Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

LA PEDERASTIA


Nota



LA PEDERASTIA
La sociedad condena con contundencia la pederastia; es un vicio, un yerro, que, como el de la soberbia, desagrada tanto a Dios como a los hombres. Pederastia (Del gr. Pais, paidos, niño, y erastes, amante) significa abuso deshonesto cometido contra los niños, según el Dicc. de la RAE, 22ª edic. 2001. Es sinónimo de paidofilia, pedofilia, sodomía, homosexualidad.

Se produce con frecuencia en el entorno del propio niño, entre familiares y allegados; es producto de gente viciosa, inconsistente y sin dominio personal. Pero, este desgarro terrible se convierte en un delito atroz, al darse en la conducta licenciosa de algunos curas de hálito y hábito nauseabundos. La Prensa ha difundido estos días noticias relativas a este triste y maloliente asunto; entre ellas, destacan ciertos medios de difusión anticlericales, que disfrutan removiendo la pestilencia de unos clérigos pecadores, como si la pederastia fuese vileza solamente clerical y cargando las tintas contra la Iglesia, a la que acosan y acusan por su negligencia en expulsarlos sin dilación, en lo que tratan de implicar a las altas jerarquías; y otros, que rechazando esta vergonzosa perversión, la lamentan con pena, se escandalizan y se preguntan cómo se ha dejado suceder un hecho tan grave.

En los Seminarios y noviciados, se ha tratado siempre con contundencia el más mínimo atisbo de pedofilia y sodomía. De la noche a la mañana, desaparecía de las filas alguno que había sido cogido in fraganti. Los Rectores y los Prefectos en contacto con los seminaristas y novicios debieron escrutar con detenimiento las maneras e inclinaciones de esos lujuriosos que se les camuflaron y llegaron a tomar las órdenes sagradas; tal vez, alguno sibilino y astuto supo ocultar sus tendencias, su apego a los bajos instintos y su falta de dominio de la voluntad, pero observando bien lo hubieran detectado. Por otra parte, si algún clérigo de estos se les coló, debió ser expulsado de modo fulminante en cuanto se descubrió, para evitar el daño a los implicados y a la Iglesia. No se entiende en estos casos la atonía y parsimonia en actuar contra ellos con prontitud y firmeza. Los obispos han de actuar con contundencia y tramitar con premura la correspondiente denuncia ante la justicia; y, si no, se ha actuar con decisión contra el obispo y contra el cura.

Es un hecho vergonzoso y abominable por el desgarro que soportan y sufren en silencio esos niños, víctimas indefensas de gente sin escrúpulos y sin corrección moral, que deben caer en manos de la justicia y reparar el daño cometido; y no sólo esos curas aberrantes y soeces, sino también los laicos, que medran con la pederastia tan abundante desgraciadamente, en el tráfico infantil recluido en prostíbulos para viciosos desvergonzados y groseros, en revistas y páginas de Internet y en muchas otras situaciones muy particulares que uno ni puede sospechar. La sociedad recrimina y rechaza con gran ahínco e intolerancia esos actos degenerados; y la intolerancia social no se muestra sólo con los actuantes, sino también con sus cómplices y colaboradores que los tapan y les dan cobertura. Todos han de caer en la oscura mazmorra de la cárcel.

C. Mudarra


- -
Jueves, 8 de Abril 2010
Artículo leído 1504 veces




Comentarios:

1.Publicado por candidolav el 08/04/2010 10:19
Lo más anticlerical que yo conozco es la Estructura Oficial de la Iglesia Católica(papado,cardenalato,obispos,arzopispos ) ellos son los que
durante el siglo XX han conseguido vaciar las iglesias y menguar las vocaciones... y curiosamente justamente en el siglo donde los ciudadanos han alcanzado el mayor acceso a la información...(esto último naturalmente con todas las matizaciones de tendencias etc...)

Cuando Ud cita "En los Seminarios y noviciados, se ha tratado siempre con contundencia el más mínimo atisbo de pedofilia y sodomía." pareciera que igualara las dos cuestiones..... y espero que no sea asi. La pedofilia ademàs de una aberración es un delito... y la sodomía cuando es elegida por un
adulto podrá ser condenada por este o aquel rito religioso o pagano... pero no
es un delito ni una enfermedad.

Yo no sé si soy un caso atipico... pero en los años 60 yo he estudiado y vivido
en tres ciudades distintas... y en las tres recuerdo a curas maricones... por tanto el control del que ud. dice existe en los seminarios y noviciados... debió fallar estrepitosamente. Yo al contrario de lo que Ud dice, creo que en el seno de la iglesia Católica sus profesionales han estado siempre en general dispuestos a mirar hacia otro lado en cuanto a la "homosexualidad" y en el entorno de colegios y residencias.... la posibilidad de que abusaran de menores era extendida y facil y bastante impune.
Y siempre ha sido ocultada por las estructuras NO IGNORADA sino OCULTADA.. por eso tienen el "grano tan gordo que tienen"... por consentirlo y
exculparlo.


2.Publicado por Tu vecino el 09/04/2010 18:20
La pederastia “se produce con frecuencia en el entorno del propio niño, entre familiares y allegados; es producto de gente viciosa, inconsistente y sin dominio personal”. Sin dominio personal sobre su atracción enfermiza, pero con la impunidad inicial que le da su dominio sobre el menor. Desgraciadamente se produce con el agravante de la autoridad del pederasta sobre el niño. Eso la hace más repugnante y envilece más al autor. Cuando se da en un marco así -padres y madres, maestros y maestras, sacerdotes, policías, monitores y monitoras deportivos y de tiempo libre, etc.- el silencio de la victima suele estar asegurado en la mayoría de los casos.

Basta recordar la palabras del evangelio - si alguien llegara a escandalizar a uno de estos pequeños que tienen fe, sería preferible para él que le ataran al cuello una piedra de moler y lo arrojaran al mar. Mc 9,42- que Benedicto XVI, que aparece en los medios como encubridor siendo en realidad el que se ha enfrentado a la situación en la Iglesia, recordó condenando así los casos de abusos a menores por parte de sacerdotes.

Desgraciadamente puede ser que los curas sean porcentualmente un número importante, no lo sé. Tengo entendido, no recuerdo con exactitud donde leí el dato, que en Alemania se han reconocido más 120.000 casos de pederastia, de los que 4.000 corresponden a sacerdotes célibes. No es sólo un caso de fétidos sacerdotes célibes, sino una situación terrible vivida en el infierno más hondo de muchos seres humanos célibes y casados y de tendencias sexuales diferentes, posiblemente enfermos y traumatizados, pero no por ello justificados. Un solo caso de pederastia nos mancha a todos.

3.Publicado por Volaverunt el 10/04/2010 00:29
De todas formas parece que en este tema por no señalar otros, la Iglesia necesita dar una respuesta pública que la Sociedad y los mismos cristianos están demandando.
En esa respuesta, además del reconocimiento de los hechos y la petición de perdón, parece necesario pasar por el obligado quirófano y hacer dos tipos de intervenciones:

- No ocultar nunca más estos casos y disponer a sus autores ante los tribunales penales.

- Inhabilitación y separación pública del Ministerio a los encausados en este tipo de delitos.

4.Publicado por JORGE el 10/04/2010 13:36
Con motivo de la aparición de numerosos casos de pedofilia del clero católico, el Papa Benedicto XVI ha expresado su sentimiento de "vergüenza y remordimiento" por los abusos sexuales cometidos contra centenares de niños y jóvenes "indefensos" ocurridos durante años en Irlanda, en la misiva el Pontífice acusa a los obispos irlandeses de no haber sabido "gestionar" estos lamentables sucesos.

Las asociaciones de víctimas de la pedofilia en EE UU han hecho una acusación contra el Papa por haber encubierto, e instado a la ocultación de escandalosos casos, cuando era Prefecto de la Congregación para la doctrina de la fe (antigua Inquisición), pues remitió una circular a todos los obispos diciendo que la Santa Sede tenía competencia exclusiva en casos de abusos sexuales contra niños, y que la investigación se realizara en el mayor secreto, y quien diera publicidad sería excomulgado, habiéndose probado que encubrió a varios de los denunciados e incluso a sacerdotes confesos de este horrendo crimen. El portavoz del Vaticano ha dicho que el Papa como jefe de Estado que es, tiene inmunidad.

Después de la unidad italiana conseguida en 1870 desaparecieron los Estados Pontificios (historia de intrigas, guerras, crímenes y esclavismo). Posteriormente se hizo un Tratado con la Italia fascista de Mussolini, creando el Estado de la Ciudad del Vaticano con plena personalidad jurídica. Es un Estado teocrático al servicio de la religión católica, a través del órgano representativo llamado Santa Sede o Sede Apostólica.

El jefe del estado es el Sumo Pontífice ("supremo hacedor de puentes", el mismo nombre de la dignidad de los emperadores romanos). Es elegido por la Cámara cardenalicia, conjunto de cardenales elegidos por el propio Papa.
No tiene Constitución, sino una Ley Fundamental (como las de los Principios Fundamentales del Movimiento franquistas) que establece que el Papa "tiene plenitud de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial", este absolutismo, único en el mundo, solo prevé la posibilidad de la delegación de funciones.

La extensión de este Estado es de 40 hectáreas, la población residente oficialmente es, aproximadamente de 900 personas, de las cuales sólo 400 gozan del derecho de ciudadanía vaticana, que no se obtiene por nacimiento o residencia sino por concesión de la Sede Apostólica. Ninguna mujer tiene la nacionalidad vaticana. Sus ingresos y administración correspondían al Banco Ambrosiano, hasta su bancarrota al descubrirse que se dedicaba a blanquear dinero para la mafia. Es el único país europeo que no ha firmado la Convención Europea de Derechos Humanos.

Los Papas, que se autoproclaman infalibles, han condenado a lo largo de los siglos, la democracia, el liberalismo, el libre pensamiento y libertad de prensa, la libertad de cultos, el socialismo; actualmente los medios anticonceptivos, el divorcio, el aborto, la manipulación genética, el matrimonio homosexual; y siempre la igualdad del hombre y la mujer, prohibiendo a ésta ser sacerdote, e imponiendo el celibato a los hombres para que los bienes donados a la iglesia no vayan a parar a su mujer e hijos. Sin embargo nunca han condenado la pena de muerte (que han practicado históricamente con notoria dedicación) ni la esclavitud (al contrario, varios Papas y Concilios la han legitimado y reglamentado).

El Vaticano siempre se ha llevado bien con los sistemas dictatoriales no socialistas, así junto con el Concordato con Hitler, celebró otro con Franco en 1953, que en parte todavía está vigente. Según el artículo XVI del citado Concordato "los obispos no podrán ser emplazados ante un juez sin que se haya obtenido previamente la necesaria licencia de la Santa Sede".

Igualmente la autoridad judicial, antes de proceder en causas criminales contra los demás clérigos o religiosos, deberá solicitar el consentimiento del Ordinario del lugar en que se instruye el proceso. En el caso en que éste, por graves motivos se crea en el deber de negar dicho consentimiento, deberá comunicarlo por escrito a la autoridad competente. El proceso se rodeará de las necesarias cautelas para evitar toda publicidad. Y por último, las penas de privación de libertad serán cumplidas en una casa eclesiástica o religiosa que, a juicio del Ordinario del lugar y de la Autoridad judicial, ofrezca las convenientes garantías.

En las residencias de régimen cerrado, jueces y médicos forenses hacen visitas periódicas, para determinar si los residentes están allí voluntariamente y sus condiciones de vida. En cambio ningún juez comprueba estas condiciones en conventos o monasterios de clausura, en primer lugar porque no se les ocurre o atreven, y además porque necesitarían licencia del Obispo que nunca lo otorga, como sucedió hace unos años ante la denuncia de unos padres alarmados ante el ingreso intempestivo en el convento de su hija de 18 años, que pudiera estar trastornada.

Como si de un régimen islámico se tratara, existen en España tribunales eclesiásticos (contra la Constitución y ley orgánica del Poder Judicial) que deciden la nulidad de matrimonios. Y por último, desde siempre las leyes del Registro de la Propiedad no permitían la inscripción de bienes de dominio público ni de iglesias, pero el último gobierno de Aznar modificó el art. 5 de la Ley Hipotecaria y permite la inscripción de los mismos, y con una simple certificación del Obispo. Sobre extensión, linderos y demás datos, no hace falta tantos legalismos exigidos a los particulares ¿No es bastante fe pública la de un piadoso obispo católico?

5.Publicado por Águeda el 11/04/2010 17:29
A ese hombre que tú agredes,
y que ya le llaman Santo,..
si te atreves y le hieres,
el destino es zanjado.
Al PAPA que todos llaman,
con cariño y gran audiencia,..
ni se te ocurra mancharle,
con las muestras de tú ofensa.
Ni es culpable de tus juicios,
ni mucho menos testigo,..
cumpliendo siempre la enmienda,
de ayudar al que ES cautivo.
NI LE TOQUES !! ME HAS OIDO ??
NI TE ATREVAS NI LO INTENTES.
QUE SE ACABA LA FUNCIÓN,
Y ADEMÁS TÚ TE ARREPIENTES.

Sus ofensas cuales son ?
me lo explicas rapidito,..
y mejor sin las maldades
con que tapas tus delitos.
Quien lo hizo, que lo pague,
pero no sin un buen juicio,..
vete pues guardando el dedo,
SIENDO ÉL, QUIEN NO LO HIZO.

6.Publicado por XAVIER el 13/04/2010 02:11
La iglesia tiene a un papa que ocultó a un pederasta en vez de denunciarlo, esto constituye un delito en si mismo. esta papa que luego nos pretende dictar la moral, y en Africa dice que no se usen condones a los que se mueren de hambre y SIDA....Abusar sexualmente de niños....¡que grave! ¡que asco ! !que gentuza tan repugnante!

7.Publicado por Victor el 30/04/2010 19:47
La "mala fe" de la Iglesia Católica , Apr. 27 , 2010 , La Tercera de la Hora Chile

A pesar de su orientación religiosa, espiritual y social, la Iglesia Católica es, ante todo, una organización política que entiende los códigos del poder y las comunicaciones como instrumentos para mantenerse en pie. De lo contrario, no habría podido continuar incólume durante 2 mil años luego de los sucesivos errores y abusos que ha cometido en todo este tiempo.

Su reacción frente a las múltiples denuncias sobre actos de pederastia protagonizados por sacerdotes católicos y que se han venido conociendo en los últimos lustros en distintos países, es una muestra de las dos herramientas que utiliza esta institución para escapar del escrutinio público y mantener cautivo a sus fieles: el silencio y la impunidad.

Confundir actos delictivos con simples faltas o pecados no es una maniobra deliberada de omisión -al menos no para esta institución-, sino que una flagrante burla a la justicia civil, al anteponer sus normas canónicas por sobre las que nos rigen al resto de los mortales.

El llamado realizado por las máximas autoridades de la Iglesia Católica local , Chile , a efectuar este tipo de denuncias ante la entidad eclesiástica y no ante los tribunales ordinarios, es una actitud temeraria que demuestra una carencia de voluntad para esclarecer hechos de esta naturaleza en sus propias filas.

Está demostrado fehacientemente que las acusaciones que se canalizan a través de la propia iglesia terminan en archivadores sin ningún resultado concreto, lo que es previsible cuando a quien se inculpa es juez y parte en la causa; pretender lo contrario es pecar de inocente.

El caso de Marcial Maciel aquí en Chile es una clase magistral de cómo actúa la Iglesia Católica ante situaciones como éstas y su incapacidad para tomar medidas a tiempo, bajo la lógica de minimizar el daño a la imagen corporativa de la organización, pero colocando en riesgo a otras potenciales víctimas de abusadores que se esconden tras una sotana para cometer aberraciones.

Los casos que han salido a la luz pública se deben exclusivamente a la valentía de algunas víctimas para denunciar y al trabajo de investigación desarrollado por los medios de comunicación, y no a la iniciativa propia de la Iglesia Católica para depurar a su estructura de estos malos elementos.

Los cuestionamientos a la entidad eclesiástica no se refieren a los eventuales casos de pedofilia, ya que muchos de ellos no se han confirmado, sino que a la conducta previa de la organización, de minimizar las denuncias y no colocar a disposición de la justicia regular los antecedentes de las acusaciones que reciben. El juicio es hacia la “mala fe” de la iglesia por su actitud de desprecio sobre la “fe pública” que depositan en ella gran parte del mundo católico.

A estas alturas, pedir perdón es el piso mínimo de contrición que se le puede exigir a una institución que dice ser la portadora de la verdad universal y de la condición humana, cuando el daño que se ha causado no sólo atenta contra las víctimas de los abusos, sino contra los propios dogmas de la entidad religiosa.

De ahí que centrar el debate en torno a la necesidad de mantener o eliminar el celibato no tiene relevancia alguna respecto a lo medular del proceso que está en juego: hacer de la Iglesia Católica una institución transparente, alejada del sectarismo y el secretismo medieval con que se desenvuelve en pleno siglo XXI.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros