Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

La impúdica agresión de los ladrones de impuestos


Nota

Nadie está atacando con más dureza y sadismo a la democracia y la decencia que esos políticos que se dedican a robar impuestos. Los ladrones de impuestos son los máximos representantes de esa vieja política que el pueblo quiere desterrar y contra la que vota en Estados Unidos, Francia, Inglaterra y cualquier otro sitio donde los sátrapas que han construido nuestro injusto y depravado mundo se sometan al juicio del pueblo en las urnas.
---



Pagar impuestos es un acto solidario y democrático destinado a distribuir con justicia la riqueza, compensando a los que menos tienen con la aportación de los que más poseen. Pero ese acto, hermoso en teoría, ha sido convertido por los políticos en un infierno, hasta el punto de que pagar impuestos hoy es, para la mayoría de los ciudadanos, un suplicio que se cumple únicamente porque el castigo previsto por la ley para los defraudadores es muy duro. Toda la generosidad y belleza de ese acto solidario en el que unos compensan a otros y entre todos sufragamos los gastos comunes se ha convertido en el expolio de los ciudadanos por parte de un Estado que se ha hecho demasiado grueso y costoso, que beneficia a sus amigos y maltrata a sus adversarios, del que ha sido expulsado el ciudadano y que no merece respeto ni apoyo por haber apostado por la corrupción, el saqueo, los privilegios de los poderosos y la injusticia generalizada.

La mayoría de los filósofos, sociólogos y politólogos sostienen que, cuando el Estado está sobredimensionado, gasta demasiado y antepone los propios intereses de los poderosos al bien común, cobrar impuestos a los ciudadanos es un robo.

Es lo que está ocurriendo en España y en otros países, donde los políticos se han acostumbrado a gobernar con los bolsillos repletos y no dudan en endeudarse y exprimir a los ciudadanos para que a ellos y a sus enormes estados hipertrofiados jamás les falten dinero y recursos, mientras millones de ciudadanos se arrastran por la vida en la pobreza y el abandono.

Pero el mundo está cambiando y ese abuso ya no se soporta fácilmente. El gran desarrollo de la comunicación humana gracias a los medios informativos, los teléfonos móviles, los ordenadores y las modernas redes sociales ha logrado que los ciudadanos conozcan a sus gobernantes y ante la miseria, bajeza y arbitrariedad que contemplan, se resista a ser explotada y saqueada por políticos sin altura, sin valores y sin democracia, a los que no respeta y en los que ya no confía por sus abusos y corrupciones.

Ese sentimiento popular masivo de rechazo está transformando el mundo y los ciudadanos, desconfiados y resentidos, tienden a derribar gobiernos, a hundir a partidos en las urnas y a votar en contra de lo que los políticos les piden.

Los políticos justifican el cobro de impuestos desmesurados, agobiantes y muchas veces injustos y contrarios a la Constitución y a los derechos humanos básicos, como el vigente en España que grava las herencias y donaciones (Impuesto de Sucesiones y Donaciones) afirmando que hay que sufragar los servicios comunes y redistribuir la riqueza, pero esos argumentos no son creíbles porque la riqueza no se reparte, porque son ellos los que se benefician de los recursos públicos y porque los servicios que ofrecen al ciudadano suelen ser escasos y de bajísima calidad.

El dinero llega al pueblo con cuentagotas, mientras fluye hacia los políticos y sus familiares y amigos en forma de río que alimenta a partidos políticos, privilegios, puestos de trabajo innecesarios para amigos del poder, ayudas y subvenciones para los compañeros de partido y muchas fortunas indecentes construidas a la sombra del poder, con el dinero de los impuestos.

En un país como España, donde la dimensión del Estado es al menos dos veces superior a lo necesario, los impuestos son indecentes porque los partidos políticos, corrompidos y con miles de imputados y condenados por los tribunales, no pueden garantizar que el dinero de todos se utilice para el bien común y no para sufragar clientelismo, privilegios, fortunas privadas y refuerzo del poder.

La igualdad, viejo icono de la socialdemocracia y bandera de los demócratas en otros tiempos, hoy retrocede en todo un mundo donde los ricos son cada día más ricos y poderosos, mientras los pobres cada día sufren más privaciones y donde se ha llegado al escandaloso extremo de que los diez más ricos del planeta tengan más dinero que la mitad más pobre de la población mundial.

Los impuestos desproporcionados e injustos, vigentes en muchos países cuyas clases dirigentes se niegan a ser austeras y decentes, además de saquear a los ciudadanos y convertirlos en disidentes y enemigos del Estado, generan corrupción en el poder, deprimen la economía y provocan una sucia sensación de injusticia y opresión que devalúa y hasta asesina la democracia.

Por todas estas razones, sobre todo porque muchos partidos, ayuntamientos y gobiernos se han convertido en saqueadores y ladrones de impuestos, la socialdemocracia se hunde en todo el planeta y con ella esos partidos, teóricamente de derechas, que se han contaminado de leninismo, intervencionismo, adoración del Estado y odio a la libertad.

El liberalismo, inventor de la democracia y del sano sentimiento de "desconfianza" hacia un Estado y un poder políticos que siempre tienden a crecer y a oprimir, pierde influencia y casi vive en las catacumbas, acosado por esa clase política que adora al Estado porque viven en sus entrañas a todo trapo y a pleno lujo, a costa de los ciudadanos y de una democracia que han prostituido y asesinado.

La reacción del pueblo contra esa clase política que utiliza el Estado para aplastar, saquear y vivir en el privilegio, está creciendo cada día con más fuerza deseos de venganza. Las protestas ciudadanas se convierten en mareas y clamores, mientras que millones de ciudadanos esperan que se abran las urnas para vengarse de su clase dirigente.

De ese modo, con una clase política atrincherada, junto con sus amigos de los grandes poderes empresariales y financieros, detrás de las murallas de un Estado del que se han apropiado, el mundo solo puede avanzar hacia la tragedia y la injusticia.

El mundo que esa casta del poder nos ofrece es realmente injusto y repugnante: marginación del ciudadano, abandono de los débiles, impuestos abusivos, control de la Justicia y de los medios de comunicación y ciudadanos saqueados y marginados del poder, todo un caldo de cultivo exquisito para que crezca el odio a los poderosos y un mundo que avanza hacia el conflicto.

En democracia, cuando los ciudadanos desconfían, recelan y rechazan el poder político, no queda ni un gramo de legitimidad y los que gobiernan, a pesar de la legalidad vigente, ocupan el sillón de la tiranía.

Francisco Rubiales


- -
Miércoles, 12 de Julio 2017
Artículo leído 7109 veces




Comentarios:

1.Publicado por pasmao el 12/07/2017 10:17
Buenos días Don Francisco

El principal problema de España es que no se si sómos muchos los ciudadanos. Hay muchas personas, por desgracia, a quienes les regodea y satisface ser plebe. Porque así se saben irresponsables, y pueden dar cabida y salida a sus mas bajos instintos, con la seguridad de que van a ser amparados por el Poder.

Es lo que pasaba durante la Edad Media y el Feudalismo, donde se promocionaban las persecuciones religiosas, la quema de brujas y herejes.. amparadas por el Poder para que así la plebe tuviera un entretenimeinto y una válvula de escape.

Curioso que en España se llamen IMPUESTOS, no conozco exactamente la etimología pero suena a "te crujo sobre lo que llevas puesto". Es decir la recogida de impuestos va ligada al concepto de razia/saqueo donde si te encuentras con ladrón ya sabes lo que te espera y sabes a conciencia que lo que te roban no será para ningún ben común si no para el uso y disfrute del señorito de turno.

En Alemania se llama STEUER, pero dicha palabra significa también dirección guia.. por ejemplo al volante de un coche también se le llama Steuer. Es decir, que su cobro va ligado a impulsar ciertas actividades comunes en determinada dirección.

Cualquier parecido etimológico entre ambas es pura coincidencia, auqnue a los alemanes les disguste también y mucho pagar impuestos. Y allí los ciudadnaos tienen mucho cuidado de acabar en plebe porque saben las consecuencias de aquello y lo tienen muy presente.

Aquí el sentimento de plebe va ligado al de pertenecia a la Taifa, y a lo que aspira en el fondo uno de la plebe de Murcia o Sevilla es poder comportarse tan irresponsablemente cómo los de la plebe catalana o vascongado-navarra, visto el panorama pr ejemplo de Podemos Andalucía, declarándose partidarios del referendum de las narices.

Y los cuates del PP y Ciudadanos convencidos en jugar a aprendices de brujos pensando que con unos cuantos autos de Fe ( en lo políticamete correcto) tendrán satisfecha a la bestia y con suficientemente miedo a los suyos cómo pra que el invento les dure una semana mas de teldiarios.

Lo proximo será, ya lo veremos, lo de la RBU, administrada desde las Taifas, a mayor gloria de Montoro, hasta el día en que se vea devorado por ella.

un cordial saludo y lamento haberme levantado tan pesimista.

2.Publicado por Kryztov Ruzzi el 12/07/2017 11:18
En la mayor parte de las democracias del mundo la corrupción ya se desbordó en algo muy parecido a una “Delincuencia Legalizada” que resulta imposible de regular. La feria de complicidades entre los partidos políticos es utilizada para el saqueo desbocado de los recursos públicos. En esta obra el autor nos demuestra que sí hay alternativas claras por su simpleza, contundentes por su eficacia, y definitivas por su realidad, para volverse incuestionables al momento de acabar con la corrupción de un sistema de gobierno en cualquier sociedad. Es hora de crecer como ciudadanos, de reclamar de manera ordenada, pacífica, inteligente y productiva, la responsabilidad a la cual están obligados los políticos y los funcionarios públicos como meros servidores de una sociedad, en este libro el autor nos propone una forma simple de implementar un diagrama que detonará un ejercicio verdaderamente productivo en los distintos niveles de gobierno. La tecnología de nuestra época ya permite dar un gran salto cuántico en relación a los métodos de administración reservados para los recursos públicos, el “Civismo Productivo” tal y como lo proyecta este autor abrirá un parteaguas en el tema, y cualquier sociedad que lo llegue a implementar, marcará un antes y un después en su progreso cívico, político y cultural. Este 29 de Mayo lo podrás descargar gratis por unas cuantas horas en Amazon no pierdas la oportunidad.
http://xurl.es/0nepz

3.Publicado por vanlop el 12/07/2017 13:28

El problema es que los impuestos sirven para los fines de la casta, no para lo que se supone que son los impuestos.

La cosa es clara, tenemos una presión fiscal desmesurada y sin embargo la deuda aumenta sin cesar. El numero de funcionarios es muy alto, pero nos dicen que hacen falta más. Y eso son contar con las empresas públicas, que son un saco sin fondo. Pues a pesar de trabajar para el estado, ya que trabajamos más de seis meses para ellos, a pesar del endeudamiento creciente, los servicios básicos están a niveles tercermundistas, como no se habían conocido nunca.

Pero todo está atado y bien atado. Y lo más efectivo es la división en la sociedad, cada uno piensa de una forma, sin entender cuales son las prioridades. De todas formas tampoco podemos hacer mucho al respecto, pues los votos se los reparte la casta y por tanto da igual quién gane.

Supongo que esto terminará por colapsar, de modo que vivamos mientras podamos.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros