Voto en Blanco
Voto en Blanco
Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El gran error del rey Felipe VI


Nota

En su discurso ante las Cortes, el rey Felipe, preocupado por el futuro de la Corona, decidió halagar a los partidos políticos y pasar por alto de los profundos dramas de España, un país mal gobernado que cada día se aleja más de la democracia y que incrementa su balance de injusticias, abusos y corrupciones.
---



En su discurso ante las Cortes para conmemorar el 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas, el rey Felipe VI habló más de los "logros" del sistema, al que llamó "democrático" y no "partitocrático", que de los grandes déficits y dramas que sufre España, un país plagado de corrupción, impunidad, clientelismo, abuso de poder y otras lacras que el monarca decidió ignorar con la intención de ganarse a los políticos y poder seguir reinando.

El mayor error del reinado de Felipe VI es haber apostado por los políticos y no por el pueblo.

El rey, más interesado en ganarse el apoyo de los políticos que el de los demócratas y ciudadanos, relegados y con menos poder, ha silenciado las penurias del pueblo e ignorado que el balance de los últimos 40 años de historia de España está lleno de fracasos y que el sistema se aleja cada día más de la democracia para sumergirse en una dictadura de partidos políticos.

El joven rey, que tiene miedo de que la monarquía pierda el apoyo de los poderosos partidos políticos españoles y quede vinculada exclusivamente al Partido Popular, después del giro a la izquierda y el acercamiento a Podemos impuestos por Pedro Sánchez al socialismo español, optó por un discurso edulcorado, al gusto de una clase política que cada día está más alejada del pueblo, ignorando que el soporte más fuerte que puede tener la monarquía española es su vinculación a los ciudadanos.

Aseguran los expertos que en la Casa Real hay profunda preocupación por el deslizamiento socialista hacia la izquierda, hacia los postulados de Podemos y hacia un concepto de España "plurinacional", ajeno a esa España Unida que es el núcleo de la actual Constitución y cuya salvaguardia es el primer deber del rey.

El miedo a que los partidos abandonen la monarquía y a que la Corona quede vinculada solo al PP ha pesado tanto en el discurso del rey que borró del texto las obligadas referencias y condenas a los dramas profundos que tiñen de vergüenza la política española: injusticia, nula separación de poderes, corrupción, tamaño excesivo del Estado, deriva separatista en varias comunidades, descontento popular ante los abusos y privilegios inmerecidos de la clase política, impuestos desproporcionados, endeudamiento alocado, despilfarro, desempleo, avance de la pobreza, caida de la calidad de los servicios públicos y un largo etcétera que demuestran que el principal problema de España es precisamente el mal gobierno constante de esa clase política mediocre y escasamente democrática por la que el monarca apuesta.

Ojalá el rey no tenga que arrepentirse de haber perdido una gran oportunidad para reconciliarse con la democracia y con su pueblo. Haber preferido halagar los oídos y la conciencia de la clase política española, a la que el pueblo, según las encuestas, rechaza, desprecia y exige una regeneración que el poder niega, es, sin duda, una apuesta peligrosa y desentrañada.

Francisco Rubiales

- -
Jueves, 29 de Junio 2017
Artículo leído 1008 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 29/06/2017 09:36

Pero es lo lógico, uno tiene que apoyarse en quien tiene el poder de elevarte o bajarte. Y ese poder lo tiene la casta. El pueblo se dejó arrebatar ese poder hace mucho, si es que laguna vez lo tuvo.

El rey, eso de llamar joven a alguien que peina canas, aunque sea en la barba, tiene su aquel, siempre se definió como "republicano" y ateo y si tú no crees en algo, difícilmente los demás van a creer por ti. Un rey que coquetea con los partidos que se definen como republicanos y menos precia a los que aceptan la monarquía, no tiene demasiado porvenir.

Además, con la exquisita neutralidad institucional que practica, se está enemistando con todos, aparte que el "pueblo" no entiende muchas actitudes.

Supongo que todo está cuidadosamente estudiado para que cuando llegue el momento, la monarquía desaparezca sin ninguna lágrima sino más bien con alegría de la mayoría y si no se ha llegado ya a la república es por el miedo de la gente a que no haya ninguna figura que mantenga la cordura. Pero con su "exquisita neutralidad" resulta que cada partido hace lo que le da la gana y esto no funciona.

En estos años además, ha cometido algunos errores de bulto. Con su ateísmo manifiesto ha despreciado a los católicos, que son pocos, pero son casi los únicos monárquicos que hay. Las peleas familiares, en unos momentos en que la familia es el último recurso de muchos, tampoco ha contribuido a mejorar la imagen. Una reina que se declara republicana tampoco afianza los entusiasmos de los monárquicos. Son pequeños detalles, que por sí solos no suponen nada, pero en conjunto hacen mucho daño. Y eso se ve cuando llegan a algún evento, la gente se para un poco y luego sigue su camino, no hay la multitud o al menos el grupo de gente que cabría esperar.

La monarquía ha perdido el favor del pueblo. No importa pues son los que mandan los que ponen y quitan reyes, pero es muy triste que la gente se quede indiferente cuando no directamente en contra, con insultos incluidos. Supongo que no habrá en España una reina Leonor.

2.Publicado por vanlop el 29/06/2017 09:38

Una curiosidad o quizá no lo sea. La casa de Austria entró con Carlos y salió ocn Carlos. La casa de Borbón entró con Felipe y ¿saldrá con Felipe?


3.Publicado por Blogger el 29/06/2017 11:19
Es difícil que usted encuentre un análisis como éste en los medios españoles. Y sin embargo es el más certero. La Corona, angustiada porque sus bases se debilitan, apuesta por los partidos, donde reside el poder, y deja a un lado al pueblo, que es la gran víctima del sistema, a pesar de que sin pueblo soberano y protagonista jamás podrá existir la verdadera democracia, que los políticos siempre sustituirán por una dictadura camuflada de partidos. En España hay cientos de reivindicaciones populares, apoyadas por la mayoría de la población, que los políticos ignoran y se niegan a satisfacer: cadena perpetua para los corruptos que no devuelvan el botín, dimisión de los investigados por asuntos de corrupción, fin de la financiación pública de los partidos, Justicia independiente, partidos políticos con menos poder, limitación de los mandatos, diputados y senadores elegidos por el pueblo, no por los partidos, y que respondan ante sus electores, no ante las cúpulas de los partidos, fin del despilfarro, limites severos al endeudamiento, reducción drástica del tamaño del Estado, impuestos justos y no abusivos, recuperación del dinero entregado a los bancos, leyes que propicien la participación ciudadana en la política y un largo etcétera que libere a España de la profunda vergüenza que padece y del déficit en valores, principios, decencia, leyes justas y otras muchas cosas. La apuesta del rey por los partidos es un error o quizás algo peor. Tal vez un día no muy lejano se arrepienta de lo que ha decidido.

Francisco Rubiales

4.Publicado por pasmao el 29/06/2017 18:20
Excelente análisis y comentarios.

Lo peor de esta monarquía es que se supone que es la grante de la unidad de España. Y ni está por su unidad ni se la espera.

Caerá junto con el intento de secesión del corner noreste.

Probablemente antes o después habrá un intento de secesión, precedido de un gobierno rojo propiciado por Rajoy (para así lavarse las manos), intento con su proclama en el ayuntamiento, su referendum, que saldrá que si a la secesión, caerá la monarquía (esta vez si), seguido de un caos tal que el corner noreste se reintegrará, pero no la monarquía.

Ya pasó hace unos 80-90 años.

Solo que probablemente esta vez sin retorno.

Un cordial saludo

5.Publicado por Anro Libertché el 30/06/2017 03:13
LA MONARQUÍA ESPAÑOLA ESTA CUESTIONADA.

Sin lugar a dudas, el rey Felipe VI, se ha puesto al lado de la clase política mediocre y No junto a los demócratas y ciudadanos en general. Su discurso para conmemorar los 40 años de las primeras elecciones democráticas, lo tenía bien aprendido. Nada en su discurso ha sido espontaneó. Su apuesta por los políticos, sus partidos y por el inmovilismo, deja entrever la preocupación y temores de la Institución monárquica, ante los acontecimientos que se están desarrollando en España.

El joven rey es consciente que su reinado está cuestionado, al igual que es consciente que peligra la unidad de la nación. Los movimientos secesionistas y sus afanes por constituir Repúblicas independientes, añadido a los grandes espectros y masas de republicanos que existen en España, es un asunto pendiente de la que no es ajena la corona.

La monarquía como modelo de Estado, nunca ha sido refrendada en España, venia incluida, aceptada y aprobada en la carta Magna. Es decir, fue impuesta por el anterior régimen. Si o Si. Y lo quieran entender unos y otros menos, hay que reconocer que la Monarquía con el rey emérito Juan Carlos I y padre del actual ha dado estabilidad a este país en los últimos 40 años. Y aunque el rey no gobierna, sin embargo esta muy alejado de los graves problema que padecen los ciudadanos.

Las Monarquías todas siguen siendo un anacronismo en el mejor sentido democrático, por su cuestionada ilegitimidad, y por ser una Institución que en los tiempos actuales deberían reformarse y adaptarse conforme a las exigencias y reivindicaciones de los ciudadanos. Hay que reconocer igualmente que los países con monarquías son de los más avanzados del planeta, lo cual no desvirtúa su trascendencia y estilos de actuación y desarrollo poniendo de manifiesto clara vocación burguesa y aristocrática, con excesivos gastos superfluos y lujos, sin ejemplo alguno de austeridad, que a veces repugna y rechaza la mayoría de los ciudadanos, la decencia y la honestidad.

Personalmente, me importa un pimiento el modelo de Estado, me da exactamente igual una Monarquía, una República u otro régimen o sistema, siempre y cuando sean los ciudadanos los verdaderos y auténticos protagonistas y soberanos del mismo, su bienestar social, económico, y laboral etc. Si bien me inclino por modelos de Estado, elegido en Referéndum por la soberanía popular.

Por ello, la máxima representación del Estado, y la figura que encarna, no solo debe dar ejemplo en todas y cada una de sus actuaciones, como si de un ciudadano más se tratara, sino que tiene que demostrar que es un servidor más, con los justos, honestos, y adecuados favores y privilegios que le otorga su cargo. El actual rey Felipe IV, no solo decepciona a millones de ciudadanos, por estar al lado de políticos corruptos y perversos sino que ha demostrado ser un heredero oportunista, con nulos principios, y discursos verdaderamente democráticos.

Un saludo

.













Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros