Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Información y Opinión

Alfonso Guerra cumplió su promesa


Nota

Un día dijo que iba a dejar a España tan cambiada "que no la reconocería ni la madre que la parió". Y Alfonso Guerra ha cumplido su promesa. Tras mantenerse como diputado desde las primera Cortes del posfranquismo, casi cuatro décadas, acaba de jubilarse parcialmente. La España que nos ha dejado a todos, como él prometió, no la conoce ni la madre que la parió. Pero mas nos valdría que no hubiera cumplido su promesa porque el legado de ese Alfonso que dijo que estaba en la política "de paso", es una España corrupta, pobre, sin muchos valores en pie, llena de desempleados y de nuevos pobres, con los ciudadanos divorciados de su clase política y hasta odiándolos, con partidos políticos que anteponen sus propios intereses al bien común, un país imbécil que se cree demócrata pero que que soporta una de las democracias mas falsas y degradadas de Occidente, donde los poderes básicos del Estado están politizados y controlados por los partidos, una nación por desgracia habituada a soportar la injusticia y el abuso de poder, sin valentía ni honor, con una sociedad que se mantiene mansa mientras le arrebatan sus derechos, la acribillan con impuestos injustos y estafan a sus ciudadanos desde una banca aliada con el poder político.

La España que nos deja Alfonso Guerra es un desastre, un modelo internacional de corrupción que apesta a mucha distancia.
---



Alfonso Guerra, aquel al que los descamisados gritaban "Alfonso dales caña", se ha ido del Congreso pero mantiene sueldos, pensiones, cargos y privilegios. Y para colmo de desgracias ha cumplido su promesa y nos ha legado una España a la que ya no la conoce ni la madre que la parió.

Alfonso Guerra, líder de los descamisados a pesar de que nunca se bajó del coche oficial desde que tenía poco mas de treinta años, alcanzó cierta notoriedad cuando afirmó aquella barbaridad de que "Montesquieu ha muerto", refiriéndose a que los poderes del Estado estaban ya bajo control de su partido y del gobierno socialista. En una democracia auténtica, le habrían obligado a dimitir por atentar contra la esencia de la democracia, pero los españoles de entonces, campeones de la imbecilidad, le rieron la gracia, como también le rieron la nacionalización de RUMASA sin bases jurídicas suficientes y otras de similar talante antidemocrático, cuando alardeaba de duro y de cáustico, ridiculizando a los adversarios, proyectando una ética política donde lo único importante era la victoria, sin caballerosidad y sin valores, un camino que nos ha llevado hasta la España de hoy, un país señalado en todo el mundo por carencias tan ajenas a la democracia y la decencia como la corrupción institucional a gran escala y el rechazo masivo de los ciudadanos a esa clase política de la que Alfonso Guerra siempre ha sido parte destacada.

Guerra fue vicepresidente del Gobierno (1982-1991) y vicesecretario general del PSOE (1979-1997) durante la etapa en la que Felipe González ocupó la Secretaría General, y era actualmente el diputado más veterano en la Cámara baja. Diputado nacional por Sevilla desde los primeros comicios generales de 1977, es el único que ha ocupado un escaño de forma ininterrumpida en todas las convocatorias.

Los medios sometidos al poder le despidieron afirmando que fue "un gran político", pero ese juicio es una falsedad porque Guerra fue padre de una Constitución reiteradamente incumplida, que los políticos nunca respetaron, de una democracia que es falsa y que no respeta ni una sola de las reglas fundamentales de ese sistema y constructor de un país injusto, corrupto y gobernado por políticos a los que su pueblo desprecia, un balance terrible para un país del que pocos españoles pueden sentirse orgulloso.

Político maquiavélico, Alfonso Guerra no se habrá asombrado al conocer en su último día como parlamentario la dimisión del fiscal general del Estado. Fue él quien afirmó satisfecho: «Montesquieu ha muerto», en referencia a la modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial que abrió la elección por los partidos políticos de los miembros del CGPJ. Es cierto que otros gobiernos posteriores, en especial el de José María Aznar, incrementaron ese "control" de la Justicia desde los partidos, pero Felipe González y Alfonso Guerra fueron los que abrieron las puertas al diablo.

Bajo los gobiernos de los que él formaba parte como poderoso vicepresidente, España abrió también, de par en par, las puertas a la corrupción y al deterioro de la democracia auténtica. El poder ejecutivo empezó a conquistar espacios y, junto con los partidos, infiltró y desarticuló la sociedad civil y se hicieron hegemónicos en una democracia que, al perder sus equilibrios, controles y contrapesos, mas que una democracia era ya un esperpento, una oligocracia de partidos sin separación de poderes, sin ciudadanos y con partidos políticos casi omnipotentes e impunes, dueños absolutos y únicos del Estado.

Es cierto que aquella España que él quería cambiar tenía defectos y venía de una dictadura, pero el balance final de lo que han creado los falsos demócratas es espeluznante: un país desarmado de valores, sin democracia, sin ciudadanos, campeón en casi todos los vicios, desde el blanqueo de dinero al tráfico de prostitutas y de drogas, del alcoholismo y del fracaso escolar, minado por la economía sumergida, casi arruinado, infectado de corrupción, con políticos atiborrados de privilegios que no merecen y odiados por su pueblo, una nación poblada por una enorme marea de seres desgraciados y desamparados, desempleados, nuevos pobres y jóvenes que tienen que emigrar para poder encontrar trabajo y futuro.


- -
Lunes, 22 de Diciembre 2014
Artículo leído 1346 veces




Comentarios:

1.Publicado por vanlop el 22/12/2014 10:44
De alguna manera el Sr Guerra fue una creación electoral. Él era el malo y Felipe el bueno. Felipe era el estadista, el que iba a gobernar y supuestamente, a sacarnos del subdesarrollo y convertirnos en una democracia floreciente. "Arfonzo" era el que iba a cumplir la venganza de los resentidos con el sistema, que siempre los hay, más los nuevos resentidos que se ocupó en crear, porque en esa época aparecieron antifranquistas como las setas.

Recuerdo sus intervenciones en TV, sin duda daba la imagen de un personaje siniestro, el maquillaje cuidadosamente puesto para que pareciera que se iba a comer el mundo. Y el discurso del odio. Odio a todos los que no fueran del partido.

Y aquello funcionó. El partdo estuvo catorce años en el poder y pudieron ser veintiocho si no hubieran metido la mano donde no debían. Porque entonces aparecieron los hermanísimos. Y eran muchos y todos acabaron con un buen patrimonio. Pero de eso ya no se habla.

Una vez tuve ocasión de verlo a unos dos metros de distancia y parecía una persona normal, nada siniestra. Era el aspecto de la persona que él decía que era: un intelectual amante de los libros.

Él representa como nadie la corrupción del sistema. Un sistema más o menos decente pero que al final del felipismo era una cloaca infecta. Y lo peor fue la degradación de la justicia. Cuando mataron a Montesquieu.

¿Y quién sabia quien era Montesquieu? Es más ¿quién sabe ahora algo sobre Montesquieu? Nadie se ocupó de enseñarnos los principios de la democracia. Lo único que nos dijeron es que la democracia era votar cada cierto tiempo. Pero en el franquismo también se votaba cada cierto tiempo. Es más, todos sabíamos que en Rusia votaban cada cierto tiempo.

El poder de los medios. Los medios crearon el sistema. Fue una propaganda muy bien hecha de forma que todos lo dimos por bueno, pero incluso hoy los medios son los que mantienen esta cloaca. Supongo que nos merecemos esto por no ser capaces de mirar más allá de los medios. En la transición no había internet, ahora sí, ahora no hay excusa para que nos lamentemos por algo a lo que contribuimos con entusiasmo.

Alfonso Guerra se retira, tal vez sea la imagen de un tiempo que se ha ido. La política es otra cosa, la gente ha cambiado y alguien que lo fue todo ya es la nada, ha pasado su tiempo, en realidad pasó hace bastantes años pero se había mantenido como figura decorativa.

Fue el fruto de una época, no voy a decir que bueno o malo, simplemente cumplió con el papel asignado y de no ser por sus hermanos quedaría como alguien que hizo más de lo que sus fuerzas daban. Porque se metió a hacer una constitución sin tener ni idea, sin embargo debió tener buenos asesores pues la constitución les ha salido a los chorizos redonda.

2.Publicado por txus el 25/12/2014 14:34
Alfonso Guerra tuvo el honor de dar a conocer a los ciudadanos de esta país el autentico sentido de la corrupción. Fue el corrupto número 1. Todo un honor y una leyenda ya de la nueva España.

3.Publicado por Er YonnY el 27/12/2014 14:22
Un chascarrillo que leí de un familiar: "Se confirma que el Sr. Guerra tendrá que pasar por quirófano para que le extirpen el escaño"

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros