Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

SOBRE LOS PRÉSTAMOS


Nota



Podemos pensar sin mayor problema que los préstamos son un elemento básico de la Economía. Si todo el mundo tuviera exceso de dinero y nadie necesitara préstamos, seguramente la economía no funcionaría. El préstamo, por tanto es tan antiguo como la propia economía. Tal vez esta surgiera cuando alguien presto algo a otro.

El préstamo, como elemento económico se basa en la garantía de devolución. Para ello, el prestamista ha comprometido bienes por valor superior al préstamo, del prestatario o de los avalistas. Si no existe la garantía de devolución, el préstamo se convierte en otra cosa aunque se siga llamando préstamo.

La economía siempre ha utilizado los préstamos, lo que ha permitido que las sociedades avancen. Sin embargo junto a este factor de avance existen, como en todas las actividades humanas, las sombras. Son aquellos préstamos que, por diversos motivos se hacen a intereses exagerados o aquellos que se hacen sin las debidas garantías o a personas que se sabe con certeza que no los pueden devolver.

En épocas o en países en los que la agricultura es el principal medio de subsistencia se da mucho este tipo de préstamo. Una mala cosecha obliga al campesino a pedir un préstamo para no morir de hambre y naturalmente pone como garantía su campo. Los intereses son muy altos, pero la alternativa es morir. Salvo que la cosecha sea excepcional, el préstamo más los intereses no se pueden pagar, lo que hace que el campesino se quede sin tierra.

Otro tipo es el préstamo mafioso. Cuando al jefe mafioso le interesa un negocio, comienzan a ocurrir desgracias, como accidentes varios, incendios... El resultado es que el dueño debe pedir un préstamo, pero los bancos, ante la ruina del negocio, no le prestan y tiene que recurrir al “padrino”. Además del dinero debe colocar a una persona de confianza del prestamista que vigilará que el negocio marche bien. Ni que decir tiene que la poco tiempo el empresario ha perdido su negocio y tendrá suerte si no pierde también la vida.

Los países funcionan igual que las empresas, necesitan dinero y lo mejor es recurrir a los préstamos. Eso permite acometer obras importantes, que al igual que en las empresas, permite ganar más y pagar fácilmente el préstamo. De esta manera no se aumentan los impuestos, pero cuando la obra esté funcionando, al moverse más el dinero, se genera más rendimiento en los impuestos, con lo que se paga el crédito sin que los ciudadanos se vean afectados.

Sin embargo hoy día los gastos del Estado son tan enormes que sobrepasan con mucho la recaudación de impuestos, aunque estos sean muy altos. La solución evidente es reducir los gastos, pero entonces se vería afectado el llamado “estado del bienestar” que es algo que todos los gobiernos ensalzan y que produce muchos votos. Por tanto, para cuadrar las cuentas y que los votos sigan fluyendo, se recurre al préstamo, naturalmente de forma excepcional y con intención de devolverlo lo más pronto posible. Luego lo excepcional se convierte en habitual y no se devuelve. En realidad si se devuelve, es la condición básica del préstamo, pero para ello se pide otro crédito y así en pocos años el país vive en una economía ficticia pues todo se hace a base de créditos.

Pero también se puede recurrir a obligar al país a endeudarse gastando los créditos en comprar, naturalmente al prestamista, cosas que no necesita. Para esto, lo mejor es contar con un gobierno adicto que haga lo que el prestamista quiere, pero si el gobierno se niega, hay muchas formas de obligarlo y si a pesar de todo, se resiste, se cambia el gobierno por otro adicto.

Fijándonos en el caso de Grecia, vemos que los sucesivos gobiernos se han endeudado muy por encima de sus posibilidades, de las dos formas descritas: manteniendo un bienestar incompatible con la economía griega y comprando cosas innecesarias, como armas. Y naturalmente, pasando el problema al siguiente gobierno, hasta que el problema se ha hecho tan grande que no ha podido seguir.

Ahora el gobierno intenta no pagar aduciendo mil una excusas, muchas de las cuales son ciertas, pero cuando se contrae una deuda hay que pagarla y si no, el sistema se hunde.

Cuando no se paga, se ejecutan las garantías. Ya han comenzado. De momento, los puertos griegos han pasado al control de una sociedad que ha pagado mil quinientos millones. Naturalmente, los puertos griegos valen mucho más, pero como el precio de las cosas está en función de lo que alguien esté dispuesto a pagar, pues su valor es ese, el que han pagado. Y así seguirán cobrando a base de vender lo que alguien esté dispuesto a comprar. Y todo lo demás que se diga es pataleo.

Cierto que a cuenta de la crisis griega algunos han ganado mucho dinero, alguien ha calculado que Alemania ha ganado o dejado de gastar, sobre cien mil millones. Otros países también habrán ganado algo. Lo bueno sería que parte de esas ganancias fueran a Grecia para pagar las deudas, pero eso no es economía es filantropía y lo países no suelen ser filántropos.

Dado que la deuda griega es impagable, cuando ya no quede nada que vender, tendrán que perdonarle lo que quede y comenzar de cero. Salvo que mientras y puesto que todos los países están endeudados por encima de sus posibilidades, la economía mundial colapse y haya que comenzar desde cero.

Nota: sobre estas consideraciones debemos aplicar el criterio de la confusión que se trató hace unos días en el blog y debemos contemplar la posibilidad que todo el disparate de deuda que tienen los países sea una forma más de crear confusión entre la gente.

Vanlop

- -
Viernes, 18 de Septiembre 2015
Artículo leído 747 veces




Comentarios:

1.Publicado por español28m el 18/09/2015 09:11
Desde que existe el capitalismo industrial desarrollado la deuda, tanto pública como privada, es fundamental para su desarrollo. Una empresa sin deudas no crece y por tanto es uno de los elementos fundamentales para su expansión.
El problema surge cuando esa deuda es desorbitante y se come el patrimonio, entonces es cuando se llega a la quiebra. Mientras ésto sea en una empresa privada y sin mucha importancia pues el problema es menor, el tema es cuando esto ocurre en una gran empresa y ya no digamos si es un Estado.
Si vemos la reciente historia mundial, la Segunda Guerra Mundial derivó en gran parte de la Primera, la cual impuso a Alemania una deuda externa enorme que con las condiciones que se les impusieron al país pues no podía desarrollar su industria ni vender al exterior por lo que se vio sometida a una hiperinflación galopante que impidió su desarrollo económico. Todo ésto terminó con la llegada de Hitler al poder, que se negó a pagar la deuda externa lo cual trajo una serie de problemas financieros a bancos americanos sobre todo, y que por otras causas aparte de ésta derivó en la famosa crisis del 29.
Hoy, prácticamente estamos en una situación muy parecida a la del 29, se ha superado hasta ahora, pero el gran problema de la deuda pública excesiva sigue ahí. Ahora China amenaza con sacar al mercado gran parte de la deuda americana, lo cual traería una bajada de su precio y por tanto el estallido de otra burbuja. No sabemos sus consecuencias, pero según vemos en la historia los problemas económicos mundiales derivan en problemas políticos que derivan en problemas de convivencia entre países y por ende entre Estados, los cuales son los que poseen la fuerza para desarrollar guerras.
Si colapsa la economía mundial eso implica una guerra, está demostrado, el tema quién se beneficiaría de ella, hasta ahora de las guerras mundiales del capitalismo desarrollado se ha beneficiado USA y sus países cercanos ideológicamente. No sabemos que país sería el mas beneficiado en otra hipotética guerra, pero por los que vemos, parece que China sería el gran beneficado actualmente, y ahí está la cuestión, que los poderes mundiales actuales no quieren ésto y esa es la guerra que se está actualmente evitando, pues sería un desastre total.

2.Publicado por español28m el 18/09/2015 10:34
Aclaración:
La crisis bursátil de 1929 no tuvo nada que ver con la deuda alemana, el impago ésta fue un agravante posterior.

3.Publicado por suburra el 18/09/2015 10:50
"Cuando llega la bancarrota del Estado". Paul C. Martin.

4.Publicado por vanlop el 18/09/2015 11:04


No se pueden considerar proféticas las palabras de Jefferson, porque un profeta es alguien que predice el futuro sin ninguna base racional y Jefferson conocía perfectamente el poder de los banqueros y sabía lo que ocurriría si se les permitía tomar algo de poder. Como así ocurrió en los USA unos veinte años después de estas palabras, lo que le permitió, antes de morir, comprobar lo acertado de ellas.

Doscientos años después de la toma del poder por los banqueros, los USA son un país en decadencia, que no ha colapsado porque supondría el colapso de todos los paises y por eso se mantiene la ficción.

Se habla sin tapujos de hacer una condonación de todas las deudas del mundo, lo cual no representaría mayor problema dado qu el dinero es una ficción sin más base real que la aceptación por la gente de lo que nos dicen los gobiernos que es dinero. Pero la eliminación de las deudas sentaría un mal precedente y todos se endeudarían pensando en la condonación y si las deudas se contraen para no pagarlas, seguramente la función de la deuda se perdería.

Las guerras, en especial la 2GM, han servido para paliar los efectos del endeudamiento. Quién ganaba, se quedaba con los recursos del perdedor y pagaba. El perdedor exprimía a sus ciudadanos y también acababa pagando. Pero las últimas guerras han servido para disimular la deuda y con el auge de la economía a causa de la guerra, mantener la ficción, porque lo que se gana con la producción industrial, se pierde con los gastos de la propia guerra.

Las guerras actuales son maneras de buscar recursos con los que pagar la deuda, pero los gastos generados, superan los beneficios. Pero muchas empresas hacen buenos negocios. Pero una guerra global, supondría el fin dado el armamento que se pondría en juego. Por eso todos son reacios a la guerra total y se limitan a darse pellizcos en guerras regionales para conseguir influencia. Estas guerras aumentan la deuda y enriquecen a los de siempre.


5.Publicado por vanlop el 18/09/2015 11:07

D. Francisco, me ha gustado mucho la introducción al artículo, que lo ha mejorado sustanciosamente, pasandolo de algo frio a algo interesante. Por eso mi comentario ha ido a glosr las palabras de Jefferson.


Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros