Voto en Blanco


Buscar en artículos:

  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos.


Colaboraciones

ABDICACIÓN Y PROCLAMACIÓN


Nota



Este mes de Junio, con la abdicación del Rey, Juan Carlos I, se ha convertido en histórico; vivimos fechas transcendentales para España que pasarán a las páginas de la historia. El día 2 de Junio, cuando el Rey compareció para anunciar su abdicación, se inició un proceso legal y protocolario que culminará el día 19 con la proclamación del Príncipe de Asturias como Rey, Felipe VI. Ha sido una gran sorpresa para el pueblo español que en su mayoría -un 82% de ciudadanos y de ellos, un 73% de jóvenes- le prestan su apoyo con satisfacción y beneplácito, salvo una minoría radical y comunista, contraria, anacrónica y tergiversante; la operación ha recibido el respaldo del Gobierno de la Nación, de la mayoría parlamentaria y del Jefe de la Oposición; “era ya necesario y conveniente”, se dice, por varios motivos, de hecho, si se hiciese un referéndum, la opción monárquica ganaría por 29 puntos a la republicana. El mismo Rey, al anunciar su decisión, asumió, “el desgaste de la Institución”, junto a su estado de salud.

La imagen del Príncipe como hombre preparado, vital, responsable y ordenado genera confianza e inspira credibilidad. La Corona, en el pasado, recibió un trato especial por lo que representaba y por los importantísimos servicios prestados mediante la instauración y defensa de un sistema democrático en la famosa transición de modo pacífico fundado en el consenso y la concordia, que nos fue a homologar a los países de nuestro entorno, con la ayuda de estadistas excepcionales como Suárez y F. Miranda; pero ese blindaje ya no va a tenerlo el Nuevo Rey, Felipe VI. La transición funcionó espléndidamente, al menos por un tiempo. Luego vinieron los errores, el pueblo los fue recibiendo en silencio y con disgusto, los cometidos por el propio monarca y con ira y rechazo los de allegados suyos, que le han causado daños considerables; y eso la gente ni lo admite ni lo olvida, el Rey debió cortarlos en seco; ha pasado el tiempo y ahí está ese feo asunto pudriéndose y esperando. España necesita la regeneración de instituciones y estamentos en una transformación que devuelva la confianza y la ilusión. Por eso, el Rey ha dicho: “Ha llegado el momento de dar un impulso, porque lo que hagamos contribuirá a la renovación de España”. Ellos lo saben, reconocen que la “operación relevo de la Corona” afecta a la estabilidad de España, está en juego el futuro de la monarquía y el de España”

Ahora, en esta etapa crucial, convulsa y de crisis, España necesita políticos responsables, leales y comprometidos con el bien común. El Rey ha mantenido siempre con todos los expresidentes del Gobierno unas relaciones correctas, institucionales y de lealtad, como en la actualidad con M. Rajoy, cargado de serenidad y de sentido común y con Pérez Rubalcaba, un hombre con sentido de Estado; parece ser, según ciertas fuentes, que la sustitución de este último en la dirección del PSOE precipitó la decisión regia; y así mismo, los resultados del 25-M, y el desbarajuste electoral socialista más la salida de su Secretario General vatiticinaban cambios; y, a la vez, el avance de la extrema izquierda, la novedosa irrupción del “We Can”, las exigencias de grupúsculos republicanos y el desafío catalán han sido una confluencia de factores muy preocupantes y que por ello suscitaron el nerviosismo y el posible peligro, que tal vez se cernía.

Juan Carlos quiso reinar en una nación democrática en la que la Corona quedaba subordinada a la Constitución y al Parlamento. Los españoles agradecieron al Rey el establecimiento de la democracia y su actitud decidida cuando varios militares trataron de derribar el Gobierno por la fuerza, pues sin su intervención la democracia se habría interrumpido. Con Felipe VI se cierra el ciclo y comienza otro; su inmensa tarea es convertir a los españoles en monárquicos convencidos de la utilidad de una institución que los conecta con su vieja historia nacional y forma parte de las señas de identidad colectivas, como sucede en Holanda, Inglaterra o Escandinavia y consolidar la monarquía dentro de un Estado que tiene que funcionar con probidad y eficiencia, para ganarse el respeto de una sociedad que necesariamente debe percibir que tiene la posibilidad de mejorar progresivamente su calidad de vida, si hace los necesarios esfuerzos. Ellos serán los reyes, pero le toca a Rajoy y a los que vengan después gobernar bien, para que la monarquía se sostenga. En 1981 el rey salvó la democracia; ahora la democracia debe salvar a los reyes.

C. Mudarra

- -
Sábado, 14 de Junio 2014
Artículo leído 386 veces




Comentarios:

1.Publicado por Pepe Mercurio el 14/06/2014 08:43
Lo que si va a desaparecer, como tantas veces se ha dicho en el blog de manera acertada, es el PSOE. Se ha dicho y se ha pedido en el blog, ahora ya suenan mas voces. Esto es parte del articulo de Luis del Pino en Libertad Digital:

"Como ya digo, nada de esto es una mala noticia, sino todo lo contrario: el PSOE no solo merece desaparecer, sino que su desaparición nos ayudará a reconstruir la Nación. Hay gente que afirma que el PSOE es necesario para la estabilidad del sistema, pero eso no es así: lo que hace falta es que exista un partido de centro-izquierda sensato y responsable, pero ese partido ya existe y se llama UPyD. La estabilidad del sistema no necesita que el PSOE reviva, sino que UPyD lo sustituya con la máxima celeridad posible".

2.Publicado por CALIU el 14/06/2014 09:24
Bueno… es la opinión del Sr. Mudarra, muy respetable… pero equivocada y manipuladora de la realidad histórica. La “fecunda” labor de la entronización de los borbones en España la encontramos en la Historia de los 300 y tantos años que están asentados, mancillando el limpio trono de San Fernando con sus sucias posaderas. Gracias a ellos, perdimos el mayor imperio jamás conocido en el mundo. En España no se ponía el sol… hasta la llegada del ocaso y la negra noche borbónica. Perdimos Gibraltar, que ya no recuperaremos nunca jamás; por muy patrioteros y petulantes y por muchas “acciones” puntuales de la casta política palaciega para jugar con nuestros sentimientos porque, en determinado momento, como unas elecciones u otros eventos, interese jugar con nuestros más queridos sentimiento. No perdimos Ceuta y Melilla, gracias ala intervención del Ejército francés pues, de lo contrario, Abd-el-Krim, hubiera “recuperado” toda Andalucía, cuándo menos. Derribada la falaz casta borbónica en el 31, cinco años más tarde gracias a la humillante ayuda del nazi-fascismo internacional y de los moros que asesinaron quince años atrás a lo más florido de la juventud española en las barrancadas del Riff, la monarquía borbónica volvió a pegar su asqueroso culo en la pulcra y orgullosa tapicería del trono de San Fernando, tras un genocidio de 3 largos años en el que Alfonso XIII no dejó de alentar a los golpistas, enviando, hasta en dos ocasiones, a su hijo para batallar junto a ellos, no junto al pueblo, como hubiera sido de desear, si tan patriota se sentía. Pero, su patriotismo no fue más allá del que animaba al General Silvestre cuando, formando un tándem, le importó un bledo el sacrifico de la mejor sangre de la juventud española, sacrificada por unas vetas deleznables de hierro rifeño. Con la segunda r4esdtauración borbónica perdimos Santa Cruz de Mar Pequeña (Ifni), el Sahara español y las posesiones de la Guinea española (¿nos queda algo más que perderé, aparte del honor y la vergüenza, gracias a los borbones y sus mentores-restauradores franquistas?). Sr. Mudarra, a los borbones no los quieren ni en Andorra, que ya es decir. Otro de sus grandes triunfos fue el desastre de Trafalgar ya que los barcos españoles eran un mierda de barcazas carcomidas compradas a precio de oro al Imperio ruso que las iba a quemar y, claro, buen negocio hizo vendiéndolo a los sátrapas corruptos borbones españoles. Pues, le recuerdo, que en una conversación-reunión política, el Borbón abdicado, pidió compartir la Jefatura del Estado andorrano junto al Presidente de la República francesa y el ridículo hubiera hecho historia de no mediar los poliricastros españoles que le acompañaban en la reunión para que cerrara su apestoso aliento. Pues el pueblo andorrano, con criterio histórico, de justicia, razonado y leal, prefiere, de todas-todas, al Obispo de la Seo de Urgel. En cuanto al 23F, la Historia está por escribir. No nos sirven los dulces cánticos de sirena de una prensa sumisa, amordazada, manipuladora; mártir e inconfesa. El tema del 23F, en todo caso –que tampoco- lo salvó el pueblo echandose a la calle. El Borbón, jugó a soldadito y luego borboneó (ah, si se lo pudiéramos preguntar a don Alfonso Armada y éste contestar con honradez), algo ya muy habitual en tan corrupta familia borbónica. Ni una sola generación de la cual se salva de profundas críticas y crímenes de sangre y lesa honestidad contra el pueblo español y sus intereses personales, colectivos, morales y económicos. Así pues, ni ahora ni nunca, la democracia española está en deuda con los borbones, sino muy al contrario, los ha padecido. La Democracia española, cuando llegue, será al margen y con independencia de la maldita saga borbónica.

3.Publicado por Leonardo el 14/06/2014 11:18
Muy listillo este Caliu, esta gentecilla ya la conocemos. Estos no manipulan ni van equivocados. ¿Qué suerte, NO!
Su escrito está plagado de odio y de tergiversación. Para hablar de historia y de muchas más cosas hayy que saber y haber estudiado.
Hasta otra.

4.Publicado por CALIU el 14/06/2014 12:36
Usted, que por lo visto sabe un montón de Historia ¿podría decirme cual de mis afimraciones es mentira o manipulación? Se lo agradecería. Un saludo.

5.Publicado por CALIU el 15/06/2014 10:05
Sr. Leonardo, por lo que veo se quedó sin habla y, lo peor, sin argumentos. Mejor le resultaría seguir usted el consejo que me da a mi. No sería de extrañar que usted fuera un pecholata falangistón residual cualquiera. Quizá, buen candidato para "meritócrata", por lo bien que se lo curra. Hasta nunca.

6.Publicado por Lucía el 15/06/2014 10:44
Sí, estoy de acuerdo, este Caliu, no sabe lo que dice ni apreciar la profundidad y altura en calidad y corrección de los escritos del Sr. Mudarra; ya quisiera él. Este es un rojo de esos de la coleta que cacarean y viven de la propaganda volivariana.
Adeu,

7.Publicado por Leonardo el 15/06/2014 11:25
Si quiere saber sus errores compre un profesor.... Y aplíquese eso del no aprecio.
Hasta luego.

8.Publicado por CALIU el 15/06/2014 17:29
Lucía, cuida tu ortografía, reinona mía (¿Leonardo, también firma como Lucía? vaya... vaya) Y, Leonardo-Leonardo, aplíquese sus cuentos que, por lo que veo, mucha falta le hacen.

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.




 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.


 Podcast






DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN

Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]













Paperblog
Sindicación RSS Acceso Miembros