Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Las autonomías: criaderos de parásitos en España


Nota

Aunque los políticos se nieguen a reconocerlo, las autonomías españolas están cada día más desprestigiadas y cuestionadas por los ciudadanos. Si se hiciera un referéndum sobre las autonomías, el resultado exigiría la supresión de esa división territorial y el retorno de las competencias a un único gobierno de la nación.

Pero el sistema autonómico no es el único aspecto seriamente cuestionado del sistema español.
---



Los españoles han perdido el miedo y el respeto a los políticos y a sus dictados, lo que ha abierto en España un proceso de revisión de nuestro sistema político, del que surgen profundas críticas y cuestionamientos de logros y decisiones que antes parecían sagradas y en el que se hace visible una democracia española bajo sospecha de ser una dictadura camuflada de políticos y de partidos, además de serias dudas sobre el valor y acierto de lo que fue la Transición, de la España de las Autonomías y del excesivo poder y protagonismo de los partidos políticos.

Todo el sistema político está siendo cuestionado por un número creciente de españoles que, según numerosos expertos y observadores, ya podría ser mayoritario. Desde la izquierda radical se cuestiona a España porque, según afirman, es una continuación del Franquismo, sin cambios sustanciales; desde la derecha se critica porque está propiciando una dictadura camuflada de las izquierdas y desde la cada día más numerosa e influyente masa de demócratas y ciudadanos descontentos se considera al sistema carente de valores y de democracia porque lo que ha propiciado, después de cuatro décadas de vigencia, es una España injusta, corrupta, desigual, internacionalmente desprestigiada, endeudada, despilfarradora y a punto de romperse.

De un análisis objetivo de la España actual surgen demasiados déficits democráticos y éticos: escasa participación ciudadana, desigualdad ante la ley, excesivo poder de los partidos políticos, insuficiente separación de poderes, un sistema autonómico demasiado costoso que propicia la disgregación, el separatismo y la desigualdad y una Constitución que ni es respetada ni parece suficientemente democrática.

Sin embargo, el sistema tiene todavía muchos defensores, no únicamente los que están interesados en mantenerlo porque se han apropiado del Estado y viven bien atrincherados en la poderosa política, sino también expertos y constitucionalistas que afirman que lo que falla no es el sistema, sino los políticos y los ciudadanos, los primeros porque son cada día más mediocres, corruptos e ineptos, y los ciudadanos porque lo soportan todo, sin exigir a los poderes decencia y eficacia.

Por las razones que sean, la España actual está herida, genera insatisfacción entre los ciudadanos y hace aguas por diferentes grietas. El problema catalán es revelador porque el nacionalismo se ha hecho velozmente independentista y quiere romper con la nación, amparado en que la pertenencia a una España corrompida, que cobra demasiados impuestos, no devuelve casi nada a los ciudadanos y es incapaz de generar ilusiones colectivas no es atractiva y vale la pena intentar crear una nación distinta, más justa, decente y dotada de valores.

La situación es peligrosa porque está estancada. Ni los políticos pueden convencer a los ciudadanos de que el sistema es justo y válido, ni los ciudadanos tienen fuerza suficiente para forzar el cambio que el país y su clase dirigente necesitan para desparasitarse y ser una nación moderna y decente.

Hay asuntos que delatan claramente el malestar y la frustración de los ciudadanos, sobre todo porque se gobierna sistemáticamente como si se tuviera un cheque en blanco en el bolsillo, sin atender a las demandas del pueblo y sin cumplir siquiera las promesas electorales. La arrogancia del poder es insoportable y produce rabia y odio a la clase política.

En Andalucía, cientos de miles de ciudadanos reclaman el fin del Impuesto oprobioso de Sucesiones y Donaciones, que la Junta aplica con toda su crueldad y dureza, pero Susana Díaz, atiborrada de arrogancia, lo mantiene vigente. Lo mismo ocurre en toda España con imposiciones contrarias a los deseos del pueblo como la financiación de los partidos y sindicatos con el dinero de los impuestos, la acumulación de privilegios inmerecidos por una clase política que carece de apoyos populares, una ley demasiado permisiva con los corruptos y saqueadores, que escapan de la Justicia sin penas duras y sin tener que devolver el botín y, sobre todo, la imposición a la ciudadanía de un Estado gigantesco y demasiado costoso, en el que hay más políticos a sueldo que en Francia, Gran Bretaña y Alemania juntos, que repugna a los ciudadanos, pero que beneficia a los partidos, que pueden colocar en ese entramado gigante a sus amigos y familiares.

La división administrativa es absurda y a todas luces irracional, Lo único que había que hacer era un simple gesto hacia vascos y catalanes, una autonomía muy limitada que se pagaran ellos, pero los privilegios, poderes y transferencias se generalizaron a toda España, creándose aberraciones históricas como Cantabria o La Rioja, que siempre fueron Castilla, Madrid o Murcia, multiplicando parlamentitos y gobiernos cuyos miembros no iban a caer en la indignidad de cobrar menos que los del Congreso o el Gobierno Central.

La tan cacareada y publicitada "democracia española", cuyo nacimiento fue apoyado por la CIA y los grandes poderes de Occidente, sobre todo de Estados Unidos y Alemania, apenas ha servido para otra cosa que para poner en marcha un criadero de parásitos con sus cuñados, queridas, sobrinos, hijos, más queridas... y leyes inútiles y confiscatorias, amén de agravios fingidos e interesados y separatismos mucho más virulentos que cuando todo empezó.

Las críticas al sistema son cada día más intensas y el descontento crece porque el sistema está bloqueado por una clase política que se ha atrinchera en ese Estado que les beneficia y que se divorcia cada día más de su pueblo. La situación de bloqueo produce indignación y la proliferación de radicalismos y descontento, además de enfrentamientos que son ajenos a la democracia, descrita como un sistema que es capaz de garantizar la convivencia en la discrepancia, pero que en España no existe porque su sistema es, claramente, una dictadura camuflada de partidos y de políticos.

Francisco Rubiales


- -
Lunes, 17 de Julio 2017
Artículo leído 2470 veces




Comentarios:

1.Publicado por pasmao el 17/07/2017 09:39
Efectivamente Don Francisco, muy bien retratados.

El prinicipal problema que tienen los parásitos es que el personal ha perdido el miedo.

Lo que impide que se se sea consciente a nivel general, aún a pesar del adoctrinamiento de estos 40 años con morfina de las 17 identidades mas socialdemocracia de serie B, son los medios comprados, la mayoría (se salvan los minoritarios).

Si cayera un meteorito en el Parlamento o en cualquiera de los 17 parlamentos de la Srta Pepis, que no esperen grandes muestras de dolor por parte del personal. Anque en los medios se reflejara fingido dolor y consternación. Así estamos.

Por cierto, lo de que Castilla se fragmentara en la de arriba, la de abajo, Madrid en medio y Santander (se llama así), Logroño (también se llama así) y Murcia fue idea de las nazionalistas que no soportaban la idea de tamaña Taifa.

Por otro lado simplemente remarcar que los parásitos chupan y roban pero no gestionan.

La evidencia de que existe otro Poder, el real, el que si manda y ordena en su propio beneficio y de manera muy discreta, es la existencia de estos otros parásitos a la vista de todos.

un cordial saludo

2.Publicado por CARR el 17/07/2017 10:30
Estoy muy de acuerdo con usted y con pasmao. El problema es que las 17 autonomías han tenido y tienen un poder omnímodo en lo más sensiible como es Sanidad, Educación y Justicia y ahora quitarles ese poder "total" ¿Quien va a hacerlo? El mal ya ha sido hecho y lleva haciéndose muchos años. El "lanar" no se da cuenta o parece no darse cuenta que las 17 autonomías son un modo de acabar con España al tiempo que un "lujo" para unos cuantos. España sigue siendo el campo de experimentos de alguien.

3.Publicado por vanlop el 17/07/2017 13:20
Supongo que los expertos tienen unos métodos muy fiables para medir el descontento, porque salvo el espejismo podemita, la gente sigue votando a los mismos y por las mismas razones, por tanto no se aprecia en la práctica ningún deseo de cambio.

Naturalmente y como corresponde, los deseos de reforma son contrapuestos, como bien dice, los comunistas y allegados consideran que esta España es franquista y hay que destruirla, pero no dicen que España quieren, claro, porque los marxistas siempre destruyen, jamás se ha visto que construyan nada. Y por supuesto, los no marxistas (que se dicen ellos, pues todos aplican el marxismo cultural) se limitan, si aportar nada, a decir que ellos mantendrán España. De esta forma, las masas se movilizan y votan.

No sé si el lanar considera que hay déficit democrático, porque se comporta como si esto fuera una democracia perfecta. Incluso hay expertos que consideran que lo que falla son los políticos, que es cierto, pero sobre arenas movedizas ni el mejor albañil puede construir una casa.

El nacionalismo siempre fue independentista, de hecho esa fue la razón de su nacimiento, otra cosa es la publicidad que nos venden.

Los nacionalismos toman fuerza cuando hay decadencia, cuando el gobierno es fuerte, los nacionalismos no tienen adeptos, tal vez porque nos gusta montar en el carro del vencedor. Y esto ha sido así en todos los países.

En los periodos de decadencia se ponen de manifiesto todas las injusticias y todos comprueban como son pisoteados por el poder, generalmente el gobierno y se incrementan las ansias de librarse de ese gobierno que lo único que hace es robar. Con el gobierno nuevo, surgido de la independencia, todo será un camino de rosas y la gente comerá perdices. Luego descubren que en el camino de rosas sólo están los tallos con las espinas y las perdices se las comen los de siempre. Pero los mitos son muy difíciles de razonar.

Coincido en que ni los ciudadanos tienen plena conciencia del problema y por tanto de ahí no va a salir ninguna solución, ni los políticos tienen la inteligencia necesaria para sacarnos del pozo. Nunca la tuvieron, lo que sí tuvieron fue una ambición sin límites que les llevó a anteponer sus intereses particulares o los de su cuadrilla al interés general. Y así salió la constitución que salió y así es como llevamos cuarenta años viviendo del régimen anterior, porque lo único que saben hacer es decirnos lo malos que eran entonces. Pero no han construido ni un solo pantano.

Pasmao

El personal no ha perdido el miedo, si lo hubiera perdido no se seguirían las normas absurdas que nos imponen poco a poco. Hace unos días tuve que ir a la hacienda autonómica y nadie me hizo caso, me dieron un papel con una dirección de internet para que pidiera cita. O sea que para preguntar algo tengo que pedir cita. Y eso se acepta y se ve normal. Sin duda seguimos con el miedo.

Y ya veremos en las próximas elecciones como se votará a los mismos y se irá a votar, como buen lanar. Y nadie cuestiona el sistema autonómico, al contrario, ya nos hemos acostumbrado y lo aceptamos como si no hubiera otra cosa.

Ahora bien, si murieran de forma violenta todos los políticos, nadie derramaŕia una lágrima y hasta es posible que muchos lo celebraran, pero mientras, a tragar.

Aquí somos especialistas del toreo a toro pasado o darle al moro muerto una gran lanzada o brindar cuando el dictador se murió en la cama, pero nada de poner la cara a que te la partan.

4.Publicado por Victor el 18/07/2017 16:00
" La división administrativa es absurda y a todas luces irracional, Lo único que había que hacer era un simple gesto hacia vascos y catalanes, una autonomía muy limitada que se pagaran ellos, pero los privilegios, poderes y transferencias se generalizaron a toda España, creándose aberraciones históricas como Cantabria o La Rioja, que siempre fueron Castilla, Madrid o Murcia, multiplicando parlamentitos y gobiernos cuyos miembros no iban a caer en la indignidad de cobrar menos que los del Congreso o el Gobierno Central "

Perdoooon, señor Rubiales? Más gestos a vascos y catalanes? Y ya no digamos a los vascos y a los navarros: de los que más renta tienen, el injusto cupo, donde se suelen instalar las multinacionales, donde tienen menor impuesto de sucesiones, etc etc etc...¿Qué habla usted de conceder más gestos a esta gente? Que no los den a los murcianos (o a los andaluces y extremeños, si me apura) aquí no tenemos PER, ni cupo, ni muchos otros privilegios fiscales de los que gozan ciertas autonomías

En cuanto a lo de aberraciones históricas, disculpe, no sé Cantabria o la Rioja, pero Murcia no es una quimera ni una casualidad, además de ser el lugar de dos grandes inventores (que en este pais es como no decir nada) Murcia fué un reino (a partir de 1243 con Castilla) y ya existía, como Córdoba, ciudad de la ciencia y la literatura, cuando Londres era un corral de gallinas. Si usted quiere hablar de ciudades artificiales, aberraciones o como prefiera llamarlo, pues ahí tiene Albacete, que está ahí desde la transición. Formaba parte de Murcia, nos quedemos más pequeñitos desde entones

Aquí lo que hace falta es que este pusilánime pueblo se rebele y encarcele a los socialistas y a los populares, por todo el destrozo que han hecho a este pais, y este pais empiece de nuevo, con partidos como ciudadanos, que no son la perfección pero son mucho mejor que cualquier cosa que haya ahora en España. Y no hay otra. Las leyes no están hechas así porque estén mal hechas, nada es una casualidad. Hacer buenas leyes, significaría hacerlas también contra los politicos, y PP y PSOE serán los peores partidos no sé si del mundo, pero sí de Europa occidental, pero no son tontos, y saben que tal y como está el pais, mientras menos cosas logren modificiar, mejor les irá. Dinero, impunidad y poder. Y esto pasa desde que Franco se murió. Se murió el dictador, pero llegaron estos. Son los mismos gestos autoritarios y guiños de poder. Que la gente se vaya enterando

Saludos

5.Publicado por Victor el 18/07/2017 16:04
Que no me malinterpreten los de Albacete, que son buena gente. Quiero decir que son más nuevos como región

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros