Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

La "democracia" de Rajoy es una estafa


Nota

La última subida de la financiación de los partidos políticos con el dinero de los impuestos fue del 28 por ciento y esa cifra no para de crecer año tras año, mientras que las pensiones sufren una congelación técnica que hace que en 2017 suban únicamente un 0.25 por ciento.

Esa política del PP, una flagrante injusticia apoyada por el PSOE y por la práctica totalidad de la partitocracia española, demuestra con claridad meridiana el carácter bastardo y falso de la democracia española y de su clase política, que se enfrenta sin pudor y con descaro a la voluntad popular.
---



Los sondeos en España, nunca publicados porque a los partidos no les interesa, reflejan que casi el 80 por ciento de los ciudadanos son contrarios a que los partidos políticos se financien con dinero del contribuyente y partidarios de que se financien únicamente con las aportaciones de sus miembros, pero esos deseos populares son constantemente burlados por una clase política que impone su voluntad a la de la mayoría de la ciudadanía, pervirtiendo de ese modo la esencia de la democracia y de la justicia.

Si la financiación de los partidos políticos se sometiera a referéndum, seria rechazada por casi el 80 por ciento de los ciudadanos, según anticipan las encuestas.

Al Congreso no paran de llegar protestas y peticiones para que los gastos públicos se contengan y se suprima la financiación de los partidos con el dinero de los impuestos. En 2013 llegaron 38.000 firmas pidiendo esa supresión, además de cientos de cartas que jamás se publican.

Por las redes sociales circulan como meteoros campañas de protesta y manifestaciones de ciudadanos y organizaciones indignadas ante los sueldos y privilegios de los políticos, como la imagen que ilustra este artículo, ampliamente difundida en miles de páginas y portales de Internet. La esencia de todas esas protestas es que mientras los políticos incrementan sus dineros y ventajas, al ciudadano se le recorta todo, lo que constituye una injusticia y un descaro miserable de una casta política cada día más ajena a la ciudadanía y a la democracia.

Como constituye una "vergüenza" contraria a la voluntad popular, algo que deslegitima al sistema político vigente, los dineros de los partidos son cada día más opacos, a pesar de que teóricamente se han aprobado leyes que propician la transparencia. Pero cada ley tiene su trampa y la opacidad es la que avanza. 2015 y 2016 fueron años de gastos especiales para los partidos, por causa de las elecciones, pero la partitocracia aprobó ingresos especiales para financiar esos gastos, mientras se recortan servicios tan vitales como la sanidad, la educación y la ayuda a los impedidos y necesitados.

Este tipo de política abusiva, muy común en Europa y agobiante en España, es la que está propiciando el alarmante crecimiento de los partidos populistas y de derecha real en Europa, la mayoría de los cuales abogan por abandonar la Unión Europea, a la que señalan como fuente e inspiradoras de los actuales abusos de poder y gobiernos sin ciudadanos.

Ningún capítulo demuestra con mas claridad la suciedad del sistema y la falta de democracia que el de la financiación de los partidos con dinero sacado del bolsillo de los contribuyentes españoles, que ya padecen los impuestos más injustos y desproporcionados de toda Europa, si se los compara con el nivel de los salarios y el estado crítico de la economía.

Los privilegios y ventajas de los políticos en España no paran de incrementarse, mientras que los del ciudadano y los servicios vitales se reducen constantemente. Los políticos disfrutan de menos incompatibilidades, pensiones más altas con menores tiempos de cotización, pensiones vitalicias mucho antes de los 66 años, dietas e ingresos que no tributan, regalos y facilidades que no cuentan como ingresos en especie, sueldos que se reciben en función del cargo, sin que nadie supervise ni valore el rendimiento y la eficacia y, en algunos casos, suplementos salariales secretos, en dinero negro, que escapan al control del fisco, entre otros muchos.

¿Alguien duda quien es el enemigo del ciudadano y de la democracia? ¿Algún tonto cree todavía que el español es un sistema democrático? ¿Seguiremos votando a los verdugos? ¿Continuaremos pasivos mientras crecen las injusticias y los abusos?

Francisco Rubiales

- -
Jueves, 5 de Enero 2017
Artículo leído 2055 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 05/01/2017 10:32

A todas las preguntas que se hace al final contesto con un sí. Porque si alguna de ellas se respondiera con un no, este artículo no tendría sentido pues habría una verdadera democracia y hasta el blog carecería de razón de ser. Y observen el detalle, si una sola de las preguntas se respondiera con un no, arrastraría a las otras y la coprocracia que tenemos dejaría de existir. Naturalmente contando con que el ordenador sume los votos más o menos bien, cosa que es tan imposible como encontrar un político honrado. Claro que lo uno va ligado a lo otro.

La financiación de los partidos es importante porque de ella viven muy bien los jefes y viven miles de devotos militantes, enchufados en las oficinas. Aunque a la vista del asunto de la lotería en Ferraz, dudo de la devoción de los "trabajadores". Pero ahí están y si no por amor, sí por miedo, son votos a contar.

Creo que tenemos un concepto equivocado de la cosa publica. Los que nos educamos en la franquismo y lo que se aprende de joven queda como sustrato, pensamos que todo el sistema debe estar al servicio de la mejora del común de los ciudadanos. Y no entro aquí a discutir si el régimen lo cumplía o no, simplemente eso es lo que aprendimos y damos por sentado que ocurre.

Pero el sistema capitalista financista que tenemos funciona según los principios del capitalismo (en el caso del comunismo o del socialismo estricto, es igual), es decir, el que tiene los medios se lo lleva todo y la sociedad se beneficia porque crea trabajo y mueve el dinero. Por tanto la tendencia es a acaparar dinero y con el dinero, el poder.

Y por tanto los políticos tienden a lo mismo. Obtener el máximo beneficio sin pensar en la gente. El "pueblo" recibirá los beneficios que genere le sistema cuando los políticos hayan cubierto sus "necesidades".

Uno de los inventos fue la financiación de los partidos con la excusa de evitar las dependencias de entidades que miran por sus intereses en lugar de mirar por el interés general. Cuando se supone que todos buscan el bien general, eso no importa, pero como lo que cada uno busca es su bien particular (y de la suma de los bienes particulares sale el bien general), nos encontramos con que los receptores de los donativos se convierten en dependientes de los donantes. En ese sentido está bien que el estado financie a los partidos.

Pero como resulta que ya los políticos son dependientes del capital incluso de otros países, pues un poco más de donativo no va a suponer nada en cuanto a esa dependencia y al menos se libra uno de pagar a unos políticos de dudoso rendimiento.

Pero las subvenciones a los partidos son el chocolate del loro, supondría algo si además se redujeran tantos gastos superfluos para la sociedad, aunque imprescindibles para la casta. En realidad supondría el fin de todos los problemas económicos. Hace unos días tratamos el tema del despilfarro y más o menos llegamos a la conclusión que se pierden cien mil millones más otro tanto en la mala gestión. Con eso se eliminaría el déficit y la deuda y los impuestos se quedarían en lo mínimo, con lo que la economía se relanzaría, entrando en ese círculo virtuoso que necesitamos.

Y esto sólo referido al dinero, si metemos los privilegios de la casta, la indecencia llega a la situación de asco infinito que sentimos muchos, pero como decía, no todos y mientras haya una parte de la sociedad que no quiera saber de esto o lo asuma como cosa inevitable, no tenemos nada que hacer.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros