Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Infiernos y paraísos fiscales


Nota

El campeón de motos español Alex Crivillé acaba de escandalizar a media España al explicar que los deportistas de élite se van fuera para pagar menos impuestos y declarar que "El que no tributa fuera de España es un burro".

Aunque después ha rectificado, lo que quiso decir el deportista es que resulta estúpido pagar en España impuestos elevados cuando en otros países del entorno se paga menos y los servicios que ofrece el Estado a cambio son más y mejores.

Los paraísos fiscales existen porque hay infiernos fiscales. Es el poder político, con su voracidad recaudatoria, el que crea los paraísos fiscales, a donde escapa el dinero que huye del "robo legal" de los gobiernos codiciosos e incapaces de ser austeros. Si en lugar de meter la mano en los bolsillos del ciudadano aprendieran a contenerse y a ser justos, los infiernos y los paraísos no existirían.
---



Radares recaudatorios en las carreteras
Radares recaudatorios en las carreteras
Una de las más antidemocráticas suciedades del poder político es meter la mano en el bolsillo del ciudadano para recaudar más impuestos de los necesarios. El ciudadano está indefenso ante una administración que le arrebata sus ingresos a través de impuestos, multas y tasas abusivas. Si el ciudadano no paga lo que la administración le exige, va a la cárcel. Es la brutalidad del poder avariento frente al débil e indefenso.

Si al menos fueran justos los impuestos o si su destino fuera el de financiar servicios vitales o facilidades para la ciudadanía, la sangría de los impuestos tal vez tuviera algún sentido o justificación, pero toda justificación desaparece en países como España, donde los partidos políticos, practicando un abuso claro de poder, han construido un Estado enorme, innecesario, que hay que mantener a pesar de que la inmensa mayoría desea que adelgace y que se mantiene incólume aunque solo beneficie a la clase política, que así puede colocar, a cargo del Estado, a cientos de miles de sus afiliados, amigos y aliados.

Los impuestos sufragan muchos gastos innecesarios y, a veces, también sufragan la corrupción. Muchos españoles sienten asco y vergüenza al contribuir porque carecen de la confianza necesaria en la autoridad y sospechan, con fundamento, que parte del dinero que se le arrebata sirve para que delincuentes políticos sin escrúpulos se hagan ricos.

En muchos países podridos por la corrupción, el destino de los impuestos es dudoso y el ciudadano no siente que contribuye con su dinero al bien común, sino que, por el contrario, teme estar siendo expoliado.

La brutalidad fiscal y la injusticia recaudatoria son las culpables de que el dinero escape y se refugie en paraísos fiscales, donde se pagan pocos impuestos. Esos paraísos existen porque también hay infiernos fiscales, creados por un poder político que está podrido de codicia.

En esos paraísos se refugia el dinero de los más ricos y poderosos, que son los que tienen capacidad de utilizarlos y recursos para burlar al fisco amenazante, que siempre es mas implacable con el débil que con el poderoso. Es toda una paradoja porque los paraísos fiscales sirven, precisamente, a los que deberían perseguirlos desde el poder. Esa es la única explicación lógica de que el mundo este plagado de paraísos fiscales y de que cada día más estados y regiones concedan mas ventajas fiscales al gran capital, mientras que los débiles y trabajadores con nómina no tienen mas remedio que soportar el pulpo del Estado insaciable.

Los españoles tienen en su retina una referencia reciente que pesa mucho a la hora de tributar: el denigrado régimen franquista no cobraba impuestos a los ciudadanos, que no tenían que realizar la declaración de la renta, y sin embargo conseguía dinero para muchos servicios básicos e inversiones, mientras el país prosperaba y crecía cada año de manera contundente, llegando a ser la novena potencia industrial del planeta.

Cuando los españoles analizan cómo pudía vivir aquel sistema sin cobrar impuestos, la respuesta salta a la vusta: el de Franco era un Estado austero y comedido, sin 17 aparatos autonómicos que mantener, con todo su boato y ostentación innecesaria, y sin esos 445.000 políticos que en España actual ordeñan al Estado cada día, sin ser necesarios y con sueldos públicos cuantiosos. España mantiene hoy a más políticos que Alemania, Francia e Inglaterra juntos. Pero los políticos se niegan a adelgazar ese Estado monstruo que, para mantenerse, necesita exprimir el bolsillo de sus ciudadanos.

Francisco Rubiales


- -
Lunes, 16 de Enero 2017
Artículo leído 1950 veces




Comentarios:

1.Publicado por Pep Armengol. el 16/01/2017 08:53
Tal y como nos está robando el Estado y sus corruptos políticos la obligación de cualquier ciudadano será hacerle caso a Criville. Esto es un.infierno fiscal y el Estado no quiere reducir el número de funcionarios y chiringuitos absurdos. Entre la Administración central, la autonómica y la local es imposible vivir, tienes que trabajar para ellos cuando sobra el 90% porque la sociedad se vale por si misma sin necesidad de tanto funcionario que mantener.

2.Publicado por Antuan el 16/01/2017 09:29
Carta del alcalde de Cádiz, como todos sabemos de Podemos. A algunos le escocerá pero tiene más razón que un Santo:

Pretendo buscar la forma de rendiros cuentas sin interferencias. A ratos, la política local se convierte, para mi pesar, en una habitación llena de ruido. Mi principal propósito de Año Nuevo va a ser salir de la habitación del ruido.

Hay quien dice que prometimos tantas cosas que no somos capaces de cumplirlas. Pero a veces lo hacen desde cierto cinismo. Con una mano exigen a un gobierno que lleva un año y medio los grandes resultados que ellos no han sido capaces de poner en pie en veinte, y con la otra bloquean cualquier posibilidad de darles viabilidad. Y no se cortan en llamarnos populistas y malos gestores. Y lo dicen los mismos que se gastaron un millón de euros, que todavía estamos pagando, en "los mamotretos". Los que se gastaron dos millones y medio de euros en la pérgola de Santa Bárbara. Populistas nos llaman los que se gastaron más de un millón de euros en pantallas LED con noticias que aplaudían a todas las horas del día la gestión municipal. Populistas nos llaman los que se gastaron 38 millones de euros en el nuevo estadio de fútbol, sin reparar en que nos endeudaban hasta las cejas, y ahora encima nos reprochan que tardemos en venderlo pese a estar dejándonos la piel con el concejal de Hacienda convertido en comercial inmobiliario. Yo me pregunto si lo populista no es derrochar en propaganda y obras faraónicas mientras se despedía a trabajadoras sociales del Ayuntamiento y se engordaba una deuda de 275 millones de euros que pesa como una losa.


Y luego están quienes, a ratos, como esta semana el PSOE, pretenden echarle la culpa a este gobierno municipal de año y medio de su falta de diligencia de más de una década con la ciudad. Lo normal era recordarles que la Junta de Andalucía y la Diputación tienen abandonados los terrenos de CASA, el solar de la Martona, el chalet de San Luis, la casa cuna o alguno de los frontales más bellos de la ciudad entre el edificio del Olivillo, la Escuela Naútica y Valcárcel o la Residencia del Tiempo Libre en primera línea de playa. Era lógico refrescarles la memoria sobre el hecho de que le deben a esta ciudad un tranvía, una estación de autobuses, un carril bici, una Ciudad de la Justicia, una ampliación del Museo de Cádiz y un Hospital desde hace más de una década. Que le deben a Cádiz sanitarios y docentes que no están en sus puestos por los recortes. Que estamos esperando aún la segunda fase de las viviendas del Matadero y la séptima fase del Cerro del Moro. Y, por si fuera poco, parecía lógico no perder de vista que le deben a este Ayuntamiento y al pueblo de Cádiz más de 9 millones de euros.

Hay cosas que no se ven. Cosas sencillas y necesarias que distan mucho de ser populistas. Que son lo contrario. Cosas que no son "inaugurables". Como acortar los plazos para pagar a los proveedores y reducir la deuda con ellos en un 45%, porque sabemos que muchas son pequeñas empresas de Cádiz que generan empleo aquí. No es populista aumentar la inversión social en un 30% mientras se reducía más de un 90% el gasto en publicidad institucional del PP, a riesgo de ser abiertamente odiados por algunos medios de la ciudad. No es para posar descorriendo una cortinilla de terciopelo rojo haber acabado con la lista de espera de la dependencia, pasando la triste vergüenza de llamar a familias cuyos beneficiarios hacía años que habían fallecido. Esas cosas no son populistas, no son cosas que se puedan inaugurar con un cóctel elegante para la portada del periódico. Tampoco el protocolo antidesahucios, el servicio de intermediación laboral o un bono social eléctrico peleado a base de diálogo que haga que los vecinos de Cádiz puedan dejar un día de 'mendigar' con sus facturitas de la luz una ayuda en la calle Zaragoza, Cruz Roja o Dora Reyes. Lo populista era llenar los palcos del Falla de favores devueltos. Eso sí es populismo. Igual que repartir subvenciones sin convocatoria pública y favores por las esquinas de la ciudad, esto para ti sí y para ti no. Ciertamente, vecinos y vecinas, era muy poco populista reducir el pliego de alumbrado extraordinario de Navidad y Carnaval para abordar inversiones urgentes en alumbrado ordinario de calles enteras que necesitan una obra en condiciones para que no haya apagones en los picos de demanda eléctrica. Muy poco populista. De hecho, abiertamente impopular. Pero lejos de lo que han dicho hasta la saciedad, hemos puesto en la organización de la Navidad gaditana el mismo cariño y esmero que pusimos en la Regata, el Carnaval o la Semana Santa. No sólo porque amamos nuestras fiestas y tradiciones, sino también porque sabemos que son fundamentales para dinamizar la vida económica de la ciudad.

De todas formas, ¿cuántas veces generaron miedo y malos augurios desde grandes tribunas para cada evento que organizábamos? Se encendieron las alarmas porque no habría Carnaval, porque la Semana Santa corría peligro inminente, porque la Regata no iba a salir o porque en Cádiz ni una bombilla luciría en las calles comerciales. Y luego, nada, mucho trabajo, mucha ilusión, errores, que no estamos exentos de cometerlos, y normalidad. Quizá deseen cada día que se abra la tierra bajo nuestros pies para poder al fin encontrar una sola prueba de sus delirios apocalípticos.

Otros ataques dan para escribir una enciclopedia del disparate. Cuestiones que no son el resultado de la legítima y deseable discrepancia en una sociedad democrática. Mentiras. Mentiras pelonas. Mentiras como que habíamos secuestrado la bandera de España de la Plaza de Sevilla o que habíamos despedido a un cónsul alemán, que nunca estuvo allí, al grito de "facha". Mentiras como que el alcalde se ha comprado un chalet en El Puerto o que se ha mudado a Puerto Real, o las dos cosas a la vez, como me preguntó hace muy poco un electricista que vino a arreglarme el portero automático a mi casa de la Viña, la única que yo tengo.

Ninguna habitación de ruido. En 2017 vamos a salir de ella y nos vamos a ir a rendir cuentas a los barrios, buscando el contacto directo, la crítica constructiva y las propuestas de todas las personas que aman a la ciudad sea cual fuera su voto en las elecciones. A rendir cuentas pero sobre todo a escuchar. Y vamos a trabajar duro el tiempo que quieran los gaditanos y gaditanas y el que permitan los de las amenazas con sus mociones de censura. Vamos a luchar con la misma ilusión del primer día por un bono social eléctrico que garantice que a nadie se le corta la luz mientras las eléctricas entienden que tienen una responsabilidad social con la ciudad, y luego seguiremos con la garantía de suministros hídricos vitales, con la remunicipalización sostenible y bien hecha de servicios municipales privatizados, reabriendo el pabellón Francisco Blanca y desbloqueando la recuperación del Portillo, haciendo más seguro el perímetro del Paseo Marítimo, implementando el programa de alquiler justo, contribuyendo a integrar el Puerto en la ciudad, apoyando al cooperativismo y la economía social mediante microcréditos. Desarrollando y mejorando la introducción de cláusulas sociales y reservas de mercado para que los contratos del Ayuntamiento contribuyan a generar empleo en la ciudad. Tendiendo sinceramente la mano a todas las instituciones y fuerzas políticas que entiendan que el primer partido en el que debemos militar es la ciudad de Cádiz y su gente. Todo eso y una batería importante de planes y estrategias para que el Ayuntamiento tenga las mismas urgencias y prioridades de la gente. Y los que quieran seguir instalados en el ruido y los golpes no me van a encontrar sirviendo de sparring. Todo el ruido que quieran. Nosotras y nosotros vamos a buscar en los barrios la sinfonía politonal de las críticas y las propuestas y la participación a puerta abierta. Para que la pauta de lo que hagamos la marquemos entre todos y todas en esta ciudad hermosa que todavía tiene un tamaño humano en el que encontrarse. Sin ruido.

3.Publicado por vanlop el 16/01/2017 11:20

Sin duda, para que haya un paraíso hace falta un infierno para comparar. Pero siempre el paraíso es para unos y el infierno para otros. Los ricos disfrutan y las clases medias sufren. Los pobres tienen su trocito de paraíso en este infierno.

Es viejo como el mundo, sacar los impuestos a las clases medias, que son muchos y no protestan y dejar que los ricos hagan lo que quieran, mientras se dan limosnas a los pobres.

En una sociedad razonable, con impuestos bajos, ser condescendientes con los ricos no es demasiado malo, pues se supone que con sus inversiones darán trabajo a mucha gente, pero en una sociedad injusta, loa ricos no invierten y se llevan el dinero.

Claro que la casta tiene vocación de ricos y favorecen todos los paraísos con la esperanza de servirse de ellos en el futuro.

El gran problema es el despilfarro. Y dentro del despilfarro nos encontramos la mala gestión y el choriceo, además de lo que supone gastar un dinero que no es de nadie.

La carta del alcalde de Cádiz dice cosas que seguramente son verdad y que dejan en mal lugar a los anteriores, pero falta saber si la marcha del municipio es como él asegura o sigue cometiendo los mismos fallos que denuncia.

Porque aquí se echa mucha basura encima de los otros, sin saber si esa basura es real o imaginaria, lo que provoca que el ciudadano no tenga claro lo que ocurre, que también puede ser una buena forma de seguir la casta en las mismas.

Leí algo de ocho mil empleos de la junta, a dedo, por supuesto, lo que no recuerdo es si fueron en el último año o durante el mandato de Dª Susana. El alcalde de Cádiz se queja de la falta obras por parte de la junta, cosa natural si el dinero se gasta en contratar personal innecesario.

Al final se echan la culpa unos a otros, pero la cuestión es que los impuestos suben y ninguno hace nada para bajarlos. No importa, los votos que necesitan salen de los favorecidos y de los aterrorizados.

-----------------------------

Ayer ocurrió un asesinato en Huercal de Almería. Un hombre, de nacionalidad española, según la noticia, apuñaló a una joven y fue detenido. En otras noticias ni se mencionaba la nacionalidad. Y en algunas se daba a entender que eran pareja. En otras se mencionó que eran amigos y que al no pasar a más, el hombre la mató. Se señalaba que el hombre tenía antecedentes por delitos contra las mujeres.

Gracias a las redes me enteré que el hombre es marroquí, cosa cuidadosamente ocultada.

Y me surge la pregunta sobre si las nacionalidades las dan en una tómbola.

4.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 16/01/2017 11:48
Que el Alcalde de Cádiz escriba esta carta es que parece que está más preocupado por él mismo, como todo los políticos, que por la ciudad de Cádiz.
En cuando a las multas está demostrado que son para recaudar y nada más, si hay accidentes aunque se pongan multas se demuestra que las multas no quitan los accidentes, quizás hubiera más, pero no sería mucha la diferencia.
Y lo de la violencia de pareja está ya más que demostrado que un gran porcentaje de este tipo de delitos son cometidos por inmigrantes, lo que ocurre es que se silencia por parte de los medios, está claro.

5.Publicado por Anro Libertché el 16/01/2017 21:55
PARAISOS FISCALES Y MULTAS ABUSIVAS A CIUDADANOS, PARA LOS BOLSILLOS DE POLITICOS Y OTROS PERSONAJES DEL ESTADO

Hasta el más valiente de nosotros pocas veces tiene el valor para enfrentarse con lo que realmente sabe. ( F. Nietzsche).

Sin embargo, todos sabemos desde hace muchas décadas, que para los poderosos, su única patria es el dinero. No tienen más sentimientos humanos y patrióticos que la acumulación de riquezas, importándoles una higa, como lo consiguen, a quienes dejan en las cunetas mediante el engaño, la estafa y explotación de toda índole, y lo que es más repulsivo, están en la sistemática y permanente vigilancia, para evadir las obligaciones fiscales que les corresponden, como forma de ocultar al fisco, todas las ganancias y beneficios, con independencia de otras actitudes mafiosas y criminales. Sin duda el poder político, y sus propuestas fiscales legislativas, son las que propician, que los poderosos puedan evadir ingentes cantidades de dinero y capitales a los denominados paraísos fiscales, sin que por ello, tengan que rendir cuentas, del origen ni la forma de cómo lo obtuvieron.

“Por otra parte existen unos 73 paraísos fiscales alrededor de todo el mundo. Los paraísos fiscales son territorios cuyos sistemas tributarios favorecen, de manera especial, a sus No residentes, tanto personas físicas como entidades jurídicas. Son innumerables las ventajas fiscales que reciben las empresas o ciudadanos que se domicilian allí. Podemos enumerar la exención parcial o total del pago de impuestos, o también ofrecer leyes o normas que No permiten el intercambio de información para propósitos fiscales con otros países.”
Es decir, que la opacidad legislativa en la materia de esos países con paraísos fiscales, impiden la información que pueda ser solicitada por otros países y gobiernos con transparencia fiscal y por consiguiente, averiguar los capitales sin tributar que salieron de una u otra forma del país. Lo cual es una estafa legalizada para cometer los delitos de blanqueo de capitales proveniente de países más pobres o con legislaciones fiscales más rígidas en beneficios de los grandes intereses del capital a nivel mundial.

Ni que decir tiene, que los grandes capitales que se evaden de España, hacia paraísos fiscales, proceden en su mayoría de los grandes magnates y directivos de grandes empresas públicas, y políticos corruptos, vinculados con las distintas administraciones del Estado, mediante concesiones, favores y comisiones en las asignaciones de contratos, y proyectos en su mayoría de grandes obras públicas y urbanísticas, como de otros sectores, navales e hidráulicos, farmacéuticos, y financieros y otras transacciones de las administraciones públicas, con empresas y empresarios sin escrúpulos en concursos amañados, con influencias y personajes de relevancias políticas. O sea todo, un desfalco y saqueo a los ciudadanos y contribuyentes propiciados con artimañas por los poderes políticos.

Recordemos los casos del Psoe, con los ERES, Cursos de formación en Andalucía, con implicación de empresarios, políticos y los vergonzosos sindicalistas, casos del Pp con la Gürtel, Púnicas, y decenas de miles de personajillos políticos en Instituciones, municipales, Autonomías, estatales y empresas publicas etc, etc.

Es más, se comenta que las ansias racaudatorias y confiscatoria de las distintas administraciones, para meter las manos en los bolsillos de los ciudadanos y contribuyentes, y antes los despilfarros saqueo y mala administración de los políticos, las multas de tráficos, y sanciones de los respectivos ministerios, están salvando y cubriendo, partidas, balances y desvíos presupuestarios de gastos imprevistos en muchas administraciones públicas. Lo cual no debe extrañarnos la voracidad, abusos y atropellos que se vienen cometiendo contra los ciudadanos, mediantes políticas sancionadoras sin bases ni fundamentos que se sostenga. Y como ejemplo, no se le ocurra conducir por una autovía a más de 90 Km/h porque la señal anterior indicaba que Ud debe conducir a 70 Km/h. Lo cual multa de radar al canto de 900 euros, para los bolsillos de los despilfarradores, corruptos y mangantes políticos y otros personajes vividores del Estado.

Un saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros