Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Los "extremismos" de izquierda y de derecha contaminan la vida política española


Nota



Los "extremismos" de izquierda y de derecha contaminan la vida política española
¿Por qué no existen en España partidos políticos de extrema derecha y de extrema izquierda, como en el resto del mundo? ¿Dónde están los millones de fascistas españoles que apoyaban el régimen de Franco? ¿Donde están los extremistas de izquierda que, a las órdenes de Moscú, combatían el Franquismo? ¿Por qué ahora callan todos ante las injusticias y abusos de la "democracia" que gobierna España, cuyas fechorías y abusos son, en muchos aspectos, peores que los del Franquismo? ¿Donde están los hijos de unos y otros, que fueron educados y amamantados durante el Franquismo en el extremismo intransigente, dentro del más puro ambiente arrogante y elitista de partido único?

Muchos de los que hoy observan con estupor y miedo la crispación creciente de la sociedad española, la crisis de los valores, el peligro de ruptura del Estado y el duro enfrentamiento entre partidos y tendencias, alertan ante el temor de que los extremismos fascista y comunista estén resucitando en la España de nuestros días, vaticinando, incluso, el nacimiento de nuevos partidos como el francés que lidera J. M. Le Pen o el que sigue las consignas y ejemplos de rojos sangrientos como Fidel Castro o Hugo Chávez.

Sin embargo, aunque esas incógnitas parezcan profundas y difíciles de desentrañar, tienen en la realidad española una respuesta sencilla y contundente: los extremistas de izquierda y de derecha existen en España y constituyen una enorme multitud cuyo numero causaría espanto, pero están encuadrados, como cuadros, militantes o simpatizantes, en los grandes partidos políticos, donde han encontrado hace tiempo el caldo de cultivo óptimo para progresar. Esos extremistas son los que empujan la política española con mayor esfuerzo hacia el fanatismo, la ineficacia y el radicalismo descerebrado.

Tanto los fascistas como los extremistas rojos se sienten a gusto en ambientes autoritarios y verticales, como los que rigen la vida interna de los partidos políticos españoles, donde es difícil encontrar un sólo gramo de democracia, donde todo es sometimiento al líder y donde también satisfacen su otra gran pasión: el culto al poder del Estado y de sus representantes sobre el individuo y la sociedad.

Muchos de los actuales gobernantes socialistas españoles y no pocos de los dirigentes de la oposición de derecha son vástagos de altos jerarcas del Franquismo que se educaron en el autoritarismo y en el desprecio a la democracia.

Tuve un amigo argentino que decía que si rascas en cada español de más de 50 años, siempre encuentras a un fascista. Quizás tuviera razón en lo básico, pero ignoraba que el fascismo es una enfermedad del alma, que no tiene color político. Él, quizás porque es admirador del "Che" y de otros fachas rojos sanguinarios como Fidel Castro, cree que el fascismo siempre es de derechas, pero se equivoca porque el color del fascismo no es ni el rojo ni el azul, sino el negro del alma oscura.

El fascismo es una enfermedad cultural y política, lo que hace que haya fascistas de derechas y de izquierdas, porque existe en ellos elementos y rasgos grabados a fuego que están por encima de la filiación política: el afán de poder, su obsesión por anteponer el Estado y el Partido al individuo y a la sociedad, el desprecio al ser humano "inferior" y, sobre todo, su incapacidad patológica para distinguir entre el bien y el mal. Esos principios y rasgos les unen y les convierten en una tropa perniciosa, estén donde estén, militen donde militen.

Musolini, el forjador del "fascismo", procedía, cultural y políticamente, del socialismo, al igual que Hitler y otros muchos. Sus raíces filosóficas se entroncan con la izquierda hegeliana y son las mismas que las del marxismo leninismo, aunque su recorrido haya sido, en algunos aspectos, diferente.

Los extremistas españoles autoritarios y violentos siempre han sido multitud, tanto en los tiempos de Franco como en la actualidad, pero hoy se han hecho invisibles, se han adecuado al nuevo régimen de falsa democracia, donde viven a gusto, prosperan y medran en el interior de unos partidos políticos que desconocen la verdadera democracia, donde han encontrado un hábitat perfecto y un camuflaje envidiable que les permite actuar con impunidad, haciéndose pasar por demócratas.

Sin embargo, su labor caústica y dañina está generando estragos en la democracia española. Son ellos los que han impuesto el autoritarismo y el verticalismo en la vida interna de los partidos, los que han radicalizado la vida política española, los que han elevado hasta el rango de "primera obsesión" el culto y la lucha de los partidos por el poder, los culpables del enfrentamiento casi demente entre los dos grandes partidos políticos españoles, el PP y el PSOE, los que han llevado a los nacionalismos vasco, catalán y gallego hasta posiciones enfermizas de ruptura y de desprecio a las libertades y al Estado de Derecho, los que han expulsado al ciudadano de la democracia, olvidando que, sin ciudadanos, la democracia no existe, los que ejercen la política, desde los partidos, como un auténtico monopolio, los que han ocupado y casi aniquilando a la sociedad civil española, los que han empujado a los partidos hacia la corrupción y el pillaje y los culpables de que la política esté hoy tan desprestigiada en España que ha llegado a contaminar y devaluar hasta el mismo concepto de "democracia".

El espíritu "fascista", rojo y negro, que anida en los partidos políticos españoles es el que está siempre detrás de acontecimientos tan vergonzantes como los ataques a las sedes del Partido Popular después del 11 M, de la técnica de "demonizar" al adversario, tan querida por el PP, del uso de la mentira para gobernar, tan bien ejercida por Zapatero, de los abucheos a los adversarios, del boicot a las conferencias del contrario en universidades y foros y del inmenso odio que domina la vida política española.

Los fascistas españoles de uno y otro bando, a los que el ciudadano percibe a pesar de su camuflaje, son los culpables de que la sociedad española esté quebrada, empiece a odiar a los políticos y los señale ya en las encuestas como la tercera mayor preocupación del país, por delante, incluso, de los terroristas. Son tambien culpables de que el poder intente controlar la libertad de los medios de comunicación a toda costa y hasta de esa política nefasta que se mueve impulsada por el más fascista y antidemocrático de todos los principios, el que proclama que "el fin justifica los medios".

La contaminación "extremista" de los partidos políticos españoles es tan grave que ha convertido la democracia en una sucia oligocracia despreciable, indigna de respeto, ineficaz e incapaz de gobernar con dignidad y justicia, donde la regeneración ya es imposible y cuya única solución pasa por una purga drástica que elimine a los autoritarios camuflados y por una auténtica refundación de la democracia, que parta de cero y que incorpore al sistema a la gente honrada y decente que hoy no entra en la política porque siente repugnancia.


- -
Domingo, 4 de Abril 2010
Artículo leído 2169 veces




Comentarios:

1.Publicado por Apañó el 04/04/2010 11:15
Yo lo flipo, de verdad:

"El fascismo es una enfermedad cultural y política, lo que hace que haya fascistas de derechas y de izquierdas"

Ya, y mi abuela todavía fuma en pipa.
Con semejantes proclamas, tan falsas como perversas, no es de extrañar que nos encontremos como nos encontramos: asediados y subyugados por la izquierda más bolchevique desde el 36.
¿Qué cojones eso de que existen fascistas de derechas y de izquierdas?
El fascista siempre será defensor de ideas conservadoras, tradicionalistas y patrióticas de derechas, comme il faut!, mientras que el izquierdoso será, tan sólo, un inmoral MARXISTA, es decir, un revolucionario que pretenderá el cambio social mediante métodos subversivos, tales como dictaduras proletarias, o legislando desde dentro del sistema leyes bastardas (memoria histórica, educación para la ciudadanía, aborto...)
Ya tiene bemoles que los putos rojeras nos hayan vendido la moto de que lo único malo maloso es el fascismo y de que seamos tan lelos como para haberles creído y, peor aún, haber olvidado que sin la provocación del MARXISMO jamás hubiese existido la reacción fascista.

Saludos y ¡Arriba España!, para que te cures de tus complejos de nenazas y NO FALTES a la VERDAD.

2.Publicado por Rubén el 04/04/2010 11:44
Sr. Apañó:

Fascismo y comunismo, como explica el artículo, proceden de la misma raiz hegueliana. Musolini y Hitler eran socialistas. Es, como afirma el autor, una enfermedad del alma y su color no es ni el rojo ni el azún, sino el maldito negro.

El bloguero tiene razón, no usted, que está confundido e inmerso en la ya superada distinción entre derechas e izquierdas, cuando la única distinción razonable es la que divide a los hombres y mujeres en demócratas y totalitarios.

Fascismo es, por ejemplo, insultar al que escribe un artículo sólo porque no piense igual que usted. Creo que debería usted retirar la grosería de las NENAZAS y la acusación de que el articulista "falta a la verdad" simplemente porque no escribe lo que a usted le gustaría leer.

Rubén


3.Publicado por LIGUR el 04/04/2010 11:52

Sr. Apañó:

Las molestias que se ha tomado Ruben eran innecesarias. Usted no necesita respuesta ni comentarios. Sencillamente es una muestra palpable de lo que asevera el artículo, la total igualdad de fascismo de un color y de otro.

Sus comentarios son la rúbrica.



4.Publicado por vanlop el 04/04/2010 12:30
Pienso que hay un fascismo que se presenta con dos caras por aquello de hacer elecciones cada cierto tiempo y para evitar que los políticos, al tener que defender su poltrona particular, se duerman y pudieran dar lugar a una reacción incontrolada de la gente.

Pero donde uno de los partidos tiene dominio con perspectivas de durar, no se privan y utilizan los métodos de avasallamiento a todo aquel que piensa que está en una democracia. Y no digamos de los partidos nacionalistas.

Si nos fijamos todos los políticos proceden de franquismo, que era un régimen no democrático, aunque yo no lo calificaría de fascista. La única nota discordante siempre la pusieron los comunistas que tampoco querían la democracia.

Por necesidades del guión el régimen tuvo que convertirse en una democracia formal, pero los actores en luegar de evolucionar hacia ella, evolucionaron al fascismo, seguramente al darse cuenta que el pueblo estaba asustado y el poder estaba al alcance del que menos escrúpulos tuviera.

Y así estamos donde estamos y por eso no hay extremos, no hacen falta.

5.Publicado por Águeda el 04/04/2010 18:37
Nunca hubo un presidente,
que con tan falsa careta,..
sonríe mientras asfixia,
y además, echando JETA.

Teniendo hasta el viento en contra,
desafía en más engaños,..
ni tiene fin, ni concreta,
pero "impone" y a dos manos.

Repudiado por el pueblo,
que blasfeman al oírle,..
pues les entran agujetas,
y ensayan pá despedirle.

Presidente de esta España,
a la que dejas en huesos,..
vomitaras las entrañas,
te convertirás en preso.

Preso de las mentiras,
que aplaudes con tus orejas,..
y parecen divertidas,
por que se estiran tus cejas.

Si buscásemos payaso,
o un arlequín en la feria,..
los leones en sus jaulas,
reirían tus comedias.

Pero este no es tu caso,
y en su casa el elefante,..
dice que eres fracaso,
sin ser pinocho de antes.

Mortificas con tu risa,
bufón en teatro clonado,..
queriendo ser monalisa,
sin haberte depilado.

No tienes más objetivo,
que el de un balancín cargado,..
eres como un parabrisas,
con movimiento adaptado.

Mantenido sin trabajo,
pues ni cumples tus funciones,..
y te llevas ese sueldo,
que sin ganar, bien te comes.

Rastrero de poca monta,
riéndose de sus lindezas,..
siendo él, única causa,
de esta España en su pobreza.

6.Publicado por Apañó el 04/04/2010 21:48
Rubén, sé muy bien cuáles son los orígenes del fascismo. Así que menos lobos, caperucito.Ahora bien, y he de insistir en ello, la "izquierda" a la que se refería el autor en su artículo, la de toda la vida, es marxista, comunista o marxista-leninista, como prefieran vuesencias (pero no socialista), es decir, lo propio a la izquierda impositora es el bolchevismo dogmático: stalinismo, castrismo, chavismo, Maoísmo y otros tantos inmorales "ismos"Sin embargo, el bolchevismo impositor, aunque dogmático y dictatorial como el fascismo, es otra cosa, señor mariposa, pero NO FASCISMO.El bloguero, por tanto, no tiene razón, sino que es víctima, una más, de la perversión de la REALIDAD que han urdido las izquierdas a través de una no menos perversa dialéctica de la mentira.Además, yo no he insultado, sino que me he limitado a señalar las falacias del autor y, de paso, le he ayudado a curarse de sus COMPLEJOS, sin duda producto de un escaso conocimiento de la filosofía y la historia.Ligur, majete, con "talanteros" como vosotros, "demoliberales" como os llamaba despectiva y acertadamente el Caudillo, no cabe duda de que tendremos zETAp para rato, y vil PARTITOCRACIA hasta que España deje de "ser" en la historia, que en ello están los parásitos de la política.Vanlop, eres el único que diferencia acertadamente entre franquismo y fascismo. Explícales a los cenutrios con ínfulas de "intelectuales" que por aquí pululan las diferencias entre comunismo y socialismo. Y explícales, como ya hiciera Ortega (¿quién sería ése señor?) que mientras el dogmatismo de la izquierda comunista degeneró en bolchevismo impositor, el del socialismo hizo lo propio dando lugar al fascismo. Ergo, tenemos dos ideologías impositoras, y no una única fascista como sostiene el autor del artículo.Saludos y ¡Arriba España!, con cariño para Rubén y Ligur, por "enteradillos".

7.Publicado por Rubén el 04/04/2010 23:50
Apañó:

Tu estilo, que continúa siendo ofensivo, es de puro fascista, en tu caso de derechas. En este blog entramos muchos porque preferimos el debate al escupitajo y el respeto al insulto. Ofender al que piensa distinto, repito, como haces, suena mal aquí y es el más claro síntoma de fascismo, rojo o negro.

Rubén

8.Publicado por candidolav el 05/04/2010 00:28
Con las opinones y estilazo de Apañó queda claro .... que la masa cultivada
comienza a anhelar un salvapatrias...
Los diseñadores de la podredumbre se relamen.... los actores imbeciles
que la posibilitan comen y cagan.... solo eso.
No creo que en los partidos politicos españoles haya ni tan siquiera extremistas.... los unicos que han quedado en los partidos politicos a fecha de hoy.... son los miserables,ineptos y deshonestos arrribistas que venderían a su madre por un plato de lentejas. La organización más que vertical es medio inclinada ....lamiendole cada cual el culo al de arriba.

Franquismo o fascismo o casi todos los ismos..... la misma m..
Anulación del individuo que permite a los necios aspirar a ser alguien.....
y que se apunte el que quiera... ser imbecil es gratis.

9.Publicado por Pericogonoperro el 05/04/2010 09:50
Cuantas campanas oímos y no sabemos donde tocan... cuanta mezcla de tocino con velocidad... cuanta etiqueta caduca y desinformada...

Recomiendo la lectura del libro "El Fascismo" de Stanley G.Payne para saber lo que significa y dejar de confundir franquismo, nazismo y fascismo que son tres cosas pero que bien distintas, porque lo único que leo es la misma caduca idea de siempre: Derecha= fascista e izquierda=rojo comunista, como decir que en el mundo todo lo claro es blanco y todo lo oscuro es negro.

Por lo demás, no tengo más que añadir, quien quiera informarse le remito a la lectura especializada y quien no, siga con sus ideas, libre es de ello.

10.Publicado por Apañó el 05/04/2010 09:56
Rubén, te limitas a arremeter contra el mensajero pero sin "rebatir" ni una sola de mis acertadas reflexiones.
Supongo que a vosotros, quienes os relaméis en la creencia de poseer la verdad verdadera, poco os importa demostrar la veracidad de vuestros asertos, pues es más fácil y rentable, como bien saben los izquierdosos desde hace muuuuucho tiempo, dar caza al facha malo maloso.


Venga, va, derechas e izquierdas todas fascistas, que así vosotros, los "demoliberales", quedáis como únicos garantes de la auténtica libertad y justicia.
Si es que... donde no hay.

Candidolav, la "masa cultivada", como dices, está hasta la polla (no confundir con la hembra del pollo) de los profetas "demoliberales" que no tienen ni P.I de lo que escriben, pero que se han dado cuenta de que queda bonito y sigue "vendiéndose" bien la argucia rojeras de tachar todo movimiento o idea disidente como propia de fascistas.

Saludos y ¡Arriba España!

11.Publicado por Apañó el 05/04/2010 10:00
Pericogonoperro, pero si en ello estaba yo precisamente, en señalar que ser dogmático, impositor y dictatorial no es exclusivo del fascismo de derechas e izquierdas, como señalaba el autor, sino propio de defensores de ideologías fascistas (derechas) o marxistas-leninistas (izquierdas).
Al César lo que es del César.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros