Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

CÁDIZ, 1812-2012


Nota



Hace doscientos años, España logró salir de uno de los baches más arriesgado de su historia. La desgraciada política española del siglo XIX dividió a España en dos bandos: el de los constitucionalistas o liberales –llamados doceañistas o partidarios de la Constitución de 1812, y también isabelinos-, y el de los realistas o absolutistas –partidarios de la monarquía tradicionalista, llamados carlistas o conservadores-. Con el Tratado de Valencey (1814), termina la guerra de la Independencia, al verse obligado Napoleón a otorgar la libertad a Fernando VII. Según Gregorio Marañón, cuatro ciudades van a destacarse por su españolismo frente a Napoleón: Madrid, donde se forjó, en el siglo XIX, el gran momento del espíritu nacional; Barcelona, en la que cristalizó el impulso industrial y una cultura regional; Bilbao, con su vitalismo vasco y capacidad para engendrar riqueza, y Cádiz, donde surge la nacionalidad española moderna, la prensa política y la vida social.

El cautiverio de Fernando VII en Valencey y la llegada de Napoleón a Madrid, con ánimo de anexionar España a Francia, ocasiona el traslado de la Junta Central a Sevilla, donde muere Floridablanca. Se forma un Consejo de Regencia, que acuerda convocar unas Cortes Constituyentes, para fijar un gobierno para la nación. Comienzan las reuniones en la Isla de León (hoy San Fernando), desde donde se trasladan a Cádiz. Las sesiones continúan en la iglesia gaditana de San Felipe Neri.

Los hombres de las Cortes de Cádiz elaboran la Constitución de 1812, de carácter liberal e inspirada en la francesa de 1791. Hay que recordar que la mayoría de las Cortes era enciclopedista, afrancesada e influenciada por las sociedades secretas masónicas, llegadas a Cádiz a través de Gibraltar. Cuando Fernando VII regresa a España, el pueblo lo aclama con gritos de: ¡Viva el Deseado!¡Viva el rey absoluto! ¡Vivan las caenas!. En Valencia le presentan el “Manifiesto de los persas”, documento de 69 diputados para restablecer el absolutismo. Y los Cien Mil Hijos de San Luis atraviesan España desde el Norte al Puerto de Santa María, bajo el mando del duque de Angulema, sin encontrar resistencia, para restablecer en Cádiz a Fernando VII como rey absoluto.

La doblez era la expresión típica de Fernando VII. Quería ser fiel a España, pero se alegraba y felicitaba a Napoleón por sus victorias sobre los españoles. Decía aprobar los decretos de las Cortes, pero declaraba nulos todos los actos de esas Cortes. Se declaraba constitucionalista, pero iniciaba su reinado con el sexenio absolutista (1814-1820), pasa al trienio constitucional (1820-1823) y vuelve a la década absolutista (1823-1839). El pueblo, a medida que lo fue conociendo, fue perdiendo su confianza en él. En el siglo XXI, hemos visto en España gobernantes neutros con esta doblez característica para mantenerse en el poder. Goya deja en sus retratos los ojos negros desafiantes de Fernando VII. La doble España acabó enfrentada en una guerra civil, la guerra carlista. Pero, afortunadamente, España ha cambiado y los españoles también. JUAN LEIVA

- -
Viernes, 13 de Enero 2012
Artículo leído 696 veces




Comentarios:

1.Publicado por Ramsés el 13/01/2012 10:15
Sólo algunos matices: Los Cien Mil Hijos de San Luis no entraron en 1814, sino para liquidar el trienio liberal en 1823.

La época de Fernando VII es tomada como referencia de lo más aciago de España, puesto que aquí se inicia nuestro alejamiento real de Europa y se augdizan todos nuestros problemas. En mi opinión, es en el S.XIX donde España pierde pie definitivamente. Antes, más o menos nos manteníamos. Luego perdimos distancia y creo que ésta ya es irrecuperable.

En la época de Fernando VII no sólo los cerriles realistas fueron causantes de todo ese desastre. Los liberales tampoco ayudaron. Sus intentonas de golpe de estado eran chapuceras y sólo condujeron a que la represión se endureciera más todavía. Estaban divididos. No consiguieron un frente común, se perdían en conspiraciones sin sentido.

Por último, sin ánimo de ser abogado del diablo, menudo papelón que tenía Fernando VII con el país absolutarmente arrasado, tanto por enemigos como por "amigos" (esos inglesitos destruyendo "sin querer" las factorías de hilo de Ciudad Rodrigo) Levantar un país en esas tremendas condiciones hubiera sido una tarea sólo apta para estadistas de los más grandes, cosa que Fernando VII distaba muchísimo de ser.

Nosotros tenemos como referencia la sempiterna guerra civil de 1936, pero muchísimo más trágica y destructiva fue la guerra de la independencia. Equiparo la situación de España como la de Polonia en 1939-45: Polonia fue la excusa para el inicio de la guerra, fue arrasada tanto por el invasor nazi como por los "liberadores" soviéticos, y al final de la guerra no sólo no obtuvo ninguna compensación sino que fue condenada a padecer el yugo comunista. Menuda "victoria".

Saludos

2.Publicado por Carlos RH el 13/01/2012 13:41
Fué la invasión francesa la que hizo que surgiera un sentimiento como pueblo de todos los españoles. Para algunos historiadores fué ese acontecimiento lo que nos reconoció como pueblo después de tanta división ente españoles. Quizás ahora necesitemos de otro levantamiento para sentirnos pueblo y recuperar nuestra soberania y quizás ese levantamiento se tenga que hacer contra la clase política, financiera y judicial de este país que son los autenticos ladrones de la soberania nacional.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros