Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Artur Mas se marcha, pero el independentismo crece en España de manera preocupante


Nota

Artur Mas, timonel del independentismo catalán, se marcha, pero deja en su lugar a un político mas radical y furiosamente antiespañol. Las peores horas del conflicto catalán están por llegar.

Mientras tanto, el sentimiento independentista crece de manera notable en casi todas las regiones de España, pero en seis de ellas (Cataluña, País Vasco, Baleares, Galicia, Valencia y Navarra) el crecimiento es preocupante. Lo revelan encuestas que nadie publica, pero el gobierno, los servicios de inteligencia, los grandes empresarios, las fuerzas armadas y algunos partidos políticos lo saben y están muy preocupados por el fenómeno.
---



Artur Mas se marcha para que no se detenga el proceso de independencia, el cual puede acelerarse a juzgar por la personalidad de Carles Puigdemont, actual alcalde de Gerona, un periodista impregnado de odio a España que será hoy elegido presidente de los catalanes.

El verdadero problema de España no se reduce a Cataluña porque el deseo de separarse y alcanzar la independencia crece en muchas otras regiones de España por culpa del mal gobierno, de la falta de democracia, de la injusticia reinante, del desempleo, de la corrupción y de la desaparición en el poder de valores como la ejemplaridad y la capacidad de ilusionar y de generar programas y objetivos comunes.

El independentismo, en España, es un sentimiento paralelo a la indignación que provocan la falta de democracia y el mal gobierno en la ciudadanía.

Valga como ejemplo de la insensatez y del mal gobierno la memorable e irresponsable metedura de pata de Zapatero, que disparó el independentismo en Cataluña. «Apoyaré la reforma del Estatuto que apruebe el Parlamento catalán», aseguró Zapatero, solemne, entre fuertes aplausos, en Barcelona, el 3 de noviembre de 2003. Una frase que abriría a Pasqual Maragall las puertas del Palau de la Generalitat y le ayudaría a él mismo a atravesar las de La Moncloa cuatro meses después. Unas palabras de las que después admitió arrepentirse y que, para muchos, están detrás de las reivindicaciones soberanistas que hoy apoya buena parte de la sociedad catalana.

Pero no fue esa la única trastada de los gobernantes españoles con respecto al independentismo. Durante décadas, tanto la derecha como la izquierda gobernaron con votos comprados al nacionalismo vasco y catalán, pagados con dejadez e impunidad para el nacionalismo, que aprovechó aquellos acuerdos para adoctrinar, fortalecer el independentismo, acosar a los indiferentes y crear las bases para una desconexión con España.

Salvo en los casos de Cataluña y el País vasco, donde el sentimiento independentista tiene alguna tradición y solera histórica, el independentismo en las demás regiones es nuevo y está directamente provocado por la insatisfacción que han generado gobernantes tan decepcionantes como José Luís Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

Ese sentimiento centrifugo es también el padre del comportamiento vengativo del ciudadano en las urnas, del retroceso de los grandes partidos y del nacimiento de nuevas opciones políticas como Podemos y Ciudadanos.

Lo malo del fenómeno independentista español es que crece de manera alarmante, generando inseguridad jurídica y debilidad de la nación ante el futuro, pero su lado bueno es que la receta para curarlo es simple porque bastaría con sustituir a los actuales partidos y gobernantes decepcionantes por otros partidos que sean democráticos y decentes y por políticos honrados y capaces de anteponer el bien común a sus miserias para que el independentismo comience a retroceder.

Que nadie lo dude: la única vía eficaz para debilitar el independentismo y fortalecer la unidad de España es regenerar el sistema y la clase política española, tan deteriorados que producen rechazo. España tiene que volver a ser un país justo y decente, sin golfos y sinvergüenzas en las instituciones, con capacidad de ilusionar, de generar proyectos y metas comunes y de lograr que los ciudadanos sientan orgullo en lugar de vergüenza de ser españoles.


- -
Domingo, 10 de Enero 2016
Artículo leído 966 veces




Comentarios:

1.Publicado por Decus el 10/01/2016 09:09
Coincido con el Sr. Rubiales que los gobiernos de España tanto de derechas como de izquierdas han contribuido a fomentar el independentismo Me temo que el nuevo gobierno de Madrid no sepa reconducir está preocupante situación

2.Publicado por Arcand el 10/01/2016 09:57
Además de por la necesaria regeneración política, la solución al independentismo pasa sobre todo por reconocer institucionalmente que en España subsisten tres comunidades nacionales -Países Catalanes, Euskal Herria y Galicia-(Portugal)- no asimiladas por la patria común de matriz castellana.

Regeneración política, plurinacionalidad de España, federación y derecho de secesión (claro está, por un procedimiento muy exigente, acorde con la trascendencia del asunto, en plan: dos tercios de los votos válidamente emitidos que representen al menos la mitad del censo electoral...).

Mientras tanto, el malestar español persistirá.

3.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 10/01/2016 12:44
No hay que tener miedo a los independentistas. Las independencias solo se consiguen con guerras, de las de verdad, y ninguno de ellos está dispuesto a dar la vida, la suya propia, por su independencia.
En ese aspecto, aunque estemos en el sigli XXI, no ha cambiado nada la cosa sobre el XIX. Ellos esperan un acuerdo con el Estado Español y eso no va a ocurrir, porque aunque haya politicos cobardes que lo favorezcan, el pueblo español no los apoyará mayoritariamente.
En ese aspecto tranquilos, es todo un juego de poder de los politiquillos cavernicolas. NO TIENEN AGALLAS PARA NADA MAS.

4.Publicado por SALVADOR el 10/01/2016 12:46
Salvando las distancias ideológicas y políticas, la coherencia de una gran parte de militantes de la CUP es indiscutible. La democracia asamblearia de la CUP es una utopía, como lo demuestra el hecho de que para tomar una decisión tan sencilla como la de apoyar o no a un candidato a Presidente de la Generalidad de Cataluña hayan transcurrido nada menos que tres meses. La democracia asamblearia solo es aplicable en territorios con muy poca población. Para las naciones en las que habitan millones de personas, como es el caso de España, los padres de la democracia americana, sin saberlo, inventaron la democracia representativa. ¿Se imaginan que hubiera un escenario político como el resultante tras las elecciones oligárquicas si se eligiera a los diputados de forma uninominal en distritos pequeños de no más de 100.000 habitantes? ¿Se imaginan un escenario como el actual si en España se pudiera elegir al presidente del gobierno o al presidente de la Generalidad de Cataluña en unas elecciones distintas de las parlamentarias de forma uninominal y en un distrito único nacional en el caso español y regional en el caso catalán?.El hecho de que el Estado financie a todos los partidos convierte al Estado en su amo. Los partidos dejan de representar a una parte de la sociedad para ocupar una parte del Estado en el que no cabe otra ideología que la socialdemócrata, ni otras reglas de juego que el consenso. Ni representación ciudadana, ni separación de poderes, ni independencia judicial. Con un régimen de poder como el español no podemos esperar otra forma de gobierno que el pacto y la corrupción que conlleva.

La honestidad establece la pureza de la civilización,por lo que la sociedad civil tiene que civilizar a los Grupos empresariales,Partidos políticos y Sindicatos,retirándolos del Estado.El sistema electoral proporcional de listas de diputados de partido que es el que reina en esta Monarquía borbónica antidemocrática,impone a los inocentes electores ratificar lo que los jefecillos de los partidos deciden y eligen por ellos.Ante este fraude electoral,la manera más digna de estar en política es la abstención.Los verdaderos demócratas estamos en acción.

5.Publicado por vanlop el 10/01/2016 13:58


Más que preocupante, yo diría que es inexorable. No sé si es una conspiración de los poderes "internacionales" o simplemente la estupidez de los españoles, pero lo cierto es que marchamos de forma inexorable a la descomposición de España.

Y hay algo que debemos tener claro, nuestros queridos vecinos lucharán por los despojos, lo que significa que si no están apoyando activamente el proceso, si lo contemplan con la satisfacción del que espera un buen botín. Lo cual, hasta cierto punto es natural y no debemos sorprendernos ni enfadarnos. Y es hasta cierto punto natural porque cada "potencia", como se decía en el XIX, tendrá su zona de influencia y eso supondrá una serie de ventajas para su economía. Sin embargo y aunque una España unida y fuerte suponga una fuerte competencia, les compensa pues les obliga a mejorar sus métodos de producción y sin duda una España rica es mucho mejor mercado que una serie de taifas hambrientas.

Si analizamos los hechos históricos, vemos que el separatismo surge a finales del XIX y tímidamente como cuestiones regionalistas en el caso de Cataluña y como delirios de un orate en el caso vasco. Y surgen coincidiendo con la pérdida de las últimas colonias, donde los industriales catalanes vendían sus tejidos a precios superiores a los del mercado internacional.

Desconozco lo que vendían los vascos y a qué precios, pero imagino que sería todo cuestión de proteccionismo. Cuando se acaba ese negocio y por tanto la depresión al ser industrias enfocadas a mercados cautivos incapaces de competir en mercados libres, es cuando descubren que están siendo oprimidos por los españoles. Las políticas seguidas por los sucesivos gobiernos de apaciguamiento y concesiones les hace ver que ese es el camino y en estos momentos se ha llegado al esperpento que para sacar dinero al gobierno debes plantear algún tipo de secesionismo.

Lo malo de esto es que al final, lo que comienza como una estrategia política ante gobierno débiles, el pueblo acaba creyéndolo y ya es el propio pueblo el que pide la separación, naturalmente, sin tener ni idea de lo que eso supone, pues sólo ven las ventajas pero no los inconvenientes.

También es muy curioso que cualquier tontería que se le ocurra a un impresentable de estos ocupe las portadas de los medios y en cambio noticias importantes sean relegadas al interior o simplemente ignoradas. Es similar a lo que ocurre con el fútbol, cualquier tontería que diga un jugador o entrenador ocupa mucho más espacio que noticias que nos afectan a todos.

Alguien debería hacer un estudio serio del por qué los medios tratan las noticias en función de determinados intereses y cuales son esos intereses. Pero si se hace ese estudio se podrían de manifiesto los intereses y eso no conviene.

Si quitamos cualquier referencia conspiranoica nos queda que todo esto del separatismo no es más que una forma de sacar dinero y que unos políticos narcisistas ocupen las portadas de los medios. Lo malo es que ya es algo que asume gran parte del electorado y no saben como decirles que todo era una forma de sacar dinero y protagonismo.

La solución es complicada a estas alturas y requerirá de grandes sacrificios electoralistas por parte del gobierno, pero cuanto más se deje peor. Pero primero se podría obligar a pagar las deudas, eso desinflaría el catalanismo. Lo malo es que los vascos, al parecer, no tienen deudas y aunque despilfarran mucho dinero en los asuntos separatistas incluidos los etarras, lo hacen con su dinero. Pero en cualquier caso, no es de recibo que las autonosuyas gasten más de lo que ganan.

Porque supongo que pedir un buen gobierno es pedir demasiado a unos políticos mediocres, por no decir inútiles.

Arcand

Eso que propone es lo que están haciendo todos los políticos. Y aśi nos va.

Francisco López

No hacen falta guerras y por otra parte si bien es cierto que ellos no están por labor de morir, tampoco nadie está por la labor de morir por España. Porque nadie quiere morir por unos políticos corruptos.


6.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 10/01/2016 14:14
El Ejercito si tiene la obligacion de morir por España.

7.Publicado por francisco.lopez.roma@gmail.com el 10/01/2016 19:12
Es cierto Puigdemont, no es tiempo de cobardes. No sabemos como sera Sanchez (Pedrito) pero por lo menos ansia de poder tiene. A ver si tiene lo que hay que tener para enfrentarse a tí.
Da igual como lo haga, porque tú usaras todas las argucias posibles.
Y esto si es una guerra aunque algunos no lo quieran reconocer.

8.Publicado por SALVADOR el 10/01/2016 22:19
España está encizañada de odio. Los ciudadanos están cabreados, asqueados, desesperados ante la situación del país, hartos de los políticos y del mal funcionamiento de las instituciones, frustrados por la crisis económica.

Sólo se necesita una pequeña mecha para que se desate un gigantesco incendio que lo devore todo. España es un polvorín.

9.Publicado por Josesmegol el 11/01/2016 19:50
España ya está muerta así que os aconsejo llenar la despensa y tórnalo con tranquilidad.

10.Publicado por da el 01/02/2016 08:15
crece porque tienen toda la razon, espero que un dia sean independientes

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros