Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Destacados

La traición de los medios de comunicación


Nota

Muchos creen que el gran drama de nuestro tiempo y la causa principal de la decadencia y de la corrupción es el deterioro de la política y la perversión de los políticos, pero la verdad es que el periodismo está todavía más degradado y degenerado que la política y que hay periodistas cuya vileza y corrupción supera las de los peores políticos.
---



La mayoría de los medios de comunicación actuales han abandonado el "cauce" democrático y se han aliado con los grandes poderes. Hay algunas excepciones, pero son pocas. Muchas redacciones permanecen indiferentes ante las “fechorías” antidemocráticas de los gobiernos, los partidos políticos y las élites dominantes, aceptando el humillante papel de “correa de transmisión” que el poder impone al periodista, reconvirtiéndolo en un vulgar propagandista. Sin embargo, también es justo reconocer que muchos periodistas pugnan en condiciones casi heroicas por mantener la independencia y defender la verdad en los medios que los emplean, una lucha tan ejemplar como imposible de vencer porque los medios, sin otra moral que el beneficio, ya se han entregado a los grandes poderes.

Kapuscinski entendía el periodismo unido a la verdad y enfrentado a la opresión, y recordaba que el gran periodismo era capaz de salvar vidas y de modificar el curso de los acontecimientos, ayudando al ciudadano a entender el mundo que le rodea.

Oscar Wilde, refiriéndose con seguridad al periodismo, afirmaba que la desobediencia “es la virtud original del hombre”, mientras un análisis imparcial de la Historia demuestra que uno de los más nobles empeños humanos es el que le enfrenta al poder.

Pero esos conceptos limpios y democráticos del periodismo están hoy casi desaparecidos y perdidos en la inmensa marea creciente de los periodistas que ejercen como perros del poder, mercenarios y esclavos voluntarios.

Los profesionales de la opinión se han convertido hoy en la élite mediática. El poder teme tanto a la verdad y a la información que ha promovido y encumbrado a los "opinadores profesionales". La opinión está en la cumbre, en manos de profesionales casi siempre comprados o voluntariamente al servicio de algún poder, en espera de ser recompensado, que crecen como las setas y se dedican con plenitud a marcar tendencia y a corromper con sus estúpidos y parciales debates la libertad, la verdad y el pensamiento democrático. En ese siniestro "paquete" de "opiniatras" figuran tertulianos, editorialistas, cronistas, entrevistadores y otros especímenes del periodismo que tienen en común ser profesionales del comentario.

Todos ellos se deben a sus patrocinadores y al "pedigrí" que llevan en la mochila, lleno de sensibilidad política, sumisión a un determinado poder y espíritu mercenario, capaz de opinar como quieran sus dueños, con tal de recibir dinero y privilegios a cambio.

Están dominados por el electoralismo y el partidismo, pero desconocen la democracia, que es libre debate y capacidad de convivir y cooperar en la discrepancia. Nunca hablan de las terribles carencias del sistema, sino que predican la bondad de una "democracia" que no existe. Destacan los enfrentamientos partidarios y las competiciones politiqueras y lo hacen no para destruir ese cáncer, sino para fortalecer a los partidos y las falsas disputas. Están fascinados por la partitocracia y los sondeos y eso les lleva a ser los mayores puntales de la política despolitizada y de la democracia degenerada y ajena al ciudadano. Jamás revelan sus fuentes, que en la mayoría de los casos no existen, pero apuntalan sus afirmaciones con misteriosas filtraciones inventadas y sondeos inexistentes.

Suelen ser entusiastas de la economía y de lo que llaman "los mercados" y han aprendido un lenguaje automático que incluye una superficial jerga económica que a los imbéciles les suena a culta y experta. Les fascinan conceptos como las cifras del paro, la deuda, las cargas sociales, los emprendedores y los impuestos, pero ni se preocupan de lo que está detrás: los desempleados, los hambrientos, las familias destrozadas, las empresas arruinadas, la burocracia política que destruye a los emprendedores, el cobro de impuestos injustos y desproporcionados por un Estado voraz, codicioso e insaciable...

Son como "drones" que contemplan el mundo desde arriba, pero que son incapaces de entrar en los detalles, que son los que conforman la realidad y la verdad. Son tan superficiales como las prostitutas de los escaparates de Amsterdam. Son gente que suele escribir libros efímeros y "pret a porter", para gente superficial y débil de intelecto, crónicas sobre la actualidad que envejecen en unas semanas, pero que a ellos les sirven para engordar los curricula y cobrar más por sus diarreas verbales.

En apariencia son hijos de la democracia y de la libertad de expresión, pero en ellos todo es truculento y en realidad son agentes del engaño, actores de un pluralismo anémico, policías del pensamiento y escuderos fieles de la "élite" y del establishment.

Sus debates y entrevistas suelen ser falsos y embaucadores porque en ellos todo es artificial y engañoso: invitados previamente chequeados para que no digan verdades comprometedoras, comentaristas sometidos, enviados de los partidos más poderosos, marionetas a las que le pagan para defender a la derecha o a la izquierda, etc. Todo lo organizan y diseñan para dar la sensación de libertad, cuando todo lo que despliegan es esclavitud encubierta. Todo es frivolidad barnizada de actualidad: Europa es una pugna entre euroexcepticos y filoeuropeos; la política se divide en "derechas e izquierdas"; el mundo es de "buenos y malos"; el escenario mundial se divide entre "democracias y dictaduras", los humanos son "ciudadanos o antisistemas". Todo es maldita manipulación frívola y bastarda. Por eso vetan a los periodistas y pensadores libres. Por eso siempre salen los mismos en los debates televisivos y radiofónicos: gente que es tolerada por el poder y que jamás cuestiona la esencia del sistema.

Por fortuna, aunque todavía son "eficaces", la gente empieza a descubrir su falsedad y poca fiabilidad y emigra hacia otros medios y foros donde la verdad está presente. Los comentaristas proscritos y malditos cada día son más fiables y están más cotizados, mientras que los que brillan en los grandes medios caen cada día más en el descrédito y el desprecio.

Francisco Rubiales

- -
Lunes, 19 de Diciembre 2016
Artículo leído 4159 veces




Comentarios:

1.Publicado por Anro Libertché el 19/12/2016 07:06
“Medios, Periodistas y Políticos”

Así es, buena parte de medios y periodistas de este país, vienen protagonizando programas de debates políticos, en radio, tv, foros y otros similares. A veces, dan la impresión antes de comenzar, que asistiremos a un show de discusiones, diatribas, y descalificaciones ad hominen, con acentos y sofismas en la intención de zaherir, complementados con esperpentos y soflamas, devaluando el más puro arte literario escénicos valleinclanista.

Reunidos en banda izquierda y derecha, nuestros comunicadores y profesionales de la información y noticia, acostumbran a llevar preparados, sus argumentos con “cartucheras desabrochadas y pistolas cargadas”. Pedantes unos y sectarios otros a la vista de los telespectadores y ciudadanos, demuestran su falta de espontaneidad, con deshonestas actitudes de bufones subyugados a los intereses partidistas, que con oportunismo sutil, y a veces descarado pretenden defender, bien por desdén, o por otros intereses, ideológicos, espurios y periodísticos.

Personajes, más que informar, ser objetivos, éticos y profesionales, se erigen en protagonistas egocéntricos de la noticia, con frivolidad pasmosa y sorprendente. Y lo que es más grave y perverso, se empeñan en convencernos y adoctrinarnos, según sus ideas y criterios desde posiciones subjetivas ideológicas, insinuando y determinando lo que debemos votar, apoyar o aplaudir por el mero hecho, de comunicar desde cualquier medio importante con supuesta gran audiencia y/o cuota share.

O sea insidiosos, bascosos e irascibles, elementos de logomaquias, y tergiversadores de información y noticias, sin fundamentos que se sostenga con papanatismos exacerbados y panegíricos discursos dirigidos a los amos que les pagan y manipulan. Y así no va, en cuanto a la ausencia de periodismo auténticamente independiente, objetivo y de investigación, con garantías y fuentes solventes, que posibiliten la información veraz, y realistas que los ciudadanos libres pensantes, exentos de vinculación a ningún partidismo demandan.

Lo más paradójico, no son sus aseveraciones para conformar y afirmar dando solidez y cuerpo a las noticias y las informaciones, sino las farsantes imposturas para darle rango de ciertos oficialismos. Portadas, editoriales, cabeceras y columnistas de páginas, cuyos contenidos, solo aportan, especulaciones y noticias vacuas, carentes de valor e interés para los lectores y ciudadanos en general, más preocupados por los asuntos cotidianos laborales y económicos que les incumben, que las noticias de los distintos portavoces de partidos y gobiernos u otras Instituciones y medios puedan comunicar.

Al igual que la casta política, los periodistas y medios en nuestro país, salvando las excepciones de rigor, se han convertidos en meros vasallos, voceras, correvediles y panfletarios del poder establecido, manteniendo las equidistancias, las indiferencias y alejados de las noticias e informaciones que emanan de los ciudadanos, sociedad civil, y otras sensibilidades sociales, en definitiva de los acontecimientos y problemas que afectan verdaderamente a los ciudadanos y contribuyentes.

Por ello, no es de extrañar los rechazos y desprecios para tantos mediocres, medios, periodistas y políticos, vacuos, tríleros, mastuerzos, y felones que son plaga bíblica, más insoportable que una marabunta de ratas salidas de las cloacas.

Un saludo a todos.

2.Publicado por Blogger el 19/12/2016 09:10
Sr. Anro Libertché:

Muy bueno su comentario. Merece ser convertido en artículo de portada.

Un saludo.

3.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 19/12/2016 14:38
" Portadas, editoriales, cabeceras y columnistas de páginas, cuyos contenidos, solo aportan, especulaciones y noticias vacuas, carentes de valor e interés para los lectores y ciudadanos en general, más preocupados por los asuntos cotidianos laborales y económicos que les incumben, que las noticias de los distintos portavoces de partidos y gobiernos u otras Instituciones y medios puedan comunicar."
De acuerdo completamente, se habla en los informativos sobre temas que a la gente no le interesa nada, sobre temas vacuos o sobre hipersensibilidades que a la gran mayoría de la gente no les afecta en su vida. Que sólo preocupan a quién no tiene otra cosa en qué pensar nada más que en fijarse extremadamente en los comentarios supuestamente "machistas" de algunos narradores, en el supuesto "matrato animal" o en otras muchas "preocupaciones" que afectan a una minoría de la sociedad que pretende influir en los demás a través de los medios. Es demasiada la influencia en los medios de organizaciones de todo tipo que se arrogan una representación que no tienen y que quieren hacer ver que "sus problemas" son los de la mayoría.
Comprendo que muchas veces es necesario rellenar una hora de información que en realidad las noticias importantes no dan para tanto y hay que rellenar con algo. Lo mas socorrido es la información llamada "judicial", porque los casos que se tratan en los juzgados son un buen material para informar, pero hay que reconocer que estos casos son mas bien para informar en otro tipo de programas mas especiales y que pretenden alcanzar ciertos niveles de audiencia. Luego si la información "judicial" no da pues se recurre a eso que llamo "información premeditada" o preparada por alguna organización de esas que lo que quiere es salir para dar bombo y platillo a sus intenciones; me refiero a noticias ecologistas, feministas, de estudios estadísticos de cualquier tipo (de los mas tontos), etc.
Quizás igual que les hemos dado mucho poder a los políticos, también les prestamos demasiada atención a los medios informativos, cuando no son tan importantes como pretenden ser, y más si están en manos de los políticos.
El otro día en la reunión de periodistas y políticos en la entrega de premios del año se vió que en realidad son de la misma calaña, que se llevan bien en el fondo ambos y que unos no viven sin los otros. No me refiero a todos, pero el periodismo tiene en los políticos una carnaza que le viene bien a los medios, y a los políticos les gusta que estén pendientes de ellos con cualquier tontería que dicen, que con eso ya tienen tema para hablar y escribir.
Es mi sincera opinión.

4.Publicado por Suko el 19/12/2016 14:50
Cuando yo era un joven adolescente comencé en la radio a interesarme por la información y valoraciones políticas.Parecía cantado el final de régimen y un aire de renovación y optimismo ante lo que la libertad de prensa iba a significar.Ahora a los cinnuenta y muchos veo desolado el perfil de todo y lo difícil que lo tiene a gente joven para encontrar medios como se nos ofrecieron entonces.Sería un espejismo y de aquellos barros vienen estos lodos?

5.Publicado por vanlop el 19/12/2016 20:50

No me extenderé, espero, porque ya no son horas y porque tampoco es un tema que siga con asiduidad. Y no lo sigo porque hace mucho descubrí que los periodistas y los medios o los medios y los periodistas, se han convertido en los perros del poder, como muy bien definió D. Francisco. No me merece la pena dedicar ni un pensamiento a gente de este tipo.

Cierto que no se sabe quienes son peores si la casta o sus perros guardianes, pero me dedico a la casta porque son los que escriben en el BOE, sus perros, una vez llegan las 12 de la noche pasa como en los cuentos, la magia desaparece, el periódico se ha convertido en papel viejo y sólo sirve para reciclarlo. En el caso de las TVs, ni siquiera se llega alas 12 de la noche, una vez terminado el telediario, se pasa a otra cosa. Pero el BOE permanece y eso que ya no se publica en papel.

D. Francisco conoció de primera mano los últimos años días franquismo y lo que ha venido después. Es la persona más indicada para hacernos un poco de historia comparativa. Le dejo la idea por si quiere hacerlo alguna vez.

Un mal que nos aqueja es que nunca sabes exactamente cuando es una noticia y cuando una opinión, porque se miente en las noticias y las opiniones se revisten de la asepsia de la noticia. Pero sobre todo, se miente y en su soberbia ni se dan cuenta que la gente sabe que mienten y así van las ventas de periódicos.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros