Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Prototipos de la España sucia


Nota



Prototipos de la España sucia
José Bono, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy son tres prototipos que reflejan magistralmente la degradación de la política española, tres hijos de esa España sucia que, de la mano de sus políticos, camina hacia el desastre. Según las denuncias de la prensa, el primero ha sucumbido a la tentación del dinero; el segundo es símbolo de la degradación del liderazgo y de la prostitución del sistema democrático y el tercero es el abanderado de la cobardía y el líder de una oposición frustrante, incapaz de ilusionar, que no merece alcanzar el poder.

José Bono, nada menos que el presidente del Congreso de los Diputados y la tercera autoridad del Estado, aparece ante los ojos del ciudadano como prototipo de la adicción de los políticos al dinero, todo un símbolo del deterioro de la democracia, de la caída de los valores y de esa vulgar "casta" que está llevando a España hacia la ruina. Su patrimonio ha crecido como la espuma con la ayuda de empresarios que se han beneficiado de sus decisiones como dirigente político. Es probable que se haya mantenido dentro de la legalidad, pero también es más que probable que se haya aprovechado de su cargo para enriquecerse y eso, en democracia, aunque sea legal, es sucio y miserable.

Hay miles, decenas de miles de políticos españoles como Bono. Algunos, demasiado ambiciosos o torpes, se "descuidan", sobrepasan la frontera de lo legal y terminan públicamente denigrados o en la cárcel, pero la mayoría se mantiene impune, dentro de los inmensos espacios donde la casta política puede practicar la corrupción sin riesgos, gracias a la escasa democracia que existe en España, a la deficiente legislación y la cobarde permisividad de la sociedad con los chorizos y sátrapas.

El presidente Zapatero simboliza la degradación del liderazgo y las peores prácticas que se estilan en una política de cloaca. Su gobierno no sólo está llevando a España hacia la ruina como pueblo, sino que, además, degrada la democracia hasta límites insoportables y causa dolor e infelicidad a los millones de españoles que, por su culpa, están ingresando en las filas del desempleo, la pobreza, la desconfianza y la desesperación.

Zapatero ha mentido y engañado desde la cúpula del poder, ha negado la evidencia y es capaz de comprar votos en el Congreso con dinero público, para aprobar las leyes que le convienen, que no son siempre las que desea la mayoría. Pero su peor pecado contra la democracia quizás haya sido el de pactar con partidos políticos situados en las antípodas ideológicas, pagando esos pactos con el dinero de todos, alterando así la igualdad entre los españoles y demostrando que sus prioridades son el poder y sus intereses.

El resultado de esa política, digna del desprecio ciudadano, es la ruina moral y económica de España, que es el país más dañado por la crisis en todo el Occidente desarrollado y una nación que ocupa lamentables puestos de liderazgo mundial en casi todo lo detestable: desempleo, avance de la pobreza, desigualdad, prostitución, tráfico y consumo de drogas, fracaso escolar, baja calidad de la enseñanza, crecimiento desordenado del Estado, desprestigio de la política, incremento de la distancia que separa a ricos y a pobres, intervención y castración de la sociedad civil y un largo etcétera.

Mariano Rajoy es el prototipo de la cobardía, el símbolo de una oposición que, incapaz de arriesgar, de ilusionar y de embarcar al ciudadano en la atractiva tarea de regeneración, ha preferido esperar a que el edificio socialista, lleno de grietas, se derrumbe, víctima de sus errores y excesos, para entrar sin esfuerzo en la Moncloa. La oposición política que comanda Mariano no es digna de alcanzar el poder porque está impregnada de cobardía y de falsa prudencia, porque se parece demasiado al socialismo adversario, porque convive fácilmente con la corrupción y porque ni siquiera entiende que lo importante para España no es la alternancia sino la regeneración, escapar del foso podrido en el que la han arrojado sus malos políticos y gobernantes.

Bono, Zapatero y Rajoy no son los únicos prototipos de la triste fauna política de la España que se hunde, aunque sí los hoy más destacados y emblemáticos. Pero hay otros muchos, desde sindicalistas atiborrados de poder y privilegios, comprados por el gobierno, que ya no representan a los obreros y empleados sino a sus propios intereses, hasta periodistas sometidos a partidos políticos y a intereses de poder, sin olvidar a intelectuales silenciados a cambio de privilegios, captadores de subvenciones, empresarios "conchabados" con el poder político, totalitarios disfrazados de demócratas, corruptos, enchufados, paniaguados y una deshonrosa legión de millones de votantes fanáticos, gracia a los cuales los sátrapas pueden mantenerse en el poder y culpables, en gran medida, de que la democracia española sea hoy una floreciente pocilga.


- -
Sábado, 8 de Mayo 2010
Artículo leído 1336 veces




Comentarios:

1.Publicado por Pepe Lotas el 08/05/2010 12:09
Magnifica descripción de "nuestra España".
Dá asco.
Como español exijo una Patria decente, progresista (que no progre), adelantada, libre y DEMOCRÁTICA.
Traidores a ella son los que lo impiden.

2.Publicado por Marco Furio el 08/05/2010 16:16
Rajoy, a mi humilde paracer, no puede hacer otra cosa que esperar.
Esta gente controla todos los mecanismos del poder, es mejor dejar que la gente se dé cuenta de lo que son en realidad dejándoles aparecer como lo que son.
Esta gente es tan tonta que piensa que somos tontos.

3.Publicado por vanlop el 08/05/2010 22:19
¿Es cierto que el Sr Rajopy ha dicho que no le importa lo que digan los tribunales en el caso Camps? Se supone que hay que esperar a estar en la Moncloa para pasarse la justicia por el arco del triunfo. El chico promete.

4.Publicado por vanlop el 08/05/2010 22:25
El artículo hace unos retratos tipo muy bien. Son tres políticos que pueden servir de modelo para encuadrar a la mayoría de los demás. Muy interesante.

No sé si este es de esos artículos que no necesitan comentarios o los comentaristas no lo han madurado.

Marco, Rajoy puede hacer muchas cosas, menos lo que hace. Si los medios le son adversos que lo denuncie en el parlamento cuando lo televisan en directo, pero no, donde no hay no se puede sacar. Pero aún más, las ideas que aporta son patéticas. Es como dice el artículo, dejar que el psoe colapse y entonces llegar al poder con cuatro votos.

5.Publicado por candidolav el 08/05/2010 22:26
ZP, Mariano,Camps al igual que Reagan o Bush (hijo.. que el padre era otra cosa aún peor..) etc etc
ineptos al servicio de los verdaderos poderes. Auxiliares administrativos
de tercera al frente de esas cajas de mierda mal olientes que se llaman
partidos politicos españoles (todos)
Cajas llenas de arribistas, chorizos, inutiles y miserables
con un carnet profesional llamado"politico español de mierda"
Y en este saco de mierda se supone que tenemos que meter la manita
para sacar el voto...mierda católica o mierda marxista cual huele menos??
Cual da menos asco ??
Pues a todos no les da asco. Porque ségún la latitud geográfica hay centenares de miles de paisanos, que sobreviven chupando de la teta
pepera o socialista.. sin darse cuenta que se estan autofagocitando
Sin darse cuenta de que el melón es nuestro no de los tenderos (disculpas a los tenderos de verdad) asquerosos a los que pagamos el sueldo para organicen la sociedad y en realidad se dedican a robarnos.
Marianogurtelaznar .. o ZPbonoborrel .... malditos seais vosotros y toda vuestra ralea.

6.Publicado por Agar el 09/05/2010 19:38
El artículo retrata a la perfección el panorama político nacional, pestilente y nauseabundo, mantenido por dos clases de personas, por un lado los votantes fanatizados que en realidad no conocen nada, no saben nada, gente a la que se moviliza fácilmente con cuatro consignas y por otro los que sacan provecho de la situación, politiquillos repelentes y la inmensa corte de enchufados y beneficiados por los que ostentan el poder. Esos es lo que hay y los que tienen el poder para cambiarlo no tienen ni el menor interés en que la situación cambie.

Me da repugnancia ver cómo se dirigen a nosotros, como si hablaran a una manada de borreguitos, no todos lo somos, es cierto, pero muchos sí lo son.
Ellos están en el poder gracias a la ignorancia y pasividad de la mayoría, si la mayor parte de la sociedad estuviera informada de las barbaridades que comenten los políticos indudablemente no podrían hacerlas con tanta impunidad.

En algunos casos es ciertos que el conocimiento da infelicidad, me entra una mala leche (con perdón) terrible ante tanta inmundicia, a veces me abstengo de leer el foro porque de verdad me pongo de muy mal humor y eso es muy malo para la salud física y mental, pero al final siempre elijo sufrir y conocer la realidad, la dura realidad.

7.Publicado por Pepe Lotas el 09/05/2010 21:17
Me permito insertar aquí un comentario de JCP leído en el "Diario de la República Constitucional", que por aportar unas lúcidas soluciones a la corrupción generalizada que padecemos, me parece de interés. Ruego disculpéis su extensión:

"...dice Víctor Lapuente Giné, que es profesor de Ciencia Política en el Quality of Government Institute de la Universidad de Gotemburgo (Suecia, que entre finales del siglo XIX y principios del XX muchas ciudades de Estados Unidos presentaban unos niveles de politización y corrupción tan estratosféricos como los reflejados en la película Gangs of New York, donde el gobierno de la ciudad aparece capturado por redes clientelares e incluso criminales. Unos años después, la extensa politización de las administraciones locales -y, de su mano, la corrupción- descendió de forma drástica gracias a reformas institucionales como la sustitución del tipo de gobierno strong-mayor (el tipo de gobierno local que predomina en España, en el cual un solo cargo electo, el alcalde y su mayoría de gobierno, acumula mucho poder) por el denominado city-manager. En esta nueva forma de gobierno, los cargos electos retienen la capacidad legislativa, pero el poder ejecutivo pasa a manos de un directivo profesional nombrado por una mayoría cualificada de concejales y por un periodo de tiempo no coincidente con el ciclo electoral, reduciendo así el grado de dependencia política.

Este tipo de gobierno, o variantes del mismo, ha sido adoptado en las administraciones locales de los países occidentales que presentan menores niveles de corrupción. En ellos, el partido que gana las elecciones tiene las "manos atadas" a la hora de hacer nombramientos, porque existe un directivo profesional que gestiona la organización administrativa, o bien debe llegar a amplios acuerdos con otras fuerzas políticas, incluyendo con frecuencia a las de la oposición, para nombrar a cargos públicos. En general, se trata de buscar mecanismos institucionales para que se seleccionen empleados públicos cuya continuidad en el cargo dependa de su competencia o mérito y no de su lealtad política.

Es importante subrayar que el nivel de competencia de los empleados no es sinónimo de lo que tradicionalmente se interpreta como sistema de mérito en España; es decir, unos funcionarios públicos seleccionados mediante oposiciones y con una plaza "en propiedad" de por vida, con independencia de su rendimiento. La evidencia empírica nos muestra que no es necesario tener una administración repleta de funcionarios para reducir la corrupción. Por ejemplo, los dos países menos corruptos del mundo en 2008, Suecia y Nueva Zelanda, eliminaron hace años el estatus funcionarial para la gran mayoría de sus empleados públicos, que en la actualidad se rigen por la misma legislación laboral que cualquier trabajador del sector privado.

¿Podemos aspirar en España a unas administraciones más flexibles y eficientes y, a la vez, menos corruptas? El principal obstáculo para ello es que aquí el debate público está atrapado entre dos visiones antagónicas e indeseables ambas. Por un lado, los partidos políticos que, amparándose en la rigidez tradicional de la administración pública, han fomentado instituciones que permiten una alta politización de la administración y, por tanto, generan corrupción. Por otro, los representantes de los cuerpos de funcionarios que abogan por el mantenimiento de un sistema de empleados públicos inamovibles. Quien obviamente paga las ineficiencias derivadas de la politización y de la rigidez administrativa son los ciudadanos.

Aunque esta situación parezca irreversible, la experiencia de otros contextos debe infundirnos optimismo. Cuando activistas como Richard Childs -hombre de negocios y promotor de un tipo de gobierno local basado en directivos profesionales como los existentes en el sector privado- iniciaron su improbable lucha contra la politización y la corrupción que asolaban la mayoría de niveles administrativos en Estados Unidos hace ya más de un siglo, se enfrentaron a redes clientelares cuyo poder parecía inexpugnable. Sin embargo, triunfaron porque fueron capaces de movilizar los intereses de aquellos que en última instancia generaban la riqueza del país, convenciéndolos de que ésta se estaba malgastando no con malas políticas públicas, sino con malos políticos, o mejor dicho, con la pervivencia de malas instituciones utilizadas por los políticos para sostener sus redes clientelares. ¿Podrá alguien en España movilizar esos intereses? ".


8.Publicado por candidolav el 09/05/2010 23:07
Pepe Lotas me parece muy interesante su aportación
gracias

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros