Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

LA ASFIXIADA CLASE MEDIA


Nota



La asfixiada clase media no puede ahorrar a través de las subidas de impuestos y las baja­das de prestaciones, si el dinero se si­gue yendo por los dispendios autonó­micos; sólo la deuda de las empresas, vivero de enchufismo, asciende a 13.870 millones de euros; en Es­paña hay 445.568 cargos públicos (no funcionarios de carrera, sino empleados políticos), uno por cada 100 habitantes; suman 300.000 más que en Alemania, donde apenas hay un empleado público por cada 800 ciudadanos. Es una locura insoste­nible, pero el dirigente autonómico sabe lo profundamente impopular que le va a resultar despedir a tanta gente enchufada, y se resiste. Natu­ralmente, a los politicos no les gusta bajar en las encuestas y verse en la calle mientras los ejecutivos de las empresas del IBEX ganan más cada año, intentemos todos cierta justi­cia. El problema de la injusticia no es sólo ético; una sociedad mal pagada anda entre grandes diferencias sociales y sin estímulo por lo que la produc­tividad carece de acicate, para qué esforzarse, si no se tiene beneficio; por eso, está siendo muy injusta la re­sistencia de las autonomías a colaborar con el Gobierno en la reducción del gasto. Si bajamos los emolumentos salvajes, las primas y los bonus, tal vez las gentes puedan ganar y gas­tar un poco más; y, si las empresas crecen, a lo mejor, es posible generar puestos de trabajo reales, capaces de absorber la mano de obra falsa de las empresas públicas, o el sinsen­tido de 65.130 liberados sindicales y 31.210 empleados de las patronales; quizá la crisis sea el momento para moderar las diferencias sociales y descubrir que ser justos es también ser inteligentes.

Los recor­tes que la izquierda tacha de «ataque al Estado de Bienestar», -¿bueno, y a qué bienestar se refieren?, ¿a la ruina de la deuda heredada?- sabemos que los ajustes son obligados, que nos los han impuesto y tratan de suprimir esos privilegios que se han hecho habituales en esta sociedad, aunque en el fondo late un replanteamiento de la forma de vida de los españoles, de sus hábitos y costum­bres; hablamos de los recortes gubernamentales en aquellos ­ámbitos de nuestra sociedad más favorecidos: una casta política ­que no da cuenta a nadie de sus actos y mantie­ne sus privilegios en todos los órdenes; una banca que maneja el dinero de los depositarios a su arbitrio e interés; unos sindicatos y empresarios dependientes de las subvenciones públicas y más atentos a sí mismos que al bien común y al provecho general. Todos ellos, rasgos de una sociedad, de un régimen periclitado más que de uno nuevo, pese a airear instrumentos formales de una democracia. Rajoy quiere, pero no puede o no sabe; todo su programa prometido se le ha quedado en la cuneta; dice que no tiene más remedio al venirle impuesto desde Bruselas; ¿puede gobernar y decidir o es un agente maniatado del exterior?

Ese abdicar de responsabilidades es el principal lastre, no ya de la democracia , sino del propio Estado Español, el que así actúa no se siente parte de dicho Estado. Algo, que repercute en nuestro nacionalismo y donde puede estar la clave de su debilidad; los españoles sólo gustamos celebrar el triunfo, nunca asumimos los fracasos; y lo más grave y extraño es que sin razón nos permitimos criticar y denigrar este País; nos relacionamos con la Nación de modo distante y desequilibrado: buscamos sus beneficios y rehuimos las cargas; es la tita lejana, a la que hay que sacar el dinero; las obligaciones y las cargas, a costa de los demás, ahí reside el éxito que ha tenido entre nosotros el «Estado del Bienestar», o mejor dicho: «Estado de beneficencia». Así la crisis ha hecho evidente la imposibilidad de un Estado al que se pide lo más y se da lo menos posible. La enorme ­deuda acumulada por particulares, empresas, ayuntamientos, autonomías y Estado muestran la bancarrota no meramente financiera, sino política y social de una España que ha cogido de la democracia los derechos y desechado los deberes: la responsabilidad individual y colectiva; la vida diaria aporta ejemplos de tal laxitud; este Gobierno debe sin dilación eliminar transversalmente los privilegios que la costumbre ha re­vestido de derechos. El volcán que significa requiere un despotismo, sea o no ilustrado, o una revolución cívica; todos saben ya que hay que hacer recortes, pero que los sufran los demás, lo cual quiere decir que no se los hagan a nadie, cosa que, en esta situación, es imposible, la realidad se impone, no lo permite.

C. Mudarra

- -
Jueves, 6 de Septiembre 2012
Artículo leído 772 veces



Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros