Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Destacados

La sociedad mas cobarde de todos los tiempos


Nota

Es mas que probable que la sociedad actual sea la mas cobarde de todos los tiempos y también que los poderosos del presente sean los mas fuertes, blindados y seguros de toda la Historia. La raza humana parece que, por fin, ha sido domesticada por sus amos.
---



En su inquietante ensayo ¿Qué es un dispositivo?, el filósofo italiano Giorgio Agamben llega a la conclusión de que hoy tenemos “el cuerpo social más dócil y cobarde que se haya dado jamás en la historia de la humanidad”. Esa docilidad y esa cobardía que Agamben percibe y describe esta relacionada con los teléfonos móviles y con las tabletas a las que vive conectado un habitante común del siglo XXI.

La gente ha dejado de ser exigente y rebelde y parece estar dispuesta a soportar todo tipo de abusos y vejaciones: que le roben, humillen y les arrebaten los derechos básicos que conquistaron sus antepasados a base de lucha y sangre. Tiene toda la razón Giorgio Agamben cuando dice que nunca en la historia de la humanidad la sociedad ha sido tan dócil y tan cobarde.

Y la clave de ese drama que nos hace indignos y esclavos está en dos factores aparentemente inofensivos e inocuos: estamos mas distraídos y confundidos que en cualquier otro tiempo del pasado.

Nunca antes habíamos tenido mas información a nuestra disposición. Nos llega a través de los canales de radio y televisión, de los medios escritos, de Internet y hasta en los comentarios y conversaciones. Es tanta y tan variada la información que nadie es capaz de procesarla e identificar que es verdad y que es mentira. El resultado de ese océano informativo es la confusión. Los gobiernos están felices porque han descubierto que mas útil que mentir es confundir y saturar a los ciudadanos con muchas versiones de la realidad, casi todas verosímiles y creíbles, pero casi todas también falsas.

La otra clave está en que nunca antes habíamos consumido tantos dispositivos. Estamos permanente distraídos, con la atención puesta en demasiadas cosas simultáneamente y eso nos hace vulnerables. Hemos abierto demasiadas puertas y la atención que requiere atenderlas a todas nos va condenando poco a poco a la individualidad, nos va convirtiendo en individuos que se bastan a sí mismos, que pueden prescindir, cada vez con más confort, de la vida en comunidad.

Hemos olvidado una de las grandes lecciones de la Historia: que el hombre es tanto mas fuerte cuanto mas se une a sus semejantes. El hombre insertado en una comunidad que discurre en común y que tiene objetivos comunes es casi invencible y logra derechos como la libertad y la fortaleza, pero cuando se aísla y está solo se convierte en presa fácil para los poderosos, que siempre están a la caza de esclavos.

Los teléfonos y las tabletas aportan ventajas como el acceso a la información y cierta manera de relacionarnos, pero también han conseguido atomizar a la sociedad y por eso estamos cada día más solos y somos hoy más dóciles y más cobardes.

Esa soledad, unida a la confusión que provocan el bombardeo mediático y el ocultamiento sistemático de la verdad nos expone permanentemente al discurso oficial de este milenio, que es el de la preocupación de los Estados por la salud y bienestar de sus ciudadanos, una rotunda falsedad que se convierte en verdad porque es repetida cientos de miles de veces.

Nos sentimos "cuidados" por el poder cuando vivimos bombardeados por millones de dispositivos que nos repiten con insistencia sospechosa, lo perjudicial que puede ser fumar, beber alcohol, consumir grasas saturadas, no hacer ejercicio, la decadencia física, la vejez, el peligro y exponerse a enfermedades que cada día son mas amenazantes.

El miedo es el principal recurso del poder y, unido a la confusión y a los juguetes que nos aíslan, forman el tridente mas eficaz de todos los tiempos para liquidar el brío, la rebeldía, la valentía y el orgullo, logrando, además, estimular la cobardía.

Nuestros políticos, en nombre de los grandes poderes financieros que comandan el mundo, han logrado que seamos el grupo humano más dócil y más cobarde que ha producido la humanidad.

La televisión consiguió alienar y estimular el miedo, pero al menos se veía en compañía, mientras que los teléfonos y las tabletas nos aíslan y nos hacen seres solitarios. Cada uno ve lo que quiere y lo ve en soledad. El mundo se atomiza y la gente deja de unirse y asociarse. Ante ese panorama, el poder sonrie y se siente seguro para poder robar, oprimir, aplastar y sojuzgar.

La música, que antes era un fenómeno colectivo, que incitaba a que los amigos se reunieran para bailar y disfrutar, ahora se escucha en soledad, a través de los cascos. La gente ni siquiera ve su entorno mientrasd camina por las ciudades enchufada a sus cascos. Solos, completamente solos en medio de la multitud... y cada día mas asustados. Pura carne de esclavitud ambulante.

Quien piense que la atomización de la sociedad, el miedo y el aislamiento son fenómenos culturales y sociales espontáneos se equivoca porque responden a un diseño de sociedad estimulado desde el poder para fabricar cobardes y esclavos sometidos. El viejo "Divide y vencerás" ha sido sustituido por el "Atomiza y reinarás" sobre una multitud de individuos solitarios, dóciles y acobardados.




- -
Domingo, 3 de Mayo 2015
Artículo leído 5718 veces




Comentarios:

1.Publicado por Carlos RH el 03/05/2015 10:30
La esencia del campo de concentración consiste en la materialización del estado de excepción en que vivimos, hay temor a perder lo poco que tenemos, a no poder cumplir con el gran poder que decide sobre nuestras vidas, nuestras propiedades, nuestro trabajo y nuestro futuro. Nada depende de nosotros, al menos eso creemos, y por eso solo esperamos nuestro turno para que nos despidan, nos embarguen, nos deshaucien y nos quiten hasta la dignidad sin luchar por ello, exactamente igual que los prisioneros de los campos de concentración cuando veian como iban cayendo ante sus ojos sus compañeros y solo les quedaba esperar su turno. Es el momento de paralización del cerebro que no te permite ni siquiera morir luchando por tu dignidad, mueres como el ganado porque el poder es inmenso, pierdes hasta el elemento más primitivo en el hombre, la supervivencia. Ahora nos está pasando lo mismo, creemos que nosotros no podemos hacer nada, necesitamos ser gobernados por un ente que manda en nuestras vidas y no nos atrevemos a salir a la calle porque creemos que el coste será superior al beneficio. Las revoluciones demostraron lo contrario.

2.Publicado por Blogger el 03/05/2015 11:15
Carlos RH: su comentario de hoy me encanta y me inspira. Escribiré algo sobre ese compartamiento de ganado en el matadero que tenemos hoy los antes libres y orgullosos ciudadanos. Un saludo.

3.Publicado por vanlop el 03/05/2015 13:06

Elartículo y el comentario de Carlos RH explican las cosas muy bien, intentaré complementar algo.

La diferencia histórica creo que está en dos puntos: el lavado de cerebro y tener algo que perder.

Hasta hace un siglo las ideas inculcadas en la gente eran de servicio al poder, personalizado en el rey, la patria o cualquier otro concepto elevado. El individuo está obligado a defender ese concepto hasta con su vida. Y eso fue así durante miles de años, de modo que nadie lo ponía en duda y como además eso era así en las demás comunidades, todos tenían claro que o defendías con tu vida la comunidad u otros se quedarían con ella.

Por otra parte hasta hace un siglo la gente no tenía nada que perder, ni la vida. Llegar a los 60 era una proeza y lo normal era morir joven, de modo que morir en una guerra no era una desgracia insuperable, no se perdía tanto. A cambio, comías todos los días, cosa que en tu casa era cuestión complicada.

Los nobles se guiaban por el honor y el servicio, en realidad era su función y el pueblo por hambre y por no tener nada que perder. Además, siempre estaba el deseo que tu comunidad siguiera como siempre y tus hijos o tus familiares vivieran mejor.

Estas actitudes creaban unas normas no escritas en que cada cual cumplía fielmente con su papel. El poderoso disfrutaba de sus prerrogativas, pero no podía traspasar los límites porque le pueblo, que aceptaba la servidumbre, lo hacía a cambio de algunas cosas, como la protección, la justicia, etc.

A partir de la revolución franciesa todo eso se alteró y ya en el siglo XX el viejo orden social desapareció definitivamente. El rey o la patria ya no eran entes indiscutidos, no sólo se discutían sino que se habían sustituido por otros conceptos no tan mágicos. Y la gente comenzó a disfrutar de cosas, en primer lugar de su vida. La esperanza de vida se ha ido alargando y a nadie le seduce morir con menos de 30 años. Cada vez tenemos más bienes materiales y nadie uiere que por una tonte´ria te los quiten.

Se han cambiado los conceptos, ya no es necesario luchar por nada ni siquiera es necesario la ayuda de la familia ni de los vecinos, el Estado te lo da todo. El Estado te cuida desde que naces hasta que mueres. Por tanto es impensable que discutas la provindencialidad del Estado.

¿Y quién es el Estado? Pues antes, eran un ente, formado por personas, que cuidaban la sociedad, el rey estaba en la cima y te cuidaba o al menos eso era lo que pensaba todo el mundo. Ahora no sabe quién es el Estado, lo que conocemos es a una serie de funcionarios que siguen un escalafón hasta llegar al gobierno.

Pero el gobierno controla los medios que dan una imagen muy positiva de él. Y además el gobierno cuida que no tengas otros medios para informarte, así que la gente es feliz sabiéndose cuidada por ese gobierno. Y quién dice gobierno, dice casta política, ya que en la democracia se supone que hay gobierno y oposición. Gobierno y oposición para que los descontentos con uno estén felcies con el otro.

Pero aún quedaba el resquicio de las relaciones sociales. La gente se reune para charlar y eso puede ser peligroso. Pues inventamos las redes sociales. Nadie tuvo nunca tantos amigos ni se encontró tan solo.

Y ya tenemos la sociedad perfecta de borregos.

Sin embargo hay disfunciones. Hay crisis económicas o sociales y aparecen los desocntentos. No hay problema, se les estimula para saber quienes son y para que el resto de la sociedad los rechace y luego se reconducen.

Ya no hay enemigos y si alguno pudiera parecerlo no se le da importancia, es más se colabora. Por ejemplo, tenemos el estado islámico que no se cansan de proclamar que van a conquistar Europa. ¿Y qué hace Europa? Pues como si no fuera con ella, es más, acoge generosamente a potenciales terroristas.

Pero eso también es parte del juego. Recuerden lo que dijo D. Alfredo, hay que crear tensión. La gente debe pensar que hay un peligro y que el Estado nos cuida de él.

Todo está muy bien pensado y muy bien organizado. Debemos abandonar toda esperanza. ¿O no?


4.Publicado por Manu el 03/05/2015 16:08
Poco que añadir al articulo y los comentarios de Carlos RH y vanlop.
Sólo decir que ni en el pensamiento más fabuloso de los grandes dictadores totalitarios, que han existido a lo largo de la historia, se podia dibujar una sociedad tan obediente y sumisa.

Aun asi lo más grave vendrá cuando tengamos que despedazarnos por los restos de una lata de sardinas tirada en la basura. Estaba todo bién planificado.

5.Publicado por Edlys el 05/05/2015 16:23
Faltan conceptos para describir esta sociedad cobarde y sumisa. La religión que es una de las mas antiguas que crea borregos y a su vez es muy peligrosa, desvía siempre la atención a su dogma mágico. no los daremos ni cuenta cuando los poderoso se adueñen de la ciencia y nos den una cachetada muy fuerte.

6.Publicado por Gran demoledor el 06/05/2015 15:50
Edlys, estás más pasado que los pantalones de campana...
La sociedad española actual es muy poco religiosa y bastante atea de facto(otra cosa es el folclorismo y el catolicismo cultural hueco), así que no sé de qué estás hablando.
Actualmente la pseudoreligión que impera en España y en gran parte de Occidente es la corrección política, el marxismo cultural(conocido simplemente como "progresismo")
La alienación de los medios y el materialismo consumista hacen el resto. Precisamente este tipo de actitudes son consecuencia de la desespiritualización de la sociedad., de su falta absoluta en creencias transcendentes y en valores.

7.Publicado por Edlys el 07/05/2015 16:13
El ego te invade Gran Demoledor, si no sabes de lo que estoy hablando. porque te detienes en mi comentario. no podría atender tu desconocimiento, entiendo tu comentario, pero no lo comparto.

8.Publicado por anonimo el 08/05/2015 12:07
Esto de una socieadad cobarde, no es pura casualidad, es el fruto de decadas de mentiras y manipulaciónes, desde la escuela les enseñan a comportarse como corderos, después bajo el falso concepto de la libertad individual les inculcan la desconfianza al prójimo ( divides y vencera) creando hondas diferencia entre las personas de diferentes generaciónes, como despreciar a los ancianos y a las personas mayores a verlas como verdaderos estorbos, de ellos están llenos las residencias geriatricas donde los abuelos viven en tremenda soledad porque sus familiares no se ocupan de ellos, otra forma de dividir a las personas es la ideología de genero,hasta tal punto que nos están comvirtiendo, a nosotros los hombres, en misojenos(Hay destruir la familia cuanto antes) Niños y jovenes son las victimas mas fácil del sistema: Cosumismo, culto al cuerpo, pérdida de valores éticos y morales(Vale todo), la telebasura: Como vamos a tener políticos y ciudadanos honestos si desde niño lo que le enseñamos son guarradas: sexo sin control, drogas ,botelllón,pasarlo bien a toda costa. Los politicos que tenemos son el fiel reflejo de esa sociedad que hemos creado.
la ciencia y la tecnologia será usada , por los poderosos para someter a la humanidad y llevarnos a la segunda edad media. Los políticos son solo un instrumento de los poderes facticos que gobiernan el mundo, en realidad los politicos son irrelevantes y unos peleles al servicio de las altas esferas de poder.el futuro de la humanidad no es alagueño.todo lo contrario, se acabó el caramelito y los chuces de la sociadad del bienestar, eso fue una estratagema para comvertirnos en un rebaño humano .asustado.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros