Voto en Blanco
Voto en Blanco
  Un blog para ciudadanos libres, para pensadores independientes, no para fanáticos

Destacados

Somos negacionistas y dudamos de todo


Nota

Ser negacionista no significa sólo rechazar la existencia de la pandemia y la eficacia de las vacunas. Los negacionistas en España somos una especie que crece como la espuma, que negamos la opresión, el abuso de poder y la decencia de los que mandan, que rechazamos la injusticia reinante y que no nos fiamos de lo que dicen los poderosos y sus medios de comunicación comprados. Ser negacionista en España, mas que una postura ante la vida, es una técnica de supervivencia, un salvavidas para librarse de los desmanes, abusos e iniquidades del poder político.

Los políticos y los medios condenan a los negacionistas como si fueran delincuentes. Y sin embargo ser negacionista es lo lógico y lo decente en un mundo inestable y lleno de mentiras, que ha sido privado de cimientos, certezas y seguridades. Quien no posea una dosis de negacionismo en un mundo como el nuestro es, probablemente, un ingenuo desinformado o un poco imbécil.

A muchos no nos gusta ser negacionistas, pero no nos dejan otra opción que "negar" muchas cosas porque estamos hartos de que nos mientan y engañen. No confiamos en nada porque la autoridad ha asesinado las certezas y ha sembrado el mundo de dudas y confusiones. No creemos en los gobiernos que mienten, roban y propagan la injusticia. No creemos que los impuestos sean utilizados con decencia. No creemos que la Justicia sea independiente. No creemos que la democracia exista en países como España. No sabemos nada de nuestros líderes porque son opacos y falsos. Somos negacionistas porque no nos dejan otra opción.

Muchos nos hemos vacunado porque hemos decidido arriesgarnos, pero entendemos a los que no se atreven a hacerlo porque nadie ha sido capaz de darles las certezas que necesitan para poner el brazo sin miedo. Las mentiras y las verdades se mezclan en una danza encriptada que nadie sabe descifrar. ¿Será verdad que el ARN mensajero altera la genética? ¿Acaso se conocen los efectos secundarios de las vacunas anti Covid a medio y largo plazo? ¿Producen trombos o no? ¿Cuánto dura la inmunidad? ¿El virus es natural o creado por el hombre?. Demasiadas preguntas sin respuestas creíbles, demasiados charlatanes sin credibilidad hablando por televisión.
---



Somos negacionistas porque no hay otro camino para sobrevivir. Si te crees todo lo que te dicen, te vuelves loco. Antes. la autoridad gobernante tenía prestigio y credibilidad, pero hoy los miembros de muchos gobiernos son casi delincuentes. Los políticos eran líderes, pero hoy, atiborrados de privilegios inmerecidos y de mentiras, se han convertido en basura y medio mundo sospecha de que lo que ellos dicen siempre es mentira.

El negacionismo es tan viejo como la desconfianza frente a los poderosos. Recuerdo que cuando empezaba mi carrera como periodista internacional, mis colegas anglosajones me enseñaron mucho del oficio. Dos de sus enseñanzas fueron estas: "El verdadero periodismo es publicar lo que el gobierno no quiere que publiques" y "Si quieres saber si una noticia es cierta, espera a que el poder la desmienta. Entonces seguro que es verdad".

Uno de los deberes clásicos del poder político era proporcionar seguridad a los ciudadanos, pero hoy proporcionan inquietud, miedo y sospecha. Son tantas las mentiras, engaños y estafas del poder que si te dicen que hay pandemia muchos dudan que sea cierto; si te confinan en tu casa es lícito pensar que es para que ellos gobiernen sin resistencia; si te piden que te vacunes, muchos pensarán que te quieren matar; si te anuncian una subida de impuestos, muchos pensamos que es para robar más.

No nos fiamos de los medios de comunicación porque muchos de ellos están comprados por el poder, a los que pagan con mentiras oficiales, ocultamiento de verdades y análisis interesados, ni nos fiamos de los médicos, ni de las vacunas, ni de las compañías farmacéuticas, ni de las noticias, ni de las promesas.

Ante este panorama, los negacionistas somos ya millones. Tenemos derecho a negar lo que nos dice el poder porque el poder demuestra con frecuencia que es mentiroso, miserable y hasta delincuente.

Ahora nos enteramos que el gobierno oculto durante dos semanas que dos escoltas de Pablo Iglesias apalearon a la policía en el mitin de VOX en Vallecas que la izquierda reventó a pedradas. Todavía no sabemos que había en las maletas venezolanas que recibió el ministro Ábalos en Barajas, mientras que el gobierno se niega a informar sobre muchas de sus actividades y gastos, violando así la transparencia que debe presidir la democracia. La gente, ante ese abuso indecente, tiene derecho a pensar que el gobierno es un mentiroso desleal y a hacerse negacionista. La moralidad del poder ha saltado por los aires y el respeto a los ciudadanos se ha hecho añicos.

Si te mienten y ocultan cosas importantes, es lógico negar todo lo que los sinvergüenzas nos digan: que hay pandemia, que no hay vacunas suficientes, que las vacunas curan, que hay que subir los impuestos, que hay democracia en España, que la ley es igual para todos o que los políticos son honrados.

Cuando se desmoronan las certezas la civilización se derrumba porque ha perdido los cimientos, y todos sabemos que los que han dinamitado las certezas y seguridades son los poderosos, convertidos en basura corrupta y en promotores de la mentira, el engaño, la usura y la más nauseabunda corrupción.

Hasta Dios, que era la certeza suprema, está siendo erradicado y lo quieren sustituir por un Estado que muchas veces en la Historia ha demostrado ser un asesino. La oscuridad lo domina todos y la humanidad, privada de certezas, camina como un zombi.

Los partidos políticos han dejado de trabajar por el bien común y se dedican a repartirse el botín del poder. Sus miembros no son ejemplo de nada, ni merecedores de respeto. Se han convertido en escuelas de corruptos y depredadores ante las que el pueblo siente cada día más asco.

Ante ese panorama, ¿Quién no es negacionista? Por mucho que neguemos, siempre nos quedaremos cortos porque si se analiza la Historia humana, la incredulidad y la duda han sido siempre las defensas naturales frente a farsantes, estafadores y delincuentes.

Francisco Rubiales

- -
Martes, 4 de Mayo 2021
Artículo leído 1657 veces




Comentarios:

1.Publicado por pepekaus el 04/05/2021 08:27
Saludos a la buena gente de este blog.
En relación con la entrada de hoy, me gustaría compartir algo de lo que me ha pasado este fin de semana.
Tras varios meses, y en algún caso más de un año, hemos vuelto a encontrarnos con algunos amigos. En dos reuniones distintas. Y en ambas, inevitablemente, ha surgido el tema de la plandemia.
La cosa no llegó a mayores, aunque desde el principio, en vista de mis primeros comentarios, se me planteó la pregunta de si era negacionista (como de broma, con miraditas y aludiendo a Miguel Bosé).
Mi respuesta en ambas ocasiones fue la misma, para situar el debate: "Bueno, lo que no soy es tragacionista".
A partir de ahí, llegaron las sonrisitas forzadas, de buen rollito, pero con reservas. A las típicas preguntas de si no creía que existiera el bicho, que si los contagios, los muertos, que si en todo el mundo pasaba lo mismo, contesté lo que de verdad sabía y sé, que no se basa en la TV.
Hablé de muertes y no de contagios, con datos que conozco de primera mano, hablé de "expertos" inexistentes, de decisiones tomadas con el criterio científico de "sujétame el cubata", de compras millonarias en secreto...
En fin, fue un fin de semana entrañable con amigos de siempre.

2.Publicado por vanlop el 04/05/2021 08:39

Creo que ayer, a primeras horas de la tarde, mandé un comentario ampliando lo que dijo Pasmao.


Desgraciadamente los negacionistas somos muchos, pero no somo un porcentaje apreciable de la población. Precisamente hoy nos haremos una idea de cuantos somos viendo a quienes votan los madrileños. El porcentaje nos lo dirán los votos a vox y minoritarios y podemos sumar un dos o tres por ciento de lo que haya sacado el pp. Y no hay más. El resto, lanar puro y duro.

Evidentemente, el negacionismo no es plato del gusto de nadie. A todos nos gustaría un gobierno que gobernara sobre una sociedad justa, con un sistema democrático que funcionara como se supone debe. En definitiva, todo eso que dice y algunas cosas más. Pero como no se cumple ninguna d el as cosas que dice, tenemos que ser negacionistas y rebeldes y hacer lo que podamos para cambiar las cosas.

Desgraciadamente el lanar no se entera de nada y vive feliz en su mundo irreal. Por ejemplo y ya que lo menciona, no se han enterado que fueron matones de podemos los detenidos por golpear a los policías, tampoco que el bueno de D. Pablo va a dejar en la estacada a sus votantes yéndose a ejercer el periodismo? cobrando una pasta y trabajando poco, que es lo que le gusta. Y tampoco se han preguntado lo que contenían las maletas de miss Delcy, es más no creo que se hayan enterado que hubo unas maletas.

O tal vez seamos los negacionistas los que vivimos en un mundo demasiado real y somos desgraciados por ello. El "no tengas nada y se feliz" de la agenda 2030, tal vez no sea tan malo. Lo malo será lo que venga después y no nos han dicho.

Y ya que menciona la plandemia, está claro que no es una pandemia, se trata de una enfermedad desconocida, que afecta a una cierta cantidad de personas, de las que mueren un pequeño porcentaje, exactamente igual que la gripe estacional y nunca se declaró que fuera una pandemia.

Al día 21 de abril, que es la fecha del informe, no se ha aislado el virus, entre otras cosas porque no se están haciendo autopsias. Lo único que se tiene es una llamada "proteína espiga" y sobre ella se han montado las vacunas. Que seguramente no tienen otra forma que ser de ARNm, para bloquear esa proteína, porque como no se tiene le virus, no se puede hacer una vacuna tradicional. Pero al ser vacunas experimentales y génicas, que no se han comprobado, tenemos los problemas que tenemos.

El gobierno se quita le problema porque al ir a que te la pongan, te preguntan si pides vacunarte voluntariamente y por eso no las venden en las farmacias. Ante cualquier reclamación el gobierno dice que la pediste de forma voluntaria y se acabó la reclamación.

El último estudio afirma que no es un virus sino una proteína que afecta, no a los pulmones sino al sistema circulatorio. Vean el enlace:

https://astillasderealidad.blogspot.com/2021/05/reciente-estudio-prueba-que-el-covid-es.html

La cuestión que surge a continuación, es si de verdad las vacunas son para prevenir la enfermedad o para introducir la proteína en la gente.

Cualquiera que observe mínimamente lo que ocurre en la sociedad, no tiene más remedio que ser negacionista. O tonto.

3.Publicado por pasmao el 04/05/2021 10:38
Buenos días Don Francisco

Buena defensa del negacionismo.

El principal problema que tiene el poder ahora para vendernos su tocomocho es que son muy malos. Malos "tecnicamente", o sea chapuceros, inútiles ... además de malos moralmente (inicuos, malvados...).

Y cómo se dan cuenta, la siguiente vuelta de tuerca es obligarnos a creer que en el truco ese donde todo el mundo ha visto que al mago se le caen las cartas de las mangas... en realidad es un truco fetén hecho por un "pofesional"...


Es por eso por lo que el Negacionismo está en auge. Antes por lo menos cuidaban un poco el atrezzo, las maneras; había una cierta liturgia. Una Inquisición sin liturgia nunca habría funcionado. Una parte muy importanye de la liturgia actual descansa en eso que se llama elecciones. En USA la mayor debilidad de Biden viene de que sabe que es presidente sin haber ganado unas elecciones si no por un golpe.

Es por ahí por donde nos vienen los resquicios que debemos ir ensanchando para echarlos de una vez.


Un cordial saludo

Un cordial saludo

4.Publicado por pasmao el 04/05/2021 11:21
Abundando en el negacionismo dejo este link

https://www.miciudadreal.es/2021/05/04/%ef%bb%bfalguien-ha-matado-a-alguien/

Un cordial saludo otra vez

5.Publicado por mentalmente el 04/05/2021 13:05
Buenas,

El negacionismo es negar la evidencia de manera irracional, pero como se ve en el texto, se argumenta que es un negacionismo que niega por razones de desconfianza lógicas y muy coherentes. Así que yo creo que nadie decente debería decirse a sí mismo ser negacionista, si no desconfiado o escéptico.

El negacionismo es, por ejemplo, que un médico chino da la voz de alarma de que existe una epidemia peligrosa, y el ministerio de sanidad del gobierno, y le diga que se calle y deje de alarmar, llegando a amenazarle. Eso es negacionismo, no querer siquiera atender a las razones o hechos que cuenta el otro. Negar la amenaza de manera irracional.

Negacionismo es, por ejemplo, que cuando el gobierno Chino reconocía la epidemia y sacaba los militares a la calle con máscaras de gas, y encerraba a todo el mundo, o construía un hospital en tiempo record, y se veían vídeos de toda clase de gente agolpándose a la puerta de los hospitales, lanzando dinero y tirados por el suelo muriendo. En España los medios de comunicación principales y el gobierno decían que era poco más que una gripe. Y dejar la frontera abierta a China. Eso es negacionismo. Una postura de negar una amenaza de manera irracional.

Negacionismo es, por ejemplo, cuando la dirección de la OMS, la principal autoridad sanitaria mundial oficial, decía que no hacía falta usar mascarillas, cuando las evidencias científicas en ese momento en casos de China y Corea del Sur, apuntaban a todo lo contrario, que sí había que taparse la cara con algo para minimizar los contagios. Una postura que es doblemente acientífica, por violar el principio de precaución, protegerse por si acaso, y la eficacia de taparse la cara desde el siglo XIX, y por negar la evidencia reciente que prueba tangiblemente su efectividad contra el virus del que se habla.

Negacionismo es, por ejemplo, cuando la pandemia azotaba en Lombardía, Italia, cadáveres y cadáveres, uno tras otro. El gobierno de España siguió dejando la frontera abierta con Italia. No valía la evidencia en China, ni la de Italia.

Pero atención, hay un ejemplo claro de negacionismo por encima de todos estos. Que lo tenemos tan dentro de nuestra sociedad en toda la iberoesfera, que ni nos damos cuenta a veces que somos negacionistas.

El socialismo, que solo produce dictaduras, violencia y pobreza, y muchisimas muertes por hambre, en todas las veces, en todos los países del mundo, y pese a ello se sigue defendiendo, el principal partido político de España lo lleva en el nombre sin vergüenza, y la gente va y lo vota como si nada.

No es una casualidad que los más expertos en negar la evidencia del socialismo en otros países, también la nieguen para el coronavirus, como si el coronavirus fuera a comportarse de manera distinta según la cultura o el país. El socialista es el único que de verdad piensa que los seres humanos somos intrínsecamente diferentes según donde nacemos, ya pues espera obtener diferentes resultados con la misma ideología y con el mismo virus.

Un saludo.

6.Publicado por pasmao el 04/05/2021 13:27
Buenas tardes VANLOP

Respecto a su comentario de ayer en la columna de ayer, a última hora; simplemente y por añadir:

Por qué el comunismo de la URSS y de China es nacionalistay no internacionalista:

- En la URSS: Antes de la llegada del comunismo, con la Rusia zarista, Rusia ya era el "enemigo" a destruir por la plutocracia anglo. Se trataba de hacer lo mismo que con el imperio español. Obviamente usaron la revolucón rusa para conseguirlo, pero les salió mal.

Lenin y Stalin vieron ráidamente que del desmembramiento de Rusia sólo se podría esperar la liquidación del comunismo, y reaccionaron contra aquellos que los habían levado al poder. La lucha de fondo entre el Trosquismo y el Leninismo es en el fondo eso. Trotsky era la cabeza de puente de los banqueros useños en Rusia, por algo tuvo que huir, y por algo acabó cómo acabó.

La cosa se puso complicada con la subida de Hitler al poder.

Hubo que elegir entre una Uropa continental fuerte, justo al otro lado del canal, en manos de un poder político que no podían controlar (eso era para ellos el nazismo, que mataran mas o menos no es algo que les importar demasiado) O un comunsimo 1500 Km mas allá.. algo detestable e incómodo, pero mas lejos.

Hitler no supo valorar que entre el comunsimo de Stalin a 1500 km y el nazismo de él a 30km iban a elegir aliarse con el comunismo, y esa fue su derrota.

Una vez acabada la II GM volvieron a las andadas. Y acado el comunismo siguen en ello. Visto lo que pasa en Ucrania.

- En China, idem de idem desde la Guerra del Opio hasta nuestros días.

Y el que no lo quiera ver es porque no quiere.

Un cordial saludo

7.Publicado por Josuhé el 04/05/2021 14:05
Aquí un negacionista más....

8.Publicado por pasmao el 04/05/2021 17:37
por su interés

https://www.eldiestro.es/2021/04/entrevista-con-pilar-baselga-miembro-de-elecciones-transparentes-y-numero-1-por-udec-a-las-elecciones-de-la-comunidad-de-madrid/

9.Publicado por fesa el 04/05/2021 17:45
Interesantes como siempre los artículos y comentarios.
Pero opinables y criticables. Actualmente la avalancha de datos e informaciones, muchas veces pseudocientíficas, nos lleva a adoptar posiciones con desconocimiento real de sus fundamentos. Obviamente no debemos creernos, sin ponerlo en tela de juicio, todo aquello que pueda ser imposición o adoctrinamiento.
Pero sí creo en la ciencia, en los científicos que buscan la verdad muchas veces por caminos nuevos e inexplorados.
Cuando se opina sobre esto, sin una base profunda, es muy difícil separar lo válido de la morralla. También es difícil saber en quién realmente se puede confiar, y en quién no aunque muestre un "aspecto" científico.
Tanto el crédulo como el negacionista pueden caer en los mismos errores. Y esto últimamente lo vemos continuamente.

10.Publicado por fesa el 04/05/2021 17:50
De acuerdo totalmente con el comentario 5.

11.Publicado por pasmao el 04/05/2021 18:33
Para FESA, comentario 9

Tiene usted razón.

La pregunta del millón es por qué entre los negacionistas siempre acaban en el "candelabro" los mas frikies y bizarros y no los que irradien algo de sensatez.

Porque supongo que habrá personas mucho mas sensatas, equilibradas y con cierto tirón popular, que por ejemplo "Miguel Bosé" para que la referencia automática y Paloviana del "negacionsita" no sea la de ese cantante decadente.

Pero sin embargo... y yo no creo que sea por casualidad

Un cordial saludo

12.Publicado por Julia Herrero el 04/05/2021 20:08
Creo que hoy diré otra vez, olé y olé, pero por los madrileños.....olé y olé.....

Nuevo comentario:

Dado el deplorable uso que algunos lectores están haciendo del sistema de comentarios, hemos decidido establecer filtros temporalmente. Envie su comentario para que sea estudiado por la redacción, que decidirá si lo publica o no. Lo sentimos por aquellos que saben debatir sin insidias ni odios.


 Ideario

Ideario

Este blog no es una plataforma de promoción del Voto en Blanco, sino un medio de castigo al mal gobierno y a la política antidemocrática que utiliza el termino “Voto en Blanco” por lo que conlleva de protesta y castigo al poder inicuo.

El voto en blanco es una bofetada democrática a los poderes políticos ineptos y expresa la protesta ciudadana en las urnas cuando padece gobiernos insoportables, injustos y corruptos. Es un gesto democrático de rechazo a los políticos, partidos y programas, no al sistema. Conscientes del riesgo que representaría un voto en blanco masivo, los gestores de las actuales democracias no lo valoran, ni lo contabilizan, ni le otorgan plasmación alguna en las estructuras del poder. El voto en blanco es una censura casi inútil que sólo podemos realizar en las escasas ocasiones que se abren las urnas. Esta bitácora abraza dos objetivos principales: Valorar el peso del voto en blanco en las democracias avanzadas y permitir a los ciudadanos libres ejercer el derecho a la bofetada democrática de manera permanente, a través de la difusión de información, opinión y análisis.




HIENAS Y BUITRES. PERIODISMO Y RELACIONES PERVERTIDAS CON EL PODER


Hienas y buitres es un libro escrito para despertar y movilizar las conciencias dormidas e intoxicadas desde el poder. Leerlo representa un vuelo rasante por encima de los secretos de la comunicación moderna y de los recursos y trucos que utiliza el poder para ejercer el dominio.
Las relaciones entre políticos y periodistas siempre han sido tormentosas. Son dos poderes decisivos que en las últimas décadas han pretendido dominar el mundo. En ocasiones lo han mejorado, pero otras veces lo han empujado hacia el drama y el fracaso. Políticos y periodistas se aman y se odian, luchan y cooperan, nos empujan hacia el progreso y también nos frenan. Son como las hienas y los buitres, que comen y limpian huesos juntos, pero sin soportarse. Al desentrañar el misterio, aprenderemos también a defendernos de sus fechorías.
Los medios son la única fuerza del siglo XXI que tiene poder para poner y quitar gobiernos y para cambiar los destinos del mundo.
[Más]


DEMOCRACIA SEVERA. MÁS ALLÁ DE LA INDIGNACIÓN


Lo que hoy llamamos "democracia" es un triste remedo de lo que fue ese sistema en sus orígenes. Los políticos han aprendido a violarla y la han desnaturalizado y desarmado. "Democracia Severa, mas allá de la indignación" (Tecnos 2015), de Francisco Rubiales Moreno y Juan Jesús Mora Molina, es un libro que denuncia la degradación de la democracia y señala las reformas que el sistema necesita para que sea justo y decente y para que los políticos estén bajo control.
A la democracia le faltan piezas de gran importancia: exigencias éticas, controles a los políticos, que deben ser examinados, psiquica y moralmente, por comisiones independientes, auténtica separación de los poderes y otorgar un papel preponderante a la sociedad civil y al ciudadano, que deben influir y, sobre todo, supervisar la labor de los gobernantes, pudiendo, incluso, destituirlos. La impunidad debe acabar, como también la tolerancia frente a la corrupción y esos cheques en blanco que permiten a los políticos gobernar como les da la gana, ignorando la opinión de los ciudadanos, que son sus jefes y los soberanos del sistema.
Democracia Severa, que ya está en las librerías, aporta lucidez, libertad y solvencia ciudadana. Es una reflexión de denuncia que señala los puntos débiles de nuestro sistema y ayuda a la regeneración y a construir un mundo mejor.
[Más]


Las revelaciones de Onakra el escriba de Dios

Este libro, publicado por Francisco Rubiales Moreno, Las Revelaciones de Onakra, el escriba de Dios, no es, como los tres anteriores del mismo autor (Democracia Secuestrada, Políticos, los Nuevos Amos y Periodistas sometidos), un ensayo de pensamiento político, sino una original narración que recoge misteriosas revelaciones sobre la llegada de los primeros ángeles a la Tierra, sus relaciones con las especies vivientes del planeta, el nacimiento de la inteligencia humana y el inicio de esa lucha a muerte entre el bien y el mal que domina la existencia humana, desde el principio hasta el final de los tiempos.
[Más]


Periodistas sometidos. Los perros del poder

Periodistas Sometidos. Los perros del poder (Editorial Almuzara, 2009), el último libro publicado por Francisco Rubiales, ha sido acogido con gran interés por políticos, periodistas y ciudadanos interesados en conocer con detalle la profunda crisis del periodismo en España, el sometimiento al poder de miles de periodistas y de redacciones completas, la agonía del periodismo libre, independiente y crítico y la rotura de la vieja alianza entre periodistas y ciudadanos, sin la cual la democracia deja de existir.
Es el tercer y último libro de la trilogía de pensamiento político que comenzó con Democracia Secuestrada (Almuzara 2005) y continuó con Políticos, los nuevos amos (Almuzara 2007).
[Más]


Políticos, los nuevos amos

Políticos, los nuevos amos es el nuevo libro de Francisco Rubiales, publicado tras el éxito de Democracia secuestrada.

Como afirma el ex ministro Manuel Pimentel en el Prólogo,"Políticos, los nuevos amos afronta el problema de la degradación del poder con extraordinaria valentía, claridad y profundidad".
Pimentel, que recomienda la lectura del libro a los presidentes, ministros, altos cargos políticos, militantes y a cualquier ciudadano inquieto y preocupado por la democracia, lo define como un libro "duro, libre, alejado de lo políticamente correcto, capaz de provocar reflexiones y golpes de conciencia muy dolorosos".
[Más]


Democracia Secuestrada

La rebelión ya ha comenzado. Los ciudadanos quieren regresar del exilio y revitalizar una democracia que está postrada y secuestrada. El ciudadano será de nuevo el protagonista en una democracia auténtica y regenerada. El ser humano está dispuesto a construir a cualquier precio la catedral del futuro. Hay una fuerza desconocida que le impulsa a hacerlo, a pesar de sus cobardías, dudas y fracasos Pero, hasta conseguirlo, tendrá que atravesar desiertos y desfiladeros poblados de peligros y de alimañas dispuestas a defender con sangre y fuego sus privilegios.
[Más]





Sindicación RSS Acceso Miembros