Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El inmenso poder de la utopía


Nota

Muchos mediocres, sumisos y cobardes, ante un objetivo ambicioso o un gran obstáculo, intentan descalificarlos diciendo "¡Es una utopía!". Esos pobres no saben que la utopía es la que ha hecho avanzar al mundo y la que mas engrandece a las personas. Sin utopía nunca derrotaremos a nuestros demonios, ni al independentismo catalan cargado de odio, ni a los políticos corruptos que han invadido el Estado, ni a esa cobardía del pueblo español que nos impide avanzar hacia la dignidad y la decencia.
---



Quizás el rasgo mas fuerte de nuestro mundo, mas que el imperio de la corrupción y la injusticia, es que ha renunciado a la utopía, lo que representa una actitud de cobardía y abandono. Detrás de esa renuncia están casi todos los fracasos: la corrupción, el abuso de poder, la injusticia, el despilfarro, la opresión... Renunciar a la utopía significa rendirse y conformarse con la pobreza reinante.

Muchas veces, cuando he pronunciado una conferencia sobre la verdadera democracia o he hablado en mis clases de que son posibles una política y un mundo distintos y mejores, alguien me ha dicho "Lo que usted dice es una utopía". Como ya sé que esa suele ser la reacción de los que tienen miedo ante los grandes retos, les lanzo la respuesta preparada: "Sin utopía, el mundo nunca habría salido de las cavernas, ni habría avanzado jamás; sin la utopía no habría libertad y seguiríamos siendo esclavos". Y después explico a la audiencia que lo importante no es llegar a la meta, sino intentarlo, que se hace camino al andar.

Cuando uno muere, en algún sitio deben preguntarnos ¿Y usted hacia donde caminaba en su vida" Algunos responderán que no caminaban y otros dirán que iban hacia ninguna parte o directo hacia el poder o el dinero. Los que respondan que caminaban hacia la utopía serán, con toda seguridad, los que merezcan un premio mayor porque, aunque es cierto que casi nunca habrán llegado a la meta, habrán sido esforzados y meritorios corredores que han empujado el mundo hacia el verdadero progreso.

En el caso concreto de España, donde nos han dividido, empobrecido y contaminado con odio desde el poder, la única vía para el cambio es la utopía de creer con firmeza y luchar por un gobierno decente y una sociedad mejor. El poder político es demasiado fuerte para poder cambiarlo sin la potencia transformadora de la utopía.

La última vez que me llamaron utópico con cierto desprecio es cuando explicaba a un empresario que hay que renunciar a hacer negocios sucios con la Administración, a pasar por la vergüenza de pagar comisiones y corromperse. Me respondió que yo era un utópico, que parecía que no estaba en este mundo y que pensar de ese modo es hundir a las empresa. Después me explicó que hacer negocios en Andalucía con el sector público significa, casi siempre, reservar un porcentaje para "lubricarlo".

Le respondí que mi empresa, una pequeña pyme que es la primera de su sector en Andalucía, nunca ha entrado en el juego corrupto y ha hecho algunos negocios con las administraciones públicas. Dando por terminada la conversación, me dijo: "Eso no te lo crees ni tu".

Y sin embargo es verdad. No todo lo que parece utopía lo es. A veces se trata solo de dificultades o de sacrificios que pueden superarse o de metas complicadas que pueden alcanzarse. La utopía es también una excusa para no emprender el camino del esfuerzo.

Algunos dirán que este artículo se parece a un sermón dominical lleno de moralina y quizás tengan razón, pero lo he escrito porque la situación de España es tan grave que solo se puede salir de ella a través de la utopía. Los demócratas españoles y la gente decente tienen que creer en las utopías de que vamos a expulsar a los sinvergüenzas de la política, que los que han robado van a ser finalmente castigados, que tendrán que devolver el botín, que la distancia que separa a ricos y pobres va a empezar a acortarse, que la Justicia va a ser pronto independiente e igual para todos y que nuestros dirigentes futuros serán gente de respeto, no rufianes mentirosos travestidos de demócratas.

Pero que nadie ignore el único rasgo de la utopía que es imprescindible es que hay que luchar para obtenerla. Sin lucha no hay utopía. Pensar solo en ella no es utopía sino un bonito sueño de hadas. Esa es la diferencia.



- -
Lunes, 21 de Septiembre 2015
Artículo leído 1327 veces




Comentarios:

1.Publicado por Antuan el 21/09/2015 07:46
Me ha gustado mucho hoy el artículo , no le quepa duda de que la educación y la utopía deben ser los motores del progreso.

2.Publicado por vanlop el 21/09/2015 11:27


Damos por sentada la utopía que ya ni nos fijamos en ella y si queremos avanzar de forma personal y luego, como ocnscuencia, de forma comunitaria tenemos que palicarla cada día. Pero se nos olvida. Es como el aire, ni nos acordamos que está ahí.

Claro que hay mucha gente que ha renunciado al avance personal y por tanto la sociedad retrocede. Porque cuando la sociedad no avanza, no es que se queda quieta, es que retrocede.

Es la característica de los tiempos de decadencia social, la gente se vuelve conformista y renuncia a la utopía. Luego vienen los listos y se lo llevan todo.

Además, los listos ya procuran desmoralizar a la sociedad para conseguir el conformismo. La utopía tiene mucho de rebeldía personal, es más bien un estado mental de lucha, que en la mayoría de los casos no se traduce en hechos.

-----------------------------------------

Dos cuestiones al margen.

El asunto catalán va como estaba previsto. Una gran agresividad por parte de los separatistas, con un discurso irreal pero abductor y un discurso va´cio y sin fuerza por parte de los llamados constitucionalistas. Mientras los separatistas apelan a los sentimientos (la utopía llevada por el mal camino) los otros apelan al dinero. Patético. Incluso un tipo se permitió decir que el gobierno no podrá frenar la secesión porque ni siquiera tiene ejército.

La otra cuestión es la de los refugiados.

Una vez pasados los momentos iniciales de sensiblería, la gente está comprendiendo el problema y se está produciendo un rechazo, en algunos casos muy evidente y el divorcio entre el pueblo y los gobernantes. Otra vez Alemania nos ha metido en un lío.


Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros