Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El miedo a la libertad, la gran debilidad de la izquierda española


Nota

El miedo a la libertad hará perder a la izquierda española la batalla frente a la derecha y, a la larga, frente al ciudadano libre. Será también su tumba. En algunos países avanzados de Occidente, la izquierda se ha reconciliado con la libertad individual y con la verdad, pero en España no.
---



El miedo a la libertad, la gran debilidad de la izquierda española
La izquierda del presente tiene cada día más miedo a la libertad y por eso cae en la tentación de regular y prohibir. Le teme a Internet y, si pudiera, lo cerraría, sólo porque no lo controla. Teme también al debate, a la cultura universal y abierta, a la verdad y a la libre competencia. Pero a lo que más teme es al individuo. Le tiene tanto pánico a la persona que procura destruir la individualidad y lucha siempre por agrupar y encuadrar a la gente en grupos. Por eso se sienten tan agusto en los partidos políticos. Nunca hablan de "ciudadanos", sino de "ciudadanía" y siempre pugnan por transformar la democracia en partitocracia, donde el predominio es de los partidos políticos, nunca del ciudadano. Dirigen su política a "las mujeres" a "los gays", a "los pobres", a "los trabajadores", pero fracasan estrepitosamente cuando analizamos sus efectos sobre la mujer, que sigue marginada y minusvalorada, el homosexual, que sigue con sus derechos en crisis, el pobre, cada día más desgraciado y hundido, el trabajador, que suele estar en paro y viviendo sin dignidad de la caridad y los subsidios. Prefieren el orden a la libertad y odian todo lo que surge espontáneo del espíritu humano. La izquierda teme a la libertad de mercados, al contraste de las ideas y a la polémica y prefiere siempre mandar y dictar antes que discutir. Del miedo a la libertad de la izquierda nace su obsesión por controlar los medios de comunicación, por dominar a los periodistas y por comprar a intelectuales y prescriptores. Se siente más a gusto con las consisgnas y con la propaganda que con el libre juego de la verdad. Aunque no ha tenido más remedio que adaptarse a la democracia, en realidad la considera un odioso invento burgués y liberal. Cuando puede, la persigue, la manipula, la adultera y la prostituye. Por eso, donde hay un gobierno de izquierdas suele oler a tiranía, aunque ellos mismos se avergúencen de sus aires autoritarios y procuren disimular el hedor a dictadura con mil trucos y engaños.

Como rechazan la libertad, niegan a los padres el derecho a escoger el idioma de escolarización de sus hijos e intentan que el Estado (que ellos controlan) sustituya a la familia como transmisor de valores y principios morales. Su mayor sueño es crear una religión del Estado que sustituya al cristianismo, una fe que desprecian porque apuesta por la libertad y antepone el valor del individuo al del grupo. Cuando pueden, hacen todo lo posible para que los ciudadanos lean los periódicos que ellos controlan y vean los canales de televisión que propagan sus doctrinas. Incluso se atreven a prohibir que hablen un determinado idioma y obligan a sus gobernados a hablar la lengua de los nacionalistas que les venden sus votos.

Tienen alergia aguda a la libertad y su pecado más inconfesable es que anteponen el poder a todo lo demás, incluso a las ideas, principios y valores. Se han desprendido de la ideología porque era un obstáculo para el poder. La prueba está en que, para conquistar y mantener el poder, han sido capaces de pactar con partidos teóricamente situados en las antípodas, ideológicamente incompatibles, como ha ocurrido con los pactos del PSOE con el nacionalismo excluyente y extremo del País Vasco, Cataluña y Galicia.

Las encuestas e investigaciones sociológicas demuestran que la izquierda gana siempre en las provincias más analfabetas, donde hay menor consumo de prensa y de Internet, donde hay menos universitarios y menor desarrollo. En las ciudades, sus bolsas de votantes más fieles se concentran en los barrios más pobres y lumperizados, donde el subsidio es más apreciado que el trabajo y donde la cultura genera desprecio. La prueba es el dominio ancestral del PSOE en las regiones más atrasadas de España: Extremadura, Castilla La Mancha y Andalucía. La única excepción es Cataluña, pero el fanómeno catalán es distinto porque es un caso de democracia degradada, tipo PRI mexicano, impulsado siempre por el nacionalismo extremo y por una casta política envilecida como pocas, que incluye tanto a la izquierda como a la derecha.

Ese miedo a la libertad transporta la semilla de la derrota de la izquierda, ya visible en Europa, donde los partidos de izquierda han demostrado su incapacidad de renovar sus ideas y de adaptarse a los nuevos tiempos y a las nuevas tecnologías. Apenas media docena de países europeos están hoy gobernados por la izquierda. Entre los importantes, sólo han confiado en la izquierda los electorados de Inglaterra y España, lo que evidencia un profundo retroceso y pérdida de atractivo.

La izquierda, presa de profundas contradiciones como su odio a la libertad y a la democracia, está casi ausente de Internet, del debate libre y es incapaz de funcionar con eficacia en una política que también necesita renovarse, innovar y adaptarse a las nuevas exigencias de cambio tecnológico y competitividad.

Cuando asume el poder, utiliza la mentira, la manipulación y el engaño para gobernar y prefiere la propaganda a la verdad, las consignas a los argumentos y la coacción al convencimiento. Los dos princiaples rasgos de la izquierda, cuando administra el poder en democracia, son su tendencia a legislar y gobernar en contra de la opinión pública y la marginación del ciudadano, al que sólo tiene en cuenta cuando se abren las urnas y necesita su voto.

En manos de gente como Zapatero, cuyo autoritarismo depredador se huele a leguas de distancia, la verdadera izquierda que creía en la democracia es un cadáver, la izquierda de los valores y los principios es un recuerdo y la izquierda que apostaba por los más débiles es poco más que una añoranza.

Sus amigos internacionales denotan su aversión a la libertad y su cercanía al peor totalitarismo: Fidel y Raul Castro, Hugo Chávez y autoritarios aferrados al sillón en Irán, China y otros países, muchos de ellos islamistas y protectores de la yihad.

El gran drama de España es que la derecha, aunque afirme lo contrario, tampoco ama la libertad, ni se siente identificada con las raíces liberales. Teme al individuo, se siente insegura en el debate y rehuye al ciudadano, al que también margina de la política, lo que la convierte, en muchos aspectos, en un triste "clon" de la izquierda.


- -
Lunes, 22 de Marzo 2010
Artículo leído 1915 veces




Comentarios:

1.Publicado por candidolav el 22/03/2010 08:22
Siento que haya Ud. escrito "Las encuestas e investigaciones sociológicas demuestran que la izquierda gana siempre en las provincias más analfabetas"

Hay regiones tradicionalmente votantes de la derecha.... que no lo son menos... baste recorrer Castilla León y Galicia entre otras... Creo que es un planteamiento equivoco e injusto.

Salvo ignotas excepciones PP y PSOE ...se dedican en cuanto llegan al poder
a crear una red de clientelismo... estomagos agradecidos que luego
responden con el voto familiar.... es bastante rentable para los partidos. Por eso el relevose hace lento pese a la ineptitud y los desmanes de unos y otros.
Por lo demás el poder siempre ha desconfiado del individuo...(el poder politico,militar,religioso,economico) Parecía que el desarrollo del siglo
XX conseguiría cambiar esto .... pero cada vez estoy más convencido
de que avanzamos a velocidad de vertigo hacia el medioevo...

2.Publicado por F. Rubiales el 22/03/2010 08:49
Sr. Candidolav:

En el último párrafo se dice que la derecha es un "clon" de la izquierda. Estoy de acuerdo en que ambos buscan votos en sus redes clientelares. Sin embargo, los caladeros de la izquierda, en nuestras ciudades, suelen estar entre los sectores más incultos y más pobres. De cualquier forma, la dicrepancia, una vez más, debe situarse en el enfoque. Creo que mientras usted se mueve en una dinámica derecha-izquierda, yo me muevo en otra distinta, la que divide el mundo entre gente amante de la libertad y gente que siente horror a la libertad, entre demócratas y totalitarios. La verdad es que, para desgracia nuestra, las ideologías y los principios son suplantados en los partidos por el ansia de poder. Las derechas y las izquierdas cada día se parecen más. Y eso es una catástrofe para el ser humano y para la Historia.

Cordiales saludos.

F. Rubiales

3.Publicado por candidolav el 22/03/2010 10:01
Estimado Sr Rubiales creo que los DOS caladeros estan llenos de incultos ..
quizás haya más pobres en un caladero que en otro, quizás... no estoy seguro.
PERO SI ESTOY SEGURO QUE GRAN PARTE DEL VOTO DENOMINADO FIEL O CAUTIVO SE PUEDE TILDAR DE PERSONAS QUE LLEVAN OREJERAS CULTURALES que les impide darse cuenta del engaño "el capote... LOS DEL OTRO PARTIDO ... SON PEORES Y SI LLEGAN TE VAN A QUITAR ESTO Y LO OTRO..."

De ahí el lenguaje de todos los políticos .... que nos hablan como si fueramos
todos imbeciles. En realidad se pasan el 90 % del periodo no electoral
afirmando la fidelidad de sus borregos...y en la recta final electoral
intentan encontrarle MIERDA AL CONTRARIO... para maniobrar en el llamado
VOTO INDECISO..... que yo creo es en gran parte VOTANTE ASQUEADO.

Tal y como ud. dice las derechas y las izquierdas son iguales.. es normal
su amo es el mismo LA BANCA Y LAS TRANSNACIONALES... lo cínico
del asunto... es que los de uno y otro bando, cuando hablan de esto .... llegan a la poca verguenza de justificarlo desde la optica de LA EXCELENCIA DE LA GESTIÓN.... le gestión eficaz bla bla bla ....caraduras= 5 millones de parados
y un deficit publico del 11%.... en Andalucía leí el otro día que en 2008
la Junta PSOEANDALUZA ha repartido a "empresarios??? " 4500 millones de euros... y estas empresas tienen un deficit reconocido superior a los 1700 millones.... ESTE ES EL MODELO DE EXCELENCIA EN LA GESTION..
trinca lo que puedas que esto se puede acabar. PP=PSOE lo que
dijo un expresidente "la misma m..."
saludos a todos

4.Publicado por Águeda el 22/03/2010 10:47


El mismo perro, con diferente collar,..

DEPRIMENTE.

Un saludo.

5.Publicado por vanlop el 22/03/2010 18:47
D. Francisco, coincido con usted en que la gente se divide en amantes de la libertad y no amantes. Ahora bien, en lo de hablar de izquierdas y derechas ya no tiene sentido, supongo que si ha utilizado el témino izquierda y derecha ha sido en palan pedagógico, para que nos entendamos.

La cosa es bastante clara, la libertd exige esfuerzo y trabajo y superación personal. Y cuando te das cuenta que puedes tenerlo todo sin dar ni golpe, te metes a político. Y naturalmente tienes que conseguir cada vez más poder o te hunden los otros políticos que vienen con las navajas en alto. Pero conseguir más poder es a costa de quitárselo al ciudadano, por eso cada vez el ciudadano está más oprimido.

Y todo esto hay que revestirlo con ropajes suntuosos y por eso tienen un buen equipo de sastres y el que critica se le hunde. Lo que despista es que antes a los contrarios al poder se les reprimía físicamente, ahora se les compra o se les reprime moralmente, por eso la gente piensa que hay libertad.

Por ejemplo, este blog. De momento es una mosca pequeña, que hasta viene bien a los políticos para saber por donde se respira. El día que se convierta en avispa, todos se lanzarán sobre él, con ataques informáticos, con troles que hacen que la gente seria se retire, con ataques personales... Al final, el propietario del blog, este blog u otro blog, tira la toalla y lo cierra.

Tengo claro que la regeneración, si viene, vendrá de abajo. Ahora bien no tengo ni idea como se puede hacer.

6.Publicado por Albatros el 22/03/2010 19:53

La regulación no es contraria a la libertad, estimado profesor; de hecho, tanto Cicerón como Simón Bolívar coincidieron en señalar que -sin leyes no se concibe la verdadera libertad-.

Quiero decir, que la tentación de regular (poner reglas o normas) no es, en sí misma, una inclinación “pecaminosa”. Por el contrario, la regulación, e incluso si me apura la prohibición, pueden ser absolutamente necesarias para determinar, como decía Sartre, “dónde empieza la libertad de los demás, para conocer dónde termina la mía”.

Pero esta opinión, contrariamente a lo que pueda parecer, no viene a contrarrestar el artículo, sino a reforzarlo.

El poder desconfía de internet, recela de un verdadero debate, se inquieta por la Cultura con mayúscula, se asusta de la verdad, se azara frente a la libre competencia.

El poder no cree en la libertad. El poder, sobretodo, y aquí es especialmente certero el Sr. Rubiales, se espanta, se sobrecoge, se amedrenta ante el individuo, le escama la individualidad. Y por eso aboga permanentemente por el “aprisco” adaptado a seres humanos.

Pero, sin embargo, la enorme contradicción, estimado profesor, la amarga verdad de estos tiempos que vivimos, es que la soledad es mucho más intensa que antaño, que la soledad se ceba especialmente en los ancianos, en los niños, en los colectivos marginados, pero es omnipresente en nuestra moderna sociedad de la información (¡qué contrasentido!).

La soledad es el mal de nuestro tiempo, entiéndase en el contexto que se entienda, tanto si es una ausencia de compañía sin más (voluntaria o no), como si es verdadero pesar y profunda melancolía de aquellos que sienten, de forma hiriente, esa ausencia de compañía.

Por eso es muy importante diferenciar con nitidez la “soledad” de la “individualidad”. En ésta, se conocen cualidades particulares de una persona, singularidades propias del individuo; en aquélla no, sólo es ausencia de compañía.

Pero no es prerrogativa de la izquierda, mi querido y admirado Rubiales. En absoluto.

No hace muchos días señaló, con buen tino, un buen elenco de razones para rechazar a José María Aznar. Creo que mayoritariamente en el blog se dejó patente el desprecio profundo hacia todo aquel que represente este modelo de idiocia que se ha impuesto políticamente… y Aznar casi es exculpado como mal menor en el conjunto de la atrofiada derecha española que dirige el “ínclito” Rajoy y su “sin par” PPOE.

El respeto al ciudadano es nulo. El ultraje continuo. La decencia escasea. El pundonor político desconocido. La rectitud de ánimo, la integridad, rarezas en un contexto hostil, embrutecido, prostituido, putrefacto…

El miedo a la libertad no es una debilidad de la izquierda, sino una lacra de esta casta de desalmados que detentan el poder, con la dudosa legitimidad que les da un sistema corrompido y corruptor, por el que ellos se enseñorean con la prestancia de un burro con bonete y el disfrute de un cerdo revolcándose en el lodo.

Por eso decía que el problema no es querer regular, ya que como decía Kant: “el derecho es el conjunto de condiciones que permiten a la libertad de cada uno acomodarse a la libertad de todos”. Lo malo es quién y cómo lo hace, en qué cree y qué pretende con ello, o que encubre bajo tan inofensiva apariencia. Por eso, en esta España nuestra, gobierne la izquierda o la derecha, olerá igual a tiranía que disfrazarán de democracia para no tener que avergonzarse de sí mismos.

Por nuestro bien justificarán los mayores atropellos: con la disculpa del bienestar, las mayores insidias contra los derechos laborales (empezando por el más elemental de todos: el derecho a un trabajo digno), con la excusa de cuidar nuestra salud, las mayores villanías contra la libertad, con el pretexto de la educación, las mayores atrocidades opresoras, con la justificación de velar por nuestra seguridad, el más escandaloso atentado contra nuestras libertades cívicas, contra nuestra intimidad, contra nuestro derecho al honor, contra nuestra dignidad…

Yo, como el poeta romano Juvenal, creo que “el mayor crimen es preferir la vida al honor y, por vivir la vida, perder la razón de vivir”. Por eso es tan importante la rebelión cívica, la unión para lograr este impulso regenerador en la sociedad, agitador de conciencias con la simpleza de informar de forma veraz y crítica, porque, en el fondo, nos da fuerzas el deseo perenne en todo hombre de bien de tener buenas razones para vivir, y vivir para luchar por el sueño de que esas razones lleguen a ser una realidad tangible.

Mientras nos quede un soplo de aliento, viviremos con dignidad para denunciar la asfixiante falta de libertad que vivimos; aunque nadie quiera verlo, y sólo unos pocos locos repitamos cual “mantra” que en España nada, ni institución, ni sector económico o social alguno, funciona de una manera abiertamente democrática. Cada vez son más voces. Cada vez se dice más alto. Cada vez se pronuncia más claro.

Ya nos han tomado el pelo demasiados años. Nuestra fuerza es nuestra fe inquebrantable en la libertad, y por ello podemos decir, como Voltaire: “Proclamo en voz alta la libertad de pensamiento y muera el que no piense como yo”.

7.Publicado por F. Rubiales el 22/03/2010 20:03
Admirado y estimado Albatros:

Tiene usted razón en lo de la regulación. Estoy de acuerdo en que no es un pecado contra la democracia, pero siempre que se regule contra el caos y la injusticia, no si se hace contra la libertad y la democracia, como suele ocurrir en nuestro país.

Le pido permiso para retocar un poco su comentario, sin cambiar un ápice de su contenido y enfoque, para convertirlo en un post de este blog. Es, como siempre, bueno y de gran nivel.

Espero su contestación.

F. Rubiales


8.Publicado por Pepe Lotas el 22/03/2010 20:08
Contando con intervinientes como Albatros es una honra participar en este Blog. Hace un excelso canto a la Libertad, eso que, al parecer por estos lares narcotizados, sólo se estima al perderla. Y pienso en los efectos de la malnacida propulsora de la ley sinde y de su puñetero patrón, que pronto, por díscolos e incorrectos, nos mandarán a la policía política para que nos "enmendemos de nuestros desvaríos" por la Libertad

9.Publicado por Cataluña no es una excepción el 22/03/2010 22:27
dice que la única excepción es Cataluña, pero el fenómeno catalán es distinto porque es un caso de democracia degradada, tipo PRI mexicano, impulsado siempre por el nacionalismo extremo y por una casta política envilecida como pocas, que incluye tanto a la izquierda como a la derecha. ESTO NO ES CIERTO --> porque más del 40% de la población de Cataluña es de origen extremeño, andaluz o de Castilla Sur, subdesarrollados y por tanto simpatizantes en su gran mayoría del Psoe, y que votan Psoe por sistema, en su tierra de origen o allá donde estén, Cataluña. Y en Cataluña son 2 de cada 5. Por cierto, el Psoe tiene nuevo granero de votos en esa región, en breve se nacionalizarán miles de musulmanes que accedieron a la regularización con Aznar. Esto es lo que tiene ser un país atrasado donde conseguir la nacionalidad es cuestión de 10 años para los residentes no hispanoamericanos, esto es, para los africanos del Magreb o del África negra. Si la derecha gana en Cataluña (Ciu-PP) lo primero que debe hacer es exigir la modificación de la ley de nacionalización haciéndola tan exigente como la alemana o la suiza, y modificar de verdad la ley de extranjería para que junto al inmigrante trabajador no vengan la familia. Será un ahorro y una medida de protección de lo español frente a lo foráneo.

10.Publicado por Albatros el 22/03/2010 23:00

Mi querido Sr. Rubiales,

Agradeciendo su generosidad en los calificativos, extensiva a Pepe Lotas, a quien puedo devolver la honra que me hace, diciéndole que me enorgullece escribir junto a sus siempre interesantes opiniones, quiero poner de manifiesto que el uso, por su parte, de cualquiera de mis textos o expresiones, es considerado por mí, todo un honor.

Disponga, pues, como mejor le plazca, y reciba una vez más mi sincero agradecimiento por su impagable labor.

11.Publicado por Marc el 26/03/2010 00:41
y que tiene que ver el nacionalismo con la izquierda cuando hablas de Catalunya. Para tu información el psc no es un partido nacionalista, simplemente catalanista (y gracias).

Asdemás el nacionalismo no existiría si desde España se entendiera que no hay solo una lengua, una cultura y un sentido de país, sinó vario/as. El nacionalismo catalán es totalmente necesario para defendernos de los deseos uniformistas de una mayoría de españoles.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros