Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

España: la avaricia del poder


Nota

De todos los grandes males de España, tal vez la avaricia de sus políticos sea el más nocivo. La avaricia alimenta la corrupción, el despilfarro y la ineficiencia, los tres grandes males de la degradada democracia española.
---



España: la avaricia del poder
De las pocas cosas claras que ofrece el dramático panorama de la depresión de la economía mundial es que aquellos países que han bajado los impuestos para activar el tejido económico resisten mejor que aquellos otros que, como España, se niegan a bajar los impuestos porque la clase gobernante, avarienta, no quiere o no sabe ahorrar y renunciar a sus privilegios. De todos los países desarrollados, España es el que fabrica más paro y pobreza. La avaricia del poder es la principal culpable del drama.

Francia acaba de anunciar un notable programa de bajada de impuestos que afecta a las familias y a las empresas, mientras que otros países de nuestro entorno lo han hecho antes, siempre con intensidad y éxito, pero Zapatero se niega a hacerlo porque quiere que el poder político controle lo poco que queda de dinero. En la famosa cumbre de Washington, en la que Zapatero mendigó una silla a Sarkozy, se decidió bajar los impuestos para estimular la economía, pero Zapatero se negó a hacerlo porque la "formula" española era la del gasto público. El resultado es el que acaba de recordar Sarkozy, que en España el paro crece cinco veces más que en Francia.

La avaricia fue en un principio la gran protagonista de la actual crisis mundial. Todo comenzó con la avaricia de los brokers y banqueros, que diseñaron y comercializaron productos basura sólo para alterar la contabilidad de sus negocios, obtener beneficios ficticios y ganar las primas y pluses establecidos en sus contrartos. Después llegó la avaricia de los gobernantes, que se negaban a renunciar a privilegios y a compartir la austeridad que imponen a sus ciudadanos.

En España, paradigma mundial de país políticamente avariento, el gobierno no sólo se niega a asumir austeridad y a a bajar impuestos, sino que incrementa sus privilegios, sube sus sueldos, dispara el despilfarro y ha dado órdenes a los inspectores para que multen con saña a los infractores y a la policía que utilice las carreteras como una enorme trampa recaudadora, todo para que los que gobiernan sigan disponiendo de dinero abundante.

Ahora, detectada como mal letal mundial, la avaricia está siendo erradica a toda prisa de la política y de las empresas, pero en algunos países, como España, está demasiado incrustada en el alma del poder.

Los políticos avarientos, que siguen impasibles en su orgía de despilfarro, con cacerías obscenas, tramas de corrupción, pagos de burdeles con dinero público, gastos disparados en sus tarjetas públicas de crédito, adquiriendo coches de lujo, amueblando despachos de cine y subiéndose los sueldos a escondidas, se niegan a aplicar recetas de eficacia indiscutible y que serían recibidas por los ciudadanos con ilusión, como, por ejemplo, el cierre de las televisiones públicas, juguetes costosos en manos de los políticos, que no aportan nada a la sociedad y que,si fueran cerradas o privatizadas, los ahorros conseguidos servirían para garantizar el funcionamiento de la seguridad social y de las pensiones por muchos años.

Otra medida que el pueblo español acogería con agrado en estos tiempos de crisis y que los políticos se niegan a aplicar sería poner a dieta severa al obeso y enfermo Estado español. Tan solo en la Moncloa podrían licenciarse unos trescientos asesores sin que los servicios que requiere el presidente Zapatero se resientan. En todo el Estado, donde hay más de 3.5 millones de gente cobrando del erario público, los expertos calculan que podría prescindirse de la mitad de los contratados, sobre todo asesores, enchufados, amiguetes y familiares de políticos, con altos sueldos, sin que se pierda calidad o eficacia alguna en los servicios públicos.

Si algo tenemos que agradecer a la terrible crisis que nos está hundiendo y arrebatándonos la prosperidad acumulada durante años de esfuerzo es que está abriendo los ojos de los ciudadanos para que descubran hasta que punto el poder político está enfermo de corrupción, avaricia, arrogancia e ineficiencia. La conciencia de que no podremos salir de la crisis sin que el Estado monstruoso que se ha creado sea reformado, reducido y moralizado, es ya mayoritaria entre la ciudadanía.

Ningún país del mundo puede financiar, en estas circunstancias de crisis, una Presidencia del gobierno, una Casa Real, unas Cortes, un Senado, 17 gobiernos autonómicos, 17 parlamentos, miles de alcaldes, decenas de miles de concejales y centenares de miles de enchufados, recomendados del partido, amiguertes y familiares del poder, todos cobrando y muchos de ellos sin ni siquiera aparecer por sus puestos de trabajo.

Mantener ese diseño de Estado dispara la avaricia, alimenta la corrupción, es inmoral y debería ser delito en cualquier democracia decente.


   
Lunes, 23 de Febrero 2009
Artículo leído 1259 veces




Comentarios:

1.Publicado por Pepa Garcia el 23/02/2009 21:33
ya puse un comentario que ahora no leo, así que no tengo más que decir; porque me parecía interesante, decir el presidente que tienen en galicia que quizá no sepan lo corrupto que es. Me gustan las cosas claras, pero veo que hay a quien no, eso que lo titulan de una forma muy sugestiva.

2.Publicado por Ligur el 23/02/2009 22:47

Señora Pepa García

El comentario lo expuso usted en el post :
"Bermejo dimite: gran noticia para la democracia y la regeneración de España ". En este momento es la portada del blogg.

Tal vez si visita Voto en Blanco con frecuencia encontrará no solo su "Intervención" sino también otros puntos de vista sobre Ley Electoiral, bipartidismo, partitocracia y seguro que participará en los animados debates que se producen.

Amistosamente,

Ligur


3.Publicado por jose el 24/02/2009 12:40
y para cuando comenzaran las movilizaciones del pueblo? necesitamos un lider de verdad que lo haga desinteresadamente y nos movilicemos el pais entero contra el sistema corrupto que nos gobierna. Todos sabemos que los politicos son en su gran mayoria unos ladrones, pero cuando le pararemos los pies? cuando no quede ni un centimo en las arcas del estado?

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros