Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.

Información y Opinión

Los cobardes y los traidores están destrozando España, más que los corruptos


Nota

La cobardía y la traición, vicios encarnados en la clase dirigente española, han sido la ruina de España a lo largo de su Historia y hoy son el drama que tiene al país postrado y al borde de la ruptura como nación. Nadie, ni siquiera las naciones enemigas, han hecho tanto daño a España como su clase política.

La corrupción se elimina con leyes y castigos duros, pero la cobardía y la tradición son cánceres del alma que corroen a los pueblos y tardan generaciones enteras en sanar. España es hoy un país arrasado por cobardes y traidores, que causan más daño que los corruptos. Ellos siembran el odio que nos enfrenta e impiden las ilusiones y anhelos comunes que los pueblos necesitan para ser naciones prósperas y pujantes. Los cobardes y traidores, muchos de ellos con poder y atrincherados en nuestros partidos políticos y en el Estado, son la escoria podrida de España.
---



Los cobardes y los traidores están destrozando España, más que los corruptos
Faltan tres días para que el próximo 16 de julio se cumpla el 805 aniversario de aquel lunes del año 1212 en que el ejército almohade del Miramamolín Al Nasir, un ultra radical islámico que había jurado plantar la media luna en Roma, fue destrozado por los cristianos cerca de Despeñaperros.

Aquella batalla de las Navas de Tolosa fue una de las pocas veces en nuestra Historia en la que actuamos unidos y no divididos por nuestros dirigentes políticos. Por una vez, los que mandaban se unieron y lograron cambiar el destino de España, iniciando la ruina de los invasores musulmanes y sellando, con cemento de sangre y heroísmo, la unidad de una nación que poco después sorprendería al mundo por su vigor y sus gestas y se convertiría en el imperio dominante durante dos siglos.

Hoy, de nuevo inmersos en un nefasto proceso de división y destrucción, causado por líderes políticos divididos, de baja estofa ética y política, España, está postrada y en peligro de romperse.

Con la cabeza puesta en el independentismo catalán y en las manipulaciones, engaños y traiciones de sus políticos, la sociedad española ni siquiera es capaz de conmemorar como merece aquella victoria contra el Islam de hace 805 años, una gesta que aquí pasa inadvertida, pero que tiene más envergadura y trascendencia que lo que para los ingleses significa Trafalgar, para los griegos las Termópilas, para los norteamericanos el Álamo o para los portugueses Aljubarrota.

En lugar de celebrar nuestra grandeza, nuestro valor en la batalla y el haber liberado a Europa entera de la invasión de aquellos islamistas locos que querían arrasar primero España y después Roma, esta España, manoseada, disminuida y ensuciada por sus políticos, discute sobre las urnas que quieren comprar los catalanes para celebrar su referéndum de ruptura, sobre si lo que hace Puigdemont es o no es un golpe de Estado, si los socialistas son constitucionalistas o no o sobre las mentiras del poder y su voracidad y codicia como recaudadores de impuestos desproporcionados.

Como afirma Pérez Reverte, los españoles, por culpa de de los traidores y de los cobardes con poder, nos dedicamos, una y otra vez, a destruir nuestra grandeza y condenamos ...

Las Navas de Tolosa, por insidiosa.
La Batalla del Ebro, por fascista.
Lepanto, por intolerante
Tenochtitlán, por genocida.
Bailén, por retrógrado.
Amberes, Breda, Northlinghen, por no herir sensibilidades.

Coincido con la tesis de Pérez Reverte cuando afirma que España está frenada y castrada por un montón de ineptos, embusteros, interesados, desgraciados, chusma, incultos, maricomplejines, traidores y cobardes, que han dirigido, dirigen y dirigirán nuestras mentes, grandes culpables de la decadencia, la injusticia y la frustración de esta gran nación que es España.

Homenaje al rey castellano, Alfonso VIII, que reunió a 27.000 hombres en el campo de batalla de las Navas, que logró unir la fuerza de España y la ayuda de Pedro II de Aragón, con sus 8.500 catalanes y aragoneses y de Sancho VII de Navarra, que se presentó con una reducida peña de doscientos jinete, mientras Alfonso IX de León, representante entonces de lo que hoy son nuestros partidos políticos y dirigentes miserables, se quedó en casa, renunciando a la unidad porque estaba lleno de odio y resentimiento.

La conmemoración de aquella batalla, crucial para España y Europa, debería servir para que reflexionemos sobre la inmensa desgracia que representa para España ser dirigida y estar en manos de políticos torpes, egoístas, sin grandeza ni decencia, más empeñados en sus privilegios y en conservar su poder que en servir al pueblo y a la nación, verdadera tropa de miserables que flagelan y maltratan a su pueblo.

Pérez Reverte, cuando escribe sobre aquella gesta se pregunta por qué nosotros no hacemos una gran película sobre las Navas, como los americanos han hecho decenas sobre Guettisburg, y yo me pregunto por qué no obligamos a los miserables que nos malgobiernan a cambiar, por que no utilizamos la invencible fuerza del pueblo, en las urnas y en las calles, para erradicar la chusma que ha convertido España en un país injusto, desigual, saqueado, desprestigiado y tan descontento que se rompe y se envuelve en la melancolía y el lamento.

Tardamos ocho siglos en echar al Islam de la península y ahora, conducidos por el reverso de lo que eran aquellos tres reyes de Castilla, Aragón y Navarra, amigos de la corrupción, escasamente demócratas e incapaces de defender nuestros valores y símbolos de grandeza, nos dejamos invadir por cientos de miles de musulmanes a los que no se les exige ni siquiera comportamientos decentes e integración, muchos de los cuales llegan para delinquir y avasallar, creyendo que España es suya y con ánimo de acabar con nuestra cultura y nuestros valores, mal defendidos, una vez más, por la peor plaga de España, que siempre ha sido su clase política.

No sé cuanto tiempo nos queda para corregir el rumbo y evitar el desastre, pero no debe ser mucho si dejamos que los que nos conducen al abismo siguen manejando el país. Pero es evidente que, ante la conmemoración de las Navas de Tolosa, el pensamiento que nos invade es la necesidad urgente de sustituir a la chusma actual del saqueo, la destrucción y la ruina por servidores del Estado y del pueblo, si no queremos perecer.

Francisco Rubiales


- -
Jueves, 13 de Julio 2017
Artículo leído 7386 veces




Comentarios:

1.Publicado por pasmao el 13/07/2017 10:15
Pues si Don Francisco.

Aunque yo añadiría, y perdóneseme por la expersión, a los GILIPOLLAS.

Es cierto que cobardía y gilipollez suelen ir unidas, sobre todo porque el gili no suele tener nada propio que perder (o cree que no tiene nada que perder, lo cual es un rasgo evidente de su "talento") y ello le hace especialmente cobarde si tiene que luchar por algo de lo que deduce que no va a sacar un beneficio inmediato.

Esa cobardia teñiada de gilipollez o viceversa, suele ser catalizada por algo clásico y es el RESENTIMIENTO. Resentimiento nacido no de las injusticias y agravios no "vengados", si no resentimiento nacido de saberse precisamente perteneciente a los que han agraviado y mancillado, de esa mala conciencia y de la necesidad de tapar cómo sea lo que pasó. Pongo varos ejemplos:

1/En el corto plazo: Todos recordamos (los que queramos recordar) el miserable comportamiento de Mariano Rajoy Brey, en los tiempos de su mayoría absoluta (esa que le dio poder para mucho y que luego parió un ratón) con Rosa Diez.

Muchos nos preguntamos que sería de España ahora si en vez de haberse promocionado Podemos desde el PP se hubiera dejado crecer una izquierda cómo la de UPyD. Probablemente gran parte del problema de la corrupción y de Cataluña estarían mas que enfilados, en vez de alimentados.

El comportamiento de Rajoy con Rosa Diez y UPyD es un clasico de ese resentimeinto (seguro que los alemanes tienen la palabra exacta para ello) que en España tanto daño nos ha hecho.

2/Otro caso, a medio/largo plazo, es el de las oligarquias catalanas y vascas. Con Pujols y Arzallus cómo grandes popes de un resentimiento que se deriva del hecho vergonzante de que ambas fueron de lo mas agraciado por Franco.

Odian a Franco, al franquismo y en en la extrapolación de su enfermedad a España (que no es lo mismo que Franco y el franquismo, pero que ellos necesitan identificar así) porque se saben muy beneficiados por Franco y su régimen. Y como no son agradecidos (nuca fueron bien nacidos), sólo pueden destilar ingratitud.

Podría seguir on muchos mas casos (la Iglesia Católica por ejemplo) pero estos bastan para dar una idea del tipo de resentimento que quiero describir.

Ergo la cobardía unida a la idiocia y el resentemiento (como el descrito) son lo que nos está destruyendo, mucho mas que la corrupción, que también.

Un caso extremo pero bien real con esto del Islam nos lo da el feminaZismo mas hacendado.Las feminazis en el delirio de su nihilsimo están encantadas con la invasión musulmana que nos asola, aunque se lleve por delante a miles o millones de mujeres por delante (las primeras las musulmanas). Pero con tal de luchar contra el " heteropatriarcado occidental cristiano" ese les da igual con quien aliarse.

Cómo si al final fueran ellas las que vayan a empuñar un fusil para echarlos, y no se pongan a llorar de la misma manera que cuando tienen que cambiar la rueda del coche y no tienen servicio de asistencia.

Un cordial saludo y excelente tema de reflexión

2.Publicado por vanlop el 13/07/2017 11:33

Como siempre acierta en el diagnóstico.

La corrupción se puede combatir, con medidas judiciales y con medidas publicitarias, machacando en los medios lo mala que es la corrupción. Pero la traición no se puede, porque es secreta. todo el mundo tiene claro que la traición es lo peor, de modo que no hay que convencer a nadie, pero también sabemos que la traición existe. cuando el traidor es un cargo intermedio, se descubre y se castiga, lo malo es cuando el traidor es alguien con mucho poder.

También tenemos la traición por acción y por omisión.

La traición por acción es aquella que se produce con plena conciencia, se trata de obtener un beneficio, en forma de dinero o en forma de poder. generalmente de las dos formas.

La traición por omisión es propia de los tontos incultos, de pensamiento progre, que creen, en su soberbia, que han descubierto la política. También va acompañada de dinero.

Y por supuesto, en ambos casos el traidor es un sicópata mediocre. Es medicre porque sólo con la traición puede llegar donde sus méritos no le permiten y es sicópata porque la traición implica daño a los demás y eso sólo puede asumirlo alguien al que los demás no le importan.

En la casta tenemos ambos tipos de traidores, los más altos, con plena conciencia, los intermedios, por omisión y las bases, de tontos útiles permitiendo con su apoyo la traición. Desgraciadamente la casta europea no es mucho mejor, yo diría que es hasta peor. Pero eso no debe consolarnos, eso debe estimularnos para mostrar las miserias de los traidores y hacer lo posible por que desaparezcan.

Como les referí, me tomé unos días de vacaciones, que consistoeron en un viaje a Londres. Un día fuimos a Grenwich, en barco que hace la línea, que pertenece a la empresa de autobuses, al menos pagamos con la tarjeta de transporte.

El caso es que nos tropezamos con el museo naval, porque ninguno nos habiamos documentado al respecto. El objetivo era ver el obsrvatorio y pasar un día más o menos de campo.

En el museo se muestran, como no podía ser menos, las glorias navales británicas, a partir del siglo XVII o así. Hay una sala dedicada al siglo XVIII en el Atlántico donde se relata con detalle la toma de la Habana. En la Habana permanecieron como un año hasta que al llegar la paz, la canjearon por parte de La Florida. Aquello no tuvo la menor repercusión política, salvo que España cedió parte de unos territorios salvajes.

En cambio y tuve cuidado de mirar bien, no se menciona lo de Cartagena de Indias, que de haberla conquistado hubiera supuesto un serio inconveniente para España, pues Cartagena era la llave de toda América.

En España nos regodeamos en las derrotas. Conocemos perfectamente los detalles de la llamada Armada Invencible, pero no tenemos ningún conocimiento de la gran armada que mandaron los ingleses al año siguiente, que era más poderosa, en barcos y hombres y que fue destrozada, no por loe elementos, sino por los españoles. y la acción de Catagena no se conocía hasta hace muy pocos años.

Esa desidia para con nuestras glorias hay que encuadrarla netre las traiciones, una traición sibilina pues desmoraliza a la gente y produce gobernantes con complejo de inferioridad. Para estos tontos, el complejo de inferioridad y el masoquismo son consustanciales, lo malo es que la gente no conoce la Historia, también debido a los traidores que la menosprecian en los planes de estudio y vota a esa gente.

¿Alguna vez España se verá libre de traidores?

Pasmao

Intencionadamente no he querido dar nombres, todos en el blog sabemos de sobra quienes son y los traidores no merecen que se les recuerde. Usted cita a algunos y algunos casos.

3.Publicado por pasmao el 13/07/2017 12:42
Apreciado Vanlop

Si he citado a algunos es para que se entienda que la traición, la cobardía, no derivan necesariamente de una afrenta no lavada.. mas bien y muchas veces de lo contrario.

El matonismo de nuestros próceres deriva de que se saben culpables y tienen la necesidad de que nadie les recuerde de donde vinieron los privilegios que disfrutan.

Caso palmario y ya expuesto de Rajoy con Rosa Diez o de los representantes de la burguesía vasca o catalana con los que tenemos cualquier sentimento españolista.

O el de Montoro (otro mas) con los que pagamos impuestos y no participamos de amnistías fiscales ad hoc.

un cordial saludo

4.Publicado por Anro Libertché el 13/07/2017 16:05
POSIBLEMENTE COBARDES Y TRAIDORES CONCIUDANOS ESTEN DESTRUYENDO MUCHO MÁS A ESPAÑA, QUE LOS CORRUPTOS POLÍTICOS.

Nos podemos equivocar una o varias veces, respecto a las opciones políticas que elegimos, lo que es inadmisible, es seguir votando, apoyando y aplaudiendo a la misma chusma corrupta y perversa que nos gobiernan, por muy enraizadas convicciones y principios que podamos sostener. Es preferible renunciar a las ideas políticas e ideológicas preconcebidas, y a los partidos y personajes que nos representan, que seguir votando siglas por el mero hecho sentimental, vinculación ancestral, por ideología, o por creer que nos asiste la razón y la verdad.

No hay nada más detestable, que confiar en quienes de ninguna manera merecen más nuestra confianza, después de tantas décadas, de mentiras, promesas incumplidas, corrupciones y lo que es más grave, las pretensiones en seguir en los cargos políticos, solo para medrar, servirse así mismo, posicionándose para posturear, conseguir protagonismo, enriquecimientos ilícitos, y poder de influencia.

Todos los gobernantes tanto de izquierdas como de derechas en España, durante los casi 40 años de seudo-democracia y salvando muy pocas excepciones, han venido careciendo de la irrenunciable voluntad, para fundamentar los valores y virtudes democráticos más preciados, anteponiendo, ambiciones personales, protagonismo y la osadía descarada por creerse en salvadores de la patria. “Si salvadores”.

Hay que ser muy cretino/a para llegar a creerse, semejante espíritu de grandeza. La patria no la salva ni los políticos, ni el ejército, ni las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que también.- La Patria la salva todos y cada uno de sus ciudadanos como pueblo con cierto decoro de la decencia y dignidad, con libertad, trabajo y justicia social. No vale por tanto valerse, a toda costa de repetir las mismas consignas patrioteras baratas, mientras se trinca, se llenan los estómagos, se vive a costa de los PGE, se recibe muchos más favores, derechos, prebendas, y privilegios que lo que verdaderamente se da y se entrega como deberes esfuerzos y sacrificios por la patria. Tampoco vale, el dicho, “que puede hacer la patria por mí, sino que puedo hacer yo por la patria”.

El Estado y la nación lo conformamos todos, sin excepción, por lo tanto, no valen privilegios de ninguna naturaleza, para quienes se creen, que por desempeñar cargos políticos y públicos, tienen todos los derechos adquiridos. De ninguna de las maneras. Todo lo contrario, los cargos políticos y públicos, se deben única y exclusivamente, para servir con total entrega, sin condiciones sin prepotencia y con total honestidad a todos los ciudadanos y contribuyentes. Sin éstas premisas y principios no tiene valor y carece de sentido, cualquier cargo político y público, por mucha autoridad y nivel que se ostente.

Somos un país, donde existe aún la creencia, que los status quo de los responsables políticos y públicos, no se pueden tocar, criticar o cuestionar por temores a represalias, porque tienen impunidad e inmunidad plena, por autoprotección por corporativismos y complicidades entre entidades, personas e Instituciones. Lamentablemente quienes creen en semejantes falacias, es lo mismo que No creer en la Libertad y la Democracia y el Estado de Derecho. Si bien en España, todavía subyace esos tipos de caciquismos, frutos de la incultura, de la nula conciencia ciudadana, y lo que es más importante, por la ausencia del derecho a la noble lucha que todo ciudadano tiene el deber de preservar y defender, denunciando todo tipo de abusos y arbitrariedades, incluida la defensa propia y colectiva junto con la presunción de inocencia.

Y mientras seamos los ciudadanos, los que transigimos, y permitimos, callando como borregos o como falsa prudencia, aceptando todas las mentiras, falsedades, corrupciones y deslealtades de los dirigentes políticos, añadido a todos los delitos, robos, saqueos, expolios de los gobernantes que por supuesto quedaran impunes para siempre, con el agravante de haber aniquilado el Estado de Derecho.

Un saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros