Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Destacados

El mundo cambia y las democracias retroceden


Nota

Hace apenas dos décadas la democracia era intocable y su prestigio estaba por las nubes, pero ahora, por culpa de la pésima gestión de los políticos que se autoproclaman "demócratas", el sistema está cuarteado, en caída, perdiendo su viejo prestigio y abandonado por los ciudadanos.

Los políticos, a golpe de indecencia, falsedad y corrupción, están acabando con las democracias, que ha sido el sistema político mas prestigioso de la Historia. Los políticos son los grandes culpables del desastre, pero los ciudadanos también, por no exigirles y controlarles, aunque tienen la excusa de que las democracias se han hecho tiránicas y han recortado intensamente el poder de los ciudadanos.
---



El derrumbe social que se está produciendo en todo el mundo occidental y el retroceso de las clases medias están precipitando una debacle de la democracia. Simultáneamente, se observa que Rusia y China progresan a pasos agigantados. EEUU y, sobre todo, Europa retroceden en todos los aspectos y la principal razón es porque su maloliente democracia, cada día más falseada y ajena al modelo clásico, ya es solo una caricatura de mal gusto que todavía ilusiona algunos pero que no es mas que un fraude.

Protestamos sin que la protesta cause efectos. afirmamos lo que queremos en las encuestas, pero los políticos imponen sus criterios sobre una voluntad popular que la democracia, en sus origenes, consideraba sagrada. Los políticos se han acostumbrado a gobernar en contra de sus pueblos y en sintonía con los grandes poderes. Todo ese inmenso fraude produce decadencia, desgana y un divorcio creciente entre los ciudadanos y sus dirigentes que conlleva la semilla de la muerte.

Los ciudadanos comprueban que están maniatados y que su influencia está muy disminuida porque los poderosos controlan los medios de comunicación, las instituciones, las fuerzas de seguridad, los ejeércitos y cuentan también con dinero casi ilimitado y con la ayuda de cientos de miles de expertos, asesores y "escuderos". Nos convocan a votar cada 4 años, pero ¿Para qué? Simplemente para nada porque todo seguirá igual.

El divorcio entre políticos y ciudadanos no ha parado de crecer desde el fin de la II Guerra Mundial y, de manera acelerada, desde la caída del Muro de Berlín. Al mismo tiempo, el poder de las élites, del llamado stablishment y de los grandes poderes ocultos ha crecido, mientras los ciudadanos y las leyes retrocedían y perdían protagonismo. La alianza entre millonarios, políticos, banqueros y propietarios de grandes medios de comunicación se ha convertido en invencible y, de hecho, ha ejercido una dictadura real en las tres últimas décadas.

Dicen algunos que el objetivo es crear un gobierno único mundial, pero quizás eso sea un espejismo engañoso porque es más efectivo lo que ahora funciona: un poder real mundial, invisible y oculto, pero efectivo e implacable.

Los actuales regímenes de China y Rusia se parecen mucho al que gobernó España en los últimos tiempos del Franquismo, un sistema autoritario blando y escaso en libertades, pero poco corrupto, eficiente, austero y preocupado por el bienestar del pueblo y el verdadero progreso. La gente, al compararlo con la actual democracia, duda y se pregunta, ¿de qué nos sirve la libertad, si los que mandan se comportan como tiranos y gobiernan para ellos?

Los ciudadanos de Occidente están cansados de soportar a políticos inútiles y arrogantes, atiborrados de privilegios, obsesionados por cobrar impuestos desmesurados y siempre egoístas e ineficientes, incapaces también de generar ilusión y de resolver dramas tan intensos como la falta de esperanza de los jovenes, que contemplan el futuro como una amenaza.

Sólo China y Rusia están fuera, parcialmente, de ese conglomerado o de esa "conspiración", como se la quiera llamar. Se han convertido en el poder alternativo y su enfrentamiento con el prostituido mundo occidental será cada día más visible e intenso, con la carrera armamentística de fondo, basada en las tecnologías punteras y en la robótica que sea capaz de combatir sin bajas humanas insoportables. Sus sistemas políticos no son "democracias" sino un modelo nuevo que podría bautizarse como "dictablanda" con algunos controles y con enfoques que benefician a los ciudadanos, muchos más, incluso, que en las degradadas democracias de Occidente. En China, cada año hay casi 50 millones de chinos que abandonan la pobreza y se incorporan al progreso. En Rusia, el avance de las ciencias, las tecnologías y el bienestar del pueblo es constante, aunque todavía persiste muchas irregularidades y rasgos totalitarios que recuerdan el viejo comunismo. Lo más curioso es que el matrimonio entre los regímenes autoritarios de Rusia y China con el capitalismo están dando un resultado sorprendente y la economía funciona allí con más brío, seguridad y con menos altibajos que en las inestables democracias, donde el enfrentamiento entre ciudadanos y políticos ha introducido tensiones y conflictos latentes que atemorizan a los capitales.

La situación es compleja y digna de meditación y debate. De nuevo, el mundo se divide en dos bandos y vuelve a ser dual, como cuando la URSS y los USA se disputaban la hegemonía. En un lado, la viejas democracia, degradadas, desvencijadas y plagadas de corruptos y malos gobernantes; del otro, un sistema autoritario blando que se asoma al populismo y que ha fraguado un brillante y productivo idilio con el capitalismo puro.


Francisco Rubiales

- -
Domingo, 30 de Julio 2017
Artículo leído 1086 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 30/07/2017 08:51


Creo que la explicación la da el artículo. Se trata de ambición. Siempre es la ambición.

Al fin y al cabo el mundo se mueve porque la gente ansía el poder. Y cada uno entiende el poder de una forma. Para los que mandan, en Occidente, el poder es dinero, pero para Rusia y China, el poder es otra cosa. No sé qué motivos hacen que los dirigentes de esos países hagan lo que están haciendo, pero parece claro que sus motivos son distintos a los de los occidentales.

El franquismo se movía por la ambición de pasar a la Historia como unas personas heroicas que lo sacrificaron todo por el bienestar del pueblo. Lo cual no quita para que algunos se enriquecieran incluso de formas poco lícitas, pero la idea era esa. También había un componente religioso, que empujaba a luchar por los pobres. Recordemos que Franco siempre insistía en su responsabilidad ante Dios y ante la Historia. La riqueza material era secundaria, de hecho no se sabe que los dirigentes del régimen acumularan fortunas. Pienso que los de la memez histórica ya nos lo habrían recordado hasta la saciedad.

Cuando nos trajeron el régimen que padecemos, debatía con uno, en mi inocencia de la juventud, relativa y en mi falta de conocimientos, sobre la existencia de libertades. Mi interlocutor argumentaba en la libertad de hablar. Y yo le contestaba diciendo que para qué, si luego no hacían caso de nada. Yo puedo hacer una manifa de un millón de personas, pidiendo, por ejemplo, que el horario laboral sea de 9 a 4, en lugar de 8 a tres. Si ni siquiera se han molestado en explicar los perjuicios que causaría el cambio de horario, ¿para qué quiero la libertad de manifestación?

Sin duda eso lo percibe la gente. La gente lucha por su propia supervivencia y la suma de esos millones de supervivientes hace prosperar al país. Esa es la teoría económica clásica de Adam Smith. Pero hay un paso más, es fundamental que la gente tenga conciencia de hacer el bien a la sociedad. Esa parte se ha perdido en Occidente y por tanto la sociedad se estaca, con crecimiento económico, pero socialmente está estancada. Al parece en la economías emergentes, los llamados BRICS, aún tienen el concepto de mejorar la sociedad.

También el ciudadano occidental perciba que trabaja mucho sólo para conseguir bienes materiales y eso al cabo de un tiempo cansa, el ciudadano tiene que tener otros alicientes. Y a eso hay que sumarle el terror, un terror al que los gobiernos parecen insensibles. En Europa es el terror islamista, en España es el terror o la esperanza, según las ideas de las personas, a podemos. Son sociedades divorciadas de los gobiernos e incluso divididas por las ideas políticas. Unos opinan que el gobierno es inútil y otros que los contrarios son el terror.

Los alemanes abominan de Merkel, pero temen más a una oposición que les recuerda demasiado a tiempos pasados, aunque no sea cierto, pero no importa lo real, lo que mueve los votos es lo que el votante crea.

Y como las cuentas de resultados son óptimas, sigamos por el mismo camino, aunque la sociedad se destruya. De hecho lo mejor es una sociedad destruida, porque así se instaura el gobierno total.

Seguramente tengamos ya el gobierno mundial, al menos en Occidente. Como bien dice, no es necesario un gobierno mundial físico, es mejor que los gobiernos nacionales o supranacionales obedezcan convenientemente.

Lo cierto es que las democracias occidentales han fracasado, por su propia naturaleza y que lo que funciona son las dictaduras blandas. pero no sabemos, por falta de información, si esas dictaduras están carcomidas ni si no son más que otro aspecto del gobierno mundial.

-----------------------------

Leí dos noticias. La primera es que la audiencia de internet está alcanzando a la audiencia de TV. Y al día siguiente, que T 5, con sus programas basura era la empresa con más beneficios. El articulista se lamentaba que la telebasura fuera tan rentable y no hubiera alternativas.

Creo que la explicación es que la gente de cierta cultura se ha ido a internet y la audiencia de TV está formada cada vez más por la gente de más bajo nivel intelectual a la que no gustan los programas formativos. Cuando hay mucha oferta, cada uno elige lo que le gusta y la idea clásica de "formar, informar y entretener", se distribuye y cada uno elige lo que le interesa. Como los que desean formación e información han derivado a internet, quedan solo los que desean entretenimiento y el mejor, sin duda, es el patio de vecinas horteras, deslenguadas y con mucho sexo.

Iluminado:

No recuerdo de donde saqué el dato, no puedo recordar ni mucho menos guardar los enlaces a lo que leo. Pero mi sorpresa inicial fue igual que la suya, luego, al ir leyendo, vino la explicación. Se trata de pobreza relativa, es decir que los ingresos de un pobre noruego suponen clase media en España y riqueza en el tercer mundo. Pero se trata de ver cuantos bienes y servicios puedes adquirir con ese dinero y en Noruega son muy pocos, de ahí la pobreza.


2.Publicado por pasmao el 30/07/2017 13:12
buenos días Don Francisco

¿Realmente hubo tantas democracias cómo recordamos?

¿Fue UK un reino realmente democrático, o eran unas élites.. que elegían a otras? No se si a finales de los XIX o principios del XX hubiera realmente allí mucha democracia. Y en ¿Francia?, ¿Holanda? .. en USA hubo una cierta democracia hasta principios del XX ..

Lo cierto es que la democracia, la de verdad si trae una prosperidad, la que se deriva de tener una responsablidad compartida y de ahí una estabilidad que nos da cierto circulo virtuoso.

Y si se da un sitio es e Suiza.

La idea de que se está compratiendo una responsabilidad, la libertad leva aparejada siempre una responsabilidad, que NO se puede delegar en unas elites ilustradas.

Los simulacros de democracia que hemos vivido hasta que acabó la guerra fría provienen de necesitar que el ùblo, los ciudadanos, particpaban de la lucha contra el oso rojo.

una vez vencido el oso rojo no era necesario seguir con la mascarada de socialdemocracia aliñada de derechos sociales y libertades paternalistas y nos dieron la patada. Patada edulcorada con mucha deuda.

Un caso paradigmático fue la caida del Imperio Austríaco y como devinieron en fascismos los paises que lo componían, desde las republicas de la exyugueslavia a esa melange de checos/eslovacos/hungaros.. . aman de rumanos/búlgaros .. cómo si antes de que entaran allí los soviéticos no estuviera aquello mas que podrido.

Lo peor no es retrcedan las democracias, si no que retroceda la idea de libertad aparejada a una responsabilidad de la que se deriva la capacidad de tener un futuro propio.

Todas esas redes sociales de basura han sustituido la idea de reponsabilidad personal y de ahí tenemos esos neofascimos trufados de populismos. Y todos contentos.

Hasta el día en que los moros nos invadan y todas esas feminazis y adjuntos variados tengan que ponerse a lavar los calzoncillos y calcetines en el rio, del muro muza que les toque en suerte.

Ese día reiré bien fuerte.

Un cordial saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros