Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

MCRC: 'DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS Y DE VALORES'


Nota



MCRC: 'DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS Y DE VALORES'
El “Movimiento de Ciudadanos hacia la República Constitucional“ (MCRC), del que es portavoz Antonio García Trevijano, ha publicado su declaración de principios y de valores. Por ser un documento profundo y de gran calidad democrática y porque coincide con algunos de los objetivos de este Blog "Voto en Blanco", sobre todo en el de regenerar la degradada democracia española, lo publicamos con alegría y esperanza:

I. Porque los seres humanos no nacen iguales en capacidad física y mental, ni en condición social, la Sociedad y el Estado deben garantizar la igualdad de derechos y de oportunidades.

II. Porque existe un imperativo moral en todas las conciencias, es condenable el oportunismo personal, social y político.

III. Porque los individuos no pueden desarrollar sus vocaciones ni sus acciones fuera del contexto social, la lealtad es fundamento de todas las virtudes personales y sociales.
IV. Porque los españoles padecen temores derivados de su tradicional educación en el Estado autoritario, sólo la valentía personal puede crear la fortaleza de la sociedad civil frente al Estado.

V. Porque durante siglos se ha sacrificado y despreciado la inteligencia y el espíritu creador, apartándolos de los centros de enseñanza, del Estado y de los Partidos, esas facultades individuales han de organizarse para tener presencia activa en la sociedad civil.

VI. Porque la decencia constituye el decoro de la civilización, la sociedad civil debe civilizar a los Partidos y Sindicatos, sacándolos del Estado.

VII. Porque entre el Estado de Partidos y la sociedad civil no existe una sociedad política intermedia, la parte más civilizada de aquella debe orientar la formación de ésta, sin el concurso del Estado.

VIII. Porque la política afecta al universo de gobernados, si el lenguaje de políticos y medios comunicativos no es directo, correcto y expresivo del sentido común, disimula una falsedad o esconde un fraude.

IX. Porque no son legítimas las razones ocultas del poder político, siempre será ilegitima la razón de Estado.

X. Porque a la razón de gobierno sólo la legitima la libertad política de los que eligen el poder ejecutivo del Estado, son ilegítimos, aunque sean legales, todos los gobiernos que no son elegidos directamente por los gobernados y no pueden ser revocados por éstos.

XI. Porque la razón de la ley está en la prudencia de legisladores independientes, elegidos por los que han de obedecerlas, no son respetables, aunque se acaten, las leyes emanadas de Parlamentos dependientes del Gobierno.

XII. Porque la razón de la justicia legal está en el saber experto de una judicatura independiente del gobierno y del parlamento, no pueden ser justas ni dignas las resoluciones de una organización judicial dependiente de ambos poderes.

XIII. Porque la razón del elegido está en el mandato unipersonal, imperativo y revocable del elector, es fraudulento el sistema proporcional de listas, que sólo representa a los jefes de partido.

XIV. Porque los medios de comunicación forman la opinión publica, no puede ser imparcial ni veraz la información controlada por un oligopolio de poderes económicos.
XV. Porque la corrupción es inherente a la no separación de los poderes estatales, sólo la puede evitar, con su separación, el recelo y la desconfianza entre sus respectivas ambiciones.

XVI. Porque las Autonomías fomentan los nacionalismos discriminadores o independentistas, deben ser compensadas integrándolas en la forma presidencial de Gobierno.

XVII. Porque las Autonomías fomentan gastos públicos improductivos, sus competencias susceptibles de ser municipalizadas deben de ser transferidas a los Ayuntamientos.

XVIII. Porque la Monarquía de Partidos carece de autoridad para garantizar la unidad de la conciencia española, y ha sido foco de golpes de Estado y corrupciones, debe ser sustituida por una República Constitucional, que separe los poderes del Estado, represente a la sociedad civil y asiente el natural patriotismo en la forma presidencial de Gobierno.

XIX. Porque la única razón de la obediencia política reside en el libre consentimiento de los gobernados, éstos conservan su derecho a la desobediencia civil y resistencia pasiva, sin acudir a la violencia, frente a todo gobierno que abuse del poder o se corrompa.

XX. Porque el pasado no puede ser revivido, sin imponerlo la fuerza del Estado, no es posible la restauración pacífica de la II República, cuya forma de gobierno parlamentario tampoco era democrática.

XXI. Porque el sistema de poder de las naciones europeas, ideado para la guerra fría, no es democrático, los españoles están obligados a innovar su cultura política para llegar a la democracia como regla formal del juego político.

Por lealtad a la sociedad civil, los Partidos Políticos, Sindicatos y Organizaciones No Gubernamentales no pueden ser financiados por el Estado; y por lealtad a la conciencia personal de los integrantes de este Movimiento de Ciudadanos, el MCRC no se transformará en partido político, y se disolverá tan pronto como su acción se agote con el referéndum que ratifique la Constitución democrática de la III República Española.


Franky  
Martes, 3 de Octubre 2006
Artículo leído 9861 veces




Comentarios:

1.Publicado por linus el 04/10/2006 06:53
A diferencia de este movimiento político, en:

www.democraciaconstitucional.org

se está gestando una asociación con el proposito no de difundir y lograr la democracia desde la asimilación ciudadana, no desde el "golpe" político.

un saludo

2.Publicado por linus el 04/10/2006 06:56
Se me ha colado un "no"

A diferencia de este movimiento político, en:

www.democraciaconstitucional.org

se está gestando una asociación con el proposito de difundir y lograr la democracia desde la asimilación ciudadana, no desde el "golpe" político.

un saludo

3.Publicado por Clandestino el 04/10/2006 23:09

Una declaración de principios, llena de buenas intenciones y que incluye alguna condición ajena a los principios de igualdad, como todas las que no nacen de parto democrático. Cuando se habla de democracia, las declaraciones de principios hay que meditarlas para utilidad en buenos fines.

Su obsesivo empecinamiento por disfrazar de democracia su inevitable condición de elitista y "caudillo indiscutible", quedan claramente de manifiesto en los puntos VII y VIII, donde siguiendo su línea habitual e irrenunciable, vuelve a dejar patente que solo las élites culturales de "fabricación" universitaria, podrán ejercer de "caballeros armados" para acceder al honor de salvar a las plebes de las tarascadas de los que pensando y actuando como él, ya los salvaron de las garras de otros, que pensando y actuando como él, ya salvaron a los anteriores... en una sucesión interminable de salvadores de esa “sociedad civil", siempre a expensas de algún "salvador", democrático o paternalista, pero que todos se erigen en dueños de su destino.

"VII. Porque entre el Estado de Partidos y la sociedad civil no existe una sociedad política intermedia, la parte más civilizada de aquella debe orientar la formación de ésta, sin el concurso del Estado."

Nos descubre que la Nación se compone de "Estado de partidos", "sociedad civil" y "parte más civilizada de esta sociedad civil". Es decir la sociedad civil queda claramente dividida en dos partes, claramente diferenciadas por un "desnivel cívico", el cual se auto-adjudica el derecho, honor, deber, misión...de educar, adoctrinar, aleccionar, articular...al "pelotón de los torpes o primitivos menos evolucionados", en ujna perspectiva darwinista iinquietante. Los valores, los principios, el afán, la legitimidad, el derecho, etc. son aspectos bastante secundarios o solo desarrollados y asumibles por esa élite de elegidos, bajo el mando de su adalid y seleccionador, “democráticamente indiscutible”.

El honor de la defensa personal del rey Arturo lo ostentaban los armados caballeros por él. Para algunos no ha llovido ni una gota de agua desde entonces. Como si hubiera sido ayer.


"VIII. Porque la política afecta al universo de gobernados, si el lenguaje de políticos y medios comunicativos no es directo, correcto y expresivo del sentido común, disimula una falsedad o esconde un fraude."


Sin cortarse un pelo dirige sus naves, con asombrosa falta de rubor, por el "universo de gobernados" -debe referirse a esa “masa inútil que gruñe y come”- haciendo hincapié, y reiterándose en sus "virtudes" ya mencionadas, en que para gobernar bien hay que ser un lince en la corrección del lenguaje y del sentido común. Es decir cuidar las formas. Sacrificar la verdad y la transparencia y no molestar con asuntos y reivindicaciones que perturben las buenas formas, ya que el asunto puede derivar en pedir servidores en lugar de "gobernantes", provocando el correspondiente “desastre político y social”, que incluso podría acabar en democracia total. Es tan molesto oír el grito "provocador" de la ignorancia en masa, que no sabe callar ni acatar la sabiduría contrastada y titulada de sus doctos "gobernantes", que se hace necesario impedir que se produzcan, dándole el protagonismo solo a aquellos que saben disciplinarse en la lealtad al jefe, desde su condición de eruditos que saben sopesar mejor los intereses frente a la visceralidad del paria dependiente del peculiar estilo “democrático” como el que luce el ponente, sr. García. Democracia del pueblo, pero sin el pueblo. ¿Alguien da más?

"I. Porque los seres humanos no nacen iguales en capacidad física y mental, ni en condición social, la Sociedad y el Estado deben garantizar la igualdad de derechos y de oportunidades."

"...igualdad de derechos y oportunidades". Reivindicación tan vieja como la humanidad. Lo curioso de esta reivindicación es que nunca la acompaña ningún "precio". Me pregunto como se disfrutan derechos, sin condicionarlos con sus correspondientes deberes y obligaciones, o sin privar a otros de ellos. Esos deberes que nunca se mencionan ni constan en ningún sitio. El Sr. García no difiere, de nadie, al omitirlos. Lo hace todo el mundo. Todos sabemos que una democracia necesariamente ha de ser sustentada por los contribuyentes, en sus partidas económicas; por la participación, en su forma dinámica y de autogestión; y por la aplicación y cumplimiento, riguroso, de su legislación, entre otros aspectos. Es necesario tratar los deberes como premisa ineludible para ganar el derecho a uso y disfrute de los derechos y como medio de reclamar sus deberes a los demás, desde el entramado social de interdependencia, por las diferentes responsabilidades. Pero hacerlo encierra una doble trampa para todo el que aspira a poder antidemocrático, como el que todos hemos conocido hasta la fecha, pues además de ser anti-electoralista, supone el compromiso de aceptar sus propios deberes y no poder manipular el de los electores. Así cuando acceden a la ocupación del Estado, hacen lo que les viene en gana, y desde los cuatro deberes que se les presupone y que omiten junto a la legalidad, pueden cargar al ciudadano con la dureza de sus políticas radicales, corruptas, sectarias, de sus fantasías faraónicas, prepotencias, errores, inepcias y despilfarros sin control. En este caso el sr. García no es una excepción y tampoco habla de constituir unos deberes, irrenunciables e ineludibles a todo servidor público, o gobernante como él gusta llamar, que permita el control recíproco y por igual, sobre el cumplimiento de los respectivos deberes y obligaciones, tanto del ciudadano sobre dichos servidores y de estos sobre el ciudadano, que garanticen la buena marcha del Estado y de la Nación, prevaleciendo la voluntad de la soberanía popular, en verdadera democracia.

Naturalmente esto solo se puede proponer desde un sentimiento de alcanzar auténticos objetivos democráticos. Hasta ahora una propuesta de este corte no la ha ofertado nadie. Es decir que ese “nadie” suma la totalidad del elenco democrático del que se compone y nutre, nuestra casta política, entre algún espontáneo líder de movimientos de ciudadanos selectos y afortunados que difundan sus programas privados de su propiedad y título, para exaltación de su vanagloria.

Saludos.

4.Publicado por Oliver del Valle el 06/10/2006 00:55
Estimados Linus y Candestino:

Mucho me temo que somos cuatro o cinco, a lo sumo, los que entendemos que este movimiento seudodemocrático sólo persigue conquistar el poder político, que hasta ahora ocupan los partidos y sindicatos orgánicos, para constituir una nueva casta de "gobernantes" que pueda pastorear a gusto a la gran masa de "gobernados". De todos los principios enumerados (la mayoría de los cuales no son más que puros sofismas de un hombre sin más principio que su ambición personal), la mitad revelan un espírtitu "elitista" que usted, Clandestino, ha captado perfectamente. El personaje en cuestión me confesó su admiración por Lenin como estratega y su intención de preparar (adoctrinar, vamos) a unos cuantos escogidos para liderar y arengar a las masas. Cuando le dije que yo no quería ser líder de nadie, sino únicamente difundir unos principios democráticos que sirvieran de guía e inspiración a la gente, me contestó, más o menos, que me las apañara con mi "complejo de líder" (hacia él, supongo que me quiso decir). Este hombre, poseído por un delirio de grandeza, no se entera de nada, porque sólo se escucha a sí mismo. ¿Qué ha sido de aquel Trevijano que decía discutir de ideas para evitar el oportunismo de las personas? ¿Cabe oportunismo y personalismo más descarado que el suyo? ¿Hay una forma más indecente y desleal de pretender acaudillar un movimiento democrático que suprimir la libertad de expresión y de crítica en su blog, donde se insulta y calumnia sin derecho a réplica?

Pero, en fin, amigo Clandestino, cuando dice que nadie, hasta ahora, ha hecho una oferta de alcanzar objetivos plenamente democráticos, se olvida de nuestra Asociación Libre de Ciudadanos por la Democracia, donde todo se debate menos nuestro objetivo de conseguir no una forma determinada de democracia, sino un período constituyente de la misma, donde tras un profundo debate social y político, el pueblo elija unas Cortes constituyentes para que elaboren una Constitución democrática y sea sometida a referéndum. Si este objetivo no se consiguiere, al menos habremos trabajado por una causa justa, y nuestro esfuerzo, estamos seguros, no será en vano. Invitamos a todos a que nos conozcan y, si lo estiman oportuno, se unan a nosotros (blog de la ALCD: http://www.democraciaconstitucional.org/)

Un cordial saludo.


5.Publicado por Clandestino el 06/10/2006 21:00

Estimado Oliver. Naturalmente que el ALCD hace una propuesta democrática y limpia partiendo de la propia estrategia de propuesta, como modelo de ejercicio democrático. Igualmente, con mejor o peor fortuna o mejor o peor hacer, son muchas otras organizaciones y millones de personas reivindicando una democracia para el conjunto ciudadano, que traspase las fronteras de todo el mundo, por su propio "peso".

Cuando digo que "hasta ahora nadie ha ofertado una propuesta de este corte", no me refiero a ofertas de corte democrático tal cual, sino que incluyan en su constitución, un articulado donde se establezcan con total claridad y nitidez, no solo los derechos sino también los deberes y limitaciones del ejecutivo y la administración en cada colectivo de los distintos órganos de gobierno y funcionariado, de forma que puedan ser intervenidos y/o censurados mediante moción presentada por el defensor del pueblo, que necesariamente ha de ser electo e independiente de los partidos.

Lo expongo en mi comenterio, porque me choca que siempre se habla y se resaltan los derechos, pasando de puntillas por los deberes, resultando que cuando un partido ocupa el Estado, se limita a imponer deberes a la ciudadanía, hasta someterla, mientras ellos se blindan contra los mismos, haciendo lo que les viene en gana, como y cuando les viene en gana. Desde tiranizar y explotar, hasta omitir la legalidad democrática, pasando por parcelar la Nación ciudadana para su explotación económica, o compartir mesa y mantel con los asesinos de organizaciones terroristas.

Queda claro que la interpretación de la oligarquía bicéfala de la política española -como única posible por estar consolidada y blindada sobre nuestro poder arrebatado- del derecho, es que se trata de una posesión de exclusivo uso de su casta, sin deberes ni obligaciones hacia él, quedando cada individuo-ciudadano en una mera unidad de rentabilización económica de su propia casta, para lo cual establecen las normas convenientes, desde la legislación dándole carácter legal al sometimiento y explotación ciudadana. Esta estafa, en clave de apaño cortijero, se adorna finalmente con la guinda de la desfatez y cara dura, llamándolo 'Estado de derecho'.

Por tanto quiero dejar claro mi total reconocimiento al tenaz y transparente trabajo reivindicativo, rico en propuestas democráticas, del ALCD, el cual cuenta con mi modesto apoyo y colaboración, permitiéndome sugerirles abrir un debate sobre los deberes de los servidores públicos, que permitan canalizar, su gestión, bajo control ciudadano, con las tolerancias que se estimen oportunas.

Saludos cordiales.

6.Publicado por Oliver del Valle el 08/10/2006 22:26
Estimado Clandestino:

Delo por hecho. En efecto, había apreciado que usted echaba de menos un recordatorio de los deberes del ciudadano y de sus representantes en el Estado. Créame que yo también. De hecho en Filosofía Digital he publicado algunos post donde hacía hincapié precisamente en este punto. Tanto se habla de democracia como libertad política que la mayoría se olvidan de recordarle a la gente -a todos- que democracia significa también asumir la responsabilidad de autogobernarse y la obligación de respetar los derechos de los demás ciudadanos.

Su deseo de debatir sobre este punto en el blog de la ALCD lo tomo como una orden que acepto con agrado. Gracias por todo. Un cordial saludo.

7.Publicado por tadzio el 26/04/2007 03:44
Clandestino y Oliver del Valle, aprended a leer

8.Publicado por Plany el 24/05/2007 23:19
Con el debido respeto, y como demócrata y republicano convencido, debo expresarles mis dudas acerca de su proyecto que, como tantos otros, estoy seguro de que no funcionará, pues cometen el error de pensar que el pueblo tiene el deber de asumir sus tesis, por ser las mas lógicas, las mas ortodoxas, en definitiva, las buenas.
Creo que no hace falta ser un erudito para saber que nunca a sido así, ya que las sociedades siempre han avanzado siguiendo no una, sino multiples vias contrapuestas a un mismo tiempo.He ahí su grandeza.
Por otra parte, me ha chocado que entre tal derroche de pragmatismo y racionalismo, utilizen tan a la ligera la palabra Nación, pues es bien sabido que el nacionalismo es un sentimiento, y que las naciones surgen de lo mas profundo de las almas de sus ciudadanos, y no del raciocinio de sus mentes.
por consiguiente, la Nación Española no es mas que un sentimiento, del todo respetable, tanto como lo son el resto de naciones que forman el Estado español.
si prestamos atención a la historia, el estado español unificado como lo conocemos actualmente, no tiene mas de trescientos años, pues se formo cuando Felipe V, después de de una cruenta y fatidica guerra, destruyó las instituciones de todos los reinos que, junto con castilla formaban la corona hispánica o de españa, convirtiendo el nacionalismo castellano en el actual espiritu nacional español.De ahí que mucha gente no castellana se niege a aceptarse como parte de la nación española, mientras que el PNC (partido nacionalista castellano) apenas consigue un puñado de votos, pues el pueblo castellano, encuentra el apoyo a su lengua y su cultura el los dos grandes partidos estatales (PP y PSOE)

"XVI. Porque las Autonomías fomentan los nacionalismos discriminadores o independentistas, deben ser compensadas integrándolas en la forma presidencial de Gobierno."

años llevan los sucesivos gobiernos centralistas que a tenido españa, intentando deshacerse de los dichosos nacionalismos, pero no pueden, porque estos forman parte de la misma esencia de lo que ustedes consideran nación española, y aqui una duda que me asalta: ¿que es preferible? ¿un nacionalismo discriminador, o uno integrador?
en mi opinión, integrar consiste en despojar a alguien de sus sentimientos y convicciones, para hacerle acatar los propios, lo cual no me parece en absoluto loable.
ademas, la forma de gobierno presidencialista no acabaria con este "problema", pues mucha gente se abstendria o votaria en blanco, (exactamente lo que ustedes piden) por no aceptar a un presidente que considerarian alíeno o extranjero.
No pueden llenarse la boca de democracia, mientras niegan el derecho de las personas o grupos de personas a decidir libremente su futuro, lo cual incluiría que las mónadas (que yo asocio claramente con un movimiento cantonalista unificado) pudieran asociarse o disociarse libremente, según su propio criterio, e incluso acceder a la independencia si ese fuera su deseo, a través
de un proceso democrático y en ausencia de violencia politica u otros perturbaciones antidemocráticas.
De lo contrario, su sistema se veria sustentado, no por la democrácia, sino por el secuestro de varias de las susodichas mónadas, en contra de su voluntad.
después de esto, quiero que quede claro que no soy un nacionalista, pues considero que mi única patria es el útero de mi madre, lo que si que soy es un convencido demócrata que no puede aceptar que los sentimientos de unos (y con esto englobo todos los nacionalismos, incluido el español) se impongan a la voluntad de otros.
Por último he de decir que estoy totalmente de acuerdo con la necesidad de una auténtica y eficaz separación de poderes, pues de ahí emana la democrácia, con todos sus defectos y virtudes, amén de la eleccion directa de los distintos poderes ejecutivos, judiciales y legislativos, y la proporcionalidad total en el reparto de escaños según los sufragios conseguidos.

espero no haberles incomodado con mis inquietudes, y ruego encarecidamente que disculpen cualquier error ortográfico, léxico o semántico que pueda haber cometido, pero cuarenta horas a la semana con una azada en la mano, no me dejan tiempo ni energias que a la literatura.

muy cordialmente, un servidor

Salud y República

9.Publicado por pekele el 21/06/2007 04:17
Da mucha pena que entre gente que quiere exactamente lo mismo(unas condiciones minimas donde se de la democracia)(algo que puede expresarse en cuatro lineas),haya diferencias de tipo personal o ideologico que impidan que pueda hacerse algo.Porque MCRC se autodisuelve en cuanto se den las condiciones para unas elecciones democraticas,y,a partir de ahi,con las reglas muy claras,el Sr.Trevijano puede hacer lo que quiera.Lo que es impensable es que pueda vencerse la enorme inercia que padecemos sin un alarde de unidad y sentido comun.Dice Spinoza,mas o menos,que una fuerza solo se vence con otra igual o superior y de sentido contrario.A mi me parece que Trevijano puede ser un muy buen aglutinador(de hecho ya lo ha sido y es un papel que le gusta y en el que se siente comodo),aglutinar para conseguir una fuerza real que no tenemos y que actuando en forma dispersa nunca la vamos a tener.Lo que me parece una tonteria es que andeis enredados en cuestiones de clases o de nacionalismos o cualquier otra que no tenga que ver con el hecho muy concreto,concretisimo,de trasladar de verdad,hasta donde es posible,la soberania al pueblo,el español en este caso,y eso es algo muy tecnico,una condicion previa a la opinion de cada uno y una condicion necesaria para que,efectivamente,esa opinion sirva para algo.Lo que habria que alcazar es un acuerdo muy basico y de respeto mutuo.Gracias

10.Publicado por Juan el 06/08/2007 18:02
Lo malo de algunos manifiestos es su inevitable propensión a utilizar lugares comunes que están muy necesitados de explicación: "imperativo moral", "honestidad", "decencia" o, peor aun, "natural patriotismo". Así que, cuando eso sucede, se me hace ya cuesta arriba poder entender algo. Demasiada retórica junta. Y tampoco está muy claro que una república presidencialista vaya a resolver los males de la partitocracia oligárquica, pues ¿hasta que punto el hecho de que un presidente sea directamente revocable por el electorado y no por el parlamento garantiza nada? ¿No se corre el peligro de caer en lo que Max Weber llamaba "democracia plebiscitaria"? Cierto que los atropellos perpetrados por la democracia parlamentaria sobre la voluntad de los electores son grandes -suponiendo que exista tal voluntad y no sea un producto fabricado por los propios partidos políticos, de la misma forma a como el producto fabrica, con la publicidad, sus propios consumidores- pero no es menos cierto que hay un segundo mal que ya no se debe particularmente al parlamentarismo y que en un sistema presidencialista podría encontrar también su apogeo, y es obviamente la retórica, la demagogia, precisamente lo que el manifiesto denuncia en el apartado VIII. Me temo que este mal se vería incluso aumentado si las candidaturas unipersonales tuviesen que apelar al apoyo del electorado.
Las fórmulas científicas infalibles me producen bastante escepticismo, yo creo que uno de los mayores daños perpetrados contra la democracia ha sido lo que C.B. Macpherson denuncia en "La democracia liberal y su época", es decir, la concepción de los votantes como consumidores de mercancía política. Y eso no lo remedia un simple cambio de régimen o de sistema electoral





 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros