Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Destacados

Gobernados por locos peligrosos


Nota

Millones de ciudadanos en todo el mundo no entienden la deriva de la política ni el comportamiento de los políticos. Se sienten confundidos ante la falta de bondad, lucidez y espíritu de servicio de los políticos y sienten rechazo ante su arrogancia y ansia de privilegios y ventajas. Les gustaría que los líderes lucharan por el bien común y por una sociedad mejor, no por su propio poder y sus privilegios. Piensan que tal vez la política es así y que los políticos tienden a ser malvados. Sin embargo, la verdad es que muchas veces estamos gobernados por locos peligrosos. Los psicópatas han tomado el poder y hay cientos de estudios y análisis científicos que lo demuestran.
---



El político y psiquiatra David Owen, que fue ministro de Sanidad y de Exteriores británico, afirma que muchos de los que hoy nos gobiernan son peligrosos enfermos mentales. La enfermedad explicaría muchos de lo que al pueblo le resulta inexplicable, incluyendo la corrupción, la injusticia, las mentiras, los fracasos, los privilegios de los políticos, la arrogancia, los abusos y las numerosas medidas contra el ciudadano.

La decisión calculada de que los españoles voten el 25 de diciembre, día de Navidad, si tuvieran que hacerlo por tercera vez en un año, es de una perversión tan estúpida, arrogante y sucia que sólo puede surgir de mentes enfermas. Contaminar la fiesta más familiar y entrañable del año con la sucia política sin otra intención que poner contra las cuerdas al adversario y desatar contra él la furia de los ciudadanos es de una maldad que sólo se explica desde la demencia.

Abrir un periódico en España obliga a admitir que estamos gobernados por locos.

Algunos idiotas creen que ser un buen político significa poder adoptar medidas dolorosas sin que les tiemble el pulso, sin que esas decisiones les afecten, por muy duras que sean. En realidad debería ocurrir lo contrario: el mejor político es el que siente dolor con sus administrados y el que duda, medita y sufre antes de adoptar decisiones graves que conllevan sufrimiento humano. Los insensibles ante el dolor ajeno y aquellos a los que no les tiembla el pulso arruinando vidas y empujando a millones de ciudadanos hacia la pobreza, mientras ellos nadan en la abundancia y la seguridad, son enfermos que, por desgracia, han llegado al poder.

¿Por qué ese comportamiento extraño e insensible de los políticos ante el sufrimiento que ellos mismos provocan o que no saben mitigar? La respuesta es que muchos de los políticos que hoy gobiernan son auténticos enfermos mentales, necesitados urgentemente de tratamiento psiquiátrico intenso. Lo que Zapatero definía en su entrevista como signos de salud (duermo bien, no tengo problemas y tengo la conciencia limpia), son, precisamente, los síntomas más claros del "Síndrome de la Arrogancia", la enfermedad mental que David Owen define y que reclama sea incluida, con un número propio, en el Código Internacional de Enfermedades (CIE).

Tras desempeñar cargos como el de ministro de Sanidad (1974-1976) y el de Asuntos Exteriores (1977-1979) en el Reino Unido, Owen, médico de profesión, se ha concentrado en los últimos años en la medicina y en la investigación del cerebro humano. Durante este tiempo, el inglés ha desarrollado una tesis sobre este "síndrome de 'hybris'", para él un desorden de personalidad cuyos síntomas serían el aislamiento, el déficit de atención y la incapacidad para escuchar a cercanos o a expertos. David Owen (In Sickmess and in Power, 2008) explica que el dominio del poder ocasiona cambios en el estado mental y conduce a una conducta arrogante, por lo que las enfermedades mentales necesitan una redefinición que incluya el Síndrome de la Arrogancia en el elenco mundial de enfermedades mentales.

A algunos políticos, el poder les hace perder la cabeza, los convierte en arrogantes y soberbios y les aleja de la realidad, situándolos en una peligrosa alienación que les hace perder la noción de la realidad. Pero a otros los convierte en verdaderos y peligrosos enfermos mentales, incapacitados, según Owen, para tomar decisiones y gobernar. Cuando acceden al poder se creen dioses o sus enviados en la Tierra, propician el culto a la personalidad y muchas veces se tornan crueles. Algunos creen que esa enfermedad se da únicamente en las tiranías, pero lo cierto es que también se desarrolla en las democracias, afectando a personas que han sido elegidas en las urnas. El síndrome, en los dirigentes que gobiernan las democracias, al no poder comportarse como dictadores crueles, tiene otros rasgos y manifestaciones: se sienten eufóricos, no tienen escrúpulos, no son conscientes de sus errores y fracasos y son capaces de dormir a pierna suelta (como Zapatero) sin que ni siquiera les afecte el rechazo masivo de los ciudadanos o su inmensa y aterradora cosecha de fracasos, dramas y carencias que, para cualquier persona con salud mental, resultarían insoportables. Su alienación es de tal envergadura que cometen un error tras otro, porque la capacidad de análisis no les funciona y sus decisiones y medidas son producto del desequilibrio, la soberbia y la confusión extrema.

Adolfo Suárez, Felipe González, José María Aznar, Zapatero y Rajoy han sido víctimas de lo que en España llamamos el "Síndrome de la Moncloa", un mal que aliena, atonta y aleja de la realidad a los mandatarios. Es probable que ese síndrome sea el mismo "Síndrome de la Arrogancia", descrito por Owen o producto de aquella maldición popular entre los griegos clásicos, ssegún la cual "Cuando los dioses quieren castigar o destruir a un hombre, primero lo vuelven loco".

Es evidente que un político que no tiene remordimientos a pesar de los estragos que causa, como han declarado Zapatero y Rajoy, entre otros, sin conciencia alguna de culpa y sin arrepentirse de nada, a pesar del sufrimiento y del rechazo masivo de sus conciudadanos, sin que su conciencia se conmueva ante los millones de desempleados, pobres y gente infeliz que ha generado su gobierno, ha debido perder la razón y estar gravemente enfermo.

Owen dice que los enfermos que padecen el "Síndrome de la Arrogancia" no están capacitados para gobernar y ponen en grave riesgo a los países que controlan.

Los síntomas de la enfermedad mental son claros en muchos de nuestros dirigentes políticos, que no sólo no sufren ni sienten dolor ante los dalos y desgracias que causan, sino que se sienten poco menos que héroes y sacan pecho en televisión, vanagloriándose de falsedades inexistentes, recurriendo una y otra vez al engaño como eje central de su estrategia de gobierno. Rajoy, Sánchez, Pablo Iglesias y, aunque con síntomas más leves, también Rivera, son candidatos aventajados de padecer la locura del poder, esa que te convierte en imbécil sin que te des cuenta, la que te impide ver el daño que causas y a vivir en la alienación, rodeado de palmeros y pelotas, ajeno a los dramas de un ciudadano que debería ser el soberano del sistema democrático y es tratado como basura.

Zapatero, a pesar de haber sido el político español más rechazado por el pueblo desde Fernando VII y de encontrarse en la tumba política, se resiste a perder el protagonismo y, enfermo grave de la demencia del poder, interviene y da codazos para copar portadas de la prensa, sin la más mínima conciencia de ridículo y sin pedir perdón por haber conducido a España y a millones de españoles hasta el borde del fracaso y la ruina.

¿Están locos nuestros políticos o carecen de principios? Probáblemente las dos cosas, a juzgar por el aquelarre de insensateces y majaderías que ofrecen al ciudadano.

Si esos políticos enfermos estuvieran en su sano juicio, dimitirían inmediatamente, ante la evidente incapacidad psicológica para gobernar a un pueblo de hombres y mujeres libres. Ante lo que revelan las encuestas, que plasman con claridad el rechazo ciudadano a los políticos y sus partidos, así como el creciente desprestigio de la misma democracia, deberían asumir (pero la enfermedad se lo impide) que, en democracia, el rechazo del pueblo equivale a deslegitimidad y que por sus errores y fracasos, la profesión de político es la más desprestigiada y odiada del país.

Francisco Rubiales

- -
Lunes, 12 de Septiembre 2016
Artículo leído 4414 veces




Comentarios:

1.Publicado por AURAROSA el 12/09/2016 09:30
Ciertamente es SOBERBIA ese desorden, y como tal más que enfermedad mental es pecado y creo que el peor que los seres pueden ostentar, porque desde la cima a la que se suben, se consideran ellos sí, con todos los derechos sobre los otros, incluido el de aplastarlos. Ahora bien, bastaría con que hubiera tribunales de justicia que cumplieran sus funciones con ecuanimidad, y no volteando la balanza de la justicia para favorecer al poderoso. Bastaría que hubiera eso que se llama LEY y dignidad humana, para arremetar contra esos tiranos y apartarles ese poder que de modo tan nefasto administran. ¿Por qué no lo hacen? ¿Y los medios informativos, porqué no denuncian en su momento, cada error o cada manipulación? ¿Y el pueblo, porqué los vota una vez y otra, conociendo que les están robando, como sucede aquí; o que los matan de hambre como en Venezuela? El problema no sólo lo engendra el tirano, sino quienes sucumben a su poder.

2.Publicado por Yanka el 12/09/2016 09:52
Según Platón, se pasaría de la timocracia a la oligarquía, de aquí a la democracia, y ésta engendraría la tiranía. Es decir, la lógica de los sistemas de gobierno los conduce a un aumento gradual de la degradación y la corrupción, un proceso hacia lo peor. Por eso no hay más solución que el Estado ideal gobernado por los que saben, esto es, los filósofos (Carta VII).
Hoy nos resulta curiosa esa lógica que explica un tránsito de la democracia a la tiranía, por eso tal vez sea interesante ver de qué se trata y considerar qué es lo que hace, según Platón, que la lógica de la democracia pueda conducir a la tiranía. Al mismo tiempo podríamos ver algunas de las características que Platón atribuye a la tiranía, por si nos pueden servir para evaluar también nuestras democracias occidentales contemporáneas, teniendo en cuenta las distancias que hay que salvar.
Tras aclarar Platón que, para los defensores de la democracia, la libertad es lo más hermoso de todo, sin embargo es el ansia de libertad la que termina conduciendo a la tiranía, pues ocurre que la democracia, que va cambiando de gobiernos, en algún momento es gestionada por unos malos gobernantes bajo los cuales se producen excesos en nombre de la libertad...

3.Publicado por vanlop el 12/09/2016 11:05

El gran problema de poner a enfermos mentales a mandar, porque gobernar, no gobiernan, es que la gente no es consciente de esto y además se oculta cuidadosamente, porque en los centros de poder sí saben lo que hay.

Recuerdo que antes, se publicaban datos sicológicos de los gobernantes, especialmente en los USA, seguramente serían datos muy cocinados, pero al menos la gente podía discutir si estaban de acuerdo o no. Hoy no se publican.

No estoy de acuerdo con lo que dice sobre que la enfermedad surge cuando alcanzan el poder. La enfermedad ya existe desde el nacimiento del sujeto, el poder lo que hace es manifestarla y agravarla.

Cuando alguien entra en un partido, tiene que utilizar la navaja si quiere ascender, es imposible salir de la masa de pegacarteles si no se dan unos cuantos navajazos oportunos y se evita los que le dirigen los demás. El ascenso en un partido es más cuestión de temple y decisión que de inteligencia y sabiduría. Y para eso hay que tener el cerebro adaptado, especialmente no tener empatía para ser capaz de apuñalar incluso a los más íntimos. Y eso es una enfermedad mental, la psicopatía, que además de no ser detectable por el común de la gente, es incurable.

Teniendo en cuenta que entre un 4 y un 6 % de la población, de cada país, con mayoría de hombres, aunque también se da en mujeres, tienen la enfermedad nos encontramos que la mayoría son personas anónimas que disimulan, consciente o inconscientemente, su enfermedad y desarrollan una vida más o menos normal.

Si la política no lo envenenara todo, nos encontraríamos con que una parte importante de los maltratadores son sicópatas. Porque además de la falta de empatía, son muy agradables cuando quieren y cuando una mujer dice que la maltrata pero no puede vivir sin él, es cierto, el maltratador tiene a la mujer completamente abducida, porque a simpáticos no les gana nadie ya que son maestros en el disimulo. Pero lo único que necesitan los políticos es que la gente sepa lo que es un sicópata, de modo que cualquier referencia a esa enfermedad, debe ser borrada. Sólo se permite asociarla con asesinos.

Según leí hace poco, los enfermos muestran, en las pruebas con resonancia magnética, un área determinada del cerebro característica y los asesinos, además otra zona. Según esto, para ser asesino sicópata deben funcionar mal dos áreas, pero en la inmensa mayoría, solo funciona mal una zona. Todo esto son investigaciones recientes, con lo que habrá que esperar nuevos datos que confirmen o modifiquen estos.

También otra característica es que se reconocen entre ellos y se ayudan, por supuesto siempre que no pongan en peligro el puesto. Esto implica que los partidos se van llenando de estos enfermos a los que van colocando los dirigentes para su provecho.

Dos psicópatas de libro son los candidatos a la presidencia USA, con características propias. Tal vez el Sr Trump más que sicópata tenga otra enfermedad relacionada o simplemente se trate de un ególatra inconsciente. Pero la Sra Clinton es de libro. No hay más que ver sus actuaciones, muy maquilladas por los medios, para comprenderlo. Y además, como ha estado tantos años cerca del poder, si no es que lo ejerció personalmente cuando era consorte, la enfermedad se ha agravado hasta el punto que ni con todos los esfuerzos de los medios, consiguen disimularlo.

Observen estos casos y hagan similitudes con los nuestros y a ver que les sale. Yo tengo mis preferencias, creo que bastante cercanas a las de D. Francisco, pero creo que es mejor que cada uno saque sus propias conclusiones.

4.Publicado por Anro LIbertché el 12/09/2016 16:23
¿¿ Estás loco ..??. Es posible, es posible, pero lo grave, es no saberlo, ni ser consciente de ello.

La realidad es que los políticos dementes con síndrome de la arrogancia, son hoy los que nos gobiernan, sin darse cuenta de su enfermedad mental. Como muy bien explica el médico y político Británico David Owen, los políticos psicópatas deberían ser registrados con clave y código especifico de Enfermedades Mentales a nivel Internacional.

Es indudable que millones de ciudadanos en todo el mundo, no entiendan las conductas, aptitudes/actitudes de cientos de miles de políticos. Y no lo entienden, porque la mente humana, si no es capaz de controlar, ordenar, administrar, reflexionar, priorizar y objetivar las emociones, con sentido práctico y resolutivo del conocimiento, la experiencia, y la sabiduría es lo más parecido a un pollo sin cabeza que puede seguir corriendo por la inercia de su decapitación.

Es increíble oír, a muchos dirigentes políticos, manifestar que duermen bien y tienen la conciencia tranquila, sin ser consciente de lo que dicen, mientras millones de ciudadanos con sentido de la responsabilidad y el decoro, apenas pueden conciliar sueño como consecuencia de los problemas cotidianos y subsistencia que les atañe. Es lo que se define en la ciencia de la psicología y psiquiatría, la patología de la inconsciencia, y mentes con trastornos y desequilibrios desordenados. Aplicables a veces, muy a veces, y no siempre, a los que presumen de dormir bien sin tener conciencia y meditación reflexivas de los actos actitudes y determinaciones que acometen o han acometidos.

Ni siquiera la enfermedad “bipolar”, sería el diagnostico aplicable a muchos políticos, puesto que dicha enfermedad, con polos opuestos en los comportamientos, es sin embargo rectificativa en la conciencia.

La clase dirigente política española, no es ajena a este tipo de enfermedades mentales, padeciendo incluso de paranoia con acentuación esquizofrénicas, perdiendo totalmente el juicio la razón y la verdad.

Y la razón se comienza a perder, cuando se está en contra de las ideas, pensamientos, sentimientos y justos raciocinios de las mayorías de mentes conscientes que convergen en la lógica, la mesura, la razón objetiva y la verdad consecuente.

La prueba más evidente e inequívoca de que muchos de nuestros dirigentes políticos, tienen alteradas sus facultades mentales, es su demostración obsesiva y obcecada por conseguir el poder a toda costa, caiga quien caiga, sin remordimiento de conciencia, sin consideración reflexiva y meditada de sus actos, poseídos y emborrachados de arrogancia, creyéndose el Dios humano que está por encima del Bien y del Mal, y lo que es más pernicioso, y condenable, dejando a millones de personas y ciudadanos en las más infames y canallescas de las miserias, desesperación y desesperanzas.

La mala administración, Putrefacción, Corrupciones, Perversiones Despilfarros, Abusos, Atropellos, Paro, Desigualdades Sociales galopantes, Desidias, Déficit, y Deudas aberrantes del Estado, con la total ausencia y competencia del poder de La Justicia, manipulada por los dirigentes políticos, son los detonantes, de que España, es un Estado muy enfermo por la irresponsabilidad política de los distintos gobiernos y politicos que nos han gobernado en los últimos 38 años de Seudo- Democracia.

Por lo tanto de ninguna manera, los ciudadanos libres y decentes con sentido de la dignidad humana y conmiseración, debemos seguir permitiendo y consintiendo, a tantos dementes políticos y felones de la bazofia más escatológica y repugnante, mientras un solo ciudadano Español, tenga que recurrir a la Caridad o a los Contenedores de Basuras, buscando sustento y subsistencia.

Seguir en las mismas actitudes de ciudadanos pasivos, sin conciencia, sin sangre en las venas y sin corazón, desde la cómoda actitud de que la cosa “no va conmigo, porque soy autosuficiente y me va bien la vida”. Es el signo y la más claras referencia y evidencia, que caminamos hacia un futuro incierto, con vacuo presente insolidario, que lamentaremos todos, avergonzando a nuestros descendientes y a las futuras generaciones, que renegaran de la frase de M. de Unamuno:

Procuremos más ser padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado.

Un saludo cordial a todos.

5.Publicado por SALVADOR el 12/09/2016 16:54
Son acostumbradas las salidas de tono del ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo.
No obstante, el 8 de septiembre en el programa “El Cascabel” del canal 13TV , el citado ministro ha deslizado una idea sorprendente al ser preguntado por el presentador Antonio Jiménez sobre las terceras votaciones. García-Margallo ha afirmado a los televidentes que “en unas terceras elecciones nos podemos encontrar con una abstención del 50%, es decir, una deslegitimación absoluta de todos los partidos”, “…y del sistema”.
Esta afirmación , ha resultado chocante en labios de un partidócrata de tan alto puesto como el ministro de Exteriores. No en vano su carácter lenguaraz ha provocado que cometa un lapsus y verbalice lo que todo demócrata sabe: que la abstención es la verdadera forma de desligitimar al régimen del 78.

El desplome de la partitocracia en Italia no fue debido a una acción concertada de los demócratas, sino a la imposibilidad de hacer justicia contra la corrupción sin modificar las reglas del juego político. Y en la crisis que se avecina en España no se podrá evitar que los medios de comunicación, para salvar sus intereses y no hundirse con la partitocracia, tengan que revelar la verdad de hechos y acontecimientos cuya difusión inhabilitará para la vida pública a las falsas ideas y a los falsos personajes de la transición.

Concuerdo con la frase del ex-coronel Martinez Ingles, algo asi como: "...esto no lo arreglara los politicos,esto lo arreglara el pueblo..." Pues,si, eso creo que es el pueblo el que deberia decir, basta YA.!

6.Publicado por anonimo el 14/09/2016 12:36
Entonces David Icke, tiene razon.

7.Publicado por Pakum el 21/09/2016 10:36
Joder con Isidoro
Creación de “RobertG”
El principal problema del PSOE (y de rebote de la democracia española) empieza un buen día de 1964 en Sevilla, cuando un estudiante de los últimos cursos de derecho, de ideología españolista, más tarde conocido como Mr. X, es reclutado por la brigada político-social para infiltrarse en la naciente oposición.
Se afilió al entonces clandestino PSOE adoptando el nombre "clandestino" de Isidoro.
La policía tenía orden de no molestarlo.
Ya en el 74 era el hombre de Torcuato Fernández Miranda para hacerse con el PSOE, aprovechando la red de "sevillanos" que lo apoyaban, entre ellos su "amigo" y también agente franquista, Alfonso Guerra.
Con el apoyo de los españolistas vascos, como Nicolás Redondo Urbieta y muy especialmente de los judeo-vascongados Múgica Herzog y Benegas Hadad se hizo con el control del PSOE en el Congreso de Suresnes, desbancando al núcleo histórico del partido que había permanecido en el exilio.
Desde ahí empieza la operación para encumbrarlo al liderazgo social. Para ello contó con todo el aparato mediático del sistema, que lo presentaron como la gran "esperanza de cambio".
El primer gran servicio que presta al régimen, fue el de dividir a la naciente oposición, entonces agrupada en torno a la llamada Plata junta de García Trevijano, negociando directamente con Suarez y la UCD.
Luego fue pieza clave para cargarse a Suarez en 1981 mediante el autogolpe de "estado" que urdió el Borbón con unos cuantos militares de su confianza.
A partir de ahí toda su carrera es una interminable hilera de traiciones a la democracia:
Nos metió con triquiñuelas y mañas de trilero en la OTAN,
Entregó el país a la banca, iniciando la política de endeudamiento que nos ha llevado hasta hoy.
Desarticuló el sector productivo industrial al dictado de Alemania.
Fue el artífice de la red clientelar que a base de subvenciones y solidaridad todavía mantiene a Andalucía en el furgón de cola a cambio de encumbrar al PSOE.
Organizó la guerra sucia contra ETA, asesinando a gente inocente.
Pervirtió las instituciones del estado, especialmente la justicia, convirtiéndolas en simples apéndices de la partitocracia imperante.
Desde siempre vio en los medios de comunicación el principal aliado para mantener a la gente dormida y manipulada.
El verdadero impulsor del sistema educativo público de baja calidad para tener bien manipulada y dominada a la población antes que dotar al país de un modelo de primera calidad para crear una sociedad de excelencia.
El principal artífice de la corrupción política, para asegurarse así que el político dejaba a un lado sus ideales y su ética para someterse a la disciplina de partido y a sus intereses personales.
El principal artífice de la islamización del país, con sus políticas de fronteras abiertas y verjas llenas de rendijas.
Solo me queda la duda de saber si fue el verdadero cerebro del 11-M.
Gracias a su verborrea manipuladora y demagógica, de la que fue maestro (Albert Rivera no le llega ni a la suela del zapato) consiguió varias mayorías absolutas para seguir afianzando la entrega del país a la corrupción, a los dueños del mundo (a los que sigue sirviendo) y a un nacionalismo español exacerbado
Y hoy este auténtico despojo humano, que debería haber sido quitado de la circulación hace años por sus incontables delitos y traiciones, sigue pontificando a diestro y siniestro con total impunidad, bien sea directamente o a través de sus títeres de confianza como la Susana Díaz.


Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros