es porque el sistema que han creado y gestionan carece de controles, de valores y de principios que garanticen la igualdad, la justicia y la decencia. Nuestra falsa democracia es un océano de corruptos, aprovechados y falsos representantes de unos ciudadanos que han siudo despreciados y abandonados. Aquellos que afirman que ellos no son corruptos, mienten porque al estar rodeados de corruptos y políticos que abusan y delinquen, ellos guardan silencio y no los denuncian por miedo a arruinar sus carreras políticas, lo que les convierte en corruptos pasivos y en cómplices cobardes.

La democracia es el estado superior de la ciudadanía y el escalón político mas elevado que existe. Los demócratas son ciudadanos y ser ciudadano significa ser vigilante, responsable, cumplidor, decente, virtuoso e incapaz de delegar en otros la voluntad política, que es indelegable.

Cuando un sistema como el Español se autodeclara como democrático sin serlo, no solo traiciona la democracia, sino que pervierte la sociedad y envilece la política. Lo que existe en España es justo el lado contrario de la democracia, un sistema que se nutre de la verdad y la transparencia, mientras que los políticos españoles son maestros de la mentira, el engaño y la opacidad. Ni Rajoy, ni Rubalcaba, ni Zapatero, ni Aznar, ni González, ni el rey, ni ningún alto cargo del Estado español es demócrata. Todos ellos están impregnados de los mismos males y vicios antidemocráticos: falsedad, mentira, arrogancia, desprecio al ciudadano, odio a los controles y limitaciones al poder, tendencias a la tiranía, abuso de poder, corrupción y odio a los valores y principios mas genuinos del sistema democrático, como son la separación de los poderes básicos del Estado, la independencia de la Justicia, el respeto a la independencia de la sociedad civil, la aplicación igualitaria de la ley y la representación falsa del ciudadano.

Los políticos españoles han pervertido el sistema en su esencia y lo han convertido en basura. Ni siquiera representan, como dicen, al ciudadano, ya que ellos solo responden y representan a sus partidos políticos, que son los que les colocan o les echan de las listas electorales. El ciudadano, en España, es un pobre ser abandonado, huérfano en política y que carece de representación, lo que convierte al sistema político español en ilegítimo e indecente.

La verdadera revolución que España necesita no es cambiar a la derecha por la izquierda o la monarquía medieval por una república moderna, sino la instauración de una democracia auténtica, algo desconocido por los españoles. ¿De que nos serviría una República si al frente de ella podríamos elegir a políticos sin grandeza ni decencia democrática como los que hemos eleguido para gobernarnos en las últimas décadas? ¿Podríamos sentirnos orgullosos con una república presidida por un Manuel Chaves, un Javier Arenas, un Artur Mas o un Pablo Iglesias?

Solo una democracia verdadera podrá impedir que los muchos mediocres, mentirosos y delincuentes que han ocupado el poder en España, durante las últimas décadas, tengan acceso a las mas altas magistraturas del Estado. Una democracia auténtica los expulsaría del poder porque son escoria sin ética y los filtros del sistema les cerrarían el paso. Pero un sistema sin filtros ni controles, ya sea una monarquía o una república, de izquierda o de derecha, siempre sería un vertedero sin garantías, valores, derechos, justicia y dignidad.

La única manera de oponerse al sistema corrupto espñol y de luchar con eficacia por la regeneración es siendo demócrata y ciudadano, con todas las consecuencias, conscientes de que ser demócrata hoy en España puede traer consigo incluso la marginación, el acoso del poder y la misma cárcel.


- -
Lunes, 7 de Julio 2014
Artículo leído 755 veces




Comentarios:

1.Publicado por Carlos RH el 07/07/2014 06:59
He creído siempre en la democracia como mal menor, nunca me gustó como ideal y por tanto no la venero. Sin embargo y hasta que no se descubra la posibilidad de implantar otro sistema que lo perfeccione, y los hay, tendremos que conformarnos con este. La democracia para que cumpla con los requisitos de un buen sistema político no debe ser rígida sino mantener la esencia de un sistema inacabado, perfectamente inacabado, para que nos permita seguir construyéndolo día a día, esa es su esencia y la rigidez lo aniquila.

Para los que nos sentimos ciudadanos libres la democracia es una mala noticia, insisto mal menor, porque si aceptas las reglas de la mayoría estás renunciando a tu libertad, ésta se pierde en cuanto aceptas las reglas que otros te imponen. La libertad es la capacidad de actuar y de obrar de cada uno teniendo como limite la libertad de los demás pero esa libertad se ve coaccionada cuando son los demás quienes te imponen su voluntad.

Cuando la mayoría es una mayoría irreflexiva que solo obedece a la disciplina de partido o a la voz del lider, la democracia se transforma en lo antitético y eso mismo ocurre en nuestro Congreso cuando los diputados anteponen la disciplina de partido a la voluntad de la propia libertad de cada uno. Eso mismo trasladado a una sociedad uniformada, manipulada por las ideologías y falta de formación y una educación bajo mínimos la democracia de los muchos es el peor enemigo de la libertad.

Por tanto, la democracia es un sistema de concesión de derechos pero no de libertades, pues la libertad es un acto individual que nace de cada uno y que en democracia se ve constantemente coaccionada por la acción de la mayoría. Si esa mayoría es además una mayoría irreflexiva como la que tenemos en el Congreso o una mayoría de un bajo nivel formativo la cosa adquiere tintes de oclocracia o el poder de las muchedumbres. El solo hecho que la democracia equipare el voto de un premio Nobel con el de un analfabeto la convierte en el peor de los igualitarismos.

Para que un sistema político como el democrático surta los efectos deseados se ha de empezar por los pilares de toda sociedad que aspire a un sistema en el que todos participemos en igualdad y eso es tener una sociedad formada e informada, con un grado de cultura política y democrática que ha imposible la manipulación por cuatro botarates. Pero además, el proceso legitimador de las normas queda en entredicho cuando el legislador no recoge las demandas de los ciudadanos para luego hacerlas ley sino que lo hace a la voz del ordeno y mando de la disciplina de partido que rompe ese proceso legitimador de las normas y hace que el efecto que producen no sea el que quiere el pueblo. De ahí que estemos gobernados por normas que no han sido recogidas del sentir ciudadano sino del sentir de una mayoría irreflexiva expuesta a las influencias o presiones de elementos ajenos al proceso democrático como pueden ser las oligarquias financieras, económicas, empresariales, religiosas etc...Si la ley deriva de la naturaleza de las cosas como dijo Montesquieu, nuestro sistema democrático se encarga de torcerlas porque el proceso legitimador de las normas está manipulado y el efecto que van a producir esas normas es que las sentencias sean juridicamente correctas pero moralmente reprochables.

2.Publicado por vanlop el 07/07/2014 10:06
Hoy le daré descanso al teclado, salvo que salgan nuevos comentarios que inciten a la polémica.

El artículo establece unas ideas que debarían ser la base y que sin embargo poca gente conoce y mucho menos, practica.

Carlos RH establece unos principios con los que estoy de acuerdo. Y aquí sí podemos hablar del mal menor, pues de todos los sistemas, la democracia es el menos malo.

Tengamos democracia y tratemos de perfeccionarla cada día más, que es lo único que podemos hacer en tanto alguien no establezca un sistema mejor.

Pero primero tengamos democracia en España y después ya veremos.

3.Publicado por YA ERA HORA el 07/07/2014 13:36
Oiga, profesor.
¿Está usted haciendo un experimento sociológico?
Lo digo porque sus artículos son un copi-pega parcial de otros.
Los párrafos se repiten de forma manifiesta. Y son idénticos al de otros artículos ya publicados.
¿Me despeja la duda, por favor?

4.Publicado por español28m el 07/07/2014 21:38 (desde móvil)
Hoy solo decir que corroboro al 100% tanto el escrito como el comentario dr CarlosRH. Dicen lo que pienso.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros