Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Militaricemos también a los políticos gobernantes


Nota

Si los controladores han sido militarizados para evitar males mayores a España, ¿por qué razón no hacemos lo mismo con los gobernantes, que están causando males mucho mayores que los controladores? Las mismas razones que justifican aplicar a los controladores el "Estado de Alarma", sirven para aplicarlas a la "casta" política gobernante, causante de daños terribles a la nación y ejemplo mundial de ineficiencia y mal gobierno.
---



Militaricemos también a los políticos gobernantes
Si los controladores han sido obligados a ser eficaces y a asumir sus responsabilidades militarizándolos, ¿por qué no hacemos lo mismo con los políticos gobernantes? Los daños que podían causar los controladores, paralizando el tráfico aéreo, han sido enormes, pero son ridículos comparados con los daños que están causando a España sus gobernantes: despilfarro, endeudamiento, pobreza, desempleo, corrupción, abuso de poder, desigualdad y un largo etcétera desolador que está colocando a España al borde de la derrota y del fracaso.

Los controladores han hecho una "Huelga Salvaje", pero el gobierno está haciendo, desde hace casi tres años, una "Ruina Salvaje" cien veces más dañina.

En justicia, los controladores, a pesar de la brutalidad de su huelga, merecen menos la militarización que los políticos porque mientras que los controladores al menos suelen cumplir eficazmente con su cometido, manteniendo seguros los cielos de España, los políticos incumplen su deber de gobernar con justicia y acierto y, con su incompetencia, están llevado a la sociedad española hasta la pobreza, el fracaso y la desesperación.

Dice Pepiño Blanco que los controladores son unos privilegiados, cuando los políticos son, con mucha diferencia, la casta más privilegiada de España, con sueldos desproporcionados, fueros especiales, pensiones de lujo, tarjetas de crédito a cargo del tesoro público, inmunidad práctica y mil ventajas más, más suculentas, esscandalosas e inmerecidas que las que gozan los controladores aéreos españoles.

Pepiño y Rubalcaba se han rasgado las vestiduras porque los controladores han abandonado su puesto de trabajo, pero ignoran el escándalo y la iniquidad que representa ver el hemiciclo de las Cortes españolas con frecuencia vacío, sólo con doce o trece diputados, cuando se discuten proyectos y leyes de gran importancia para la nación. Eso si que es "deserción" del deber en toda regla.

Si hablamos de insolidaridad, de arrogancia y de fracaso, los políticos también superan a los controladores y son más merecedores que éstos de un castigo ejemplar. Son ellos y no los controladores los que han endeudado a España hasta la locura, empobreciendo a las futuras generaciones, son ellos los que han creado cinco millones de parados, los que han despilfarrado el dinero público, los que están llenando las csalles de España de nuevos pobres, los que están demoliendo el Estado del Bienestar y los que han introducido la corrupción en las entrañas del Estado, cobrando comisiones, colocando a familiares y amigos del partido a cargo del erario público, otorgando subvenciones y contratos de manera arbitraria, falseando oposiciones para que las superen los amigos del partido y con otras mil fechorías que quedan impunes sólo porque ellos tienen el poder y hasta mediatizan la Justicia.

Los controladores, por su brutalidad y por el daño que han causado, merecen ser militarizados y castigados, pero lo merecen con más razón los políticos gobernantes, que, por desgracia para España, no sufrirán daño alguno, merced a su impúdica y antidemocrática impunidad.

Hasta un periódico como La Vanguardia, que casi siempre apoya las posiciones de Zapatero, arremete esta vez contra la ineficacia del gobierno y destaca la culpa del Ejecutivo cuando dice: "Sorprende que el Consejo de Ministros, al inicio de un largo puente, aprobara el decreto ley para regular el horario de trabajo de los controladores sin tener prevista su reacción". Y agrega: "Otro elemento preocupante es la incapacidad del ministro de Fomento, José Blanco, de cerrar un conflicto que le acompaña desde hace más de un año".

Los controladores han sido obligados por la fuerza a cumplir con su deber. Quizás deberíamos hacer lo mismo con los que nos malgobiernan.

- -
Lunes, 6 de Diciembre 2010
Artículo leído 1186 veces




Comentarios:

1.Publicado por Estigma el 06/12/2010 09:29
España. 6 de Diciembre. Dia de la Constitución. Estado de alarma.

Desde mi casa escribo sin que nadie me apunte con la pistola en el cogote, de momento, porque no me extrañaria que lo proximo en tomar al asalto fuera Internet, de hecho ya tenemos a Sitel bajo nuestras cabezas y a Rubalcaba al mando ¡Peligro¡.

Me imagino las Navidades que van a pasar los controladores en estado de alarma, no se las deseo a nadie pero como dijo Jack el Destripador "Vayamos por partes". Ayer estuve leyendo y ojeando comentarios y paginas web para informarme algo más sobre los controladores y el caos originado para saber cuales han sido las causas que han traido estas consecuencias, y empiezo con algunas conclusiones que saltan a la vista. La primera y por supuesto la que ha desencadenado el problema viene de la mala o nula gestión del ministro de Fomento, que desde el primer momento no ha querido llegar a solución alguna con los controladores sino que ha buscado el pulso para acabar sometiendolos con un último recurso que tiene el Estado en sus manos y que se ha permitido utilizar cuando sus dotes negociadoras no daban mas de si. Tengo que recordar que negociar es ceder y esto en boca de un socialista es tarea imposible, resulta mas sencillo echar mano del decretazo, de la mayoria parlamentaria o del ordeno y mando, es la filosofia de esta gente acostumbrada al totalitarismo o simplemente a negociar con aquellos que con su apoyo les hacen seguir en la poltrona, es el caso de las negociaciones con PNV, los partidos del Tripartito e incluso la propia ETA, solo saben negociar cuando el resultado es que sigan gobernando. No es el caso de los controladores que al parecer les ha salido un colectivo que reuniatodas las condiciones para ser machacado y ser presentado con su cabeza en las manos ante la opinión pública, era el colectivo preciso donde marcarse un tanto o colgarse una medalla, de ahi que la negociación que llevaba 6 meses realizandose, bien sabian que no iba a acabar en ningun resultado pues lo que buscaba el gobierno era esto, precisamente esto. Presionarlos hasta agotarlos, no aceptar ninguna de sus propuestas y justo el dia de mayor trafico de pasajeros tirar de Decreto para esperar la respuesta de los controladores que no iba a ser otra que la de crear el caos, el gobierno lo sabia y le quedaba un As en la manga que sin duda ya lo tenia preparado "El estado de alarma". Conflicto solucionado y a presentar el problema ante los medios como una gestión digna de elogiar, todos los medios hablan de la rapidez en gestionar la crisis. Por fin el gobierno actúa. Una victoria necesaria cuando todo eran derrotas.

Pero el Gobierno ha creado un precedente insolito en la democrácia, ha tirado de un articulo de la Constitución, el 116, para declarar una situación excepcional por una "huelga" o "abandono de los puestos de trabajo" de unos pocos señores que ni es la primera ni será la última ¿Que ocurrirá a partir de ahora? Se les ha abierto un expediente y la fiscalia ha llamado a declarar a bastantes de ellos, habrá que esperar, los abogados ya se han puesto en marcha y esto dará mucho que comentar en materia juridica ¿Era realmente necesario el estado de alarma? Según el articulo 116, dicho estado de alarma se podrá aplicar en situaciones que al parecer no se han dado y que en todo caso parece que son las que se dan en cualquier huelga general, desabastecimiento, caos, desorden, falta de servicios esenciales para la comunidad ¿Empleareamos a partir de ahora el mismo articulo en las huelgas generales? ¿Quien va a reemplazar a los controladores que acaben en prisión? En definitiva el caos no parece haber sido generado porlos controladores sino por un gobierno altamente ineficaz que ha planteado un serio problema con la aplicación de una situación de excepción que ahora podrá ser aplicada a muchos casos más, de hecho el PP la va a votar a favor, porque sabe que para un futuro le deja las manos libres para aplicarla, nunca le podrán criticar su aplicación, pero quien verdaderamente va a pagar los platos rotos de esta gestión somos los ciudadanos pues sin darnos cuenta se nos ha vendido un triunfo del gobierno cuando lo que esto significa es la puerta abierta a un recorte de libertades para uin futuro lleno de incognitas. Este ha sido el primer paso, un ensayo de lo que nos espera. Gracias.

2.Publicado por Astío el 06/12/2010 09:36
Militares al poder, para imponer una nueva ley de electroral, eliminar la inmunidad parlamentaria, que los delitos al pueblo de los cargos públicos no precriban, que los jueces sean de verdad un poder independiente de la política,
reformas laborables, de extrangería, de comercio o mercado, reforna urgente salariales, de pensiones, protección a nuestros productos, ploanes de desarroyo para nuestra propia indústria, reforma de educación, es tudios y univerditaria.
con el firme propósito de hacer unha sociedad, unos ciudadanos, capaces preparados y deseos de hacer frente a las incognita de un futuro mundial cada vez mas cambiante e inestable.

Hemos de protegernos seriamente de de los males de este tiempo, la corrupción y la globalización van de la mano, y en todas partes hay corruptos, solo leyes justas basadas en la honradez puede poner freno a ésto.

No obtendremos paz ni estabilidad para las generaciones venideras, mientras nos dejemos gobernar por los más depradados y corruptos de nuestra sociedad, que solo ponen a salvo a sus camadas a cambio de la sangre y el binestar del resto de ciudadano, al finá por este camino seremos un 70% de desfavorecidos, asustados y puede que militarizados.

AL ejercito al Rey como ciudadanos les pido se replantéen seriamente si es esta sociedad quieren, una sociedad contaminada con diferentes culturas, las cules apenas si dan a los españoles en sus territorios la décimaparte del bienestar que le damos nosotros, que se replantéen si es esta la sociedad que nos conviene una sociedad con unos resultados verdaderamente desastrosos en la educación de nuestros jóvenes, una sociedad sin futuro laboral, una sociedad que entrega al de fuera más qeu asus hijos el binestar amasado y acumulados por sus mayores.
Una democracia en la que hay unos pribiligiados inmunes a toda Ley y a toda investigación, una demacria donde los partidos eligen a los jueces que última instancia les ha de juzgar, una democracia en cual se puede endeudar al pueblo español quedando los endeudadores con extrangero, pensiones y bienes innumerables tante en territorio Español como en territorio extrangero y lo máqs trtiste libre de toda responsabilidad, una democracia donde los ciudadanos no poueden decidir ni si van o no a una guerra, ni si se ha de desprender o no de sus empresas emblematicas, ni si se ha de privatizar o no a capitales extranjeros los servícios básicos, como las comunicaciones, los transportes, las electricas, las pensiones, el agua, la sanidad, la vivienda, les pido se replantéen si es esta la sociedad que desean.

Y si no lo és, qué se pregunten qué han hecho para llegar a ésto, y si és así que se plantéen que van a hacer para cambiarla.

En mi opinión la inmunidad de la que gozan los aforados es antidemocrática no es compatible con la democracia el privilegio de un sector de la sociedad, aunque éste sea el dominante.
En mi opinión, que poderes o sectores como la iglesia, los sindicatos, artistas, etc, reciban subvenciones me parece también antidemocfrático.
En mi opinión que los partidos políticos se repartan el nombramiento de jueces me parece antidemocrático.

Creo aqui hay puntos por los que empezas, porque me parece muy dicifil explicar de manera medianamente entendible cualquiera de estas tres situaciones.

Todo tiene un principio y un final, el final de la situación de nuestro país, si seguimos por este camino lo dejo a la imaginación de cada uno, pero el principio por donde todos y cada uno de nosotros hemos de empezar a arreglar nuestro país y salvarlo de una enorme desastre, ésto sí que comienza para todos por igual, por un mismo sitio, empieza por uno mismo, colocate del lado de la honrfadez y podrás ser útil primero a tí mismo y después a tus semejante y en resumen a tu país.

Saludos.

3.Publicado por Albatros el 06/12/2010 12:05

Hablemos de los acontecimientos sin juzgarlos a priori, sino solamente como valiosa información que nos permita formar un juicio ecuánime sobre el conflicto de los controladores.

Mediante la Disposición 1916 del BOE núm. 32 de 2010, se publica el Real Decreto-ley 1/2010, de 5 de febrero (dejo el link de esta “Ley de Navegación Aérea”, donde se regula la prestación de servicios de tránsito aéreo, se establecen las obligaciones de los proveedores civiles de dichos servicios y se fijan determinadas condiciones laborales para los controladores civiles de tránsito aéreo)

http://www.boe.es/boe/dias/2010/02/05-2/pdfs/BOE-A-2010-1916.pdf

se faculta, desde el mes de febrero de este año, al prestador del servicio, para:

• Garantizar que el servicio no se pueda reducir ni suspender sin autorización (art. 2, 1.)

• Organizar turnos, horarios y descansos del personal, con imposición de sanciones por incumplimientos (art. 2, 2.e,2.f)

En cuanto a los incumplimientos se dice textualmente en su artículo 4 que son motivo de despido, y que si el proveedor de servicios tuviera que tramitar un expediente previo al despido disciplinario, el acuerdo de incoación podrá disponer la suspensión provisional de empleo y sueldo del trabajador afectado.

¿Por qué no se aplicó así?

También se establece, mediante esta Ley, que cualquier proveedor de servicios (no exclusivamente AENA) puede entrar, y advierte expresamente en esta Disposición adicional segunda, en su apartado 4. que “Los controladores de tránsito aéreo que vinieran prestando sus servicios para AENA en las dependencias a las que se refieren los párrafos precedentes, cuando se inicie la prestación del servicio por los nuevos proveedores de servicios de tránsito aéreo, podrán optar entre aceptar el puesto de trabajo que debe ofrecerles AENA o dar por extinguido su contrato de trabajo, con el derecho a percibir, en este último caso, las indemnizaciones que procedan.”

O lo tomas, o lo dejas… no hay más.

Como consecuencia de esta liberalización del mercado de nuevos proveedores de servicio, los que queden en AENA durante tres años tienen las limitaciones que establece la Disposición transitoria primera, que dice así:

1. Hasta que transcurran tres años desde la entrada en vigor del presente real decreto-ley:

a) Queda suspendido el derecho a obtener la licencia especial retribuida, sin que pueda producirse ninguna nueva incorporación, haya sido o no solicitada, a dicha situación.
b) En tanto que no se lleve a efecto lo señalado en la disposición final tercera, todos los empleados públicos que desempeñen funciones de control de tránsito aéreo al servicio de AENA deberán realizar de manera inexcusable la jornada necesaria para garantizar la continuidad y sostenibilidad de dichos servicios.

A estos efectos, dicha jornada no podrá superar la media de la efectivamente realizada por los controladores de tránsito aéreo al servicio de AENA durante el año 2009, que fue de 1.750 horas, incluidos los periodos de descanso durante la jornada, las guardias localizadas y los tiempos requeridos para cubrir posibles incidencias.

2. En los treinta días naturales siguientes a la entrada en vigor de este real decreto-ley AENA sustituirá los turnos de servicio ya establecidos por una nueva programación ajustada a lo dispuesto en esta norma. La nueva programación se publicará en los centros de trabajo correspondientes, manteniéndose entretanto como obligatorios los turnos publicados.

3. Desde la entrada en vigor de este real decreto-ley, y en tanto no se acuerde y publique un nuevo convenio colectivo, AENA queda facultada para:

a) Acordar el desplazamiento temporal de sus trabajadores fuera del centro de trabajo de conformidad con lo dispuesto en el artículo 40 del Estatuto de los Trabajadores, siempre que ello fuera necesario para asegurar la seguridad y la continuidad en la prestación del servicio, por un periodo máximo de un año y sin perjuicio del derecho a la percepción de las indemnizaciones por causa del desplazamiento que procedan.
b) Cambiar la jornada por necesidades del servicio o por la variación de los horarios operativos de la dependencia, así como modificar la hora de entrada de un turno en un centro de trabajo, de hasta una hora, siempre que no excedan de dos las veces que se realice en un año natural.
c) Aprobar y publicar los turnos por meses naturales y con una antelación de diez días.
d) Acomodar a las necesidades derivadas de la obligación de garantizar la seguridad, eficacia y continuidad de la prestación del servicio, los periodos de disfrute de permisos, vacaciones y licencias, que quedan sujetos a la previa autorización de AENA.
e) Constatar la posible falta de adaptación de un controlador a las modificaciones técnicas o tecnológicas de su puesto de trabajo, a los efectos que procedan, como, singularmente, su paso a funciones no operativas de control de tránsito aéreo, que quedará condicionada a la conformidad de la entidad pública empresarial.

Bueno… yo diría que los derechos laborales quedan seriamente mermados, si bien es verdad que no menos que en muchísimos sectores que no tienen el “desahogo económico” de este colectivo. Esto ocurría en el mes de febrero de este mismo año, y es importante recordar que desde febrero hasta aquí, han transcurrido 10 meses.

Dos meses después, mediante la Disposición 5983 del BOE núm. 91 de 2010, se publica la Ley 9/2010, de 14 de abril (por la que se regula la prestación de servicios de tránsito aéreo, se establecen las obligaciones de los proveedores civiles de dichos servicios y se fijan determinadas condiciones laborales para los controladores civiles de tránsito aéreo)

http://www.boe.es/boe/dias/2010/04/15/pdfs/BOE-A-2010-5983.pdf

mediante la que se ratifica el cambio unilateral de las condiciones laborales llevando la jornada de trabajo a 1.750 horas (un 30% mayor a la que tenían), y un máximo de 80 horas extraordinarias al año (muchísimo menos de las que se venían haciendo, pero acorde a lo indicado en el Estatuto de los Trabajadores, que, sin embargo, en pocos colectivos se cumple).

También se imponen jornadas de hasta 12 horas (máximo, eso sí), con tiempos de descanso más breves, en intervalos de 30 minutos cada dos horas, hasta un máximo del 25% de la jornada diurna, o el 33% si es nocturna.

Obviamente, a nadie se le escapa que la limitación en horas extraordinarias suponía un importante “mordisco” en los ingresos de los controladores.

Desde que se aprobó esta Ley, AENA y los controladores han mantenido un pulso que, básicamente se traducía en cómo computar las horas de jornada. Mientras que los controladores sostienen que debían contar como tiempo trabajado las horas sindicales, las bajas o las reducciones de jornada (así venía siendo, y, justo o injusto, no es infrecuente en otras empresas, públicas o privadas). Sin embargo, AENA defendía que estas horas no deberían sumarse.

La cuestión es que en algunos aeropuertos empezaban a tener problemas porque con la contabilidad de los controladores ya había muchos profesionales que estaban muy cerca de traspasar ese límite legal de horas de trabajo, siendo posible que algunos centros de control tuvieran que llegar a cerrar si todos los trabajadores llegasen a su máximo.

Conflicto va y conflicto viene, meses y más meses… pero la situación no se resuelve, y aunque se dice que inspirándose en la norma británica CAP 670, el Gobierno tenía prevista la aprobación del Reglamento en Consejo de Ministros, tal como se anunciaba el 30 de julio de 2010 para ese mismo viernes (ver, por ejemplo, noticia publicada en esa fecha en “El Faro de Vigo” – adjunto enlace).

http://www.farodevigo.es/economia/2010/07/30/gobierno-aprobara-nuevo-reglamento-controladores/460117.html

sin embargo, habrían de pasar 4 meses para que este viernes pasado (3 de diciembre de 2010), el Consejo de Ministros terciase en el conflicto aclarando cómo se computarían las horas trabajadas. Y por si fuese poco la fecha elegida (puente de la Constitución), además se pusieron del lado de AENA (lógico, por otra parte, ya que es juez y parte, puesto que se trata de una empresa pública).

En definitiva, se mantienen las horas máximas, pero no se contabilizarán como tales, "los permisos sindicales, las imaginarias, las licencias y ausencias por incapacidad laboral, así como las reducciones de jornada".

Y además, la ministra Salgado, con su cantito odioso de: “… y para que no quede duda…”

La cuestión principal, no obstante, en mi opinión, está en el volumen de horas extras, que mientras que en 2009 el tiempo fijado en el horario convencional era de 1.200 horas, y se sumaron 550 horas extra de media que trabajó cada uno, sin embargo, este año, el número de horas extras no superará las 80, cayendo la remuneración por trabajador en una media de 140.000 euros al mes (dato del Ministerio de Fomento).

Y aquí nace el conflicto… que no deja de ser un conflicto laboral. El resto es conocido, salvo que no quiero cerrar sin comentarios a los últimos acontecimientos que remarcan aún más, si cabe, la ineptitud de este Gobierno en la gestión del conflicto.

Me refiero a la Disposición 18683 del BOE núm. 295 de 2010, en el que se publica el Real Decreto 1673/2010, de 4 de diciembre (por el que se declara el estado de alarma para la normalización del servicio público esencial del transporte aéreo), y mediante el cual el Gobierno acude al artículo 19 de la Constitución para garantizar "el derecho a la libre circulación de las personas por el territorio nacional". Además, en el mismo preámbulo, advierte de que la situación que se vive en los aeropuertos españoles y el cierre del espacio aéreo español "impiden el ejercicio del derecho fundamental mencionado" con lo que constituye "la paralización de un servicio público esencial" y una "calamidad pública de enorme magnitud por el muy elevado número de ciudadanos a los que afecta".

Como consecuencia, declara el “Estado de Alarma” y dice que lo prolongará por, al menos, dos meses.

Pues bien, en su artículo 116, la propia Constitución señala que "El estado de alarma será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros por un plazo máximo de 15 días".

¡Hasta para eso son burros!, aunque momentáneamente, en principio, la actuación, si obviamos las declaraciones, parece que haya sido acorde a la ley.

Sin embargo, hay juristas que empiezan a dudar al amparo que hace el decreto en lo dispuesto en el artículo 4 apartado c., en relación con los apartados a. y d. de la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio (a la que se refiere el Decreto) que dice textualmente:
"El Gobierno, en uso de las facultades que le otorga el artículo 116.2 de la Constitución podrá declarar el Estado de Alarma, en todo o parte del territorio nacional, cuando se produzca alguna de las siguientes alteraciones graves de la normalidad:

A) Catástrofes, calamidades o desgracias públicas, tales como terremotos, inundaciones, incendios urbanos y forestales o accidentes de gran magnitud.
B) Crisis sanitarias, tales como epidemias y situaciones de contaminación graves.
C) Paralización de servicios públicos esenciales para la comunidad, cuando no se garantice lo dispuesto en los artículos 28.2 y 37.2 de la Constitución, y concurra alguna de las demás circunstancias o situaciones contenidas en este artículo.
D) Situaciones de desabastecimiento de productos de primera necesidad."

Y como el Real Decreto aprobado por el Gobierno se apoya en el apartado C) y en éste se dice expresamente que “… y concurra alguna de las demás circunstancias o situaciones contenidas en este artículo.”, pues como que queda coja la aplicación, porque ni hay catástrofes, ni crisis sanitarias, ni situaciones de desabastecimiento, como para justificar la instauración de un Estado de Alarma. Salvo que este Gobierno considere una catástrofe que algunas personas no puedan disfrutar de su puente en el destino elegido.

Supongo que será una decisión recurrible, y posiblemente sea un punto a favor para que finalmente todo quede en nada. Además, en esta ocasión, hablamos de suspensión de derechos de unos cuantos ciudadanos (los controladores), y "no suspensión de derechos y libertades de los ciudadanos" en general… ¿o sí?

Por último, y para terminar, la ley de 1981, a la que se hace mención, modifica la Ley 50/1969, de 26 de abril, básica de Movilización Nacional, que se consideraba vigente sólo con categoría reglamentaria en lo que no se opusiese a Ley 17/1999, de 18 de mayo, de Régimen del Personal de las Fuerzas Armadas.

La Ley 50/1969 se había utilizado infinidad de veces, con el franquismo y después de él, para afrontar conflictos laborales distinguiendo entre "movilizados" y "militarizados". De ahí que se derogase mediante la Ley 39/2007, de 19 de noviembre, de la Carrera militar, sin que haya actualmente "normativa vigente sobre movilización".

Y para rematar, y por si lo anterior fuese poco, no hay que olvidar el apartado 5 del art. 117 de la Constitución: "La ley regulará el ejercicio de la jurisdicción militar en el ámbito estrictamente castrense y en los supuestos de estado de sitio, de acuerdo con los principios de la Constitución."

El ejercicio de la jurisdicción militar sobre los controladores aéreos no parece englobarse "en el ámbito estrictamente castrense", y tampoco se ha declarado el estado de sitio, sino el de alarma.

Sobre esta situación hay muchos análisis en Internet, aunque una de las páginas más completas, en mi opinión (soy Ingeniero, no abogado) por su profundo análisis legal, es la siguiente:

http://andresdelaoliva.blogspot.com/2010/12/manotazos-contra-el-caos-aereo-cuando.html

En resumen, que todos hemos sufrido con esta debacle (una de tantas con este Gobierno caótico, por otra parte), y yo también porque estaba en un aeropuerto y no pude regresar a mi casa después de una semana fuera de ella, por trabajo… pero al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.


4.Publicado por Carlos el 07/12/2010 01:59
SI VOLVIERA FRANCO AUNQUE FUERA DE CAPITAN.

5.Publicado por maesemanuel el 07/12/2010 22:30
Lo de los controladores lleva cola, es una labor de acoso y derribo contra ellos con un final conocido por este gobierno. Mientras los provocan para justificar con apoyo popular las medidas que van a imponer y que tienen ya en el cajón. Alguien se va a forrar....

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros