Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Esclavitud


Nota

Trabajar casi 5 meses para el Estado, como ocurre en la España del presente, donde la presión fiscal no para de crecer, es una forma de esclavitud. Si, además, ese Estado es insostenible porque mantiene a más del triple de los cargos y funcionarios que el país necesita, la esclavitud es más denigrante, si cabe. Si, además, el sector público español, víctima de la cultura parasitaria de la casta política, no deja de crecer, incluso en tiempos de crisis, la esclavitud de los españoles frente al Estado es ya lo bastante sádica y malévola para que deba ser erradicada como un cáncer.
---



Capataces
Capataces
Como acaba de denunciar con razón Rosa Diez, las clases medias españoles están siendo esquilmadas por el gobierno Zapatero, que se dispone a sustraerle más dinero de los bolsillos por la vía de la supresión de desgravaciones y del incremento de los impuestos directos e indirectos. La presión fiscal en España no para de crecer impulsada por un gobierno socialista que cree más en las sociedades subsidiadas que en las emprendedoras. Ya trabajamos casi cinco meses del año para el Estado y el gobierno actual, maniroto y despilfarrador, nos conduce hacia más impuestos y más subsidios. Convertirnos en esclavos del Estado es cada día menos una quimera y más una amenaza real que se alza en el horizonte inmediato de los españoles.

El verdadero debate que nos interesa no es el que se vivió en las Cortes a partir del 12 de mayo de 2009, sino el que analice con seriedad los dos modelos de Estado posibles en España: el que nos propone la izquierda de Zapatero, el de una sociedad subvencionada que no crea empleo y riqueza, pero que subsidia la pobreza y el paro, o el de la España del esfuerzo y de los emprendedores, la que ha protagonizado uno de los milagros económicos más espectaculares del siglo XX.

Es evidente que Zapatero, fiel a los viejos y caducos conceptos de la izquierda que fue derrotada al caer el Muro de Berlín, prefiere una España subsidiada a una España emprendedora, al igual que es más partidario del Estado que de la sociedad, de lo público que de lo privado. Su alergia al espíritu emprendedor y a las libertades individuales es tan visceral como palpable.

Conocer las preferencias de Rajoy y del PP es más complejo. Si nos atenemos a su ideología oficial, debería preferir la España emprendedora y del esfuerzo a la España subsidiada y hedonista, como también debería anteponer lo privado a lo público y la sociedad al Estado, pero, a juzgar por sus comportamientos, la cosa no está del todo clara. De hecho, cuando el PP ha gobernado, ha fortalecido al Estado, ha maniatado a la Justicia y al Parlamento, ha constreñido las libertades y ha tenido un comportamiento arrogante, más propio de la izquierda marxista que de la derecha liberal.

Esta España que se empobrece en la crisis y que fabrica parados y pobres con más eficacia que ningún otro país desarrollado del mundo tiene que elegir con urgencia qué modelo quiere para el futuro: si una sociedad subsidiada, comandada por un gobierno representante de la izquierda más anticuada, alergica al espíritu emprendedor, o una España emprendedora donde el individuo pese más que el Estado, consciente de que el esfuerzo conduce a la prosperidad y decidida a que el poder político sea controlado por la ciudadanía.

Por ahora, la ventaja es de la España subvencionada, que, de la mano de Zapatero, proyecta su amenazante sombra hacia un futuro cargado de inquietudes y dramas.

Aquellos españoles que contemplan al Estado como un padre que lo soluciona todo ignoran la experiencia histórica de que ese tipo de sociedad tutelada e intervenida por el poder sólo genera desempleo, pobreza y, muchas veces, violencia, opresión e infelicidad. Que se lo pregunten a los cubanos, gran parte de los cuales está deseando poder abandonar el "paraiso" de la Revolución contruído por Fidel sin libertad. O que se lo pregunten a la antigua URSS, hundida porque aquel pueblo que, en teoría, tenía el poder, odiaba a sus dirigentes, transformados en opresores y, en muchas ocasiones, también en asesinos.

También ignoran una ecuación elemental e infalible: Si no hay trabajo, no hay impuestos que recaudar, ni son posibles las escuelas ni hospitales porque el Estado no puede aportar a los ciudadanos más dinero del que es capaz de sacarle mediante los impuestos.

Si además, como en el caso de España, hemos construído un Estado hipertrofiado y monstruoso, poblado por tres veces más funcionarios, asesores, enchufados y amigos del poder de lo que la administración necesita, entonces el drama de la esclavitud que revoletea por nuestros cielos se torna más grave y amenazante.


   
Domingo, 12 de Julio 2009
Artículo leído 951 veces




Comentarios:

1.Publicado por Rubén el 12/07/2009 10:34
Trabajar cinco meses para el Estado es siempre una forma de esclavitud intolerable para seres libres y demócratas. Yo me siento oprimido y esclavizado por una clase política gobernante a la que odio y combato como puedo.

Sin embargo, entendería que se trabajara cinco meses para el Estado, siempre que la necesidad lo hiciera imprescindible, siempre que el Estado fuera fiable y empleara el dinero de los impuestos en el bien común, en compensar a los que sufren y a los más débiles. Pero no es el caso de España. Los dineros que el Estado esquilma al ciudadano por la fuerza reclaman un Robin Hood porque no son para el bien común sino para el despilfarro, para alimentar los privilegios de los nuevos amos, para pagar coches de lujo, tarjetas de crédito y privilegios indecentes de los nuevos señoritos políticos. Al pueblo lo abandonan, retiran las subvenciones a Cáritas y endeudan irresponsablemente a la ciudadanía, por tres generaciones, sólo para que a ellos nos les falte dinero. Somo esclavos de esa casta impresentable. ¡Que nadie lo dude!

Rubén

2.Publicado por Francisco Naranjo el 12/07/2009 13:53
No trabajamos 5 meses para el Estado como afirma este post sino que lo hacemos para una casta de políticos caciquiles que como ha quedado demostrado por el PSG y sus socios, o por Carod Rovira y sus socios solo les importa vivir como ricachones a todo tren.
Esta casta parasitaria esta apoyada por la Prensa y por el Poder Judicial, laos cuales también chupan, por ello afirmo que no pagamos al Estado sino que por ejemplo en mi Andalucía lo hacemos para que el cacique Chaves de subvenciones a la empresa en que trabaja su hija.
Mientras faltan recursos en Educación, sanidad, seguridad, infraestructura,etc.

Los políticos simplemente nos roban, y ello quedo reflejado en una frase de Maleni Alvarez que decia textualmente " el dinero que gastamos en Andalucía no es de nadie", por ello no dan ni siquiera explicaciones.

3.Publicado por vanlop el 12/07/2009 20:00
Gastan nuestro dinero con una inconsciencia absoluta. Reparten con una alegría que no se recuerda, no s´lo se derrocha en enchufes, lujos, viajes que no sirven, sino que además se regala a paises con los que no tenemos casi relaciones o a otros con los que tenemos relaciones casi de enemistad y lo malo es que no hay. Se ha descubierto el déficit y nos están endeudando para un siglo.

¿Y nadie puede parar este disparate? Pues parece que no. Los socialistas decentes, que los hay y más de lo que parece, no se atreven, los maricomplejines están payudar y los nacionalistas a sacar lo que pueden y más.

Estamos entrando en la ruina total. Felicidades.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros