Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

El adefesio del 78


Nota

Cuando un país como España puede ser llevado hasta la ruina por su mal gobierno sin que los ciudadanos puedan impedirlo, entonces está claro que tiene que cambiar su Constitución y establecer controles y cautelas cívicas y democráticas que limiten el poder del Estado.
---



El adefesio del 78
La situación de España, en peligro real de hundirse en la ruina moral y económica y en riesgo evidente de romper sus lazos como nación, es tan grave que ya hay que decir la verdad: necesitamos una Constitución distinta, que permita al pueblo expulsar del poder y castigar a los responsables del desastre. La Constitución de 1978 es la que ha permitido el actual drama y la que impide que los culpables del desastre sean castigados.

Ha llegado la hora de hablar claro, de romper viejos tabues y de asumir con responsabilidad democrática que la vigente Constitución Española de 1978 es un "adefesio" injusto e insano que ha consagrado la desigualdad, dificulta la convivencia, blinda la partitocracia, impide que miles de delincuentes con poder sean encarcelados y cierra el paso a la verdadera democracia.

La actual Constitución española permite desmanes y abusos por decenas de carencias y grietas. Sin que la Constitución lo impida, el Estado puede llevarnos a una guerra como la de Irak, en contra de la inmensa mayoría de los ciudadanos, o negociar con ETA en contra de la voluntad popular, o cerrar un Estatuto de Cataluña que rompe la igualdad y la solidaridad, claramente rechazado por los ciudadanos. La Constitución permite también la corrupción que ha invadido el tejjido político y productivo de España e injusticias como que el Estado sea el peor pagador del país y arruine impunemente a miles de empresas privadas, a las que debe más de 32.000 millones de euros. A la carta magna, redactada cuando la sociedad española, después de una larga dictadura, estaba enamorada de los partidos políticos, le faltan defensas frente a los abusos de un poder que, amparado en que ha sido elegido en las urnas, puede actuar sin cortapisas y con casi plena impunidad.

Durante años, los políticos han alabado y mitificado una Constitución española de 1978 que les beneficiaba y les ha servido para convertirse en una casta privilegiada de nuevos amos, con poderes y fueros incompatibles con la verdadera democracia, similares a los que tuvieron en el pasado absolutista la nobleza y el clero. Los políticos han ocultado cuidadosamente que el adefesio constitucional es tan desequilibrado que nos ha llevado hasta donde hoy nos encontramos, hasta una dictadura de partidos políticos legalizada en las urnas, de la que emerge un gobierno sin controles ni frenos democráticos, que puede hacer lo que quiera casi con plena impunidad y que ha dado a luz un Estado monstruoso, insostenible, imposible de financiar sin tener que desplumar previamente a los ciudadanos con impuestos injustos, con una metástasis autoritaria y centrífuga incontenible, que genera privilegios e injusticias sin parar, que ha multiplicado por tres el número de sus funcionarios y enchufados en apenas un cuarto de siglo, compuesto por administraciones públicas poco competentes, enfermas de obesidad e infectadas de un sin fin de déficits democráticos y dramas éticos.

El adefesio del 78 ha logrado, en menos de tres décadas, que la democracia se desprestigie y ha llevado en volandas a los políticos españoles hasta el paraíso del poder incontrolado. También ha hecho posible que los partidos políticos se transformen en superestructuras de poder incontenibles, que se han apoderado del Estado y que, de hecho, subyugan a la ciudadanía. La sociedad civil independiente, contrapeso imprescindible en democracia, no existe en España porque ha sido ocupada y asfixiada por los partidos políticos. Tampoco subsisten otros controles y frenos ideados por las filósofos políticos del pasado para equilibrar el poder político, como son la separación de los tres poderes básicos del Estado (Judicial, Legislativo y Ejecutivo), todos ellos infiltrados, dominados y corrompidos por los partidos políticos españoles, como una prensa independiente y crítica, capaz de ejercer el imprescindible y saludable ejercicio de la vigilancia y fiscalización de los grandes poderes.

Otros dramas amparados por el texto del 78 son la marginación del ciudadano, que pierde su soberanía un instante después de depositar su voto en las urnas y no la recupera hasta cuatro años más tarde, cuando puede votar de nuevo, y la corrupción que infecta la vida política y social española, que permite, entre otros muchos dramas, la utilización de la ley para beneficiar a los amigos y para aplastar a los adversarios y el enriquecimiento injustificado y veloz de miles de políticos y cargos públicos.

La más contundente prueba de que la Constitución de 1978 es un adefesio inservible es que ha permitido que España llegue hasta donde hoy está sin que ningún político sea responsable del desastre ni tenga que pagar por ello. Con sus cárceles atiborradas de delincuentes, con miles de poderosos gozando de una práctica impunidad, con sus grandes valores destruidos, con la ciudadanía asustada, con la libertad coaccionada, con su prosperidad arruinada y con partidos extremistas pequeños, verdaderas maquinarias disgregadoras que apenas cuentan con un puñado de votos, imponiendo sus tesis y sus miserias a toda la nación, sólo porque unos políticos ambiciosos y sin freno democrático quieren el poder a toda costa, la Constitución no ha servido para frenar ni la injusticia, ni la más triste decadencia.

Esta España que se desmorona ya no es un país para cobardes, ni un sitio donde los tabues y las mentiras del poder puedan seguir aplastando la libertad de criterio y el buen juicio ciudadano.

Aunque sólo sea porque ha permitido que España haya arruinado su democracia y se haya convertido en el país líder europeo en desempleo, fracaso escolar, coches oficiales, prostitución, borracheras, aborto, consumo de drogas y crecimiento de la delincuencia, la Constitución de 1978 no nos sirve.


   
Viernes, 20 de Marzo 2009
Artículo leído 982 veces




Comentarios:

1.Publicado por Otro el 20/03/2009 12:25
Yo también creo que la Constitución es mejorable... y quién no? Todo español cree que la Constitución debería cambiarse en uno y otro sentido: algunos creen que es demasiado centralista, otros creen que es demasiado federalista, unos creen que debería ser menos intervencionista y algunos otros creeen que debería ser más laica, o republicana, o muchas otras cosas. Todo el mundo cree que la Constitución debería cambiar aunque fuera un poco... pero la grandeza de la Constitución es que ha conseguido aguantar sin apenas cambios durante treinta años. Dada la historia política de España, donde las dos Españas se han pasado décadas tirándose constituciones a la cabeza (o debería decir a la garganta, por aquello del "trágala!"?) esto es un logro mayúsculo.

Yo soy partidario de constituciones pequeñas, que regulen el marco jurídico y los derechos fundamentales y poco más. Me gusta el modelo americano, en que la constitución cabe en un par de folios. Una constitución tal no puede prevenir la corrupción, ni evitar cualquier abuso de poder; son los ciudadanos quienes deben estar siempre vigilantes de que el sistema funcione, como decía Lou Marinoff. El mejor estado no es el que tiene la constitución más larga ni el mayor número de leyes, sino todo lo contrario.

El problema en España no es la Constitución, que bastante bien está. El problema en España son los españoles, que no tienen conciencia de ciudadano sino más bien de borrego, que no tienen conciencia de persona libre sino de miembro de un rebaño; y esperan ciegamente a que venga un buen pastor para guiarles a la felicidad, en vez de luchar por ella.


2.Publicado por Afrispano el 20/03/2009 12:29
No se puede hablar ni mas limpiamente ni mas claro que cuanto se dice hoy en el articulo que antecede. Qué dios o dioses juzgaran un dia a esta c aterva de sinverguenzas bipartidistas?, los cuales, estoy seguro, que cuando vean la cosa MUY MALA, Y PORQUE EN EL FONDO SON REMATADAMENTE COBARDES Y CANALLAS, huiran como ratas y con el botin a cuestas, hacia un exilio dorado, sin que nadie se lo impida, cuando en justicia deberian de ser juzgados por sus fechorias y encarcelados a cadena perpetua.

3.Publicado por Pepe Lotas el 20/03/2009 13:33
Otro magnífico artículo, valiente y crudo, que lee en nuestro pensamiento.
Efectivamente, esta constitución (con minúsculas) no nos sirve. Y para demostración me remito a lo aludido en el artículo. Repasemos los "logros" obtenidos e inmediatamente se desvela su ineficacia y la degradación producida.
Ahora queda un largo camino para desalojar a los "parásitos sociales", que se resistirán...
Pero hay que conseguirlo, sin desfallecer.
Ánimo

4.Publicado por pasaba por aquí el 20/03/2009 15:09
JUEVES 1 DE MAYO DE 2008
La teoría se ha hecho carne (y se hará sangre)
A la luz de las actuales circunstancias políticas de la Nación española, algunos comentarios efectuados hace algún tiempo en diversos blogs cobran ahora una dimensión más inteligible y quedan consagrados como diagnósticos acertados. La hipótesis inicial, propuesta hace unos años, presentaba el siguiente esquema:

-Las actuales turbulencias políticas en España provienen de un choque entre dos haces de intereses fundamentales. De un lado, el vector donde confluyen castas autonómicas y gobierno central de la monarquía; de otro, el vector interesado del grueso social de la Nación.

-Todas otras consideraciones políticas estarán incluidas en ésta, sin constituir nada más que un acompañamiento “folklórico” y secundario a la contradicción fundamental enunciada antes.

-Los partidos políticos oficiales entrarán en crisis toda vez que no representan fielmente las verdaderas fuerzas en presencia, sino que son reminiscencias de una situación “normal” que la realidad, incluso política, ya ha superado con creces.

-La lucha y las observaciones teóricas dejarán de tener una importancia autonómica y tenderán a concentrarse en el papel del Estado, a la vez que los partidos políticos oficiales se precipitan por un camino de de autonomización, que corresponde a la verdadera representación de las fuerzas existentes. De esta forma, el PSOE se aliará con cualquiera en cada feudo nacionalista -que es decir regional-, y otro tanto el PP, tendiendo a defender sus privilegios locales. La Nación no interesa a ninguno de ellos.

-Los grandes partidos políticos nacionales no van a solucionar el estado de la Nación; no quieren ni pueden. Al contrario, hacia el final de esta primera fase de la revolución española, se verá que ambos partidos son enemigos de la Nación y declararán abiertamente su impotencia y traición política.

-Los presupuestos ideológicos y sus conclusiones, manejados por los comentaristas políticos, se basan en prejuicios inútiles o en análisis en un laboratorio caduco. Poco a poco irán comprendiendo la naturaleza del problema, porque la realidad se hará más y más clara, tanto a través de los hechos como por los dichos de los responsables políticos. Todo el acostumbrado catecismo basado en Derecha/Izquierda, Constitución/Elecciones, Centralización/Descentralización, Votos/Leyes… es insuficiente o falso, fracasando todo intento que los presuponga, sea de pensamiento u organizativo.


Lo que hemos vivido desde hace un lustro es el desarrollo de este proceso y sus diferentes etapas de ajuste al esquema previsto. Así, la exigencia de democracia ha subido desde la formación de un partido ciudadano en Cataluña hasta anidar en las bases del PP; desde la exigencia de derechos por las calles autonómicas, hasta el micrófono del mismísimo Congreso de los Diputados; desde la clandestinidad hasta la televisión. Han pasado unos años de lucha que suponen el indudable preludio de mayores y más victoriosas batallas.

Estos momentos de silencio y de aparente calma, están insertos en la curva oscilatoria de un péndulo que se mueve en cada instante hacia arriba, hacia el cenit apoteósico del movimiento ciudadano. Se explican entre dos sensaciones: la incredulidad y el asombro, pero es una cadencia conocida y que al final siempre eleva el grado de furia social. En una de estas se derramará el vaso que contiene la calma chicha. Por otra parte, aún en los momentos más turbulentos de una marea político-social, siempre hay una porción social que se lo pasa bien con las diversiones a mano y no se entera de lo que tiene ante las narices.

Lo interesante ahora de acuerdo con la validación del análisis, es la cimentación de la tesis y sus consecuencias inmediatas. Es inevitable que la solución en España provenga de una insubordinación popular a este Estado. Cualquier fuerza oficial está en contra de la sociedad (analogía con 1808). Esa rebelión será brusca o por partes, pero su objetivo no puede ser otro que acabar con el régimen monárquico porque ya no puede pararse en mitad del camino. Y esta convicción es la que debe animar a los genuinos ciudadanos porque cualquier otra es falsa.

La historia tiene sus paradojas y ahora encaja mucho mejor la pregunta de la transición: ¿Reforma o Ruptura?, y además está respondida ya por la propia realidad.

Juan Pérez
Nacionalista español
Mayo 2008
Publicado por Marcapola en jueves, mayo 01, 2008 0 comentarios
Etiquetas: Teoría política


5.Publicado por Lucio del Campo el 20/03/2009 16:27
Bueno, no sean tan negativos hombres, aunque sea por un día tomen sólo cinco minutos de cada veinticuatro horas y piense bien (en +). Siempre hay actos positivos, a cada instante.

Por ejemplo un acto positivo de nuestros políticos en las últimas horas ha sido el anunciar la retirada de las tropas españolas destinadas en Kósovo. Esto es positivo porque una vez más nuestros políticos le demuestran a los mamonazos de EE.UU. y de Europa, que si ellos pueden tomar determinaciones UNILATERALES, el gobierno soberano de España también las puede tomar, máxime en una provincia de Serbia que ilegalmente se ha declarado independiente con el apoyo interesado y no consultado al resto de aliados, de EE.UU. GB y otros mandamaces unilateralistas cuando les conviene.

6.Publicado por Pepe Lotas el 20/03/2009 18:44
Amigo Lucio del Campo: Es de admirar tu anhelo por la reducción de tropas, pero me permito advertirte de que, tal como ya está planeado, en cuanto regresen y tras "ir al lavabo", estas tropas salen de nuevo hacia Afganistán. Un destino acorde con el "buenismo" del tamdem Chacón-Zapatero. Allí van en "misión de paz" y a hacerse amigos de los talibanes. Si luego se tuerce la cosa, pues habrá sido un "accidente".
Estos impresentables que allí les mandan, y que restriegan a su grey lo de "la guerra de Irak", son así.

7.Publicado por sin constitucion el 20/03/2009 19:30
¿constitución?¿que constitución?, En España no hay tal cosa. Para que haya constitución debe haber separación de los poderes del estado, que es la garantia de los derechos de los ciudadanos, (art 16 de la declaracion de derechos del hombre y del ciudadano), y en España solo hay un poder único, el ejecutivo que domina al legislativo y al judicial. Lo demas es literatura barata. Dice el articulo que los ciudanos son soberanos el dia de las elecciones y eso es una falsedad ¿acaso pueden elegir al presidente ? ¿quiza a sus representantes en el parlamento? en absoluto, los representantes son elegidos por los jefes de los partidos que son los que hacen las listas y dudo mucho que nadie de los que vota ni tan siquiera sepa a quien vota.

8.Publicado por hector el 24/03/2009 23:33
Por supuesto que el estado democrático de derecho es un fraude...

¡Siempre lo fue! No veo el por qué alarmarse tanto ahora....

La sociedad de bienestar está construida sobre un inmenso castillo de arena, y por supuesto el sistema de poder que lo a hecho posible es "el estado de derecho..."

Por supuesto que este Castillo de Arena Gigante, que es toda lo sociedad occidental e industrializada, un día se va a terminar por desmoronar por completo... Por ahora lo que estamos viendo son sólo unas pequeños síntomas de que esta sociedad basada en la ficción comienza a desmembrarse, incapaz de aguantar el peso sus propias mentiras y engaños.

Vivimos en una sociedad decadente y enferma. Donde los verdaderos valores humanos se han perdido. Donde la estupidez, el materialismo, la ignorancia, el narcisimo, la vanidad, el egoismo, la violencia, la envidia y una infinidad de males acaparan las mentes y cerebros de esta sociedad enfermiza, media esquisofrénica que no sólo es incapaz de darse cuenta de la sinrazón en la que se vive, sino que por encima se engaña a si misma para no tener que ver la auténtica realidad y no querer aceptar "las miseria de ser humano" en la que el hombre se a convertido.

Vamos al colapso de la civilización y la naturaleza...

Hasta el planeta agoniza de este virius letal que ha llegado a convertirse y proliferar que es el ser humano...

LO PEOR NO ES QUE ESTA SOCIEDAD ACABE POR DESTRUIRSE A SI MISA...

LO PEOR ES QUE EL SER HUMANO VA CAMINO DE LA DESTRUCCIÓN DE LA VIDA Y NATURALEZA EN EL PLANETA TIERRA.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros