Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

DESPRECIO A LOS INTERLOCUTORES


Nota

Reproduzco hoy un artículo publicado el 27 de agosto de 2010 en las páginas de opinión del ABC de Sevilla, que me fascinó. Está firmado por Francisco Pérez Valencia, pero podría haberlo firmado yo mismo, ya que las tesis que el autor defiende coinciden con las que defiendo en mis libros y desde la tribuna de este blog "Voto en Blanco", que pretende ser un antídoto contra el sueño, la cobardía y el abandono.

Pérez Valencia dirige una "Universidad Emocional" que es un ejemplo de ética y solvencia humana aplicada a los negocios y a la vida. Por fortuna, la formación que esa universidad imparte se está abriendo camino y está aportando su grano de arena a la deseada regeneración de la sociedad española.

La rebeldía tiene que resucitar porque si no lo hace, España terminará por morir, víctima de la parte más pobre y de peor calidad de la sociedad española, que, desgraciadamente, ha tomado el poder.

Francisco Rubiales
---



El autor
El autor
La voz de los que podrían dar argumentos (de esperanza y contestación) en estos momentos de desazón está silenciada. Ahora, cuando más falta nos hace tener referencias para reencontrar un rumbo, para mantenernos esperanzados y para soñar un futuro, nos faltan intelectuales que nos recuerden nuestro lugar en el mundo y que nos empujen a recuperar la rebeldía.

Hace mucho tiempo que el papel del intelectual se diluyó entre los premios que deparaba el poder. Sometidos, tratan de agradarle de cualquier forma para obtener las prebendas, para mantener el sitio o para que se les otorgue miserables migajas a cambio de una pequeña mordaza.

En estos últimos tiempos se produjo una brecha generacional en nuestra ciudad, como en el resto del país, porque los que aspiraban a cambiar el mundo en la década de los ochenta ahora son los mismos que inmovilizan todo eco de libertad, instalados en los tronos que decían combatir; ahora son los que, sentados en ellos, toman las decisiones y saben hacerlo muy bien para disfrutar de las heces que ellos mismos defecan, las heces del poder.

Lo sé porque yo he vivido en las cloacas; sé todo lo que importa la cultura para quienes la manipulan queriendo rentabilizarla al precio que sea, lo sé porque, a pesar de todo, soñé que podría ser el peaje para edificar ese mundo humano y social, comprometido con los afectos y los sueños. Lo sé porque aún tengo claro cuál es mi lucha.

Desde el poder se nos dice que la crisis financiera es la causa de todo, de la desaparición de la calidad, de la cultura solidaria y honesta, del mismo arte como vehículo fundamental para sentirnos hombres libres. Esta excusa es lo suficientemente penetrante como para no evitarla, porque convencer a los ciudadanos no es difícil, basta con repetir una y otra vez las mismas razones, ciertas o no, para calar en todos, para convencernos y llevarnos a una desorientación total.

La nula reacción de la ciudadanía les hace pensar a estos interlocutores del poder que son el poder mismo, incluso, que hacen lo que deben. No hay conciencia crítica. El espectáculo de la cultura, la creación sodomizada por las subvenciones y el intelectual mutilado por una limosna de acomodación. Éste es el escenario.

Lo primero que debemos hacer es despertar, liberarnos de la caverna. Se empeñan en decir cómo es la realidad. ¡No creedlos! No es como la deforman, no puede ser que el esfuerzo de tantos talentos a lo largo de nuestra pequeña historia, quede inmovilizado por la subordinación a lo establecido. Después de un Camus o de un Pasolini no pueden impedir que algunos podamos elegir qué pensar y cómo vivir, aunque ello nos relegue al desinterés oficial y, por extensión, a la visibilidad. Han dejado que el intelectual se pierda entre los menudeos del mercado, entre derechos y beneficios. Pero han de saber que no todos pensamos que la creación es una mercancía, porque el arte es de quien lo hace suyo, no de quien lo paga.

La repugnancia a entrar en este juego político y servicial es lo que me empuja a decir cosas como éstas, aunque ellas me creen mayores distancias con los que parecen poderosos, pero ello no merma mi resistencia, la empuja, como la de muchos, muchos más de los que ellos creen. Espero juicio sumarísimo por rebelión, incluso el saludo, pero es mucho peor soportarme a mí mismo siendo condescendiente con este juego a hacer cultura.

Los recortes de los presupuestos destinados a cultura y, con ello, el cierre de espacios de cultura contemporánea en nuestra ciudad no debe aplacarnos, todo lo contrario, nos obliga a cuestionar el sistema mismo hasta lo esencial: el arte, la cultura, no está al servicio de quien la pague, sino de quien la viva. Nuestra respuesta debe ser intensamente individual desde nuestra perspectiva única de seres vivos e independientes, con nuestro trabajo, aquel que nace por necesidad de expresar este mundo, no de satisfacer encargos institucionales.

De nada servirá la queja si es para volver al mismo sitio. El arte más honesto es la expresión del hombre libre. El bufón llora la pérdida, el francotirador ama la soledad.

Francisco Pérez Valencia

Pulsar para acceder al artículo original, en ABC

Pulsar aquí para acceder a la página de la Universidad Emocional

Pulsar aquí para visionar interesante vídeo sobre la Universidad Emocional que ha creado Pérez Valencia

- -
Jueves, 2 de Septiembre 2010
Artículo leído 1390 veces




Comentarios:

1.Publicado por candidolav el 02/09/2010 10:07
En andalucía la ausencia de alternancia politica=la instauración de la ineptitud
(la lectura de los curriculums de presidentes,consejeros y diputados es estremecedora.....) ha traido consigo la instauración del mafiosubsidio.
El somentimiento de la intelectualidad y la creación artística al poder que denuncia el autor se ha extendido desgraciadamente a casi todas las estructuras y organizaciones.
La universidad, las organizaciones empresariales, la prensa.... todo todo todo
esta infectado del filomafiosubsidio
Creo que el mayor logro del sociosindicalismo es haber generado en apenas 30 años una nueva casta social. La de ellos mismos. Y no es baladí ni inocente.
Las consecuencias no solo afectan a nuestro reciente miserable pasado , sino al inminente futuro. Nuestro drama andaluz es que esta casta de garrapatas ha conseguido que tras el señoritismo andaluz tan solo haya quedado el señoritismo politicopublicosindical. No hemos generado una clase media.
Hemos vuelto a primeros del xiglo XX pero con la desgracia de haber permitido la instauración de la republica de los necios y corruptos( se han colocado de forma vitalicia a si mismos en miles puestos publicos y semipublicos ) y cuaquier intento de sanear la sociedad pasará obligatoriamente por el conflico social.
Las ratas y su maldita estirpe de vagos,mentirosos y chorizos no van a renunciar a lo que han conseguido. Para hacerlo pacificamente habría
que cambiar las leyes y tener un lider politico que quisiera inequivoca
y generosamente propugnar una regeneración. Dado que la alternativa
en andalucia es otro funcionario vitalicio sin ideas ni proyecto..... me temo
que el cambio solo se dará cuando lleguemos a lo más hondo de la miseria y la degradación. Malos tiempos.... y especialmente malos en Andalucía.

Si hay en alguna zona de España todavía alguna zona menos degradada que la mía... que vayan leyendo Rebelión en la Granja y no comenta la misma
insensatez que hemos cometido en andalucía... de regalarle nuestros destinos a lo peorcito de nuestra tierra.

2.Publicado por Agar el 02/09/2010 12:19
He visto el video de la entrevista a Francisco Pérez Valencia y me parece una iniciativa muy interesante y necesaria; el mundo empresarial y los ejecutivos en su mayoría carecen de sensibilidad, de empatía, el único objetivo que persiguen es la producción siempre en aumento, y si para ello hay que machacar al trabajador se hace, es más algunos individuos creen que la única forma de conseguir que se cumplan los "objetivos" es presionar e incluso humillar públicamente a quien debe producir.
No digo más pero todos recordamos la oleada de suicidios que se produjo, no recuerdo exactamente en qué fecha, entre personal de una empresa de telecomunicaciones en Francia. Y sin llegar a esos extremos tengo la referencia cercana de una persona, no es la única, que cayó en una fuerte depresión ante las presiones que incluso llegaban a insultos personales delante de otros compañeros, por parte de un individuo impresentable que creía que así su producción aumentaría, y ese no era un caso aislado, la misma técnica se empleaba con el resto de la plantilla; no sé de qué lumbrera puede partir la idea de que haciendo que la gente se sienta mal va a conseguirse mayor producción, pero esa es la técnica que se emplea en algunas empresas de seguros, telefonía móvil...

Creo que este de la Universidad Emocional es un nuevo enfoque distinto y muy necesario y ojalá sea una iniciativa ampliamente difundida y seguida.

En cuanto a "la casta" aquí en Andalucía voy a contar un pequeño comentario muy ilustrativo de la situación que aquí se vive.
Sucedió hace dos años en la feria de Jerez , ante la llegada haciéndose notar visiblemente de miembros de la junta creo recordar que acompañados de miembros y miembras del ayuntamiento, todos adecuadamente enchaquetados, luciendo amplias sonrisas y con la actitud de superioridad que es habitual ,dos conocidos míos cruzan entre ellos las siguientes frases:

"¿Qué te recuerda esto?" a lo que el otro responde sin dudar un momento:"es lo mismo que cuando hace tantos años los señoritos llegaban a la feria"

Y eso es exactamente, son los nuevos amos del cortijo.

3.Publicado por Newmann el 02/09/2010 17:17
Lo que cuenta Francisco Pérez Valencia refleja el cambio profundo en el pensamiento que se ha apoderado de nosotros, y que no sólo afecta al mundo del arte.
El autor del artículo confiesa haber pretendido ”edificar un mundo humano y social comprometido con los afectos y sueños”, y no puedo evitar pensar que su queja es la consecuencia lógica de forzar la utopía por decreto. Algo a lo que parecemos no renunciar, aunque abordemos el asunto desde el ángulo opuesto.
A la vista está, que los cargos públicos han hecho bien su trabajo, la mentalidad predominante así lo demuestra, pero no hay que pasar por alto cómo lo hemos hecho los ciudadanos, porque opino que no somos inocentes, y porque sólo nosotros podemos dar la vuelta a esta situación. Esperar un virtuoso estadista que regenere la situación no deja de ser otra bienintencionada utopía, destinada a sociedades menores de edad.
La esperanza en “un mundo feliz” nos ha exigido la cesión de nuestra libertad, y gustosamente la hemos entregado, abrumados por la responsabilidad personal que ésta acarrea. Hemos justificado los medios por un fin que no existe, y ese es el verdadero peaje que hemos pagado para poder vivir en un mundo perfecto. Algo de lo que muchos “vivos” han sabido aprovecharse. La recesión actual, con su bofetada de realidad, debería habernos conducido a retomar las riendas de nuestro destino, pero paradójicamente, lo que parece pedir la mayoría es una ampliación de las competencias de los organismos públicos, para sacarnos del problema. Es decir, vamos a seguir pagando por un producto inexistente a unos conocidos estafadores.
Entre otros muchos lamentos, aburre escuchar a todos los arrepentidos votantes del PSOE y aburre aguantar las críticas a los mercados internacionales por su capitalismo salvaje. Nadie nos ha obligado a votar, ni nos han puesto una pistola en la sien para que compremos casas a precios desorbitados o BMW a nuestros hijos, como tampoco nos obligan a muchas otras cosas. Pero seguimos negándonos a ver que no tenemos porque comprar la filosofía que nos venden, porque en el fondo nos resulta bastante cómoda.
Cómo leí hace poco, los políticos hacen lo que hacen porque pueden, y pueden porque les dejamos.
Y candido, eso no sólo ocurre en Andalucía.

4.Publicado por candidolav el 02/09/2010 20:36
Newman creo que ha acercado ud. el dedo a la llaga a riesgo de que le salgan ampollas. Desgraciadamente no tengo los conocimientos necesarios para poder aconsejar un modelo de sociedad. Mi decepción por el mundo que le dejo a mis hijos me va forjandouna opinión (subjetiva como deben ser las opiniones)
Nacido en los 50 creo que pertenezco a una de las 5/6 generaiones que han soñado con una utopia. Que si racionalizo lo que ha significado en la 2ª mitad del XXel estado del bienestar europeo y la socialdemocracia debo aceptar que ha sido un modelo que tan solo ha beneficiado parcialmente a 250 millones de personas ?que % del total de seres humanos ?? y que el modelo ni siquiera probablemente supere un siglo en la historia del hombre.
Y como creo dice Newman ,colectivamente en España en lugar de revisar los aspectos negativos de lo que hemos vivido, estamos acelerando el paso para encontrarnos con nuestros errores como sociedad. Ojalá tuviera yo una solución... o una propuesta digna de ser oida. No la tengo. Lo que si
creo haber aprendido, es que cuando una sociedad no intenta mejorar no se queda en el mismo sitio, sino que retrocede y se degrada. Nuestros padres trabajaron y se esforzaron en la esperanza de que nosotros sus hijos fueramos mejores, estuvieramos más educados y vivieramos mejor que ellos. Me temo que nosotros hoy tan solo aspiramos en el mejor de los casos a que nuestros hijos no vivan peor que nosotros.
Y seguramente, bienintencionadamente pero equivocadamente hemos expuesto a nuestros descendientes a un cambio de modelo para que el que
muchos de ellos no esten preparados. Probablemente sean además los mejores(más honestos y más trabajadores) los que estén más indefensos ante el cambio radical de sociedad que nos espera en España. Si además la albanización no es patrimonio de Andalucía..el futuro es cuando menos preocupante. En el corto y medio plazo en nuestro País me parece que tan solo funcionarios,sindicalistas blindados y economia sumergida vayan a tener garantias de continuidad.
Recuerdo que con 20 años en Suiza trabajando en verano, mi compañero
de cuarto (un camarero italiano bastante mayor que yo) me sorpendió diciendome a mediados de més... a partir del día x... ya no voy a trabajar más
hasta el més siguiente. Y me explicó que como a partir de x ingresos subía
los impuestos etc etc... él para pagar impuestos no trabajaba.
He vuelto ha recordar recientemente esta experiencia, cuando pienso en mis hijos.... y creo que si sigue aumentando la presión de lo publico,pasivo y subsidiado... mis hijos si no consiguen hacerse funcionarios,sindicalistas o
vendedores en mercadillos... sencillamente se tendrán que ir a otro pais, porque gelipollas no son. Y supongo y espero que la formación que le hemos dado a muchos de nuestros jovenes les permita ver que tocomocho que estamos viviendo. No obstante el ser humano tiene una capacidad inimaginable de adaptación y al final esa es la regla de oro de nuestra propia naturaleza... adaptarse o desaparecer.

5.Publicado por Águeda el 03/09/2010 11:43
Desde que el mundo navega,
en universo ya puesto,..
existen con muchas caretas,
los inútiles de proyectos.

Como en la linea que llevan,
no encuentran rumbo en salidas,..
se burlan mientras esperan,
y nos causan más intrigas.

Las olas que ya se muestran,
ocultan días amargos,..
que desde el fondo ya esperan,
y se proyectan en ogros.

Recoge la mierda que dejas,
no siembres miedo en continuo,..
que aquello que ya se detecta,
te muestra tal vagabundo.

ZAPATERO NAUSEABUNDO.

http://www.youtube.com/watch?v=Tbtv2uBWMJ4

Un saludo,..

6.Publicado por Newmann el 03/09/2010 17:03
Candido,
permítame decirle que yo no me decepcionaría por constatar que tenemos debilidades. Esa es la falacia que nos cuelan de rondón: que somos buenísimos, que la sociedad nos pervierte (omitiendo decir quienes la formamos) y que un mundo perfecto es posible mediante el control de esa sociedad. Tentador, pero sencillamente falso.
Abstrayéndonos de todos los fenómenos en que esta ideología se manifiesta, creo que esta mentira ha tenido dos consecuencias fatales. Una es que ha neutralizado cualquier mecanismo para prevenir y corregir desviaciones individuales (¿para qué?, si son imposibles). A parte de aplicarse convenientemente en el mundo de la política, esta es una tendencia clara en educación y en la política penitenciaria y familiar. Se aplican medidas sociales para encauzar problemas colectivos, pero no se corrige eficazmente al individuo, es decir se saca la responsabilidad fuera de las personas.
En segundo lugar, el buenismo ha instalado el virus de la desesperanza en nuestro disco duro y cuando la vida nos enfrenta a la cruda realidad, nuestra reacción es de estupor, ira y finalmente de descreimiento. Obteniendo en todas las fases el mismo resultado: nada cambia.
Por otro lado, aunque suene a paradoja, yo me inclino por el optimismo. La Historia reciente nos demuestra que los intentos de imponer falsedades totalitarias, bajo el disfraz de una sociedad ideal, han terminado fracasando. El que nos oprime ahora es especialmente sutil, pero observe la resistencia que opone cada vez más gente, e internet es una buena prueba de que no es posible controlarlo todo.
Sobre nuestros hijos, qué voy a decirle que no sepa antes que yo. Los de un compañero de trabajo llevan unos años trabajando fuera de España por propia voluntad, y no sabe usted la envidia que me dan.
Un saludo

7.Publicado por candidolav el 03/09/2010 18:03
en relación con el fracaso colectivo de nuestra sociedad... me permito adjuntarles las opiniones que desde Francia tiene al Sr Attali. No puedo ni ensalzar ni criticar sus opiniones (no estoy preparado ni tengo formada opinión) pero si me parece que su trayectoria le da una perspectiva superior a la de muchos para poder opinar.
Me parece interesante la perspectiva que se tiene desde otros paises europeos, porque a fin de cuentas en España vamos a remolque de lo que les pase a los paises fuertes de nuestro entorno....... especialmente me estremecen sus palabras sobre los jovenes....

Estimado Newton de acuerdo de que el conocimiento de nuestras debilidades nos debería hacer fuertes... pero
como casi nadie quiere enterarse ni que se lo cuenten, no veo de momento
ningúna perspectiva de cambio y los trileros (estos o el salvapatrias por venir) seguirán pudiendo vender con facilicdad su cuento de hadas emponzoñado.
http://www.elpais.com/articulo/ultima/Europa/va/declive/dia/Argentina/elpepiult/20100902elpepiult_2/Tes

8.Publicado por candidolav el 03/09/2010 18:54
disculpeme Newmann que le haya cambiado involuntariamente su alias....aunque sea por alquien tan prestigioso.

9.Publicado por Newmann el 03/09/2010 19:46
Interesante artículo que formula lo que todos sospechamos: Occidente está en decadencia, pero no sólo económica, sino también cultural y moral. Tal vez todo sea un producto del estado del bienestar hipertrofiado. Es una lástima no poder contarle (por la extensión) casos y cosas que me cuentan amigos de otros países Europeos, que nos llevan la delantera en bienestar y decadencia. Se sorprendería.
Por otro lado el titular me trae recuerdos escalofriantes. No sabe la de veces que me venía Argentina a la cabeza durante el 2008 y 2009. Esos veranos, por circunstancias personales, estuve en Gran Bretaña, viajes que finalizaron con una breve estancia en Londres en ambas ocasiones. No sabe usted la sensación de desastre inminente que me produjo ver la invasión de españoles ocupando la ciudad. Me preguntaba cuántos de nosotros estaríamos en aquel mismo momento en Nueva York, Miami, Paris o Milán. Ese comportamiento era exactamente el que tenían los argentinos antes del corralito y también a ellos les llamaban en Miami los “givemetwo”.
Nadie quería ver lo evidente: que España no es un país rico, y que nos estábamos gastando lo que nos habían cedido para converger con Europa.
Lo que cuenta este señor son cosas que algunos economistas denuncian, ante la indiferencia de muchos. El endeudamiento a consecuencia de dar a la máquina de fabricar dinero, como bien dice, ya ha ocurrido más veces en tiempos más lejanos de la Historia, una de ellas en Venecia, pero también en la Francia y en la Inglaterra del siglo XVIII, lo que nos disculpa de haber tropezado de nuevo en la misma piedra. Sin embargo había una muy reciente, que tuvo consecuencias traumáticas en todo el mundo y que ya se nos había olvidado: la burbuja bursátil que acabó con el crack del 29. Esto se veía venir, pero los que lo sabían tenían miedo de reventar la burbuja (como en el 29) y los demás tenemos tal ignorancia histórica y carencia de capacidad analítica y de establecer analogías que no nos lo habríamos creído.
Cómo ve, una vez más, nada nuevo bajo el sol. El ser humano es así y nuestras debilidades hacen que estas cosas ocurran. Y mientras nuestro código genético no mute, lo único que me parece grave es no intentar dominarlas.
Esta vez además, creo que el riesgo de insistir en el error es más grave, porque el golpe llega más amortiguado, debido al sistema de bienestar social. Eso hace que todos culpemos al capitalismo salvaje y pidamos más control de los gobiernos, sin darnos cuenta que lo único que hacemos es ceder más libertad al Estado, que ha permitido la emisión indiscriminada de moneda a bajo interés, sin que tengamos que asumir que casi todos estamos “pringados” en esta feria.
Aún así, insisto en que no desespere
Un saludo

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros