Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Cataluña no es democratica


Nota

La Cataluña dividida por el nacionalismo y el independentismo no es una democracia porque el nacionalismo, que gobierna e impregna la sociedad catalana, es incompatible con la democracia y porque en Cataluña no se cumple ni siquiera una de las reglas básicas de las democracias.
---



Existe unanimidad en los grandes pensadores políticos al afirmar que el nacionalismo es excluyente y la democracia es un sistema de integración, lo que hace que nacionalismo y democracia sean incompatibles y que no puedan convivir. La Cataluña que está seriamente dividida y enfrentada por el nacionalismo y el independentismo no es una sociedad democrática, pero no sólo por esa incompatibilidad grave entre nacionalismo y democracia, sino porque en Cataluña no se cumple ni una sola regla básica del sistema democrático.

En Cataluña no hay transparencia, cuando la democracia exige una transparencia absoluta; ni impera la ley, que en Cataluña no es respetada; ni la ley en Cataluña es igual para todos porque se aplica de manera desigual y arbitraria; ni existe separación e independencia en el funcionamiento de los poderes básicos del Estados (Ejecutivo, Legislativo y Judicial); ni existe una sociedad civil organizada, funcionando de manera independiente del gobierno; ni hay respeto a los derechos fundamentales; ni los medios de comunicación, en su inmensa mayoría subvencionados y sometidos a la Generalitat, son libres, ni garantizan la información veraz al ciudadano, la crítica plural y la fiscalización de los grandes poderes.

La democracia es una cultura de diálogo, unión y consenso, que resuelve siempre las contradicciones de manera pacífica y bajo el imperio de la ley, mientras que el nacionalismo resalta las diferencias sin que le interese resolverlas, busca la separación y potencia todo lo que conlleva diferencias y conduce a separar, distinguir y odiar.

Cataluña está alejada de la democracia no solo porque incumpla sus reglas y normas sino porque su esencia actual es contraria a la filosofía de la democracia, que es respetuosa con las leyes, integradora, dialogante, tolerante, limpia y abierta siempre al acuerdo en la discrepancia. La Cataluña nacionalista es rencorosa, pendenciera, cargada de odio, corrupta y tan rígida e inflexible que el diálogo y el consenso son prácticamente imposibles.

La corrupción está incrustada en el ADN de la clase política catalana, especialmente en Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), un partido cargado de fechorías y de imputados. La corrupción pública, como el nacionalismo, también es una enfermedad incompatible con la democracia.

El incumplimiento de las sentencias de los grandes tribunales, la siembra de odio hacia España y la intolerancia del nacionalismo con los que piensan distinto son otros rasgos catalanes incompatibles con la democracia y con suficiente fuerza para "degradar" la sociedad y deslegitimar a sus dirigentes.

Cataluña es una fruta podrida desde hace mucho tiempo y en las últimas décadas la podredumbre ha avanzado rauda y con fuerza, ante la complicidad o la impasividad cobarde de políticos españoles que han convivido con la corrupción, el delito y el déficit democrático de Cataluña sólo porque convenía a sus intereses y porque los votos catalanes eran imprescindibles para gobernar, una vergüenza que convierte el drama catalán un una responsabilidad que afecta a toda la clase política española, sobre todo a los dos grandes partidos, PP y PSOE, sucios cómplices, hasta hace poco, del nacionalismo que ahora combaten.


- -
Lunes, 7 de Septiembre 2015
Artículo leído 824 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 07/09/2015 09:57


Comenzaba ayer mi comentario diciendo que en política las casualidades no existen. Y así lo comienzo hoy.

Nada de lo que ocurre es casualidad, todo obedece a un plan que nos lleva al infierno. No sé cual es el objetivo final, tal vez sea algo tan prosaico como llevarse el dinero. Mientras todos miramos hacia donde nos señalan, con la otra mano se lo llevan todo. O puede haber otros motivos, pero sean cuales sean, la destrucción de España es evidente.

No son solo los políticos catalanes, son todos. La diferencia está en que los catalanes apelan al sentimiento patriótico para llevarse el 3 %, mientras que los otros no necesitan hacer apelaciones a nada, se lo llevan sin más.

La culpa la han tenido los sucesivos gobiernos que han dejado hacer ante la "necesidad" de pactar para gobernar, incapaces de llegar a un pacto que inutilizara a los nacionalistas de cualquier región. Ni siquiera, aún ocn mayorías absolutas han sido capaces de modificar la ley electoral de forma que los votos catalanes no valgan más que los del resto de España.

La democracia en realidad nunca llegó a España, lo que ocurre es que en Cataluña se nota más. Pero los catalanes son felices o al menos eso nos cuentan y desde luego, a tenor de las sucesivas votaciones, demuestran que para ellos no existe problema y viven en el oasis que nos dicen. Porque si ellos sintieran que la situación es insoportable, toda la abstención se podría ir a algún partidos marginal o a todos los partidos marginales que no quieren catalanismo. Si se mantienen en la abstención es porque no les va tan mal o porque las elecciones se manipulan, cosa que se hace, al menos se han demostrado dos o tres casos.

No sé que va a ocurrir tras las elecciones, pero ocurra lo que ocurra, el gobierno no estará a la altura y la oposición demencial que tenemos, mucho menos.

Supongo que estamos presenciando, sin tener que recurrir a los libros, el hundimiento de un país. Lo que no deja de ser interesante desde el punto de vista histórico.


2.Publicado por Marta el 07/09/2015 14:28
Yo hace poco dejé de comprar productos catalanes, que se los queden para ellos. Es mi forma de votar sobre lo que está pasando allí, y sobre todo, lo que están buscando, que es impunidad politica y más dinero para poder ser más españoles que nadie.

3.Publicado por Jaime el 07/09/2015 16:50
Espléndido artículo, y acertado el hacerse eco de esa noticia de prensa. Aunque la noticia solo fuera cierta en un pequeño porcentaje del sistema educativo catalán, debe provocar el rechazo de todo demócrata.

El tercer párrafo del artículo es una denuncia de lo que se incumple, pero también un programa cuya consecución debe movilizar a todos los ciudadanos honestos.

4.Publicado por Hdg el 15/09/2015 13:49
Marta, no todos los catalanes somos independentistas.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros