Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

LA ARTIMAÑA DE LOS NACIONALISTAS


Nota



Existen algunas razones históricas, en especial, las referentes al particularismo catalán o enfermedad, que aún conservan vigencia política. El análisis de Ortega y G. en este punto es insuperable: “La enfermedad catalana, su eterna frustración como pueblo, tiene que ser llevada con paciencia democrática por el resto de los españoles”. Afortunadamente, todavía hay españoles con ánimo dispuesto a aguantar, sufrir, soportar, en fin, a tolerar, como ansiaba Ortega, con alegría «la gleba dolorosa que suele ser la vida» de esos españoles frustrados que son los catalanes. Se repasa lo que dicen Ortega y Azaña sobre Cataluña y una gran congoja y honda decepción sobrecoge el alma. Los nacionalistas catalanes, llegan a ser una pesadilla para el pueblo corriente; a pesar de todo, conociendo algo la historia de España, se sabrá que no hay más remedio, como decía Ortega, que sufrir, tolerar, transigir, la matraca insulsa de los soberanistas catalanes; su delictivo y engañoso insulto, su ridículo victimismo, su patético localismo y su particularismo paleto son las notas significativas de su identidad, su frustrado destino como pueblo. Hablamos, naturalmente, de los catalanes que odian a España.

Es patético, ni la Segunda República, ni la Guerra Civil, ni 40 años de régimen franquista ni más de 35 años de democracia han sido suficientes para que la mayoría de los políticos catalanes y los ciudadanos que los votan, logren superar su grotesca enfermedad: «existir sin España». Una quimera, imposible, Cataluña no es nada sin España; las oligarquías políticas catalanas, sin embargo, ocultan esta verdad, más aún, han conseguido elevar su engañifa entelequia a categoría; el autoengaño de que es posible una Cataluña sin España es la táctica perversa de esta clase política, para perpetuarse en el poder, y, tapándose unos a otros, haber convertido la región en su cortijo y las arcas públicas en sacas abiertas a sus bolsillos; esa reivindicación permanente de una vacua utopía, una Cataluña al margen de España, se ha transformado ya en una batalla permanente, para asaltar y atrapar todo lo que ha dado vida a los nacionalistas, a sus socios y a la izquierda simpatizante.

En esta desgraciada historia, el pésimo y zafio nacionalismo catalán ha recurrido gratuitamente a lo peor y más grave, al odio a España y, en definitiva, odio a Cataluña, pues la región no puede ser nada sin la Patria Común, sin la Nación Española; para los nacionalistas, la Constitución de 1978 y los Estatutos de Autonomía no sólo no han servido, para vivir digna y prósperamente en unión al tronco paterno, el Estado Español, sino que se han aprovechado y se sirven de él estrujándolo, mientras lo insultan y maniobran desvergonzadamente sobre la separación de España sin coste alguno. La idea de reconciliación de Cataluña con la democracia española, que llevó a cabo en la Transición, Tarradellas, primer presidente de la Generalidad en la nueva etapa democrática, hombre extraordinario, que, como dijo Josep Pla: «no destruyó nada de lo hecho por Franco que fuera positivo para el País y la estabilidad general»; fue muy pronto arrinconado por una política victimista, de desprecio y acoso a todo lo que era español.

Pujol rápido estableció sus «modos», que consistían, según opinión de Julio Anguita, en «sembrar el odio con palabras suaves». Pujol ha logrado destruir el espíritu noble de abrazo y unión que Tarradellas quiso preservar y fundamentar; de Tarradellas a Maragall, todo ha sido decadencia; odio y más odio contra España. Pujol destrozó el espíritu de Tarradellas y Maragall lo remató con un nuevo estatuto para cargarse la Constitución. Es falso pensar que Pujol era un hombre moderado, fue un hombre de odio, sus palabras suaves sembraron odio allá por donde pisó; no fue buen político, ni valioso gobernante, sólo gobernaba su interés y beneficio. Pujol no tuvo nunca una concepción de España ni de Cataluña; carecía de sensibilidad, como buen cazurro y cateto sólo entendió su egoísmo y el afanar los millones que llegaban de esa “España que nos roba”, ya sabemos para qué creó la maligna frasecita; pero sí supo promover un vulgar «argumentario» lesivo, transformar el sagrado bilingüismo en una dictadura monolingüe y provinciana, a costa de manipular el Tribunal Constitucional, al margen del corazón de la vida ciudadana y confundir el rico seny catalán, modélico siempre para la Nación, con una vulgar y formal «mesura» de pequeño comerciante.

C. Mudarra

- -
Viernes, 26 de Septiembre 2014
Artículo leído 757 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 26/09/2014 09:17

Ortega fue un gran filósofo pero en cuestiónes políticas era un inutil y lo malo es que al ser un gran filósofo tenía acceso a los medios donde podía soltar sus majaderías y que la gente creyeran que eran pensamientos grandiosos.

La frase que reproduce no deja de ser una majadería de alguien que no ha estudiado Historia. España por culpa de la invasión musulmana, de ja de ser un estado homogeneo y se convierte en una suma de pueblos con sus características particulares. A lo largo de los sigloos estas particularidades se van diluyendo en las zonas de más actividad y quedando en donde el paso de otras gentes está más restringido.

Cataluña, hasta finales del XIX, coincidiendo con "el desastre" , no se distingue del resto de las regiones, porque en todas partes hay idiomas propios o restos de algún idioma o fueros o usos particulares. Entonces, con la pérdida del negocio cubano un grupo de "pensadores" comienza a hablar de las particularidades catalanas y lo peor es que los gobiernos comienzan a hacerles caso.

Mientras en el resto, las peculiaridades se van difuminando, en Cataluña se acentúan y se va creando un sentimiento de ser distintos y sobre todo superiores. Y los sucesivos gobiernos a darles la razón. El paroxismo llega con el estatuto de autonomía, con menos competencias que ahora. Pero cuando llega al transición, nos venden dos mentiras: aumentan las competencias, diciendo que así era y nos hacen enlazar el nuevo estatuto con el viejo, considerando los cuarenta años del franquismo como si no hubieran existido.

Y eso les interesaba, porque durante esos años, el separatismo estuvo perdido y nadie pensaba en independencias, sólo en trabajar y mejorar la vida de su familia.

El separatismo e sun sentimiento fomentado por los gobiernos que no han sabido o mejor no han querido tratar el problema, que en principio era cuestión de cuatro gatos pero que ahora es cuestión de una parte importante de la población abducida y que no percibe que todo es un montaje para el enriquecimiento de unos cuantos.

No sabemos cuantos quieren la separación, que no independencia, pues Cataluña al pertencer a España, ya es independiente, como lo es Andalucía. En el referendum del estatuto dieron el sí como cosa del 30 % del censo y en cada elección menos.

Pero la fractura está servida. Pudiera ser y tal vez lo sea, un tercio de separatistas, un tercio de no separatistas y un tercio de indiferentes, de modo que con esa distribución puede resultar cualquier cosa. Pero la torpeza real o interesada de los gobiernos van a conducir a la separación de Cataluña con el alivio de una gran parte del resto de los españoles. Que esa es la segunda parte de la que nadie habla.

2.Publicado por español28m el 26/09/2014 10:33 (desde móvil)
Cuando Cataluña sea independiente...¿Los militares españoles allí... se irán tan campantes?, ¿Con el rabo entre las piernas?. ¿O serán allí fuerzas de ocupación?

3.Publicado por Josesmegol el 27/09/2014 12:18
No nos damos cuenta de que esta gente nos quiere robar a los españoles nuestro derecho al voto...

4.Publicado por José el 27/09/2014 13:48
Que de unas malogradas palabras de políticos catalanes se deduzca que los catalanes odiamos a España es una falsedad. Si Cataluña odiara a los españoles no se habría convertido en la autonomía que más españoles de otras regiones ha acogido para ofrecerles trabajo y vivienda, entre los que se encuentra mi familia y otros familiares. Todos los amigos catalanes que conozco sienten cariño y admiración por España entera ; unos están haciendo ahora el camino de Santiago, otros ha vuelto encantados de Galicia, de Sevilla, de Madrid, de Marbella.........Otros han montado sus empresas fuera de Cataluña.
Los nacionalistas están en su derecho de expresar su voluntad a su no pertenencia a España. Esa voluntad no conlleva odio ni desprecio. Es algo así como optar por un divorcio amistoso, con la voluntad de que cada uno se organice la vida a su manera. Escocia, con el consentimiento del gobierno del Reino Unido, optó por el referéndum con un solo objetivo: gobernarse en vez de ser gobernada. Triunfó el “no”. Fue un triunfo de la Democracia como también lo hubiera sido el “sí”.
En España, el Gobierno está en contra de la consulta catalana, algo muy diferente del referéndum de independencia de Escocia con efectos jurídicos y políticos. Si no hay consenso y además el TC declara la consulta como inconstitucional, yo soy el primero en acatar esa decisión, aunque nos quedaríamos sin saber qué piensan los catalanes más allá de los sondeos.
No es cierto que los catalanes nos sintamos superiores al resto de los españoles. Somos distintos, eso es evidente, como los son los gallegos, los vascos, los andaluces………. Si hemos progresado más que otras autonomías se debe a varios factores, entre los que se encuentra la gran afluencia de emigrantes de otras autonomías que se han instalado en Cataluña, dedicándose con su trabajo a convertir a Cataluña en una autonomía próspera en todos los campos. En Cataluña corre mucha sangre española y el castellano goza de buena salud, a pesar de la inmersión docente en catalán, como indican todos los sondeos realizados y la experiencia personal como profesor.
José Melero, 27-9-14

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros