Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

CUALQUIER PAIS QUE, COMO ESPAÑA, EXIJA A SUS CIUDADANOS TRABAJAR LA MITAD DE SUS VIDAS PARA EL ESTADO ES UNA TIRANÍA


Nota



Cualquier país en el que sus ciudadanos tengan que trabajar la mitad del año, que es lo mismo que decir la mitad de tu vida, para el Estado, es lo más parecido al esclavismo. Sobre todo cuando vemos como se utiliza nuestro dinero, un dinero que bien podríamos gestionar nosotros mismos en nuestra familia, en primer lugar porque es nuestro y en segundo lugar porque tener que aguantar que lo que le quitamos a nuestros hijos va a parar a una cantidad ingente de parásitos me parece un insulto a la inteligencia y una de las peores tiranías.

Hemos idolatrado a la democracia como si en nombre de ella se pudieran hacer todo tipo de tropelias como esta de trabajar la mitad de nuestra vida para el Estado, para parásitos en su mayoría que han creido que es una obligación estar a sus ordenes gestionen como gestionen. Hay que desenmascarar a esta falsa democracia que nos expolia y nos esclaviza para mantener a miles de vividores de lo ajeno para no llegar a asumir como verdadero y justo que esto es así y no hay más remedio que aguantarlo.

La China de Mao mataba de hambre a sus ciudadanos, la Camboya de Pol Pot los asesinaba por el simple hecho de llevar unas gafas, algo que era considerado como de intelectuales occidentales, la Corea del Norte actual les obliga a vivir y a pensar en el régimen como única y exclusiva prioridad de sus vidas. Todos estos regímenes tienen al Estado como padre para el que hay que darlo todo, un ente en el que se esconden las miserias de las ideologías para anteponerlas a las vidas de sus ciudadanos. No es que seamos el mismo régimen pero el fondo es el mismo, creemos que hay un ente superior al ciudadano y ese es el Estado para el que debemos trabajar casi media vida, al que le damos un poder coactivo para que utilice la violencia en nuestro nombre, recaude en nuestro nombre y haga lo que quiera en nuestro nombre, pero esa idea de Estado que en principio aparecía como una comunidad para defendernos unos de otros y crear un cierto modelo de convivencia ha terminado pervirtiendose porque unos pocos, cada dia más, se han instalado ahí porque el Estado ahora es el Poder y el Poder se ha vuelto tirano porque ha olvidado que antes del ejercicio de ese poder existian unos derechos naturales de los ciudadanos que impedían el poder ilimitado del Estado.

Todo ello se ha roto, el pacto se ha roto, no hay contrato social entre ciudadanos y Estado porque todo viene impuesto, a partir de ahí todo se distorsiona y abandona su origen, aquel para el que fue creado. El Estado se ha convertido en un monstruo manejado por ideologías fracasadas y por oligarquias caducas que ya no esconden sus prevalencias y prioridades, El Estado no es ese ente que debe proteger a sus ciudadanos, el Estado es un ente preocupado por los intereses económicos y financieros de sus castas oligarquicas en detrimento de los ciudadanos a los que ha abandonado y los ha relegado al sustrato más bajo de mayoría industriosa de la cual se abastece para mantener sus privilegios. Con eso hay que acabar cuanto antes porque algo que ha retomado un camino y una dirección no la va a cambiar si no es por la fuerza de sus ciudadanos, lo estamos viendo estos dias, como la propia justicia ha perdido su significado original y no es igual para todos, tampoco lo son los brazos ejecutores del Estado cuando asaltan negocios de ciudadanos para darles un escarmiento. Los ciudadanos no se sienten representados por las instituciones porque estas solo representan a los intereses económicos pero los ciudadanos españoles atrapados por el sindrome de Estocolmo, amamos a nuestro Estado esquilmador, saqueador y estafador y solo esperamos de él que nos pida que sigamos trabajando para él, lo hace cada viernes en cada Consejo de Ministros, éste último lo ha hecho a través de la subida de la electricidad y del aire acondicionado, lo cual significa que debemos dedicar más dinero de nuestro trabajo para el Estado y sus oligopolios, esos donde acaban los ministros tras cargarlos de favores.

Carlos RH

- -
Viernes, 5 de Julio 2013
Artículo leído 721 veces




Comentarios:

1.Publicado por Carlos RH el 05/07/2013 09:11
Me parece que me he quedado corto, solo hay que analizar las tensiones que produce la reforma de la administración y la calma y nula oposición que encuentran las subidas de impuestos y demás necesidades básicas para saber que la sociedad está dormida o anestesiada y solo se producen luchas en el aparato del Estado, donde nadie quiere perder sus privilegios.

Los ciudadanos nos acercamos peligrosamente a la categoria de borregos conducidos por el gobierno como pastor hacia el abismo, nos quejamos pero no nos implicamos. Hemos podido ver estos dias como en Egipto la gente se ha echado a la calle por la deriva islamista de su gobierno y el consiguiente peligro de perdidas de libertades, lo hemos visto también en Brasil por la subida del precio del transporte, en Turquia por la construcción de un centro comercial en una plaza pública.

Todo ello nos demuestra que existen sociedades vivas y ciudadanos activos que no se resisten a ser un rebaño obediente de un poder político que ha pasado con una facilidad pasmosa de ser el representante de los ciudadanos a ser su pesadilla.

En nuestro caso la lucha no se produce entre la sociedad y el poder político omnipresente en nuestras hasta el punto de regalarles media vida de nuestro esfuerzo, sino entre el propio poder político cuando ve perder sus privilegios que tiene su origen en nuestro mantenimiento y nuestra excesiva contribución.

El sistema social ha sido secuestrado por un subsistema político que rige las vidas de sus ciudadanos con mano de hierro. Y la sociedad no despierta, cada vez que sale una plataforma en defensa de la sociedad se trata de personajes que llevan años en el aparato del Estado, la última, Garzón, Federico Mayor Zaragoza es otra vez lo mismo, nos señalan como enemigos a la Iglesia, a la derecha del PP y a la oligarquia, una especie de izquierda sin escaños que utiliza el mismo mensaje desde hace siglos. Así nunca saldremos adelante, la voz tiene que salir de la sociedad que está siendo victima del aparato del Estado, no de sus integrantes como Garzón o Zaragoza que no se baja del coche oficial desde que era niño. Dejémos a los señores del star system y seamos nosotros los protagonistas, gente normal, anónima, que sufre la crisis, que quiere cambios reales y no simples cambios institucionales, cambios que den sentido a sus vidas, que les afecten, no cambios abstractos que no van a ningún sitio y que solo sirven para tener otras 4 décadas a unos nuevos moradores del monstruo estatal, precisamente con el que hay que acabar.

2.Publicado por ROBESPIERRE el 05/07/2013 09:41
Los españoles hemos sido grandes en otra época, amamantados por la guerra, por el peligro y por la acción; hoy no lo somos. Mientras no tengamos más ideal que el de una pobre tranquilidad burguesa, seremos insignificantes y mezquinos. Hay que atraer el rayo, si el rayo purifica; hay que atraer la guerra, el peligro, la acción, y llevarlos a la Cultura ya la vida moderna.

PÍO BAROJA
(febrero de 1920)

3.Publicado por Miguel el 05/07/2013 09:53
Existen peores tiranías que la del trabajo..

La más asquerosa de España es la de la mal llamada Justicia. Estafado con todos los ahorros de mi vida, después de 4 años sigue el caso en un cajón.

Por qué será?

4.Publicado por Pepe Mercurio el 05/07/2013 09:59
MANUEL RAMOS.

“No taxation without representation”. Quizá este es origen de la democracia representativa y quizá esta idea fue la que llevó a los fundadores de los Estados Unidos de América a comprender que no tendrían el control político de su territorio si no controlaban a sus representantes. De acuerdo con esta idea, la decisión que se tomó es que no se pagaría ni un sólo impuesto más hasta que no existiera verdadera representación o, como Hamilton llegó a denominar, democracia representativa.

5.Publicado por Pepe Mercurio el 05/07/2013 10:00

6.Publicado por LIGUR el 05/07/2013 10:12


Esperpentos como el mencionado en el "apéndice" sobre la aparición de una nueva plataforma con un prevaricador al frente, ¡chúpate esa!, a mi juicio no son más que la absoluta pérdida de personalidad, y valor que el lanar tiene. Este habitante del país NORIT sencillamente ya no cuenta. Le irán aumentando los días de trabajo para financiar el chiringuito dorado de palmeros y pegacarteles y seguirá obedeciendo a los ladridos, dentelladas de los perros adiestrados, entrará y saldrá del redil y la majada se mantendrá en los límites que le marcan.

El lanar ha caído en una abulia catatónica, y según vemos irreversible. No reaccionará porque no confía en nadie ni en ninguna sigla detrás de una pancarta. Hoy el lanar bala con sordina y con un deprimente y desesperanzador tono de tristeza y desamparo. Yo he visto varias morir a corderos desangrados y en mi cerebro tengo muy vivo el recuerdo de la energía de sus balidos al ser maniatado y sujeto, el tono cuando el cuchillo del matarife incide en su cuello buscando los vasos sanguíneos y como, poco a poco, la intensidad y la frecuencia de los balidos cambian hasta que los ojos quedan vidriosos, sin expresión cuando la vida le abandona. Con sinceridad opino que el lanar ha aceptado su destino y solo pide que le concedan un periodo de desangre lo más largo posible y con su fútbol.

LIGUR
Desde el país NORIT

7.Publicado por vanlop el 05/07/2013 11:19
El fascismo se puede definir (hay muchas definiciones) como todo para el Estado. Es un sistema totalizador, en que el Estado asume el papel de divinidad. Todo se hace en función de las necesidades del Estado. Imagino que en un principio se identificaría Estado con sociedad y se pretendería el bienestar social, pero eso debió degenerar pronto hasta llegar al bienestar de los dirigentes.

Estos que nos mandan invocan constantemente a actitudes fascistas para desmontar los argumentos de los que se les oponen. Su argumento es acusar al otro de lo que son ellos. Desgraciadamente, con el control de los medios que tienen, eso les va dando resultado porque también se han preocupado de lavar los cerebros.

La democracia es un sistema que exige la implicación del ciudadano y para poder implicarse, el ciudadano debe tener una cierta cultura política. En este blog sabemos algo de cultura política y sabemos que para alcanzar ese algo, hemos necesitado leer mucho y prepararnos durante varios años con mente abierta. Y eso no está dispuesto a hacerlo toda la población, que vive muy feliz en su ignorancia.

Por eso es risible la pretensión de implantar la democracia por la fuerza en sitios donde la gente tiene una mentalidad de sumisión al que manda, pero como en realidad se trata de cambiar de tirano, la cosa funciona y a nosotros, los occidentales, nos lo venden como democracia.

La única democracia que existe es la que hay en los pueblos con concejo abierto, en donde todos los ciudadanos se reunen para discutir los problemas, pero ya se sabe que eso es inviable con más de un número de ciudadanos, digamos 50.

Por tanto el ciudadano debe delegar. En realidad no importa demasiado si el ciudadano vota o no, al fin y al cabo el candidato lo nombra el partido y en el mejor de los casos se trata de elegir entre el candidato de un partido y el del otro.

Lo importante de la democracia es el control. El juego de poderes, Que el ciudadano pueda criticar y quitar al que no lo haga bien. Para ello existen los distintos poderes que se vigilan mutuamente y que son vigilados por el ciudadano. Quien ocupe el cargo o la forma de ocuparlo, es secundario. Lo importante es que los ciudadanos pueden echar o procesar si hay delito, al que lo haga mal.

Entonces, si toda nuestra vida o la mayor parte de ella está enfocada a satisfacer al Estado y no tenemos ningún control sobre los que se dicen representantes del Estado, no importa que votemos periódicamente, lo tenemos es un sistema fascista. Y además, un sistema fascista degenerado. Originariamente el fascismo italiano supuso un gran beneficio a los ciudadanos, que por primera vez comían regularmente. Luego, como no podía ser de otra forma, se produjo el endiosamiento y se convirtió en una oligarquía al servicio de los que mandaban.

Naturalmente, el sistema se proteje. Periódicamente se forman pequeñas revoluciones con ideas disparatadas que hacen que el lanar cierre filas en torno a los que mandan o se presentan plataformas políticas a cargo de estrellas apagadas que obligan al personal a votar a los mismos de siempre.

La única solución es comenzar desde abajo. Un grupo de ciudadanos anónimos se juntan y van cas apor casa preguntando a la gente lo que quiere y se presentan a las municipales. Y a partir de ahí subir y en cosa de 10 o 15 años llegar a la presidencia. Es un esfuerzo titánico y por eso nadie lo hace. Porque además en cuanto vean que tienes éxito, el poder va a perseguirte con todos sus medios.

También podemos esperar sentados a que esto se hunda y surga algo nuevo y como en el fondo los pueblos son sabios, eso es lo que estamos haciendo.

8.Publicado por Carlos RH el 05/07/2013 12:37
Podemos entender que un Estado con importantes recursos naturales tenga una gestión en la que el Estado tenga un protagonismo fundamental, al fin y al cabo son los recursos propios del territorio que genera una importante riqueza en su suelo y es lógico que se comparta. Incluso la corrupción en éste tipo de estados se vería con menor rechazo puesto que no se roba directamente al bolsillo de los ciudadanos sino a una riqueza común que nos hemos encontrado por azar. Este tipo de Estados deberían ser modelos de socialismo porque la intervención del Estado se hace evidente.

Otra cosa es un Estado donde los recursos de los que depende sean el trabajo de sus ciudadanos, son Estados que no son ricos en recursos naturales y donde el propio Estado se nutre del esfuerzo y la inteligencia de sus ciudadanos para que funcione. En este tipo de Estados su intervención estaría peor contemplada puesto que en este caso el Estado se apropia de recursos ajenos, de la inteligencia por un lado y el esfuerzo del trabajo por otro, lo cual lleva a reflexionar si vale la pena seguir siendo inteligente y laborioso para que un Estado se mantenga a costa de esos elementos. Es en este tipo de Estados donde el modelo ideal es el liberalismo que hace que los proyectos de los ciudadanos no sean intervenidos constantemente por el Estado porque esto llevaría a que los ciudadanos no quisieran ser inteligentes ni laboriosos, lo cual nos llevaría a un Estado de mediocres puesto que nadie estaría dispuesto a ceder parte de su inteligencia y de su trabajo a un ente que se dice y se comporta como superior. Este es el caso de España.

En España, el 92% de los recursos los detrae el Estado de los ciudadanos. No somos un país rico en recursos, si en proyectos y en inventiva, iniciativas y empresas pero todo ello se va al traste cuando es el Estado quien te está esperando para saquearte, esquilmarte y seguir amamantando a los vividores de la monumental ubre hispánica. La mayor revolución que se puede esperar en España para que cambien las cosas de verdad es acabar con la burocracia y con los vividores plataformeros que aparecen para seguir viviendo del cuento. Los sofistas deben ser reemplazados por los productores y en España ha ocurrido lo inverso, han desaparecido 700.000 pymes y autónomos y cada dia aparecen más sofistas dispuestos a vivir de la charlataneria y como no, del Estado.

9.Publicado por yo no soy periodista el 05/07/2013 12:52
Habría que instaurar un Estado Liberal máximo, que únicamente sería público el ejército, incluso ni la policía sería pública, cada uno que se buscara la seguridad por su propia cuenta, y en cuanto a la justicia, pues si dos quieren que hayan un juez que les dicte una sentencia que se busquen un tercero y acaten su dictamen, nada más fácil. Por tanto, así no se pagarían impuestos, porque cada uno tendría que apañárselas para cualquier cosa, incluso las carreteras serían privadas, y para construirlas la solución sería no la expropiación como se hace ahora, sino que se indemniza a los propietarios de los terrenos por los que pasaría la carretera con los benefecios que ésta trajera.
En fín, que hay teorías políticas, económicas y sociales que defienden que el Estado sea mínimo o incluso que no exista, la cuestión es ponerlas en práctica. Así no pagaríamos ningún impuesto al Estado.

10.Publicado por M. Álvarez el 05/07/2013 13:03
Como estamos viendo, este Gobierno es una especie de franquicia de varios organismos donde le dictan lo que tiene que hacer y como hacerlo, por ejemplo: La Política económica se la dicta la Troica, que no ha sido votada por los españoles. La política de Educación se la dicta la Iglesia que, tampoco ha sido votada por los españoles. La Política de sanidad se la dictan las empresas Privadas que, tampoco han sido votados por los españoles. La Política Exterior y de defensa se la dictan los americanos, como se ha podido comprobar en el asunto de Evo Morales, etc. etc.
Pero es que, si fuera para bien, bienvenida sea, pero es que no es así, si no todo lo contrario están practicando con nosotros, igual que con los griegos y portugueses, apretando cada vez mas, hasta ver lo que podemos aguantar antes de reventar. Eso es lo que realmente están haciendo, provocando una revuelta popular y la manera de contenerla. Todo está controlado, y es un timo y una estafa. Por eso yo los maldigo una y otra vez.
En Grecia, La Troica, quiere poner el salario mínimo en 350€ mes. Y después vendrán a por nosotros. ¿No es esto una provocación inaguantable?

11.Publicado por La España corrupta. el 05/07/2013 18:49
"Únicamente un optimista ingenuo negaría la trágica realidad de la situación. Sin embargo, nuestras penurias no se derivan de una carencia de recursos. No sufrimos una plaga de langostas. En comparación con los peligros que nuestros antepasados vencieron gracias a su fe y a su coraje, aún tenemos mucho por lo que sentirnos agradecidos. La naturaleza continúa ofreciéndonos su exuberante abundancia, y los denuedos humanos la han multiplicado. A nuestros pies se extiende una gran riqueza; no obstante, su generosa distribución languidece a la vista de cómo se administra.

Primordialmente, esto se debe a que quienes gestionan el intercambio de los bienes de la humanidad han fracasado a causa de su obstinación e incompetencia, han admitido dicho fracaso y han dimitido. Las prácticas de los cambistas poco escrupulosos comparecen en el banquillo de los acusados ante el tribunal de la opinión pública, repudiados por los corazones y por las mentes de los hombres.

Ahora debemos devolver a ese templo sus antiguos valores. La magnitud de la recuperación depende de la medida en que apliquemos valores sociales más nobles que el mero beneficio económico. La felicidad no radica en la mera posesión de dinero; radica en la satisfacción del logro, en la emoción del esfuerzo creativo. La satisfacción y el estímulo moral del trabajo no deben volverse a olvidar en la irreflexiva persecución de beneficios fugaces."
Franklin D. Roosevelt
Discurso del presidente estadounidense en su investidura el 4 de Marzo de 1933.

12.Publicado por ESPAÑA NO ES GRECIA GRITABAN LOS POLITICOS. el 05/07/2013 20:16
El 'New York Times', sobre la corrupción en España: "Mucho más está por venir"

El diario estadounidense The New York Times dedica este domingo un extenso artículo (que lleva a la portada en su edición impresa) a la situación de corrupción en España, en el que afirma que los jueces españoles están investigando actualmente a "cerca de 1.000 políticos, que van desde los alcaldes de pueblos pequeños a exministros del Gobierno".

La información toma como referencia el caso de la exalcaldesa de La Muela (Zaragoza), María Victoria Pinilla, para repasar otros como el caso Urdangarin o la gestión del expresidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra.

Sobre este último, recuerda que impulsó un proyecto "que se ha convertido en símbolo del derroche", el aeropuerto de Castellón, que "no ha conseguido atraer un solo vuelo desde que fue inaugurado en 2011" y cuenta con "una estatua en honor a Fabra que costó a los contribuyentes 500.000 dólares".

Asimismo, el artículo nombra incluso al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, del que dice que ha tenido que enfrentarse a una lista "en la que se registraba que miembros de su partido recibían dinero por debajo de la mesa".

Aunque The New York Times asegura que España "no es en absoluto el más corrupto de Europa", también apunta que "mucho más está por venir". Para el diario, la corrupción en España "es el resultado de una estructura política que pone un enorme poder en manos de las autoridades locales, en donde muchos de ellos pueden otorgar contratos o terrenos con poca o ninguna consulta".

"PODÍAN PEDIR LO QUE QUERÍAN"

"Durante un almuerzo pueden decidir que vas a hacer con 100 millones de euros", explica al periódico Manuel Villoria, profesor del ciencias políticas de la Universidad Juan Carlos I, y añade que, ante esto, los dirigentes "podían pedir lo que querían". "A menudo no es para ellos, puede ser un apartamento para una hija o para los hijos de una hermana", apunta Villoria.

Además, The New York Times ha destacado los vínculos de las autoridades regionales y municipales con las cajas de ahorros que, en su opinión, "han creado las condiciones ideales para la corrupción en los años del 'boom' de la construcción".

LEE AQUÍ EL ARTÍCULO COMPLETO (EN INGLÉS)

Al respecto, Villoria ha explicado que, "pronto, otros sectores comenzarán a ocupar el lugar" de la construcción. Así, ha indicado que "el sistema sanitario, que está siendo sometido a la privatización, fácilmente podría tomar este lugar en el futuro, a menos que se realicen cambios".

REFORZAR EL SISTEMA JUDICIAL

El diario estadounidense señala que en España "ya se habla de reformar la financiación de los partidos y las leyes de transparencia, así como el aumento de penas para la corrupción y el fortalecimiento de la independencia de los auditores". Pero, según subraya el periódico, "muchos expertos creen que aún queda mucho por hacer para reforzar el sistema judicial insuficientemente financiado, que permite que muchos casos de corrupción queden sin resolver durante años".

No es la primera vez que The New York Times dedica alguno de sus reportajes a España. En septiembre de 2012 publicaba una serie de fotografía que, según explicaba, retrataban "la austeridad y el hambre" en el país. Además, el pasado mes de marzo, el diario estadounidense criticaba en un artículo el "lujo" de la Semana Santa.

Para el diario, la corrupción "fue aceptada en el sur de Europa como un hecho normal, como una forma de distribuir el botín entre unas pocas persona, en muchos casos, los fiscales". A su juicio, ha sido la llegada de la crisis la que, al "estancar proyectos", acabó "por levantar el velo sobre los funcionarios corruptos, los sobornos, los pagos por favores y otros acuerdos que pocos imaginaban".

"En un momento en España, Italia, Grecia y Portugal están imponiendo planes de austeridad de reducción del déficit a unos ciudadanos en apuros, estas revelaciones de corrupción política generalizada están avivando un amargo resentimiento, está desestabilizando gobiernos y minando la credibilidad de la clase política en su conjunto", apunta el texto.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros